TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo: 462/2014

Sucre: 22 de agosto 2014

Expediente: LP79 14 - A

Partes: Hernán Gutiérrez Huallpa. c/ Claudia Clavel Mamani Mendoza.

Proceso:Divorcio.

Distrito: La Paz.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 71 a 72 y vta.interpuesto por Claudia Clavel Mamani Mendoza, contra el Auto de Vista D-289/2013 de 5 de diciembre de 2013 cursante de fs. 67 a 67 y vta., pronunciado por la Sala Civil Comercial Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso ordinario de divorcio seguido por Hernán Gutiérrez Huallpa contra la recurrente, respuesta al recurso de fs. 75 a 76, la concesión del recurso a fs. 77,  los antecedentes del proceso;  y.


CONSIDERANDO I:


ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Hernán Gutiérrez Huallpa, por memorial de fs. 6 a 6 y vta., incoa demanda de divorcio por la causal prevista en el art. 130 inc. 4) del Código de Familia, en contra de Claudia Claver Mamani Mendoza, admitida por Auto de fecha  05 de marzo se corre traslado a la demandada, la que alno ser habida en el domicilio señalado por el demandante,  es citada mediante Cédula Judicial en el domicilio  sito en la Calle D. Villazón Nº 1434 de la Zona de Río Seco de la ciudad de El Alto del Departamento de La Paz, conforme consta en la papeleta de notificación de fs. 17 de obrados; por Auto de fecha  18 de julio se traba la  relación procesal en previsión del art. 353 del Código de Procedimiento Civil y se la declara rebelde; apersonándose posteriormente por memorial de fs. 19 a 20 interpone incidente de nulidad de obrados solicitando nueva citación en su verdadero domicilio ubicado en la Localidad de   Tipuani-Provincia Nor Yungas del Departamento de La Paz, contestando al mismo tiempo a la demanda en forma negativa, pidiendo la homologación del acuerdo transaccional suscrito entre partes el año 2011.

A fs. 45,  el demandante, presenta memorial de desistimiento de la demanda, el mismo que es corrido en traslado  a la demandada practicándose la notificación mediante cédula en el domicilio de calle  Arturo Oblitas Nº 1044 de la Zona San Luis de Chapacarí en fecha 22 de abril conforme sale de la  papeleta de citaciones y notificaciones  de fs. 48.

A fs. 50 corre Auto Definitivo Nº 218/2013 de fecha 17 de mayo de 2013 que acepta el desistimiento  formulado por el demandante, considerando el silencio de la demandada como aceptación del mismo. Notificada la demandada en su domicilio procesal, Edificio Lily, Of. 104 de la ciudad de El Alto.

Por memorial de fs. 53, la demandada interpone incidente de nulidad de la notificación con el memorial de desistimiento porque se ha practicado en un domicilio que no es el suyo; por memorial de fs. 55 a 56 de obrados interpone Recurso de apelación, resuelto por Auto de Vista Nº D-289/2013  de fecha 5 de diciembre de 2013 que  Anuló el Auto de Concesión del recurso de apelación  de fs. 59 de obrados manteniendo firme y subsistente  la Resolución Nº 218/2013, bajo el  fundamento de que  la apelación habría sido presentada al séptimo día de su notificación, de forma inidónea y fuera del plazo establecido  por el art. 216 par. I e inobservancia de lo previsto en el num. II del Art. 216 del Código de Procedimiento Civil, aplicable al caso, importando  ello consentimiento tácito por no haberse interpuesto dentro del tiempo dispuesto por el ley, en aplicación  de lo dispuesto por el Inc. 2) del art. 515 del adjetivo Civil.

Contra esa Resolución de segunda instancia, Claudia Clavel Mamani Mendoza interpuso  el recurso de casación en la forma y en el fondo que se analiza.

CONSIDERANDO II

MOTIVOS DE LA IMPUGNACIÓN.-

1.- Señala la recurrente que el art. 304 num. III del Código  de Procedimiento Civil,  prevé la aceptación del desistimiento plantado por la otra parte, a condición del pago de costas ocasionadas, derecho del que ha sido privado porque  no ha sido citada con el memorial de desistimiento presentado por el demandado ni en su domicilio real ni en el procesal señalado, conculcando su derecho a la defensa.

2.- Que, en cuanto a la citación con la demanda, oportunamente habría interpuesto un incidente de nulidad de citación mediante memorial de fs. 19-20, sin que hasta la fecha se hubiera resuelto el mismo.

3.- Que por la diligencia de fs. 48, se evidencia que la notificación con el memorial de desistimiento ha sido practicada en un  domicilio que no es el suyo, en base a la representación de fs. 47 en la Zona San Luis de Chapacarí, calle Arturo Oblitas Nº 1044 que no corresponde a su domicilio, privándole de contestar oportunamente en conformidad al art 304 num. III del adjetivo civil y condicionar que se le paguen las costas causadas.

4.- Que mediante memorial de fs. 55 a56 ha apelado fundamentando los agravios que le ocasiona el Auto Definitivo 218/2013, los mismos que no han sido  valorados ni tomados en cuenta al dictar el Auto de Vista.

5.- Que en lo que se refiere al fundamento del Auto de Vista, señala que se habría presentado  el recurso de apelación al séptimo día  de notificado, de forma inidónea y fuera del plazo establecido por ley si observar lo establecido por el num. I del art. 216 del Código de Procedimiento Civil, argumento que carece de asidero legal, ya que claramente se evidencia que su persona no ha sido notificada en forma legal con el memorial de fs. 45-45 vta., porque tiene constituido su domicilio real  en la Unidad Educativa “Eduardo Abaroa” dependiente de la Dirección de Educación  Distrital de Tipuani Provincia Larecaja del Departamento de La Paz.

6.- Que, tampoco se la notificó  con el Auto Definitivo 218/2013 de fs. 50 en el domicilio procesal señalado y aceptado  por providencia de fs. 22 vta.,que es la Av.  Jorge Carrasco Nº 15 de la Zona 12 de octubre de la ciudad de El Alto, Edif. Lily, Of. 104, privándole de interponer el recurso de reposición bajo alternativa de apelación previsto en el art. 216 del Código de Procedimiento Civil.

7.- Que se debe considerar que de la lectura y contenido de la Resolución Nº 218/2013, se evidencia que el mismo es un Auto Definitivo y Auto Interlocutorio, cuya confusión  por parte del Tribunal afecta sus intereses, ya que según el razonamiento  del Auto de Vista, se trataría de un Auto  Interlocutorio y no de un Auto Definitivo.

Concluye su recurso señalando que este Tribunal dicte Auto Supremo de Casación del Auto de Vista recurrido con las formalidades de ley.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Conforme se tiene de los agravios deducidos en la forma, referidos a la confusión del Tribunal de Alzada respecto a la naturaleza de la Resolución 218/2013, señala el recurrente  que se trata de un Auto Definitivo, reclamando asimismo que el Tribunal no hubiera ingresado en la resolución de los agravios deducidos en la apelación, afectando su derecho a la defensa.

Al respecto y, revisado el Auto de Vista impugnado, se advierte que su fundamento para disponer la nulidad del Auto de Concesión y la ejecutoria del Auto Interlocutorio Nº 218/2013,  radica en el análisis y fundamentación que realiza del art. 216 del Código de Procedimiento Civil,  señalando: “...en el caso de autos mediante memorial  de Fs. 55-56 de obrados, Carlos Ruiz Aguilar apoderado de Claudia Clavel Mamani Mendoza interpone recurso  de apelación en contra de la Resolución Nº 218/2013 de fecha 17 de mayo de 2013, en fecha 29 de mayo de 2013, (es decir, al séptimo día de notificado);de forma inidónea y fuera del  plazo establecido por ley consecuentemente, la apelante inobservó cumplir con lo previsto por el  Num. I del Art. 216 del Código de Procedimiento Civil (aplicable al caso presente) importando ello consentimiento tácito por no  haberse interpuesto dentro del marco temporal conferido por ley, en aplicación de lo normado por el Inc. 2) del art. 515 del Código Adjetivo Civil.”

Analizado el mismo, se advierte evidente confusión y contradicción en el razonamiento que realiza del art. 216 del Código de Procedimiento Civil con relación al recurso que resuelve, siendo el mismo totalmente impertinente al caso, pues se trata de un recurso de apelación incoado en contra de una Resolución o Auto definitivo que pone fin al proceso porque admite el desistimiento del proceso, no de un recurso de reposición como entiende erróneamente el Tribunal; en consecuencia el plazo para su interposición está sujeto al establecido en el art. 220 num.1) de Código de Procedimiento Civil, no el plazo dispuesto por el art. 216  par. I de la misma norma adjetiva considerado incorrectamente por el Ad quem que ingresa en manifiesta contradicción al señalar que el recurso de apelación habría sido presentado de forma “inidónea y fuera del plazo establecido por ley”, anulando el Auto de concesión de la apelación  y disponiendo la ejecutoria de la Resolución impugnada sin ingresar en la resolución de los agravios deducidos en apelación.

Al efecto y revisados los antecedentes de obrados, de la papeleta de notificación de fs. 52, se evidencia que Claudia Clavel Mamani Mendoza, fue notificada con la Resolución Nº 218/2013 a hs. 16:40 del día miércoles 22 de mayo de 2013 y el recurso de apelación fue presentado por su apoderado Carlos Ruiz Aguilar a su nombre, a hs. 10:25 del día miércoles 29 de mayo de 2013, vale decir dentro del plazo establecido por el art. 220 par. I del Código de Procedimiento Civil.

Bajo esos antecedentes y con relación a los agravios en la forma expuestos por la recurrente,  corresponde realizar algunas consideraciones respecto al nuevorégimen de nulidades procesales que ha asumido nueva concepción, considerando  a la nulidad como el instrumento procesal que permite remediar la afectación al debido proceso, fundamentalmente cuando existe vulneración al derecho a la defensa, no como el medio para salvar prácticas procedimentales exacerbadamente ritualistas que lejos de contribuir en la solución del proceso, atentan la garantía constitucional al debido proceso y el  acceso a una justicia pronta oportuna y sin dilaciones, como establecen los arts. 115  de la Constitución Política del Estado, 16 y 17 de la Ley 025 conexas con la concepción de la Ley Nº 439 sobre la nulidad en los actos procesales cuya causa hace viable la adopción de esa  medida de última ratio, pues no procede la nulidad fundada en el mero interés de la ley, sino cuando la inobservancia de las formalidades del acto causa un daño que no puede ser reparado si no es por esta vía excepcional, como el que se evidencia en Autos, cuando el Tribunal de apelación bajo erróneo argumento, anula el Auto de concesión de Alzada del recurso de apelación incoado por la hoy recurrente y no ingresa a la resolución del mismo, vulnerando el derecho a la impugnación de las resoluciones, garantizado por el art. 180 par. I de la Constitución Política del Estado, concordante con el art. 8 de la Convención Americana de Derechos, con afectación al debido proceso en su vertiente del derecho a la defensa como se tiene evidenciado.

Por lo fundamentado, y siendo ciertos los reclamos deducidos por la recurrente, corresponde anular el Auto de Vista  Nº D- 289/2013, disponiendo que el Ad quem, sin más dilaciones, ingrese en la resolución de los agravios deducidos en el recurso de apelación de fs. 55 a 56.

Siendo el Auto de Vista anulatorio de obrados, el recurso debió ser solamente interpuesto en la forma, no así en el fondo, razón por la que este Tribunal se ve impedido de conocer los aspectos de fondo acusados.

En mérito a lo fundamentado este Tribunal  emite Resolución conforme determinan los arts. 271 num. 3) y 275 del Código Adjetivo Civil y 106 del Código Procesal Civil

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los Arts. 275 del Código de Procedimiento Civil y 106 del Código Procesal Civil,  ANULA  el Auto de Vista Nº D-289/2013, cursante de fs. 67 a 67 y vta., debiendo el Tribunal de Alzada emitir nueva Resolución conforme determina el art. 236 del Código de Procedimiento Civil en relación al art. 227 de la misma norma,  previo sorteo y sin espera de turno.

No siendo excusable el error se impone multa de un día de haber a cada uno de los Vocales signatarios, para el efecto comuníquese a la Dirección General Administrativa y Financiera del Órgano Judicial.

En previsión del art. 17 parágrafo IV de la Ley Nº 025 remítase  copia de la presente resolución  al Consejo de la Magistratura a los fines consiguientes de ley.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Quinto