TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                            S A L A   C I V I L 


Auto Supremo: 458/2014

Sucre: 22 de agosto 2014

Expediente:         CB-60-14-S

Partes: María Elena Machado Rocha y Vitaliano Delgadillo Fuentes. c/ Jorge

            Raúl Sánchez Villazon;  AMERICAN CHEMICAL Company S.R.L.

Proceso: Resarcimiento de daños y perjuicios por hechos ilícitos.

Distrito: Cochabamba.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo, interpuesto por Carmen Sonia Balcázar de David en representación de la empresa AMERICAN CHEMICAL COMPANY S.R.L., cursante de fs. 643 a 651 contra el Auto de Vista N° 36/2014 de 17 de febrero de 2014 de fs. 636 a 640 vta., de obrados, emitida por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso ordinario de Resarcimiento de daños y perjuicios por hechos ilícitos interpuesto por María Elena Machado Rocha y Vitaliano Delgadillo Fuentes contra Jorge Raúl Sánchez Villazon y AMERICAN CHEMICAL Company S.R.L., concesión de fs. 663, los antecedentes procesales; y,


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, tramitada la causa, el Juez de Partido Noveno en lo Civil y Comercial de la Capital - Cochabamba, mediante Sentencia Nº 332/2010 de fecha 13 de agosto de 2010, cursante en fs. 481 a 492 vta., declaró:

1.- PROBADA en parte la demanda de fs. 110 a 114, con costas.

2.- Improbadas las excepciones de falsedad opuesta por Jorge Raúl Sánchez Villazon por memorial de fs. 162-165 y, cosa Juzgada opuesta por el personero de AMERICAN CHEMICAL Company S.R.L., por memorial de fs.167.

3.- A mérito de ello se  ordena a los demandados pagar en forma solidaria a favor de la parte actora, el resarcimiento del daño ocasionado, el cual se cuantifica  en la suma de NUEVE MIL CIENTO CINCUENTA Y TRES DOLARES 90/100 ($US 9153.90.-) en tercero día, bajo apercibimiento de ordenarse la ejecución de sentencia el embargo de sus bienes y su posterior subasta suficientes a cubrir la obligación referida.

4.- Sin lugar por no haberse acreditado su concurrencia, a ordenarse el pago del lucro cesante  demandado, por no haber sido producida prueba  alguna durante  la sustanciación del proceso  que permita establecer su existencia  y el monto de la misma.


Deducida la apelación por parte del demandante y los codemandados y remitida ante la instancia competente, la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, mediante Auto de Vista Nº 36/2014 de 17 de febrero de 2014, confirmo la Sentencia Apelada.


Ante la determinación adoptada por el Ad quem, la empresa demandada  interpuso recurso de casación en el fondo, conforme consta de fs. 643 a 651 mismo que se pasa a considerar.


CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


1.- Acusa Violación, interpretación errónea  o aplicación indebida del art. 984 del Código Civil, ya que la empresa demandada (American Chemical Company SRL) habría firmado un contrato de alquiler donde se explicaría que se habría alquilado el local  para depósitos de sustancias relacionadas al rubro (pinturas  y otros) y que por cuestiones de previsibilidad habría tomado un seguro, que la boliviana Siacruz S.A. ha pagado en favor del propietario del inmueble, por lo que no habría duda de que el propietario es quien habría realizado a las refacciones en la canaleta y es quien debió tomar las previsiones del caso, en este sentido el Ad quem indicaría la existencia de omisión culposa de la empresa con prueba insuficiente, pues todo habría sido previsto de su parte como se establece en el contrato de alquiler y la documentación cursante a fs. 129 a 133 y con el seguro contra incendios que habría sido pagado al ya citado propietario.


2.- Acusa violación, interpretación errónea o aplicación indebida de los arts. 397-I-II, 190 y 192 inc. 2) del CPC, ya que en el Auto de Vista recurrido, existiría  ausencia de fundamentación, en lo que respecta a la deficiente valoración de las pruebas en la Sentencia como ser: la declaración de testigos  de cargo (de fs. 410 a 416) toda vez que ninguna de las declaraciones  aseguraría que  la empresa American Chemical Company SRL, habría ocasionado el incendio, lo mismo sucedería con las declaraciones de fs. 418 a 420, que asegurarían que fue el propietario del bien quien habría contratado al soldador, por lo que el Auto de Vista recurrido no indica fundadamente porque dichas declaraciones testificales no merecerían fe probatoria en la Sentencia dictada por el inferior, ya que simplemente citaría las pruebas sin fundamentar que prueban o porque  carecerían de valor, agregando a este efecto la parte recurrente doctrina y jurisprudencia constitucional sobre la fundamentación y motivación de las resoluciones judiciales. 


3.- Acusa violación, interpretación errónea o aplicación indebida del art. 1451 de Código Civil ya que la parte recurrente  habría indicado oportunamente en su recurso de apelación que no se habría realizado una correcta valoración de la prueba, ya que existiría doble juzgamiento y que a través de las fotocopias legalizadas de un legajo de actuados del proceso penal previo en los que se encontraría el auto final de sobreseimiento a favor de los representantes de la empresa American Chemical Company SRL,  demostraría la excepción de cosa juzgada interpuesta, por lo que tendría todo el valor que le otorga el  art. 1311 de Código Civil y que en el presente proceso no se habría demostrado que el proceso se reabrió por que no se habrían encontrado elementos de prueba que indiquen que la empresa American Chemical Company SRL, hubiese sido culpable del hecho denunciado, al margen de que el requerimiento fiscal se realizaría una inadecuada transcripción del art. 69 del Código de procedimiento Penal que haría referencia a la responsabilidad que tiene terceras personas por el imputado, manifestando que tanto el art. 39 del CPP como el art. 123 de la CPE  daría a entender que la cosa juzgada penal produce similar efecto en la vía Civil.


Finalmente, solicita que por lo expuesto conforme lo dispuesto por los arts. 250 y siguientes del CPC, especialmente por el art. 253 inc. 1), 2) y 3) del mismo cuerpo legal los señores ministros de la sala correspondiente del Tribunal Supremo declaren admisible el recurso de casación interpuesto, consecuentemente CASANDO  el Auto de Vista recurrido debiendo declarar IMPROBADA la demanda principal y PROBADAS  las excepciones planteadas por esta parte con costas. 


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Con relación a los puntos impugnados y a efectos de resolver el recurso planteado con la suma de que fuera en el fondo, del análisis del recurso de casación es necesario realizar las siguientes puntualizaciones:

1.- En cuanto a que existiría interpretación errónea o aplicación indebida del art. 984 del Código Civil, ya que el Ad quem indicaría la existencia de omisión culposa de la empresa demandada, con prueba insuficiente, pues todo habría sido previsto de su parte como se establecería en el contrato de alquiler y la documentación cursante a fs. 129 a 133 y con el seguro contra incendios que habría sido pagado al ya citado propietario; al respecto es preciso señalar que la responsabilidad Civil puede ser contractual o extracontractual y se encuentra reglamentada en el Código Civil en su Libro Tercero, parte segunda, Título VII referente a los hechos ilícitos, arts. 984 al 999, esto con relación a la responsabilidad extracontractual que es la que nos interesa, diremos que esta no deriva del incumplimiento de una obligación previamente contraída, sino de la realización u omisión de un hecho que causa un daño y que genera la obligación de repararlo.

En este entendido, de la revisión de obrados se tiene que la juez A quo en su valoración de las pruebas, en la Sentencia de fs. 481 a 492 vta., manifiesta que: “Por otro lado AMERICAN CHEMICAL COMPANY SRL actuó también negligentemente, esta entidad comercial se encontraba al tanto por ser el giro comercial al cual se dedica, que los materiales que depositaba en el deposito eran inflamables por lo que el riesgo de que se produzca un incendio era ciertamente posible y no podía resultarles desconocidos, por ser esa la razón estaba obligada a tomar medidas de seguridad necesarias para evitar cualquier incidente  que pueda provocar un incendio de magnitud. Entre estas medidas - no se ha acreditado que haya tomado una sola está precisamente la de dotar de extinguidores que apaguen cualquier foco de incendio antes de que este sea incontrolable…”, situación que por las pruebas valoradas, integradas y contrastadas por el Juez A quo en virtud del Principios de Comunidad de la prueba llevaron a la conclusión de: “…que el personero de AMERICAN CHEMICAL COMPANY SRL,  sabía que se iba a reparar el techo del galpón donde depositaba el material inflamable y no obstante eso, no adopto las medidas necesarias para impedir (que) cualquier chispa- previsible en los trabajos de soldadura de metal -  llegue a dichos productos, en consecuencia, cuando se originó el foco de incendio, no hubo por la negligencia de la entidad - recurso alguno que impida que este desarrolle a la magnitud  demostrada y ocasione daños…”.

En esta lógica el Tribunal de Alzada señaló que se tendría determinada la responsabilidad de los demandados y que el Auto de sobreseimiento en el proceso penal previo estableció que la parte perjudicada podía acudir a la vía llamada por ley para el resarcimiento de los daños, y que solo se determinó que en la denuncia por incendio no hubo dolo, sino culpa por negligencia y descuido de los demandados tomando en cuenta la correcta valoración que realizó el Juez A quo, fundamentos que evidencian que los jueces de instancia, no solo valoraron de manera aislada las declaraciones testificales, el contrato de alquiler o el seguro contra incendios que en el caso de este último, no hace una medida de seguridad que evite un incendio, más al contrario demuestra el conocimiento por parte de la empresa de que en cualquier momento podría darse una situación de peligro, que al margen de merecer un seguro que cubra perdidas después del siniestro, merece que se cuente con medidas de precaución y seguridad que puedan evitar este tipo de siniestros que afecten a terceros.

En este análisis se tiene que los jueces de instancia basaron su decisión en una adecuada interpretación del art. 984 del Código Civil estableciendo la responsabilidad civil para los demandados, tomando en cuenta todos los elementos probatorios adjuntados al proceso, se tiene plenamente demostrado la existencia del hecho generador, que en el caso de autos por el análisis de las declaraciones testificales desarrolladas en el proceso penal previo, de los señores Jorge Raúl Sánchez Villazon (Propietario del Inmueble) de fs. 18 y vta., Brígida Zarate Magne, (cuidadora de os galpones) de fs. 22 y vta., Fernando Villarroel Zarate (hijo de la Cuidadora) de fs. 24, Daniel Villarroel Montes (Ayudante de Almacén de la empresa Chemical) de fs. 53, Carlos Arias Blanco (Soldador) de fs. 26 y vta., y Pastor Justo Zurita López (ayudante del Soldador) de fs. 34, quienes manifestaron en el caso de la atestación de Jorge Raúl Sánchez Villazon que el administrador de la empresa demandada tenia conocimiento de las reparaciones que se iban a realizar en las canaletas, los demás manifestaron que el administrador habría dado la autorización de realizar los trabajos de soldadura, sin que este haya tomado las medidas de seguridad a tal fin.

Hechos que al margen de lo ya establecido por los jueces de instancia de que la empresa conocía de los trabajos de soldadura a realizarse y que existían sustancias inflamables, no tomando las previsiones necesarias para prevenir un posible siniestro, determinan en consecuencia que quien ha generado la situación de riesgo que condiciono luego el incendio que ocasionó el daño fue la Empresa demandada, quienes al Autorizar los trabajos de soldadura sin adoptar medidas de seguridad adecuadas, generaron una situación de riesgo que dio lugar a que la chispa de los trabajos de soldadura origine un incendio que, ante la falta de extinguidores, se propagó y tornó incontrolable; hecho acontecido debido a la decisión de no tomar los recaudos de aislar el material inflamable antes de los trabajos de soldadura, omisión, negligencia y/o descuido por parte de la Empresa demandada de no tomar los recaudos y medidas de seguridad sabiendo que el trabajo de soldadura se realizaría en el galpón donde se almacenaba dichos materiales inflamables, poniendo en riesgo no solo a las personas que habitan en el lugar sino también a los bienes contiguos, pues si se hubiesen tomado los recaudos no se habría originado tal siniestro, hecho que originó daño en el inmueble contiguo tal cual establece el informe técnico pericial de fs. 358 a 366, en ese entendido diremos que es evidente la concurrencia de los elementos que configuran la responsabilidad civil que son: el hecho, la culpa, relación de causalidad y el daño, por lo que no se evidencia la infracción de la mencionada norma legal que el recurrente acusa.

2.- En cuanto a que existiría violación, interpretación errónea o aplicación indebida de los arts. 397-I-II, 190 y 192 inc. 2) del CPC, ya que habría ausencia de fundamentación en el Auto de Vista recurrido en lo que respecta a la deficiente valoración de las pruebas en la sentencia porque simplemente citaría las pruebas sin fundamentar que prueban o porque carecerían de valor, alegando a este efecto doctrina y jurisprudencia constitucional sobre la fundamentación y motivación de las resoluciones judiciales; Corresponde señalar que en el caso que se analiza se ha planteado recurso de casación en el fondo, por ende, sus argumentos deben estar orientados a la demostración de errores en la resolución de fondo o errores in iudicando, y la falta de fundamentación del Auto de Vista recurrido al que hace alusión la parte recurrente por una supuesta deficiencia en la valoración de prueba citando normas legales que hacen más a cuestiones de forma que de fondo, no constituyen un agravio del recurso de casación en el fondo, por lo que no se puede considerar el mismo en razón de que el recurso presentado es en el fondo, donde los agravios se extraen precisamente del análisis de la fundamentación del Auto de Vista recurrido.

3.- Finalmente en cuanto a que existiría violación, interpretación errónea o aplicación indebida del art. 1451 de Código Civil ya que existiría doble juzgamiento y que a través de las fotocopias legalizadas de un legajo de actuados del proceso penal previo en los que se encontraría el auto final de sobreseimiento a favor de los representantes de la empresa American Chemical Company SRL,  demostraría la excepción de cosa juzgada interpuesta, por lo que tendría todo el valor que le otorga el  art. 1311 de Código Civil; Entendiendo que la parte recurrente acusa vulneración a la calidad de cosa juzgada, de los antecedentes del proceso penal previo por Incendio sustanciado en el Juzgado de instrucción penal liquidador tercero de Cochabamba, se debe puntualizar que de la revisión de antecedentes se tiene que los jueces de instancia se habrían pronunciado al respecto, en el sentido de que no se habría acreditado la existencia de otro proceso Civil persiguiendo el pago de daños y perjuicios por hecho ilícito, al margen de ello es preciso hacer notar que el Auto final a que hace mención la parte recurrente claramente establece lo siguiente: “…de manera que el accionar de los imputados no se encuadra al tipo penal del presente caso de Autos, ya que no se observa la presencia de intención real de los mismos en este hecho. Sin embargo los mismos no se pueden deslindar de la responsabilidad civil que atañe su accionar por omisión, ya que no tomaron las precauciones necesaria para que el ilícito no ocurriere en esa magnitud…”, consecuentemente corresponde anotar que de acuerdo al Auto final del proceso penal previo sobre incendio se evidencia que el Juez de tercero instrucción penal de Cochabamba sobreseyó a los demandados de la responsabilidad penal, en el entendido que no tuvieron la intención de ocasionar el incendio, desvirtuado el dolo en la conducta asumida por los mismo en el hecho generador del siniestro, sin embargo este sobreseimiento no los exonera de la responsabilidad Civil salvando a las victimas la posibilidad de acudir a la vía civil para el resarcimiento de daños y perjuicios, por cuanto en el proceso penal previo se habría determinado la inexistencia de dolo de los demandados, por lo que el hecho de que no exista el ilícito penal por la falta de intención o dolo no significa que no exista un hecho generador de un daño que genere responsabilidad Civil, en este sentido el Auto final mencionado no se constituye en un elemento idóneo como para fundar la excepción de Cosa juzgada para la parte recurrente, por cuanto en el proceso penal previo no se ha determinado la inexistencia de un hecho ni la no participación de los demandados en el mismo, sino que solo se determinó la ausencia dolo en su accionar, por lo que se los exonero de la responsabilidad penal.

Por todo lo manifestado, corresponde a este Tribunal resolver conforme señala el art. 271 num. 2)  y el art. 273 del Código de Procedimiento Civil.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en virtud a la atribución contenida en el art. 42 num. 1) de la Ley N° 025 del Órgano JudiciaL y en aplicación de los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo interpuesto por Carmen Sonia Balcázar de David en representación de la empresa AMERICAN CHEMICAL COMPANY S.R.L., cursante de fs. 643 a 651 contra el Auto de Vista N° 36/2014 de 17 de febrero de 2014 de fs. 636 a 640 vta.


Se regula el honorario al profesional abogado en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Dra. Rita Susana Nava Duran

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Quinto