TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                             S A L A  C I V I L.


Auto Supremo:541/2014

Sucre: 25 de septiembre2014

Expediente: CB-68-14-S

Partes:Juan Israel Rodríguez Ledezma. c/María Teófila Rodríguez Ledezma y        

Cristina Glorieta Rodríguez Ledezmade Barrancos.

Proceso: División y partición.

Distrito: Cochabamba.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 297 a 298 y vta., interpuesto por Walter Orellana Chavare por María Teófila Rodríguez Ledezma, contra el Auto de Vista Nº 74/2014 de 07 abril de 2014 de fs. 292 y 293 pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, en el proceso sobre División y partición, seguido por Juan Israel Rodríguez Ledezma contra María Teófila Rodríguez Ledezma y Cristina Glorieta Rodríguez Ledezma de Barrancos, las respuestas al recurso de fs. 302 y vta., y de fs. 305 y vta., la concesión del recurso de fs. 307, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:                


El Juez de Partido Mixto y de Sentencia de Totora - Cochabamba dicta la Sentencia Nº 73/2012 de 26 de octubre de 2012, cursante de fs. 231 a 237 de obrados, declarando, entre otros: 1.- PROBADA la demanda de División y Partición interpuesta por Juan Israel Rodríguez Ledezma. 2.- Sin lugar la petición de la demandada María Teófila Rodríguez Ledezma. 3.- La división y partición en dos partes, que comprende los 2/3 de la propiedad registrada a favor Juan Israel Rodríguez Ledezma y la otra de solo 1/3 de la propiedad registrada a favor de María Teófila Rodríguez Ledezma.

Resolución de primera instancia que es recurrida de apelación por Walter Orellana Chavare por María Teófila Rodríguez Ledezma por escrito de fs. 251 a 253, que merece el Auto de Vista Nº 74/2014 de 07 abril de 2014, cursante de fs. 292 y vta., que anula el Auto de concesión de alzada de fecha 24 de diciembre de 2012, que concede la apelación de la Sentencia de fecha 26 de octubre de 2012 y, a mayor abundamiento se declara ejecutoriada la referida Sentencia. Resolución de Alzada que es recurrida de casación en el fondo y en la forma por Walter Orellana Chavare por María Teófila Rodríguez Ledezma, que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:                                                                DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

1. La parte recurrente refiere que el Auto de Vista consigna que su persona en calidad de abogado y apoderado de la apelante, fue notificado con la Sentencia mediante orden instruida a horas 16:15 del día 7 de diciembre de 2012, cual consta de la diligencia de fs. 246; sin embargo mediante memorial presentado el 19 de diciembre de 2012 a horas 10:45, los mismos apelarían de la Sentencia en forma extemporánea, por cuanto realizado el cómputo del plazo de 10 días para apelar que prevé el art. 221.I.1 del CPC, dicho término vencía el 17 de diciembre de 2012 a hrs. 16:15; es más, inclusive de acuerdo a la fecha consignada en el comprobante de caja cursante a fs. 249 de martes 18 de diciembre de 2012 hrs. 16.27 p.m. igualmente resulta extemporáneo, al encontrarse fuera de los señalados 10 días.

Sin embargo, existiría un aspecto sustancial o elemento de hecho material que no habría sido considerado a momento de emitir el ilegal y arbitrario Auto de Vista, referente a que si bien la diligencia de notificación con la Sentencia de fecha 26 de octubre de 2012, se practicó en fecha 07 de diciembre de 2012, revisado el calendario de ese año, se tiene que cae un día viernes (07), siendo que el plazo para computarse los diez días para interponer recurso de apelación no correría en forma matemática y mecánica, sino que dicho plazo empezaría a correr al día siguiente hábil de efectuada la notificación con la referida Sentencia, que sería el día lunes 10 de diciembre de 2012, y que realizado el computo legal del plazo para recurrir de la misma, éste se cumpliría el día jueves 20 de diciembre de 2012 a horas 16:15 pm., e inclusive un día más en atención a lo previsto por el art. 146 del Código Adjetivo Civil, puesto que la Localidad de Totora se halla a 130 Km., de la provincia Cercado, lo que significaría que el recurso de apelación planteado por memorial de fecha 18 de diciembre de 2012, presentado en secretaría del Juzgado de Partido de Totora, en fecha 19 de diciembre de 2012, a horas 10:45 am., se presentó de forma oportuna dentro del plazo de 10 días previsto por el articulo 220 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil, esgrimiendo los fundamentos y agravios cometidos por el A quo, y que fueron incorrectamente valorados por el Tribunal de alzada, debido a una aplicación incorrecta de la ley, al infringir lo preceptuado por el art. 140 parágrafo I) del Código Adjetivo Civil que trascribe.

Asimismo, se habría vulnerado lo dispuesto por el artículo 123 de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, de fecha 24 de junio de 2010, con vigencia plena a partir del 03 de enero de 2012, según lo dispuesto por la Ley Nº 212 que de igual manera transcribe.

En el caso que nos ocupa se habría cometido una transgresión e incorrecta aplicación de la ley, en lo concerniente a las disposiciones transcritas, situación que afecta y contraviene el orden público, más cuando las disposiciones procesales son de orden público y, por tanto de cumplimiento obligatorio, según lo previsto por el art. 90 del ritual civil, adecuándose los fundamentos del presente recurso de casación en el fondo a lo previsto por el art. 243 numerales 1) y 2).

2.- Al manifestar que el recurso de apelación fue planteado de forma extemporánea habrían obrado en desconocimiento de lo preceptuado por el art. 140 parágrafo I del Código de Procedimiento Civil, realizando una incorrecta y errónea aplicación del art. 220 parágrafo I. numeral 1) del Código Ritual, además de contravenir lo dispuesto por el art. 123 de la ley Nº 025 del Órgano Judicial, puesto que el recurso de apelación contra la Sentencia de fecha 26 de octubre de 2012, fue interpuesto dentro del término hábil previsto por ley, sin que el mismo pueda calificarse de extemporáneo como ilegalmente se ha plasmado en el Auto de Vista objeto de éste recurso.

Por lo expuesto, en mérito a los fundamentos de hecho y de orden legal desarrollados, solicita al Tribunal Supremo que previa compulsa de antecedentes, se sirva pronunciar Auto Supremo Casando y/o alternativamente Anulando el ilegal e infundado Auto de Vista de fecha 07 de abril de 2014, en aplicación a lo dispuesto por los arts. 271 numerales 3) y 4), 274 y 275 del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO III:                                                                FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Al ser el Auto de Vista anulatorio de la concesión del recurso de apelación, y toda vez que contra el mismo solo procede el recurso de casación en la forma a través del cual se cuestiona esa determinación, ese Tribunal considera los siguientes aspectos:

1.De la revisión de antecedentes del presente caso de Autos se evidencia que la demandada María Teófila Rodríguez Ledezma, a través de su apoderado, fue notificada con la resolución de primera instancia Nº 73/2012, en fecha 07 de diciembre de 2012 a horas 16:15, como se conoce de la diligencia de notificación que cursa a fs. 246; y que dicha demandada, a través de su apoderado presentó su recurso de apelación en fecha 19 de diciembre de 2012 a horas 10:45, conforme se evidencia del cargo de presentación de fs. 253 vta., ubicándose de ésta manera en el tiempo tanto la notificación efectuada así como el recurso interpuesto.

Al respecto, corresponde precisar que la norma especial aplicable al recurso de apelación presentado en el presente caso de Autos y en mérito a la ubicación temporal referida, es el art. 220 (Plazos para apelar) del Código de Procedimiento Civil, que en su parágrafo I dispone lo siguiente: “I.- La apelación, salvo disposición contraria expresa, se interpondrá dentro de los plazos siguientes: 1) Diez días, de las Sentencias y Autos definitivos pronunciados en procesos ordinarios sumarios y ejecutivos…”. Asimismo en su parágrafo II establece: “II.- Estos plazos son fatales y se computarán a partir de la notificación con la Sentencia o Auto”. Lo que se encuentra plenamente ratificado por el art. 139 (Carácter) del mismo compilado Adjetivo Civil, que en su parágrafo I prescribe: “I.- Los plazos legales o judiciales señalados en este Código a las partes para la realización de los actos procesales, serán perentorios e improrrogables, salvo disposición contraria”.

Por otro lado, si bien el art. 140 (Comienzo) del Código de Procedimiento Civil determina: “I.- Los plazos procesales comenzarán a correr desde el día hábil siguiente a la citación o notificación con la resolución judicial respectiva”. Asimismo el art. 123 (Días hábiles y horario Judicial) de la Ley Nº 025 dispone que “I. Son días hábiles de la semana para las labores judiciales, de lunes a viernes”. Sin embargo estas normas son de carácter general y no especial, porque no están referidas de manera específica al plazo de interposición del recurso de apelación, sino a los “plazos procesales en general” y a los días hábiles de la semana para las “labores judiciales”, por lo mismo no regulan de forma específica el cómputo de plazo para la interposición del recurso de apelación.

En mérito al marco legal precedentemente desarrollado, se infiere que los plazos procesales en el tiempo de haberse presentado el recurso de apelación por regla general (art. 140 del Código de Procedimiento Civil)se computaban por día, en cuyo caso el término comenzaba a correr desde el día hábil siguiente a la notificación y culmina el último momento hábil del día que correspondía; mientras que para los recursos de apelación y de casación (art. 220 y 257 del Código de Procedimiento Civil) los plazos se contaban desde la notificación con la Sentencia o Auto de Vista. Sin embargo se hace necesario aclarar que en la actualidad el sistema de cómputo de plazos procesales, incluidos los cómputos para los plazos en relación a medios de impugnación, han sido modificados por el numeral 3) de la Segunda Disposición Transitoria de la Ley Nº 439, empero,por el principio de irretroactividad de la ley y por el espacio temporal en el cual se ha interpuesto el recurso de apelación, no son aplicables dichas modificaciones al referido recurso interpuesto en el presente caso de Autos.


De otro lado, la parte recurrente, sin mayor fundamento indica que la Localidad de Totora se encuentra a 130 Km., de la Provincia Cercado, lo que significaría que habría tenido un día más para interponer su recurso de alzada, conforme dispone el art. 146del Compilado Adjetivo Civil; empero, dicha norma adjetiva preceptúa que el plazo de la distancia es para toda diligencia que debiera practicarse fuera del asiento del juzgado o Tribunal, en cuya caso se amplían los plazos fijados por el Código a razón de un día por cada doscientos kilómetros(200 Km.), lo que no acontece en el presente caso de Autos, porque la recurrente solo hace referencia a 130 Km., de consiguiente no se hace aplicable el art. 146del Código de Procedimiento Civil en el presente caso.


No obstante, de lo precedentemente analizado se deduce, que el plazo fatal, improrrogable y perentorio previsto por el art. 220 del Código de Procedimiento Civil, se hace aplicable al presente caso de Autos, el mismo que de manera individual corre desde la notificación, en este caso la ley procesal específica señala diez días para deducir el mismo, y dada esa su naturaleza fatal y preclusiva se traduce en la pérdida irreversible del derecho que se dejó de ejercer dentro del plazo, sin necesidad de declaración judicial ni petición de parte, conforme hubo establecido la extinta Corte Suprema de Justicia en diversa jurisprudencia sentada al respecto, así también hubo instaurado el Tribunal Constitucional mediante Sentencia Constitucional Nº 1053/2011 de fecha 1 de julio,entre otros,donde se establece que estos plazos son fatales y que se computarán a partir de la notificación con la Sentencia o Auto.

De lo que se infiere que el término de diez días para la presentación del recurso de apelación en el presente caso corría a partir de la notificación con la resolución de primera instancia, es decir desde el 07 de diciembre de 2012, hasta el 17 de diciembre de 2012, computándose en consecuencia a partir de la fecha de la citación, entendiéndose entonces que dicho plazo corre desde la notificación y tal como la norma lo indica estos plazos son fatales y su inobservancia e incumplimiento en la interposición del recurso da lugar a que sea rechazado, empero, el ahora recurrente interpuso su recurso de apelación de forma extemporánea en fecha 19 de diciembre de 2012 a horas 10:45 a.m., es decir, que no presentó su recurso de forma oportuna y dentro del término de 10 días previsto por ley.

De lo precedentemente examinado podemos concluir que en el caso de Autos se evidencia que la parte recurrente presentó su recurso de apelación fuera del plazo previsto por el art. 220 del Código de Procedimiento Civil, en consecuenciaal haber anulado la concesión del recurso de apelación, el Ad quem ha ajustado su actuación a lo establecido en el compilado adjetivo civil, y no existiendo causal de casación en la forma respecto al Auto de Vista impugnado, el recurso resulta siendo infundado.

Por lo expuesto, corresponde fallar en aplicación de los arts. 271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.


2. Finalmente, habiéndose interpuesto también recurso de casación en el fondo contra el Auto de Vista que anuló la concesión del recurso de apelación y declaró en consecuencia ejecutoriada la Sentencia, corresponde a este Tribunal precisar que contra esa Resolución anulatoria, únicamente corresponde la interposición del recurso en la forma y no en el fondo; toda vez que el Tribunal de apelación no emitió criterio alguno respecto al fondo del litigio, en ese sentido no corresponde la consideración del recurso de casación en el fondo por su manifiesta improcedencia.


En consecuencia corresponde a éste Tribunal fallar de conformidad al art. 271 núm.1) del Código de Procedimiento Civil.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I numeral 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADOel recurso de casación en la forma, y conforme al art. 271 núm. 1) del mismo cuerpo legal, declara IMPROCEDENTE, el recurso de casación en el fondo, ambos de fs. 297 a 298 y vta., interpuesto por Walter Orellana Chavare por María Teófila Rodríguez Ledezma, contra el Auto de Vista Nº 74/2014 de 07 abril de 2014 pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba. Con costas para la parte demandante por su contestación.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Sexto