TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL


Auto Supremo: 628/2014

Sucre: 31 de octubre de 2014                

Expediente: CH-53-14-S

Partes: Eduardo Martínez Saavedra c/ Eufemia Martínez Saavedra y otros.

Proceso: Usucapión.

Distrito: Chuquisaca.

VISTOS: El recurso de casación (en el fondo y en la forma) interpuesto por Eduardo Martínez Saavedra, de fs. 1147 a 1150 vta., contra el Auto de Vista Nº SCI- 347/2014 de 04 de agosto de 2014,  pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, dentro del proceso de Usucapión seguido por Eduardo Martínez Saavedra contra Eufemia Martínez Saavedra y otros, la concesión de fs. 1156, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

La Jueza de Partido Sexto en lo Civil y Comercial emitió Sentencia Nº 8/2014 de 3 de febrero de 2014, cursante de fs. 1091 a 1095, declarando improbadas la demanda de fs. 11 a 12 subsanada a fs. 22, consecuentemente se declara no haber lugar a adquisición del derecho propietario por prescripción adquisitiva, la demanda reconvencional de fs. 36-37, por lo que no haber lugar al pago de alquileres y la excepción perentoria de falta de acción y derecho de fs. 30 vta, 37, 38, 39, 233 a 237, subsanada a fs. 243 a 247 vta.

Resolución de fondo que es apelada por el actor, por memorial de fs. 1097 a 1107, y en su consecuencia se dicta el Auto de Vista Nº SCI- 347/2014 de 04 de agosto de 2014, que confirma íntegramente la Sentencia Nº 08/2014; Resolución de Alzada que es recurrida de casación por el demandante, que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

En la forma:

El recurrente acusa que el Vocal Natalio Tarifa, relator en el presente proceso, no se excusó por haber pronunciado el Auto de Vista Nº 218/2012, en que se anuló obrados, emitiendo criterio conforme el art. 348-I de la Ley Nº439, que establece la obligación de excusarse, por otra parte días antes estuvo cumpliendo funciones de vocal en la Sala Civil Segunda, aparece cumpliendo funciones en la Sala Civil Segunda para resolver el Auto de vista Nº 347/2014.

Señala que nose cumplió con lo establecido en el Auto Supremo Nº 506/2012,  porque la Dra. Delma Miranda pronunció el Auto de Vista  Nº 90/2013 de manera injusta e ilegal que rechaza la prueba de confesión y admite la prueba testifical e inspección.

Señala que estos errores formales vician el proceso afectando el debido proceso y su derecho a la defensa, por lo que solicita se conceda la casación en la forma ante el Tribunal Supremo de Justicia.

En el fondo:

El recurrente acusa que el Auto de Vista no reparó los agravios sufridos, sinose limitó a mencionar lo que pidió en su recurso de apelación, pero sin resolver sobre los puntos apelados, haciendo una simple relación de lo impugnado, por lo que no tiene la pertinencia acorde a lo establecido en el art. 236 del Código de Procedimiento Civil. Indica también que el Auto de Vista de manera apócrifa señaló que su recursode apelación no tenía técnica recursiva que limitaba el accionar del Tribunal de apelación,cuando su recurso cumplió con lo establecido en  arts. 219 y 227 del mismo código de procedimiento.

Por otro lado, refiere que de manera errónea se sostiene que el fallecimiento de su madre fue  en fecha 21/I/2001 y la fecha de interposición de la demanda el 22/II/2010 antes dehaber transcurrido los 10 años exigidos por el art. 138 del Código Civil, desconociendo que su señora madre Demócrita Saavedra Cardona desde fines del año 1993 no ha vivido en el inmueble objeto de litigio y este hecho también ha sido fundamentado en su apelación por no haberse valorado toda la prueba de cargo, por lo tanto falsamente se sostiene dice- que no hubiesen transcurrido los 10 años; agrega que no se resolvió el punto 4 y los otros puntos de la apelación amás de hacer una relación delos mismos.

Concluye manifestando que interponerecurso de casación en el fondo, toda vez que el pronunciamiento del Auto de Vista existe error de derecho o de juzgamiento, de una indebida ilegal errónea valoración dela prueba de cargo, así como aplicación dela ley, pruebas de cargo decisivas que no hansido valoradas, por lo que pide se conceda el recurso ante el Tribunal Supremode Justicia para que deliberando en el fondo pronuncie Auto Supremo casando el Auto de Vista.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

En la forma:

En relación a la participación del vocal Natalio Tarifa y que no se excusó pese haber pronunciado el Auto de Vista Nº 218/2012, que anuló obrados, conforme el art. 348-I de la Ley Nº439 que establece la obligación de excusarse; se debe señalar que,si el recurrente dudaba de la imparcialidad del referido vocal debió haber activado el mecanismo de recusación contra aquel, conforme las reglas y las causas de recusación que describe el art. 353 del Código Procesal Civil, con vigencia anticipada, ya que no resulta viable que se pretenda la excusa de la autoridad judicial, en esta etapa del proceso, porque ese instituto se activa por iniciativa autónoma del juzgador y noa requerimiento de las partes contendientes, conforme dispone la regla expresa del art. 348-I del precitado Código, que señala: “La excusa no procede a pedido de parte”, siendo esa acusación insostenible. En relación a que el vocal estuvo conformando parte de la Sala Civil Primera y luego de la Sala Civil Segunda, se debe indicar que la organización en la conformación de las salas en los Tribunales Departamentales es una atribución privativa de sus Salas Plenas de acuerdo a sus requerimientos y necesidades, conforme estipula el art. 50 num. 3 de la Ley Nº 025, por lo que si la concurrencia del vocal en la sala que se observa le causaba desconfianza en su imparcialidad o, a criterio suyo, consistió vicio de procedimiento, debió activar los mecanismos  impugnatorios en su debida oportunidad, más no propender, en casación, la nulidad de aquellos actos desarrollados útilmente. 

Sobre la acusación que no se cumplió con lo establecido en el Auto Supremo Nº 506/2012, porque el Auto de Vista  Nº 90/2013 de manera injusta e ilegal, rechazó la confesión y admitió la prueba testifical e inspección. Al particular se debe indicar que, el recurso de casación tiene por objeto el enjuiciamiento de la Resolución de Alzada, para que en función a la impugnación extraordinaria el Tribunal de casación corrija las interpretaciones del derecho realizadas por los jueces o Tribunales de instancia así como a las infracciones en que éstos hayan incidido contra la ley, en tal circunstancia el presente Auto Supremo tiene por objeto revisar la legalidad del Auto de Vista Nº SCI- 347/2014 de 04 de agosto de 2014 y no del Auto de Vista Nº 90/2013 de 1 de marzo de 2013; por lo que, si el reclamo consiste en que ésta última Resolución no cumplió con lo ordenado por el Auto Supremo Nº506/2012 de 14 de diciembre de 2012, el recurrente debió activar el Recurso de casación contra aquel Autode Vista en su oportunidad, no siendo apropiado el reclamo cuando se consintió tácitamente esa decisión de Alzada y se cumplió con su determinación, habiendo desarrollado actos procesales posteriores válidamente, en ese marco no es consistente su reclamo inoportuno que realiza el recurrente sobre el aparente incumplimiento del Auto Supremo Nº 506/2012.

Por lo anteriormente manifestado éste Tribunal Supremo de justicia no encuentra vicio procesal que justifique una nulidad de obrados, por lo que el recurso en la forma deviene en infundado.

En el fondo:

En relación a la acusación a que el Auto de Vista no guarda la pertinencia  acorde a lo establecido en el art. 236 del Código de Procedimiento Civil al no responder a algunos puntos de la apelación; se debe indicar que el recurso de casación en el fondo está dirigido reparar la correcta aplicación o  interpretación de la norma sustantiva o la adecuada  valoración de la prueba, en la resolución del mérito o fondo del tema que es objeto de la controversia o del litigio; en ese marco, la denuncia de falta de pertinencia y congruencia normada en el art. 236 del Código de Procedimiento Civil representa una denuncia de forma, ya que la infracción no está dirigida a que este Tribunal de casación  juzgue la correcta aplicación o interpretación de una norma de carácter sustantivo, esa condición impide realizar análisis. De igual manera la denuncia de falta de expresión de agravios que habría manifestado el Tribunal de apelación es una infracción de forma que no debió ser planteado en el fondo, que inhibe pronunciamiento al respecto.

Respecto a que elAuto de Vista fundamentó que el fallecimiento de su madre fue  en 21/I/2001 y la interposición de la demanda el 22/II/2010 antes de haber transcurrido los 10 años exigidos por el art. 138 del Código Civil, desconociendo que su madre desde fines del año 1993 no ha vivido en el inmueble objeto de litigio. Sobre la denuncia se debe señalar que, el recurrente en su fundamento, para desdecir el argumento del Ad quem se limita a señalar que su madre desde fines del 1993 no ha vivido en el inmueble objeto de litigio, sin embargo no toma en cuenta que no basta con que la copropietaria del inmueble Demócrita Saavedra Cardona no estuviera ocupando el inmueble, por cuanto  para que una persona pueda ejercer su posesión, conforme señala el art. 87-I del Código Civil, no necesariamente se precisa su presencia corporal en el inmueble o su vivencia en aquella, pues el ejercicio posesorio lo puede realizar por  mediode otra persona que tiene la detentación de la cosa, o, en su caso, en ejercicio de su posesión puede permitir como un acto de tolerancia la ocupación de un tercero; en ese contexto, el recurrente no señala por qué estima que el sólo hecho que su madre al ocupar un domicilio diferente, luego de la muerte de su padre, haya perdido la posesión del inmueble en litigio; además no fundamenta en absoluto, en el presente recurso, cuál la data de su posesión exclusiva, ya que aún se tenga posesión actual,esta no hace presumir la posesión anterior, más aun cuando no se tiene un título que fundamenta aquella, conforme señala el art. 88-III del sustantivo civil;  aclarando además que  por previsión del art. 258-II del Código de Procedimiento Civil, el fundamento del recurso debe hacerse precisamente en él, y no en escritos anteriores.

Por lo señalado precedentemente el recurso en el fondo no contiene la fundabilidad suficiente para revertir la decisión asumida por el Tribunal de Alzada, debiendo declarase infundado.

Conforme lo explicado anteriormente corresponde fallar en sujeción a lo mandado por los arts. 271 num. 2)  y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO elrecurso de casación (en el fondo y en la forma) interpuesto por Eduardo Martínez Saavedra, de fs. 1147 a 1150vta., contra el Auto de Vista Nº SCI- 347/2014 de 04 de agosto de 2014. Con costas.

Se regula el honorario del abogado en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Séptimo