TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA  CIVIL


Auto Supremo:581/2014

Sucre: 10 de octubre2014

Expediente: SC-93-14-S

Partes: Willy Choque Quispe. c/Lili Natividad Melgar López, Javier Guzmán

Melgary Yenny Guzmán Melgar.

Proceso: Nulidad de declaratoria de herederos, mejor derechopropietario, acción

negatoria, cancelación de anotación preventiva y daños y perjuicios.

Distrito: Santa Cruz


VISTOS: El recurso de casación en el fondo y la forma de fs. 554 a 565 vta., interpuesto por Willy Choque Quispe contra el Auto de Vista de 24 de abril de 2014, de fs. 549 a 550, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso deNulidad de declaratoria de herederos, mejor derecho propietario, acción negatoria, cancelación de anotación preventiva y daños y perjuicios seguido por Willy Choque Quispe contra Lili Natividad Melgar López, Javier Guzmán Melgar y Yenny Guzmán Melgar, la concesión de fs. 572, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


El Juez de Partido Décimo en lo Civil y Comercial de la capital dictó Sentencia de 6 de mayo de 2013, cursante de fs. 416 a 418, declarando probada en parte la demanda principal; solo en lo relativo a la nulidad de la declaratoria de herederos, sobre el bien inmueble, base de la demanda y la cancelación de anotación preventiva y mejor derecho, por la venta antes de los gravámenes; e improbada en cuanto al pago de daños y perjuicios, disponiendo la cancelación de los asientos B-4 y B-5 de la matrícula Nº 7.01.1.99.0055455. Asimismo, se tiene tercería de derecho excluyente presentada por Lili Natividad Melgar López, luego de dictada la sentencia, que fue declarada improbada por el Juez de la causa.

Resolución de fondo que es apelada por Javier Guzmán Melgar y Yenny Guzmán Melgar, por escrito de fs. 475 a 476 vta., además de haberse apelado la tercería a fs. 533 a 534 vta., y como consecuencia de ello se dicta el Auto de Vista de 24 de abril de 2014, de fs. 549 a 550, que revoca la sentencia de 6 de mayo de 2013, y consiguientemente declara improbada la demanda; asimismo revoca parcialmente el Auto de 18 de noviembre de 2013, cursante de fs. 528 a 529, y declara probada la tercería de dominio excluyente interpuesta por Lili Natividad Melgar Guzmán; resolución de alzada que es recurrida de casación por la parte demandante que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

En la forma:

Señala que el Autode Vista no hace un análisis de declaratoria deherederos sobre el inmueble en litigio mejor derecho, acción negatoria, cancelación preventiva, tampoco hace análisis ni interpretación de ningún precepto legal ni sustantivo. Señala que la codemandada Lili Natividad Melgar no tenía derecho  apelar  ya que solo opuso terceríaexcluyente, que la encontrarse ejecutoriada la sentencia todo el derecho sobre la tercería o cualquier otra acción sería inaceptable por el valor de cosa juzgada que hubiese adquirido la sentencia  para su persona y descendientes.

Luego señala que se hacen solicitudes en virtud de ser hijo del vendedor , pero en el fondo reclaman lo que es un supuesto derecho expectaticio  de su madre, la Sra. Lili Natividad melgar López, sin tomar en cuenta que el de cujus  le transfirió en vida el inmueble para que dichos dineros puedan cubrir sus deudas y gastos que tenía por enfermedad, por lo que ese inmueble no constituye bien hereditario para los apelantes, salvo que elde cujus hubiera dejado otros bienes de los cuales el derecho les asistiría, además agregar que si la sentencia se encontraba ejecutoriada no les asiste derecho de apelación por memorial presentado en plataforma el 29/1/2014, situación procesal no analizada por el Tribunal de alzada.

Asimismo señala que  los Vocales en forma incorrecta señalaron que la Sentencia anuló la declaratoria de herederos, lo que es falso porque la sentencia solo declaró la nulidad de la declaratoria de herederos referente al inmueble en litigio; sobre que el inmueble era bien ganancial, no se consideró dice- la prueba documental ni la confesión provocada, lo cual debió negarse el derecho a heredar y tampoco considera el carácter ganancial. Enfatiza también que la sentencia estaba ejecutoriada, y que por ello hubieran perdido su derecho a apelar. Por todo ello señala que el Auto de Vista es parcializado, erróneo, injusto y ultra petita.

Concluye señalando que por lo fundamentado procede el recursode casación en el fondo, pero alternativamente solicita casar en la forma el Auto de Vista  ordenándose la nulidad del referido Auto.

En el fondo:

En lo más importante señala que el Auto de Vista no tomó en cuenta el principio de causalidad, que era determinar cuál es el origen del litigio, y que no se tomaron la molestia de dar lectura a la demanda referente “nulidad de declaratoria de herederos sobre el inmueble de su propiedad, mejor derecho  del mismo, acción negatoria, cancelación de anotación preventiva, más pago de daños y perjuicios, a loque señala que la demandada Lili Natividad Melgar  abandonó el hogar maliciosamente por más de 35 años después de haberse celebrado el matrimonio e incurrió en la falta grave establecida en el acápite 3) del art. 1107 del Código Civil. Luego el recurrente realiza una remembranza delos antecedentes fácticos, sobre la compra del inmueble y en esa fecha la demandada había tres años atrás abandonado el hogar, aludiendo que ella en posterior tuvo convivencia  con otra persona con la que habría tenido otra hija, por loque señala que esa hecho hace que pierda el derecho sobre el inmueble; señalando en el punto que su vendedor adquirió el lote cuando él estaba separado de su esposa y esa compra se realizó cuando él vivía con Rogelia Arredondo Heredia, a esto considera el recurrente que se violó los arts. 549-3, 87, 88, 105, 110, 584, 1107-3), 1279, 1281, 1455, 1538, 1559-3), 984 y 994 del Código civil, y más propiamente el art. 1107-3 del mismo código con relación a los arts. 126 y 155 del Código de familia. Sigue argumentando que cuando adquirió el inmueble fue el año 2009, por la deuda que existía con una acreedora hipotecaria, y que lo realizó de buena fe antes de la instauración del proceso de divorcio.

Prosigue indicando que no se tomó en cuenta que los efectos que produce la separación de los esposos con toda claridad señalada  en el art. 155 del Código de familia, el primer efecto que produce la separación de los cónyuges es la disolución de la comunidad de gananciales, imperativamente aunque el matrimonio subsista que es lo que sucedido, dice. Señala también que la causa fue corrida mediante edictos porque él desconocía el domicilio de los demandados, y que el defensor de oficio, quien indicó que sus defendidos tienen derecho a heredar conforme señala el art. 1000 y Sgts. Del Código Civil; señala que para probar su pretensión asumió la carga dela prueba, alo que relata los mediosdispuestos en proceso. Indica que para demostrar  la causal establecida en el art. 1107-3) del Código Civil con relación al art. 155 del Código de Familia, adjuntó legalizadas del proceso de divorcio  donde se tiene confesión por parte de la demandada.

Señala que se debe tener en cuenta que la separación de hecho es el cese efectivo de la convivencia matrimonial consentida libremente por ambos cónyuges, que aún nos e haya concretado el divorcio los bienes adquiridos por unode los cónyuges cuando estaban separados  están excluidos de los bienes gananciales. Señala también que la el instrumento público de fecha 9 de noviembre de 2010 referente a la compraventa del inmueble es mismo el da calidad de propietario y le habilita para ejercer su derecho en esta vía ordinaria, por lo que la parte demandada no cuestionó su personería o legitimación, por lo señalado en el Auto de Vista es ultrapetita.

Concluye solicitando se case en el fondo el Auto de Vista en conformidad al acápite 4 del art. 271 del Código de Procedimiento Civil, ordenando accesoriamente la cancelación de la anotación preventiva  en la siente B-5 de la matricula 7.01.1.99.0055455.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Conforme señala el art. 106 del Código Procesal Civil, con vigencia anticipada, la nulidad de obrados podrá ser declarada de oficio en cualquier estado del proceso, cuando la Ley la califique expresamente, en ese mismo tono el art. 17-I de la Ley Nº 025 manifiesta que la revisión de las actuaciones será de oficio y se limitará a aquellos asuntos previstos por ley; encuadre legal que permite realizar la siguiente consideración:

De la revisión de los antecedentes se tiene que por demanda de fs. 29 a 33, Willy Choque Quispe, pretende la nulidad de declaratoria de herederos sobre el inmueble transferido en su favor y de su propiedad, así como el mejor derecho de propiedad del mismo, acción negatoria, cancelación de la anotación preventiva en Derechos Reales más el pago de daños y perjuicios, fundando su demanda en que: a) Él habría adquirido el bien inmueble, ubicado en la Av. Brasil  Nº 2115, de Juan Guzmán Coronado como propietario, bajo anuencia de Rogelia Arredondo Heredia, el año 2010; b) Que, se viosorprendido por una trámite de declaratoria de herederos que corresponden a Lili Natividad Melgar Guzmán, Javier Guzmán Melgar y YennyGuzmán Melgar, porque supuestamente Lili Natividad Melgar López estaba casada con su vendedor  Juan Coronado Guzmán, pero antesdel nacimiento de una de las demandadas ya había disuelto su matrimonio y vuelto a la vida en común  con Rogelia Arredondo Heredia que fue su parejainicial y luego hasta el final de su vida.

c) Señala que el matrimonio con Lili Natividad Melgar se celebró el 18 de agosto de 1972 con su vendedor, pero luego ella abandonó el hogar el año 1974, y que la compra del inmueble fue el año 1977 dentro la convivencia con Rogelia Arredondo Heredia por lo que ese inmueble no corresponde  al acervo hereditario por haber sido vendido por su dueño, d) Enfatiza que la Escritura Pública Nº 2079/2010 tiene valor legal  por la cual el vendedor le transfirió el inmueble bajo anuencia de su conviviente, concluyendo que: “Demuestro y Pruebo que el inmueble de mi propiedad NO CORRESPONDE A LA COMUNIDAD GANANCIALque está solicitando la Sra. LILI NATIVIDAD MELGAR LOPEZ, ni a sus hijos procreados en su matrimonio, ya que fue vendido con todas las condiciones que establece la Ley”. Bajo esa relación fáctica el Juez A quo fijo como puntos de hecho a probar:“1. Derecho propietario, posesión del bien inmueble.- 2.- Demostrar si el inmueble, no fue adquirido dentro el matrimonio de Juan Guzmán Coronado y Lili Natividad Melgar López. 3:- Separación de los esposos Juan Guzmán Coronado y Rogelia Arredondo. 5.- Causal de nulidad de la declaratoria de herederos.- 6.- Causas de la negación del derecho de los demandados….”

De lo argumentado, se puede evidenciar que la pretensión está avocada a que el Juez de la causa declare la nulidad de declaratoria de herederos en relación al inmueble en litigo, el mejor derecho propietario y acción negatoria partiendo de la premisa que a Lili Natividad Melgar López no le corresponde derecho alguno, entiéndase derecho sucesorio o ganancialicio, porque el inmueble fue adquirido cuando Juan Guzmán Coronado estaba separado de ella, cuando mantenía una relación de hecho con Rogelia Arredondo, como tampoco a los hijos porque el inmueble fue dispuesto en vida del vendedor.

Configurado el espectro procesal postulatorio conforme a los hechos fácticos indicados, partimos con el análisis de la pretensión de nulidad de declaratoria de herederos sobre el inmueble objeto de transferencia, en ese contexto se puede manifestar que la nulidad, en término generales, es entendida como una sanción legal con la cual el acto pierde sus efectos en virtud de una causa originaria, establecida en su celebración, por lo que declarada la nulidad de un acto jurídico ésta sanción tiene un efecto ex tunc, es decir con carácter retroactivo, conforme señala el art. 547 el Código Civil, en ese mérito el efecto de la nulidad del acto invalida éste respecto a cualquier situación jurídica encontrada porque su invalidez está ligada a su génesis, entonces la declaración importa que el acto no producirá efecto legal alguno, por lo que no cabe la idea de que un acto declarado nulo tenga esa consecuencia frente a  una situación jurídica y sea eficaz frente a otra, por así decir, sea nulo para algunas cosas y para otras no. En ese entendido, era improponible la pretensión de nulidad de una declaratoria de herederos “respecto a un determinado bien”, pues si se consideraba que la declaratoria de herederos es nula sus efectos son en toda situación jurídica y no solo sobre un determinado bien, como se pretendió. En esa lógica, la declaración de herederos no es otra cosa que la aceptación de la herencia expresa, pura y simple que se hace mediante solicitud escrita ante el Juez. Esa aceptación jamás puede ser sólo sobre una parte del patrimonio hereditario conforme prevé el art. 1022 del Código Civil, porque quien acepta se le tiene definitivamente por heredero adquiriente dela herencia, entiéndase del patrimonio hereditario, pues por efecto de la aceptación pura y simple, el patrimonio del de cujus y el patrimonio del heredero se confunden y forman uno sólo, cuyo titular es éste último, así establece el art. 1030 del mismo compilado sustantivo; en esa connotación si el actor consideraba que el inmueble objeto del presente litigio no formaba parte del patrimonio del causante y por consiguiente la codemandada Lili Natividad Melgar López, no debía suceder en el mismo, era otra la pretensión que debió deducir, pero no la nulidad de la declaratoria de herederos orientando que los efectos de dicha nulidad operen solo respecto de un determinado bien.  Por lo que el Juez A quo, al haber admitido esta pretensión no realizó un análisis en abstracto de admisibilidad de la misma, pues debió haberla rechazado de inicio por ser improponible.

Sobre la pretensión de mejor derecho y acción negatoria, se debe incidir que ambas postulaciones tenían un antecedente fáctico de i) reconocer que el inmueble objeto de Litis fue adquirido por Juan Guzmán Coronado, el año 1977,  cuando éste estaba separado de Lili Natividad Melgar López, y que convivía con Rogelia Arredondo Heredia y ii) que por la separación no le asiste derecho alguno a Lili Natividad Melgar López, como bien ganancial o sucesorio, como tampoco los hijos porque fue una transferencia en vida de su padre. En esa connotación, el análisis para otorgar o no la pretensión, partía forzosamente por declarar la ganancialidad o no del bien inmueble, pues era imposible sólo una consideración de mérito en torno al derecho sucesorio, porque para desbordar la presunción de ganancialidad, establecida en el art. 101 del Código de Familia, era necesario que el Juez analice las circunstancias por qué ese bien no debía ser considerado un bien común de ese matrimonio como efecto de la separación, que arguyó el actor, y posterior a ello recién considerar si el mejor derecho propietario y la acción negatoria era ponderable o no. Sin embargo esa consideración de ganancialidad no le era atribuible al Juez civil, pues tal decisión indefectiblemente correspondía a un Juez de materia familiar, porque era de primordial confirmación concretar si el bien inmueble le pertenecía solo a Juan GuzmánCoronado o era un bien ganancial del matrimonioGuzmán Melgar, confirmación que al tratarse de controversia sobre una comunidad ganancial debe ser dilucidada ante un Juez de Partido de Familia conforme indica el art. 366 del Código de Familia, por ser una cuestión Civil, (mejor derecho y acción negatoria) que depende de otra familiar (declaración de no ganancialidad), dispuesto por el art. 380 del mismo compilado legal, situación que contrasta con las resoluciones de grado porque ambas decidieron sobre la ganancialidad del bien, el Juez A quo desestimando que el mismo no era ganancial, y el Juez Ad quem, decidiendo que ese bien lo era; situación similar ocurre en apreciar si el inmueble fue obtenido durante la unión irregular con Rogelia Arredondo Heredia, que arguye el recurrente, para atribuirle el efecto correspondiente, siendo de igual modo de competencia del Juez familia.

Por lo fundamentado se observa, que las autoridades de grado no se percataron que sus decisiones respecto a la pretensión no eran de su competencia, y que conforme el art. 369 del Código de Familia, que señala que son nulos los actos de los Jueces y autoridades que usurpan funciones que competen privativamente a la jurisdicción familiar, que concuerda con el mandato del art. 122 de la Constitución Política del Estado, por lo que en esa consideración sehace necesario anular todo lo obrado a objeto de que el actor acuda ante el Juez de familia que es la autoridad llamada por ley para hacer valer sus derechos, debiendo éste considerar también las pretensiones de orden civil que por conexitud correspondieren, concentrando las pretensiones a esa materia especial.

En efecto éste  Tribunal Supremo de Justicia, por el razonamiento vertido, emite Resolución en la forma determinada por los arts. 271 núm. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I, núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto por los arts. 271 num. 3 y 275 del Código de Procedimiento Civil, ANULAobrados hasta fs. 35, debiendo el Juez A quo, conforme el razonamiento detallado, desestimar la demanda incoada por no ser de competencia del Juez ordinario civil. No se impone multa por ser excusable el error.

Conforme el art. 17-IV de la Ley Nº 025 notifíquese al Consejo de la Magistratura a los fines consiguientes de ley. 

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Sexto