TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL


Auto Supremo:625/2014

Sucre: 30 de octubre2014

Expediente: O-42-14-S

Partes: Nelly Miriam Laura Campos de Nicolás. c/Daniel Santos Apaza.

Proceso: Usucapión.

Distrito: Oruro.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 391 a 392 vta., interpuesto por Nelly Miriam Laura Campos de Nicoláscontra el Auto de Vista Nº108/2014, de fs. 385 a 389, de fecha04 de junio 2014, pronunciado por la Sala Civil Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro el proceso de Usucapión, seguido por la recurrente contra Daniel Santos Apaza y herederos;  la concesión de fs. 397.; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Quinto en lo Civil de la Capital, el 22 de octubre de 2011 pronunció Sentencia, cursante de fs. 272 a 274, declarandoImprobada la demanda de usucapión.

Contra dicha Resolución, presentó su recurso de apelación la parte interesada, exponiendo  los agravios sufridos con la Sentencia.

En virtud de la apelación planteada en la litis, el Tribunal de Alzada conforme a  los antecedentes del proceso y apelación, confirmó la sentencia en su totalidad.

Resolución que ahora es recurrida en casación en el fondo, la cual se analiza.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Acusa que de su parte probó que durante 15 años ha estado en pacífica posesión del bien inmueble motivo de Autos, durante ese tiempo nunca fue perturbada su posesión, como poseedora ha efectuado mejoras en el bien inmueble aspecto demostrado por la inspección de visu.

Por otro lado indica que se demostró que vive con toda su familia en el bien inmueble, acusa la no valoración a las documentales aportadas, las declaraciones testificales y que solo se limitaron a indicar que siendo el padre detentador del inmueble, a su fallecimiento su persona habría adquirido esa condición por lo cual se encontraría imposibilitada para poder usucapir.

Con lo que termina peticionando que se le conceda el recurso de casación en el fondo.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Primeramente, se debe precisar que la casación en el fondo debe fundarse en infracciones del derecho debatido, o sea de fondo del problema, doctrinalmente denominado "error in judicando", en que hubieran incurrido los Tribunales de instancia al pronunciar sus Resoluciones;el recurso de casación en el fondo analizado, de manera general acusa la no valoración de las pruebas producidas por la parte demandante, quien a criterio de ésta hubiese probado su posesión por más de 15 años.

En ese entendido, se debe considerar sobre la violación del art. 138 del Código Civil; que los Jueces de grado en el fundamento de sus decisiones señalaron que la actora no demostró la posesión que arguye, sino que su ocupación se trataba de una simple detentación y un detentador no puede usucapir hasta que cambie su título,por lo cual, el debate de la litis se desarrolló bajo ese contexto, de desestimar la pretensión por considerar ala actora como detentadora de la cosa; ahora bien, en el recurso no se observa una cuestionante de violación, falsedad o error del art. 138 del Código Civil, per se, sino que su denuncia versa sobre defectos fácticos por valoración defectuosa del elemento probatorio por parte de los Jueces de instancia, en esa circunstancia, no se observa vulneración de la norma sustantiva civil, en contrario, por el tenor del recurso, se denuncia la apreciación imprecisa de la prueba.

En ese marco de análisis, resulta imprescindible señalar que la valoración de la prueba es facultad privativa de los Jueces de grado, de acuerdo a la valoración que les otorga la ley y cuando ésta no determina otra cosa, podrán hacerlo conforme a su prudente criterio o sana crítica, según dispone el art. 1286 del Código Civil concordante con el art. 397 parágrafo I de su Procedimiento.

En esa tarea jurisdiccional la examinación de la prueba es de todo el universo probatorio producido en proceso (principio de unidad de la prueba), siendo obligación del Juez el de valorar en la sentencia las pruebas esenciales y decisivas; apreciación probatoria incensurable en casación, por ser una facultad privativa de los juzgadores de instancia, salvo que se acuse error de hecho o de derecho, conforme establece el art. 253 núm. 3) del Código de Procedimiento Civil, para que el Tribunal de Casación aperture  su competencia y realice el examen sobre el error denunciado.

Como se ha observado, el recurso de casación de fondo de la recurrente, transita sobre defectos fácticos por valoración defectuosa del elemento probatorio, sin que la recurrente determine si en esa valoración ha existido error de hecho o de derecho de esos medios probatorios, que posibilite a éste Tribunal en aplicación del art. 253 núm. 3) del Código de Procedimiento Civil examinar la prueba acusada de yerro en la valoración realizada por el juzgador, en otras palabras, al no acusar error en la apreciación de la prueba la recurrente pretende que este Tribunal actué como Juez de instancia, y desborde su competencia, valorando todo el conjunto probatorio, que como se dijo, es una actividad privativa de los Tribunales inferiores que no puede ser atendida en casación. Por otro lado el recurso de casación de fondo, no cuenta con una petición final, solamente solicita que el mismo (recurso) sea concedido ante el Tribunal Superior, situación que no puede ser soslayada, toda vez que carece de una petición congruente con lo argumentado.

Finalmente, respecto al contrato de anticresis cursante a fs.2, de fecha 15 de abril de 1994, éste documento evidencia que la recurrente y su familia, ingresaron al inmueble como detentadores en virtud del contrato adjunto a la demanda, por lo que se demuestra que seha ingresado a vivir en el inmueble como anticresistas, en consecuencia como simples detentadores, y aunque la recurrente y su familia hayan ejercido la posesión del inmueble durante más de quince años lo han hecho en su condición de detentadores, en virtud al contrato de anticresis firmado por su padre. Al respecto el art 89 del Código Civil establece: "Que quien comenzó siendo detentador no puede adquirir la posesión mientras su título no se cambie, sea por causa proveniente de un tercero, o por su propia oposición frente al poseedor por cuenta de quien detentaba la cosa alegando un derecho real. Esto se aplica también a los sucesores a título universal

En consecuencia la recurrente ha poseído el bien inmueble objeto de usucapión como detentadora, sin demostrar durante el transcurso del proceso que su título haya cambiado, razón fundamental para que no proceda la usucapión decenal o extraordinaria.

Por los fundamentos expuestos corresponde a este tribunal fallar en la forma prevista por los arts. 271 núm.2) y 273 del Código de Procedimiento Civil

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I núm. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto por los arts. 271 núm. 2) y 273 todos del Código de Procedimiento Civil, se declara: INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fs. 391 a 392 vta., interpuesto por Nelly Miriam Laura Campos de Nicolás contra el Auto de Vista Nº108/2014, de fs. 385 a 389, de fecha 04 de junio 2014, pronunciado por la Sala Civil Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro. Sin costas por no existir contestación.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Séptimo