TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                SALA CIVIL


Auto Supremo: 615/2014                                                                Sucre: 27 de octubre 2014                                                        Expediente:        LP-105-14-A                                                        

Partes: Ruperto Aníbal Carpio Tito. c/        Luis Ernesto Franklin Fernández Inza.

Proceso: Mejor derecho propietario y reivindicación, más el pago de daños  y

perjuicios.

Distrito: La Paz.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 468 a 470, interpuesto por Evangelina Silvia Bravo Carpio en representación de Ruperto Aníbal Carpio Tito, contra el Auto de Vista Nº D-155/2014 de fecha 9 de abril de 2014, cursante de fs. 450 a 451, pronunciado por la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso ordinario demejor derecho propietario y reivindicación, más el pago de daños y perjuicios, seguido por el recurrente contra Luis Ernesto Franklin Fernández Inza, la concesión del recurso de fs. 476; los antecedentes del proceso: y:

CONSIDERANDO I:                                                                ANTECEDENTES DEL PROCESO:

ElJuez Onceavo de Partido en lo Civil y Comercial de la Capital, emitió el Auto Definitivo Nº 207/2013, de fecha 08 de noviembre de 2013, cursante de fs. 431 a 433, declarando IMPROBADA la excepción de impersonería y PROBADA la excepción de cosa juzgada opuesta por Luis Ernesto Franklin Fernández Inza: en consecuencia dispuso el archivo de obrados, debiendo procederse al desglose de la documentación original presentada por las partes y quedar fotocopias legalizadas en su lugar.

Contra la referida Resolución, Evangelina Silvia Bravo Carpio en representación de Ruperto Aníbal Carpio Tito, interpusorecurso de apelación cursante de fs. 437 a 438.

En merito a esos antecedentes, la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, emitió el Auto de Vista Nº D-155/2014 de fecha 09 de abril de 2014, cursante de fs. 450 a 451, mediante el cual CONFIRMÓ la Resolución Nº 207/2013, con costas.

Resolución que dio lugar al Recurso de Casación en el fondo, interpuesto por Evangelina Silvia Bravo Carpio en representación de Ruperto Aníbal Carpio Tito, el mismo que se pasa a considerar y resolver.

CONSIDERANDO II:                                                                        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Denuncia una mala interpretación del art. 1319 del Código Civil, puesto que la presente demanda no se basaría sobre el mismo objeto de la cosa juzgada, ya que el Auto de Vista en el considerando III  numerales 4), 5) y 6) referirían que se trata de dos inmuebles diferentes, motivo por el cual se declaró improbada la acción reivindicatoria así como también la acción reconvencional de mejor derecho propietario.

Respecto a la cosa juzgada,manifiesta que tanto la Sentencia 265/2009 y el Auto de Vista Nº 467/2009, están viciadas de nulidad debido a que son contrarias al orden público y a las buenas costumbres, pues ambas resoluciones serían contradictorias por declarar, en principio improbada la demanda de acción reivindicatoria por tratarse de dos inmuebles diferentes y declarar probaba la reconvención de acción negatoria y mejor derecho de propiedad y, declarar improbada la acción de reivindicación y la acción reconvencional de mejor derecho de propiedad y confirmar en todo lo demás, es decir probada la acción negatoria.

Con relación a la existencia de la excepción de cosa juzgada, aduce que la misma no es pertinente por no adecuarse al art. 1319 del Código Civil la cual no corresponde por no haber identidad de objeto, arguyendo que la presente demanda es por el título que ostenta sobre el bien inmueble, pero ante la excepción de cosa juzgada no se le permite recuperar su derecho propietario, poniéndolo en estado de indefensión e inseguridad.

Por lo expuesto, el recurrente solicita se case el Auto de Vista Nº D-155/2014  y se resuelva la continuación del proceso hasta la sentencia final.

CONSIDERANDO III:                                                        

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

En virtud al recurso de casación cuyo fundamento central gira en torno a que no habría operado la excepción de cosa juzgada por no tratarse del mismo objeto de la litis, siendo este el punto central que merece ser dilucidado, corresponde realizar las siguientes consideraciones:

Para ser procedente la excepción de cosa juzgada, deben concurrir necesariamente tres elementos, sin los cuales no se estaría frente a esta institución, estos elementos son:

1.- Identidad del objeto, es decir que la cosa demandada debe ser la misma a la que ya se demandó en otro proceso, debiendo existir de esta manera identidad absoluta de la cosa en ambos juicios.

2.- Identidad de la causa, entendiéndose a esta, a aquel motivo o fundamento jurídico en el que reposa el derecho que se reclama en juicio, debiendo ser de igual modo el mismo en ambos juicios.

3.- Identidad de las partes, significa que las partes procesales deben ser las mismas en ambos procesos, ya sean estas personas naturales o jurídicas.

Adicionalmente a estos tres elementos que son necesarios para que concurra la autoridad de cosa juzgada, debe también existir un proceso anterior culminado que haya sido sustanciado entre las mismas partes y por la misma causa y objeto, proceso que debe tener calidad de resolución firme, ya sea porque se agotaron todos los recursos o por no haberse interpuesto recurso en el momento oportuno.

En el caso de Autos y ante el fundamento del recurso de casación interpuesto  por Evangelina Silvia Bravo Carpio en representación de Ruperto Aníbal Carpio Tito,  corresponde realizar un análisis respecto a la concurrencia de los elementos descritos supra que hacen a la cosa juzgada, de ahí que:

Evangelina Silvia Bravo Carpio en representación de Ruperto Aníbal Carpio Tito, mediante demanda cursante de fs. 21 a 23, subsanada la misma mediante memorial de fs. 408 a 410, interpuso demanda de mejor derecho propietario y reivindicación más el pago de daños y perjuicios, arguyendo ser el legítimo propietario de un lote de terreno con una superficie de 410 mts2, ubicado en la calle 37 de la zona Cota Cota Alto de la ciudad de La Paz, manzana 399, lote Nº 36 con código catastral 44-399-36, y que el mismo se encontraría debidamente registrado en Derechos Reales bajo el Folio Real Nº 2.01.0.99.0105770, terreno que lo habría adquirido mediante prescripción adquisitiva que siguió contra Víctor Soto Apaza, en base a esos antecedentes, arguyó que Luis Ernesto Franklin Fernández Inza de manera arbitraria empezó a ocupar el terreno sin respetar los muros y cimientos existentes y que hasta la fecha sigue poseyendo sin ningún título; de igual forma manifestó que ya el año 2007 habría iniciado un proceso civil que mereció laResolución Nº 265/2009 de fecha 20 de julio de 2009 la que fue apelada por su persona y  mereció el Auto de Vista Nº 467/2009 de fecha 16 de diciembre de 2009 que revocó la sentencia de primera instanciadeclarando improbada la acción reconvencional interpuesta por Luis Ernesto Franklin Fernández Inza; en razón a esos antecedentes, es que la parte actora ahora recurrente interpuso demanda de mejor derecho de propiedad y reivindicación del inmueble señalado supra, demanda que la interpuso contra Luis Ernesto Franklin Fernández Inza.

Ante esta interposición Guillermo Martín Quintana Muñoz en representación de Luis Ernesto Franklin Fernández Inza, mediante  memorial de fs. 418 a 419 y vta., planteó excepciones previas de impersonería y de cosa juzgada, que sobre lo concerniente a lo denunciado en el recurso de casación, es decir sobre la excepción de cosa juzgada manifestó que ya el año 2007 el actor interpuso en su contra demanda de reivindicación, costas, daños y perjuicios, proceso que mereció sentencia emitida por el A quo que declaró improbada la pretensión deducida por Ruperto Aníbal Carpio Tito, y probada la reconvención deducida por su persona en lo referente a la acción negatoria y mejor derecho de propiedad, señala tambiénque dicha sentencia al haber sido apelada por la parte actora mereció el Auto de Vista que revocó únicamente la acción reconvencional de mejor derecho porque se probó que el inmueble en litigio era diferente al reclamado por la parte demandante, confirmando de esta manera todos los demás aspectos resueltos en la sentencia; razón por la cual considera que la pretensión deducida por el actor ya fue resuelta con anterioridad y no puede afirmar el actor tener derechos sobre el inmueble toda vez que al haber sido declarada probada la acción negatoria que fue presentada por su persona, el actor no tendría derechos sobre el inmueble, más si dicho fallo adquirió calidad de cosa juzgada.

De lo manifestado y conforme a la prueba adjunta al presente proceso, se deduce que en la gestión 2007 el recurrente ya interpuso acción reivindicatoria más el pago de daños y perjuicios sobre el inmueble que cuenta consuperficie de 410 mts2, ubicado en la calle 37 de la zona Cota Cota Alto de la ciudad de La Paz, manzana 399, lote Nº 36 con código catastral 44-399-36, registrado en Derechos Reales bajo el Folio Real Nº 2.01.0.99.0105770, demanda que también la interpuso contra Luis Ernesto Franklin Fernández Inza, que después de haber sido sustanciado el JuezSéptimo de Partido en lo Civil, emitió la Sentencia Nº 265/2009, cursante de fs. 314 a 323 de obrados, declarando improbada la acción reivindicatoria más el pago de daños y perjuicios deducidos por Ruperto Aníbal Carpio Tito argumentando en el considerando 4 numeral 3) lo siguiente: “Que, en atención a lo relacionado en el punto anterior, si bien es evidente que el actor ha demostrado con prueba instrumental debidamente registrada en Derechos Reales su derecho propietario es pertinente tener en cuenta que la acción de reivindicación para su procedencia determina que debe considerarse fuera del hecho anteriormente señalado, es decir la calidad de propietario del bien inmueble que se trata de reivindicar, el otro elemento consistente en la perdida de posesión de la cosa que debe ser reivindicada, acontecimiento que en el caso de Autos no se ha producido de donde se desprende que el demandante no ha demostrado fehacientemente que se encontraba en posesión del lote de terreno cuya reivindicación pretende, conforme se desprende por la Inspección Judicial efectuada cuya acta cursa de fs. 184a185, oportunidad en la que más bien se verificó que el demandado se encuentra en posesión de su bien inmueble desde el año 1978, razón por la que el demandante no se encuentra habilitado para recuperar el inmueble que presuntamente le pertenece y sobre el que perdió la posesión, situación corroborada por las declaraciones testificales de cargo que merecen la fe probatoria que le asigna el art. 1330 del Código Civil, cuyas actas cursan de fs. 18 a 189, 205 y 209, de las que se infiere que el demandante no se encuentra viviendo en el inmueble, en cuya virtud la pretensión expuesta carece de base y sustento legal”; de igual forma dicha sentencia declaró probada parcialmente la acción reconvencional en lo que respecta a la acción negatoria y mejor derecho de propiedad, interpuesto por el ahora también demandadoLuis Ernesto Franklin Fernández Inza sobre el inmueble ubicado en la zona Alto Calacoto, región Unuhuta, calle 37-A, Nº 007 de la ciudad de La Paz, con una superficie de 1.000 mts.2, argumentando en el numeral 5 del considerando 4 que: “...Asimismo, el Articulo 1540, inciso 1) del mismo cuerpo legal, dispone que se inscribirán en el Registro de Derechos Reales los actos a título gratuito u oneroso por los cuales se transmite la propiedad de bienes inmuebles, lo cual acontece en el proceso en examen en el que el derecho propietario de Luis Ernesto Franklin Fernández Inza tiene como fuente el título trasmitido por Mary Inza Justiniano de Fernández y Rodrigo Fernández Inza y por Jenny Luz Cabrera de Paredes quienes transfieren a título de compra venta el inmueble materia de autos.”, en este mismo considerando en el numeral 6 respecto a la acción negatoria señaló: “Que, en lo que se refiere a la acción negatoria interpuesta por el reconvencionista, el artículo 1455 del Código Civil determina que el propietario puede demandar a quien afirma tener derecho sobre la cosa y pedir que se reconozca la inexistencia de tales derechos, agregando que si existen perturbaciones o molestias, el propietario puede pedir el cese de ellas y el resarcimiento del daño, en la especie el demandado manifiesta que es legítimo propietario del lote de terreno con una superficie de 1.000 m2, Zona de Cota Cota Alto de esta ciudad adquirido por Transferencia según Escrituras Públicas Nº 894 de 19 de octubre de 1978, Nº 43/96 de 25 de marzo de 1996 y 209/98 de 5 de junio de 1998, habiendo demostrado de esta manera el mejor derecho propietario que tiene Luis Ernesto Franklin Fernández Inza sobre el inmueble antes señalado, definitivamente registrado en la Oficina de Registro de Derechos Reales bajo la Matricula Nº 2.01.0.99.0099786 de 24 de noviembre de 2005 por Fusión de Partidas emergentes de las compra ventas efectuadas y señaladas anteriormente, según consta por el Folio Real cursante a fs. 42, de donde se infiere que el demandante no posee derecho alguno sobre el inmueble de propiedad del demandado, en cuya virtud la acción negatoria encuentra asidero y respaldo legal”; respecto a las demás pretensiones interpuestas en la demanda reconvencional el A quo las declaró improbadas.

Dicha resolución, ante la interposición del recurso de apelación planteada por Ruperto Aníbal Carpio Tito, el Auto de Vista Nº 467/2009 de fecha 16 de diciembre de 2009, cursante de fs. 391 a 392 y vta., de obrados, revocó en parte la sentencia de primera instancia y en su mérito declaró improbada la acción reconvencional sobre mejor derecho de propiedad, confirmando todas las demás determinaciones asumidas por el A quo, resolución que, sobre el caso de autos, mereció la siguiente fundamentacióninmersa en el considerando III, numeral 4, que señala: “Que, de acuerdo a los datos del proceso y a todas las pruebas presentadas por las partes se establece que el inmueble reclamado por la parte demandante Ruperto Aníbal Carpio Tito se encuentra ubicado en Alto Cota Cota y tiene una superficie de 410 mts2, registrado en Derechos Reales y cuenta con el folio real 2.01.0.99.0105770 y el inmueble sobre el cual el demandado Ernesto Fernández es propietario se encuentra ubicado en la zona Alto Calacoto, “Anuhuta”, por consiguiente se tratan de dos inmuebles diferentes, en consecuencia el demandante al no haber demostrado la desposesión del inmueble reclamado, tampoco ha probado la acción reivindicatoria.”, en el mismo considerando, pero en el numeral 6), el Ad quem manifestó: “Respecto al mejor derecho propietario el art. 1545 del Código Civil señala: “si por actos distintos ha transmitido el propietario los mismos bienes inmuebles a diferentes personas, la propiedad pertenece al adquirente que haya inscrito primero su título”Que, de acuerdo a la ley no corresponde que se declare probada la acción reconvencional de mejor derecho, teniendo presente que el reconvencionista ha probado que el inmueble en litigio es diferente al reclamado por la parte demandante, hecho que corresponde ser enmendado”; de lo desarrollado, se tiene que el Auto de Vista, si bien declaró improbada la acción de mejor derecho propietario, empero también resulta evidente que dejó subsistente la acción negatoria interpuesta por Luis Ernesto Franklin Fernández Inza.

Por lo tanto, el ahora recurrente al plantear la demanda de reivindicación y mejor derecho de propiedad más el pago de daños y perjuicios, nuevamente pretende que se le restituya el bien inmueble conuna superficie de 410 mts2, ubicado en la calle 37 de la zona Cota Cota Alto de la ciudad de La Paz, manzana 399, lote Nº 36 con código catastral 44-399-36, registrado en Derechos Reales bajo el Folio Real Nº 2.01.0.99.0105770, es decir que en lo que respecto al objeto de la presente demanda con relación al anterior proceso al que se hizo referencia en el párrafo anterior, existe identidad de objeto, es decir que la cosa demandada es la misma. De igual forma este proceso al igual que el anterior, fue interpuesto por Ruperto Aníbal Carpio Tito a través de su apoderada Evangelina Silvia Bravo Carpio contra Luis Ernesto Franklin Fernández Inza, existiendo de esta manera identidad de sujetos procesales que es otro elemento que da lugar a la procedencia de la cosa juzgada. Ahora bien, respecto a la identidad de la causa, que también debe concurrir en ambos procesos, es preciso señalar que la pretensión del recurrente se centra en aspectos referentes al derecho propietario que aduce tener sobre el inmueble señalado supra, pretendiendo de esta manera que el mismo le sea restituido, causa idéntica a la ya pretendida en el anterior proceso, que respecto a la pretensión de acción reivindicatoria la sentencia pronunciada determinó que el recurrente no demostró que se encontraba en posesión del lote de terreno, al contrario lo que verificó fue que el demandado se encontraba en posesión de su bien inmueble desde el año 1978, por lo que consideró que el actor no se encontraba habilitado para recuperar ese inmueble; de igual forma respectoa la acción negatoria manifestó que el demandante no poseederecho alguno sobre el inmueble de propiedad del demandado, en cuya virtud encontró asidero y respaldo legal para la procedencia de la acción negatoria respecto al inmueble con una superficie de 1.000 m2, Zona de Cota Cota Alto de esta ciudad adquirido por Transferencia según Escrituras Públicas Nº 894 de 19 de octubre de 1978, Nº 43/96 de 25 de marzo de 1996 y 209/98 de 5 de junio de 1998,definitivamente registrado en la Oficina de Registro de Derechos Reales bajo la Matricula Nº 2.01.0.99.0099786 de 24 de noviembre de 2005 por fusión de Partidas emergentes de las compra ventas efectuadas y señaladas anteriormente. Con relación al mejor derecho propietario, el Auto de Vista perteneciente al proceso ya tramitado al que hacemos referencia, señaló que el demandado al haber probado que el inmueble en litigio es diferente al reclamado por la parte demandante no correspondía que se declare probada la acción de mejor derecho propietario, por lo que revocó la determinación asumida por el Juez de primera instancia, empero únicamente sobre ese aspecto, manteniendo incólume las demás determinaciones, como la acción negatoria que fue declarada probada por el A quo, consecuentemente, a raíz de esa determinación de declarar probada la acción negatoria planteada por el demandado se negó el derecho que el recurrente pretende nuevamente sobre el mismo, por lo tanto sobre esa determinación de que el demandado es el propietario del bien que posee desconociendo la existencia de derechos que otros afirmen tener sobre el inmueble es que radica la base para que exista identidad de causa. Por lo señalado se evidencia la concurrencia de los tres elementos a los cuales hace referencia el art. 1319 del Código Civil, conforme lo establecieron correctamente tanto el Juez A quo como el Tribunal Ad quem.

Finalmente, respecto a la existencia de un proceso anterior culminado y que este haya sido ejecutoriado, en el que concurran los tres elementos que hacen a la cosa juzgada, es decir identidad de “objeto” “causa” y “partes”, debemos señalar que el Auto de Vista Nº 467/2009 de fecha 16 de diciembre de 2009 pronunciado por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, al no haber sido objeto de recurso posterior alguno, adquirió calidad de cosa juzgada. Por lo tanto los agravios  denunciados en el presente recurso referente a la sentencia y Auto de Vista emitidos en ese anterior proceso no corresponden ser reclamados en este proceso, pues el recurrente si no estaba de acuerdo con el Auto de Vista debió activar los recursos convenientes de manera oportuna y no traer los mismos a este proceso.

Por lo expuesto precedentemente, al no ser evidentes las infracciones acusadas, corresponde declarar el recurso interpuesto conforme prevé el art. 271 núm. 2) en relación con el art. 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I. núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 106 del Código Procesal Civil y arts. 271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Evangelina Silvia Bravo Carpio en representación de Ruperto Aníbal Carpio Tito, contra el Auto de VistaNº D-155/2014 de fecha 09 de abril de 2014, cursante de fs. 450 a 451, emitido porla Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz. Con costas.

Se regula honorarios del abogado en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Séptimo