TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL


Auto Supremo: 672/2014

Sucre: 24 de noviembre 2014

Expediente: O-54-14-S

Partes: Franco Antonio Heredia López. c/Rose Mary Fuentes Torrez.

Proceso: Divorcio.

Distrito: Oruro.

VISTOS: El recurso de casaciónde fs. 222 a 224, interpuesto por Rosse Mary Fuentes Torrez contra el Auto de Vista Nº133/2014, de fs. 217 a 220,  de 13 de agosto  2014, pronunciado  por la Sala Civil Comercial y Familiar Segunda del Tribunal  Departamental de Justicia de Oruro, dentro el proceso de Divorcio, seguido por Franco Antonio Heredia López contra la recurrente;  la concesión de fs. 231.; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:


ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Primero de Familia de la ciudad de Oruro, el 1ºde abril de 2014 pronunció Sentencia, cursante de fs. 186 a 188, declarando probada la demanda de Divorcio por la causal del art. 131 del Código de Familia, consiguientemente disuelto el vínculo matrimonial de los esposos Heredia - Fuentes por culpa de ambos cónyuges que consintieron en la separación, sin derecho a ser asistida la esposa.  Disponiéndose la tenencia de los menores Edson y Juan a favor de la progenitora, fijándose una suma de asistenciafamiliar en Bs.- 400, respecto a los bienes gananciales no se dispuso nada al no evidenciarse su existencia.

Contra dicha resolución, presentó su recurso de apelación la parte demandada, exponiendo  los agravios sufridos con la Sentencia.

En virtud de la apelación planteada en la litis, el Tribunal de Alzada conforme a  los antecedentes del proceso y apelación, confirmó la Sentencia en su totalidad.

Resolución que ahora es recurrida en casación, la cual se analiza.

CONSIDERANDO II:


DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Acusa primeramente que el actor señaló que se encontraban separados por más de dos años, hecho que no sería evidente, toda vez que al momento de interponer la demanda en fecha 12 de junio de 2012 en donde se reconoce que el hijo menor tenía sólo 1 año y ocho meses, contradicción al momento de declarar probada la demanda.

Por otro lado como segundo punto indica que se practicaron diligencias de citación con la demanda principal y con la Sentencia, mediante cédula en un domicilio falso indicado por el demandante, en manifiesta infracción del art. 121 parágrafo III del Código de Procedimiento Civil y art. 3 núm. 1) y 3) del mismo compilado legal.

Por dichos  motivos solicita que se anule obrados hasta el vicio más antiguo, es decir hasta que se le practique nueva diligencia de citación conforme a derecho.

CONSIDERANDO III:


FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Estando objetado dos puntos en el presente recurso de casación, se debe indicar lo siguiente:

Al primero, conforme la documental cursante a fs. 71 y vta., consistente en un Acta de Conciliación, se puede evidenciar que los esposos Heredia Fuentes se encontraban separados desde el año 2009, documental que fue ratificada por la misma recurrente mediante memorial de homologación de dicha Acta de Conciliación en donde la parte interesada reitera que se encuentra separada de techo y lecho con el actor Franco Antonio Heredia López; documentales que sin lugar a duda demuestran que la parte recurrente se encontraba separada con el actor por más de dos años, no obstante a dichas pruebas que pertenecen a un proceso de asistencia familiar iniciado por la recurrente, el cual también prueba que se encontraban separados, se debe considerar la prueba testifical de cargo cursantes de fs. 46 a 49, la misma que de manera conteste y uniforme señalan que ambos esposos se encontraban separados por más de dos años o sea desde el 2 de marzo de 2010 sin que a la fecha se hubieran reconciliado.

Estos hechos fueron analizados por los Tribunales de instancia quienes concluyeron que la separación de hecho argumentada por el actor era evidente, motivo por el cual se declaró probada la demanda de divorcio, ahora si la recurrente consideraba que era una Sentencia injusta y fuera de la realidad, tenía la posibilidad de hacer uso de lo normado en el art. 232 del Código de Procedimiento Civil el cual dispone: “Sólo dentro del plazo perentorio de cinco días, computables desde la fecha de la providencia de radicatoria, podrán las partes presentar nuevos documentos o pedir apertura de plazo probatorio.”, aspecto que no aconteció en obrados, toda vez que a fs. 209 El Tribunal de Alzada providencia la radicatoria, la misma que fue notificada a la parte recurrente en fecha 10 de junio de 2014 según consta en la diligencia de fs. 210, transcurridos los cinco días que estipula la norma la parte recurrente no hizo uso del derecho que le otorga el indicado artículo, con el cual hubiese tenido la oportunidad de desvirtuar el tiempo de separación que según la recurrente no era de dos años, además dicha normativa  otorga a las partes la facultad incluso de pedir apertura de plazo probatorio en segunda instancia, hecho que no aconteció en obrados, apersonándose solamente el actor.

Por dicho motivo, se evidencia que la parte recurrente no actuó con la debida diligencia en dicha instancia, toda vez que no ofreció prueba alguna, mucho menos solicitó  la apertura de período probatorio, por lo cual considerar que no existió separación por más de dos años sin que exista prueba alguna que desvirtúe las ya señaladas, no resulta fundado.

Respecto al segundo agravio que indica la recurrente, referente al domicilio falso que hubiese indicado el demandante, se debe indicar que, éste hecho no resulta evidente toda vez que dicho domicilio indicado en la demanda principal no resulta siendo falso, dentro del proceso de asistencia familiar que inicia la parte recurrente, a fs. 72 cursa memorial en el cual de manera clara y concreta señala que su domicilio es: “en la calle Ali Huata Nº 10 entre pasaje peñaranda” y conforme la representación de fs. 12 efectuado por la oficial de diligencias del juzgado que tramitó el divorcio,  se puede constatar que, la misma se constituyó en el domicilio: “ubicado en la Calle Ali Huata No. 10 y Pasaje Peñaranda”, en el cual la madre de la recurrente (Menecia Torrez) le indicó que no se encontraba en esos momentos, antecedentes del proceso que demuestran que el domicilio acusado de falso, no es tal, motivo por el cual, también resulta infundado el agravio indicado por la parte recurrente.

Sin más que considerar y por las razones expuestas corresponde a éste Tribunal fallar en la forma prevista por los arts. 271 num.2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 Parágrafo I, num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 222 a 224, interpuesto por Rosse Mary Fuentes Torrez contra el Auto de Vista Nº133/2014, de fs. 217 a 220,  de 13 de agosto  2014, pronunciado  por la Sala Civil Comercial y Familiar Segunda del Tribunal  Departamental de Justicia de Oruro. Con costas.

Se regula el honorario del profesional abogado en la suma de Bs.- 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Séptimo