TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                             S A L A  C I V I L 

                                                                                                                                                                                                            


Auto Supremo: 716/2014

Sucre: 8 de diciembre de 2014

Partes: Abraham Gonzalo Orozco de Iraola  en representación de José

            Luís Hinojosa Flores. c/ Vocales de la Sala Civil Segunda del

            Tribunal Departamental de Chuquisaca.

Expediente: CH-66-14-COM

Distrito: Chuquisaca. 


VISTOS: El recurso de compulsa de fs. 77 a 78 y vta.  de obrados, interpuesto por  Abraham Gonzalo Orozco de Iraola en representación de José Luís Hinojosa Flores, contra el Auto  de fecha 10 de noviembre de 2014, que niega la concesión del recurso de casación, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia Chuquisaca, dentro del proceso ordinario  de usucapión decenal seguido por Esteban Herrera Zabala y Damiana García Cabrita contra José Luís Hinojosa Flores y otros,  los antecedentes del testimonio remitido a esta instancia y;

CONSIDERANDO I:

De la revisión de los datos que cursan en fotocopias legalizadas y los antecedentes remitidos,  se llega a establecer que dentro del caso ut supra,  la Juez de Partido Primero Civil, Familia y Adolescencia Penal y Trabajo y seguridad Social de Monteagudo, pronunció Auto Nº 17/2014, de fecha 25 de agosto de 2014, dentro del proceso de usucapión decenal , respecto al incidente de nulidad de obrados interpuesto por Carlos Remi Segovia López en su calidad de abogado defensor de oficio del codemandado Juan Carlos Alvis Flores, rechazando el incidente de nulidad de obrados y disponiendo la prosecución del trámite

Contra esta resolución el co-demandado José Luís Hinojosa Flores interpone recurso de apelación, el mismo que es concedido en el efecto devolutivo, por Auto de fecha 18 de septiembre de 2014, ante el Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, Tribunal Ad quem en conocimiento del mencionado recurso pronunció el Auto de Vista No SCII 219/2014 de fecha 7 e octubre de 2014, por el que determinó  anular obrados hasta el auto concesorio.

Contra esta resolución Abraham Gonzalo Orozco de Iraola en representación legal de José Luís Hinojosa Flores interpone recurso de casación  en la forma contra el Auto de Vista  Nº SCII 219/2014, de fecha 7 de octubre de 2014, que mereció el Auto 237/2014, de fecha 10 de noviembre de 2014, por el que rechaza el recurso de casación interpuesto por Abraham Gonzalo Orozco de Iraola en representación de José Luís Hinojosa Flores declarando ejecutoriado el Auto de Vista Nº SCII 219/2014.

Contra esta resolución el recurrente Abraham Gonzalo Orozco de Iraola en representación de José Luís Hinojosa Flores interpone recurso de compulsa ante este Tribunal el mismo que se analiza:

CONSIDERANDO II:

Conforme con la previsión del artículo 283 del Código de Procedimiento Civil, procede el recurso de compulsa en los siguientes casos:

1) Por negativa indebida del recurso de apelación;

2) Por haberse concedido la apelación sólo en el efecto devolutivo, debiendo ser en el suspensivo; y

3) Por negativa indebida del recurso de casación.

En este marco normativo, la competencia del Tribunal Supremo al momento de resolver la compulsa ha de circunscribirse a precisar si la negativa  de concesión del recurso es legítima o  no,  tomando  en   cuenta para ello la regulación que prevé el Procedimiento Civil en función a la naturaleza de los procesos, las resoluciones pronunciadas en ellos y otros presupuestos procesales que hacen al régimen de los recursos. En otras palabras,  corresponde determinar si el Tribunal compulsado  adecuó su determinación en el marco de lo previsto por el art. 262 del Código adjetivo de la materia, es decir, 1) Cuando se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término 2) Cuando pudiendo haber apelado no se hubiera hecho uso de ese recurso ordinario  y 3) cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el Art. 255 del referido cuerpo procesal,  este último complementado por el Art. 26 de la Ley No 1760 de 28 de febrero de 1997.

CONSIDERANDO III:

Que de la revisión del cuadernillo de compulsa se tiene que en el caso de Autos la Juez Primero de Partido Mixto y de Sentencia de la Niñez y Adolescencia y del Trabajo de Monteagudo pronunció Auto de fecha 25 de agosto de 2014, que rechazó el incidente de nulidad de obrados formulado por Carlos Remi Segovia López en sus calidad de abogado defensor del co demandado Juan Carlos Alvis Flores  disponiendo la prosecución de la causa, dentro del proceso de usucapión seguido por Esteban Herrera Zabala y Damiana García Cabrita en contra de José Luís Hinojosa Flores y otros.

Contra esta determinación pronunciada, el co demandado José Luís Hinojosa Flores interpone recurso de apelación que mereció el Auto de Vista Nº SCII 219/2014 de fecha 7 de octubre de 2014, por el que determinó  anular obrados hasta el auto concesorio. Interponiendo luego  recurso de casación el mismo que es negado porque la resolución que se impugna no se encuentra dentro de las resoluciones que pueden ser impugnadas vía recurso de casación conforme lo estable el art. 255 del Código de Procedimiento Civil  y menos dentro de los establecidos en los num. 2) y 3), referidos a Autos  que resolvieran una declinatoria de jurisdicción, decidieran una excepción de incompetencia o anular el proceso, ni tampoco Autos de Vista que declaren haber lugar o no a oír a un litigante condenado en rebeldía. 

Con estos antecedentes esta claro que el Juez A quo resolvió  un incidente de nulidad de obrados  que fue rechazado para continuar el proceso, por lo que esa resolución  no se considera un Auto definitivo, por cuyo motivo la impugnación de la misma se agota con el recurso de apelación, entendimiento que deriva del art. 250 del Código de Procedimiento Civil que dispone la procedencia del recurso de casación solo en tratándose de Autos de vista referidos a sentencias y Autos definitivos, que no es el caso de Autos, en el que a raíz del planteamiento de una cuestión accesoria al objeto principal, el Juez A quo pronunció un Auto que no reviste carácter definitivo, cuya impugnación se agotó con el recurso de apelación, que dicho sea de pasó debió ser diferido en aplicación del art. 24 de la Ley 1760, lo que equivale a decir que la resolución de Vista no admite recurso de casación por expresa determinación del art. 255 del Código de Procedimiento Civil, aclarándose que la resolución de Alzada que se pretende recurrir en casación no se trata de una que hubiera dispuesto haber lugar o no a oír a un  litigante condenado en rebeldía, como erradamente pretende el compulsante.

Por lo expuesto, está claro que el Tribunal compulsado ha obrado correctamente y aplicado adecuadamente la previsión contenida en el art. 262  numeral 3) del Código de Procedimiento Civil al negar la concesión del recurso de casación.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el artículo 42 parágrafo 1) numeral 4) de la  Nueva Ley del Órgano Judicial, declara ILEGAL, el recurso de compulsa interpuesto por Abraham Gonzalo Orozco de Iraola  en representación de José Luís Hinojosa Flores.

En aplicación del artículo 296 del Código de Procedimiento Civil, se impone costas y multa al compulsante que se gradúa en el equivalente a dos días de haber del Juez ante quien se tramita la causa, conforme así lo dispone el Reglamento de Multas Procesales del Órgano Judicial, cuyo pago mandará hacer efectivo el Tribunal de Alzada.


Regístrese, Comuníquese, devuélvase


Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Octavo