TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA  CIVIL


Auto Supremo: 713/2014

Sucre: 02de diciembre de 2014

Expediente: LP-117-14-S

Partes: Olga Arredondo c/ Danny Ballesteros Sanabria.

Proceso: Extinción de obligación y cumplimiento de contrato

Distrito: La Paz

VISTOS: El recurso de casación de fs. 344 a 346, interpuesto por Olga Arredondo contra el Auto de Vista Nº 58/2014 de 13 de marzo de 2014, cursante de fs. 339 a 340 vta., pronunciado por la Sala Civil y Comercial Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso de Extinción de obligación y cumplimiento de contrato seguido por Olga Arredondo contra Danny Ballesteros Sanabria, la concesión de fs. 352, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez 4to. de Partido en lo Civil de la ciudad de La Paz dictó Sentencia Nº 164/2013 de 29 de julio de 2013, cursante de fs. 304 a 307, que declara probada en parte la demanda y probada en parte la acción reconvencional, disponiendo que el demandado transfiera la línea telefónica Nº 2227218, a nombre de su hija Mijal Ballesteros Arredondo, y que la actora entregue la suma de $us. 6500.- al demandado reconvencionista.

Resolución de fondo que es apelada por ambas partes, por el demandado de fs. 309 a 310 vta., y por la actora  de fs. 313 a 314, y como consecuencia de ello se dicta el Auto de Vista Nº 58/2014 de 13 de marzo de 2014, cursante de fs. 339 a 340 vta., que confirma la Sentencia; decisión jurisdiccional de alzada que es recurrida de casación por la actora que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

La recurrente, en lo principal, denuncia que el juez no se pronunció sobre el incumplimiento del pago de mensualidad del colegio Amor de Dios. Señala además que en la confesión provocada del demandado señaló que se prestó  la suma de $us. 3000.- para poder implementar la pizzería, pero del cuadro de aportes decapital cursante de fs. 327 se evidencia que los gastos de implementación son de  $us. 8000, lo que muestra que si se canceló los $us. 6000, consistente en la Pizzería de la calle Illampu y Santa Cruz de ésta ciudad que tampoco se desconoció expresamente.Indica que el juez de primera instancia no ha fallado conforme la demanda incurriendo en la previsión del art. 253.1 debido a que emitió incurriendo en error de hecho por lo que corresponde fundamentar de casación en la forma.

Señala quede igual forma se ha increpado  el pronunciamiento en la pretensiónconcerniente al integro dela cláusula segunda, sin que ninguno delos tribunales se haya pronunciado al respecto. Añade que no se consideró prueba que el demandado a momentodeobjetar la reconoció implícitamente que es un documento válido, precisamente es un bien ganancial que no se ha incluido  en el Acuerdo Transaccional. Añade que en el caso el reconvencionista no ha desconocido el documento simplemente acepta que lo hicieron y reconoce implícitamente que la letra le corresponde y no dice en absolutode su firma. Indica también que el demandado señala infundadamente una convivencia, que el documento no cumple con los arts. 1297, misma que no señala ningún tipo de requisito, por lo que indica que no se le ha otorgadoningún tipo de valor legal ni calificación lo que determina que también se hace viable el recurso de casación en el fondo.

Concluye solicitando que una vez compulsadaslas pruebas casen el proceso y dispongan revocar en parte la sentencia de primera instancia declarando probada la demanda e improbada la reconvención.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurso plantea aspectos, a entender, de fondo y forma, por lo que en función a ellos se hacen las siguientes consideraciones:

En la forma, fundada en el art. 254-4) del Código de Procedimiento Civil. En el argumento esbozado, no se encuentra en específico sobre qué documento se realiza la fundamentación, además de que las expresiones brindadas son confusas en su desarrollo, sin precisar un argumento sobre el cual el Tribunal Ad quem haya decidido, pues cuando señala de “ésta prueba” o del “documento privado”, o también al “art. 1297” no podemos predecir a que documento refiere y el nexo causal con esa norma, más aun cuando para hacer un contexto con otros argumentos, se tiene referencia a muchas literales presentes en proceso, lo que limita realizar una consideración adecuada de lo que la recurrente pretende con el recurso, por lo que indefectiblemente es declarado improcedente.

En el fondo, fundada en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil. Sobre la omisión de los Jueces al referirse al incumplimiento de las pensiones escolares de su hija, acordada en el Acuerdo Transaccional, se debe indicar que, no obstante de ser infracción de forma, la Sentencia anotó que “……con relación a los tantos reclamos dela madre en que el demandado no cumplió con su obligación familiar de cumplir con las pensiones de su hija y que las mismas ascienden ala suma  superior de Bs.- 30.000.-, no corresponde a esta instancia ningún pronunciamiento por no ser punto de controversia”, apreciación, que puede ser o no correcta, no mereció reclamo por la recurrente en el recurso de apelación, de fs. 313 a 314, enfocando su expresión de agravio sólo a la obligación de los $us. 11.500, lo que derivó en que en el Auto de Vista no se tenga consideración al respecto, pues en aplicación del art. 236 del Código de Procedimiento Civil el Tribunal de alzada se circunscribe  precisamente a los puntos resueltos por el inferior y que hubieren sido objeto de la apelación y fundamentación. Ante lo descrito, resulta inadecuado reclamar en ésta instancia una falta de pronunciamiento  sobre la obligación de las pensiones escolares, si es que no se instó en apelación una consideración por parte del Tribunal Ad quem. No obstante esa apreciación, se debe tomar en cuenta que al no existir pronunciamiento sobre ese punto del Acuerdo Transaccional se entiende que quedó imprejuzgada,  por lo que la parte actora puede solicitar esa pretensión en otro proceso ante juez competente.

En relación a que el demandado en su confesión provocada señaló que se prestó  la suma de $us. 3.000.- para poder implementar la pizzería, pero del cuadro de aportes de capital cursante de fs. 327 se evidencia que los gastos de implementación son de  $us. 8.000, lo que muestra que si se canceló los $us. 6.000; sobre el particular se debe indicar que, conforme los antecedentes en proceso, en la cláusula segunda del Acuerdo Transaccional de fs. 4, la actora estaba autorizada para recoger en su totalidadla suma de $us. 23.000.- de la propietaria del inmueble donde se había tomado el anticrético, monto del cual debía devolverse al demandado la suma de $us. 11.500.-; la determinación judicial refleja que sólo se devolvió la suma de $us. 5.000.- existiendo un restante de $us. 6.500.- no devuelto, donde se observa la controversia por parte de la actora, pues señala que en la inversión realizada en el local  de la calle Illampu ella habría invertido capital deduciendo de esa inversión el pago de los $us.6.500.- restantes. Bajo ese antecedente, no se encuentra nexo causal entre la inversión realizada en dicho comercio que aduce la recurrente, situación que deberá dilucidarse, si así se ve conveniente, en un proceso autónomo- y la devolución de parte del dinero emergente del anticrético, pues en el documento de fs. 327, que incide la actora, no se encuentra elementos que liguen a esta literal con la obligación asumida en el Acuerdo Transaccional, por lo que no tiene sustento el reclamo de la actora de un aparente error de hecho en la valoración de la prueba, más aun cuando no demuestra en qué consiste en preciso el error citado conforme señala el art. 253-3) del Código de Procedimiento Civil. Por lo manifestado el recurso de casación en la forma se declara improcedente.

Por lo expuesto éste Tribunal de casación no teniendo fundamento los extremos opuestos en el recurso de casación, emite Resolución en la manera determinada por los arts. 271-1) y 2)  y 273 del Código de Procedimiento Civil. 

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271-1) y 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declaraIMPROCEDENTE el recurso en la forma e INFUNDADO elrecurso de fondo, de fs. 344 a 346, interpuesto por Olga Arredondo contra el Auto de Vista Nº 58/2014 de 13 de marzo de 2014. Con costas.

Se regula el honorario del abogado en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Octavo