TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                     S A L A  C I V I L 

                                                                                                                                                                                                            

Auto Supremo: 451/2014

Sucre: 15 de agosto de 2014

Partes: Jaime Antonio Borda Claure c/ Vocales de la Sala Civil Segunda

             del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija

Expediente: T-30-14-COM

Distrito: Tarija


VISTOS: El recurso de compulsa de fs. 52 a 54 de obrados, interpuesto por Jaime Antonio Borda Claure, contra el Auto Nº 56/2014, de fecha 10 de julio de 2014, que niega la concesión del recurso de casación, pronunciado por la Sala Civil,  Segunda del Tribunal Departamental de Tarija, dentro del proceso Ordinario de Divorcio en ejecución de sentencia  seguido a instancia de de María Rene Zamora Liebers, los antecedentes del testimonio y;

CONSIDERANDO I:

De la revisión de los datos que cursan en fotocopias legalizadas  se llega a establecer que dentro del proceso divorcio en ejecución  de sentencia, vía incidental, Mauricio Zamora Liebres en representación de su hermana María René Zamora Liebres solicitó declaración de ganancialidad de bienes, división y partición, siendo contrario a sus intereses el Auto que resuelve la ganancialidad de bienes y división partición el demandado Jaime Antonio Borda Claure, impugna dicho Auto a través del recurso de apelación, la resolución que resuelve dicha impugnación dispone la nulidad y el Juez de primera instancia emite nueva resolución, fallo que resulta contrario esta vez a la parte demandante y en conocimiento del mismo interpuso recurso de apelación, recurso que es concedido en el efecto devolutivo sin recurso ulterior, el Auto de Vista Nº 84/2013,  confirma totalmente la resolución, en mérito a ello la demandante interpone acción de amparo constitucional en virtud del cual el Tribunal de garantías pronunció la sentencia constitucional 11/2014, emitido por la Sala Civil Segunda Comercial de Familia de Niñez y Adolescencia el Auto de Vista Nº 56/2014 revoca parcialmente la resolución declarando probada en parte el incidente y declarar como perteneciente a la comunidad de gananciales el inmueble sito en calle Daniel Campos esquina calle Alejandro del Carpio de la ciudad de Tarija con una superficie de 736 Mts2 el mismo que deberá ser dividido en un 50 %  para cada uno de los ex cónyuges, así como la deuda contraída con el Banco Bisa por el monto de $us 130.000.- deuda que deberá ser cancelada por los ex cónyuges en un 50%.

Contra esta determinación Jaime Antonio Borda Claure interpone recurso de casación o nulidad, recurso que es negado mediante Auto interlocutorio 46/2014 porque la resolución que se impugna fue concedida en el efecto devolutivo al tenor del art. 225 inc. 5) del Código de Procedimiento Civil concordante con el art. 518 del mismo cuerpo legal.

Contra esta resolución Jaime Antonio Borda Claure interpone anuncia recurso de compulsa que luego formaliza  de fs. 52 a 55 del cuadernillo de compulsa el mismo que se analiza:

CONSIDERANDO II:

Conforme con la previsión del artículo 283 del Código de Procedimiento Civil, procede el recurso de compulsa en los siguientes casos:

1) Por negativa indebida del recurso de apelación;

2) Por haberse concedido la apelación sólo en el efecto devolutivo, debiendo ser en el suspensivo; y

3) Por negativa indebida del recurso de casación.

En este marco normativo, la competencia del Tribunal Supremo al momento de resolver la compulsa ha de circunscribirse a precisar si la negativa  de concesión del recurso es legítima o  no,  tomando  en   cuenta para ello la regulación que prevé el Procedimiento Civil en función a la naturaleza de los procesos, las resoluciones pronunciadas en ellos y otros presupuestos procesales que hacen al régimen de los recursos. En otras palabras,  corresponde determinar si el Tribunal compulsado adecuó su determinación en el marco de lo previsto por el art. 262 del Código Adjetivo de la materia, es decir, 1) Cuando se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término 2) Cuando pudiendo haber apelado no se hubiera hecho uso de ese recurso ordinario  y 3) cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el art. 255 del referido cuerpo procesal,  este último complementado por el art. 26 de la Ley Nº 1760 de 28 de febrero de 1997.

CONSIDERANDO III:

Que, de la revisión del cuadernillo de compulsa se tiene que en el caso de Autos, en la vía incidental se solicitó división y partición de bienes dentro del proceso de divorcio proceso que se encuentra en ejecución de sentencia, asimismo primero la parte demandante y luego la demandada, hicieron uso de recurso de apelación, recursos que fueron concedidos en el efecto devolutivo e incluso la parte demandante contra el Auto Nº 84/2013 de fecha 20 de noviembre de 2013, interpone acción de amparo constitucional y en cumplimiento de esa acción se pronunció el Auto de Vista Nº 56/2014, por el que el Tribunal revocar parcialmente la resolución declarando probado en parte el incidente y deliberando en el fondo declara como bien ganancial el inmueble sito en la calle Daniel Campos esquina Alejandro del Carpio de la ciudad de Tarija, así como la deuda de $us. 130.000.- la misma que deberá ser cancelada por ambos ex cónyuges.

En el caso de Autos, se debe tener en cuenta que el proceso se encuentra en ejecución de sentencia etapa del proceso en la que los medios de impugnación se encuentran restringidos, al respecto el art. 518 del Código de Procedimiento Civil establece que “Las resoluciones dictadas en ejecución de sentencia podrán ser apeladas en el efecto devolutivo sin recurso ulterior”. disposición que establece que las resoluciones dictadas en ejecución de sentencia podrán ser apeladas solo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior, es decir no admiten recurso de casación, norma que ha sido establecida con el objetivo de evitar el uso abusivo del recurso de casación con la finalidad de retardar la ejecución coactiva de la sentencia, por lo que el Auto de Vista impugnado  es irrecurrible en recurso de casación, por no encontrarse previsto en los casos que señala el artículo 255 del Código de Procedimiento Civil, máxime si el artículo 213  parágrafo II del Código de Procedimiento Civil  señala: que sólo cuando la ley declare irrecurrible una resolución será permitido negarse al examen del recurso o someterlo a conocimiento del Juez correspondiente. Adviértase que la norma es imperativamente restrictiva, pues de un lado, define expresamente la vía de impugnación a una resolución emitida en ejecución de sentencia, la misma que es la apelación en el efecto devolutivo; y, del otro, niega toda posibilidad de que la decisión adoptada por el Tribunal de Alzada pueda ser impugnada por recurso ordinario o extraordinario alguno ante la jurisdicción ordinaria, entre ellos la casación, salvo las vías tutelares que se activarán para los supuestos en los que se hubiese producido una vulneración de los derechos fundamentales o garantías constitucionales de algunas de las partes que intervienen en el proceso; la frases "sin recurso ulterior" constituye una negativa rotunda y absoluta de cualquier posibilidad de impugnar la resolución adoptada por el Tribunal de Alzada en la fase de ejecución de sentencia, dicha negativa responde a las normas previstas por los arts. 250 y 255 del Código de Procedimiento Civil, así como a la finalidad del recurso de casación....".

Que, el artículo 225-5) concordante con el artículo 518 del Código de Procedimiento Civil, establecen que las resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior.

Por lo expuesto, está claro que el Tribunal compulsado ha obrado correctamente y aplicado adecuadamente la previsión contenida en el art. 262 1) del Código de Procedimiento Civil al negar la concesión del recurso de casación en el fondo interpuesto en cuya virtud resulta ilegal la compulsa interpuesta, aclarándose que no es correcto asimilar el presente caso resoluciones dictadas en la sustanciación de procesos tramitados en la vigencia de disposiciones anteriores al Código de Procedimiento Civil de 1975, como erradamente pretende la parte al invocar el A.S. 19/2014

Por las razones expuestas la impugnación en casación es inviable, en virtud a ello la denegación dispuesta por el Tribunal compulsado resulta conforme a derecho.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el artículo 42 Parágrafo I) num. 4) de la Ley del Órgano Judicial, declara ILEGAL, el recurso de compulsa interpuesto por Jaime Antonio Borda Claure. En aplicación del artículo 296 del Código de Procedimiento Civil, se impone costas y multa a los compulsantes que se gradúa en el equivalente a tres días de haber del Juez ante quien se tramita la causa, conforme así lo dispone el Reglamento de Multas Procesales del Órgano Judicial, cuyo pago mandará hacer efectivo el Tribunal de Alzada.

Regístrese, comuníquese y notifíquese.-

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Quinto