TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

     SALA  CIVIL


Auto Supremo:399/2014

Sucre: 25 de julio2014

Expediente: SC-52-14-S

Partes: Harry Peter Bracamonte Díaz y Silvia Tita Torrez Álvarez. c/ Elizabeth Saavedra Castelo y Heiddi Salvatierra de Saavedra.

Proceso: Desocupación y entrega de bien inmueble.

Distrito: Santa Cruz.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo yen la formade fs. 239 a 240, interpuesto por Heiddi Salvatierra de Saavedra contra el Auto de Vista Nº 40/2014 de 14 de febrero de 2014 pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, cursante de fs. 234 a 235, en el proceso deDesocupación y entrega de bien inmueble,seguido por Harry Peter Bracamonte Díaz y Silvia Tita Torrez Álvarezcontra Elizabeth Saavedra Castelo y Heiddi Salvatierra de Saavedra,la respuesta al recurso de fs. 251 a 253 y vta., la concesión de fs. 255, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

La Juez de Partido Segundo en lo Civil y Comercial de Santa Cruzdicta Sentencia de 15 de mayo de 2013, cursante de fs. 190 a 194, declarando Probada en parte la demanda de fs. 10 a 11interpuesta por Harry Peter Bracamonte y Silvia Tórrez Álvarez, e Improbada en cuanto a los daños y perjuicios.

No se hace pronunciamiento alguno sobre la aparente reconvención, por no haberse interpuesto y haberse petición alguna en vía reconvencional por parte de Heiddi Salvatierra de Saavedra. A los efectos de la sentencia dictada se dispone que la parte demandada Elizabeth Saavedra Castelo y Heiddi Salvatierra de Saavedra procedan a efectuar la desocupación y entrega del bien inmueble a favor de los propietariosHarry Peter Bracamonte y Silvia Torrez Álvarez inmueble ubicado en la UV.48, manzano 50, lote 11 de 375 m2, registrado bajo el asiento A-2 de fecha 12 de diciembre 2011 matricula 7011990065546. Sea en el plazo de 10 días a partir de la ejecutoría de la presente sentencia, bajo prevenciones de desapoderamiento.

Resolución que es apelada por la parte demandada Elia Peña Gutiérrez porHeidi Salvatierra de Saavedra, por escrito de fs. 208 a 209 y vta.,que merece el Auto de Vista Nº 40/2014 de 14 de febrero de 2014, cursante de fs. 234 a 235, que Anula la concesión del recurso de apelación inserta en el Auto de fecha 08 de octubre del 2013 cursante a fs. 219, declarándose Ejecutoriada la Sentencia de fecha 15 de mayo de 2013 cursante de fs. 190 a 194. Resolución de Alzada que es recurrida de casación en el fondo yen la forma por la parte demandada Elia Peña Gutiérrez porHeidi Salvatierra de Saavedra, que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

El recurrente refiere que se permite formular el presente recurso de casación o de nulidad en el fondo y en la forma, contra el Auto de Vista, en base a los siguientes fundamentos de orden legal y procedimental:

En su escrito de fs. 195 de fecha 12 de abril de 2013, habría señalado su domicilio procesal ubicado en la calle Celso Castelo Nº 140, situación que habría sido reconocido por la A quo en su decreto de fs. 195 vta., de fecha 16 de abril de 2013, sin embargo, en fecha 30 de julio de 2013 a fs. 204 vta., aparecería notificada en su domicilio Pasaje Beni Nº 34, esta irregularidad significaría vicio de nulidad que no habría querido tomar en cuenta el Ad quem, no obstante la gravedad del caso, por cuanto esta notificación ilegal se le habría realizado con la sentencia de fs. 190 a 194, pero si la harían valer para el segundo error, hacer el cómputo del término que utilizó para formular su apelación de la sentencia, que también erróneamente al considerar ese término para su cómputo, habrían efectuado otra equivocación, también en grave negación de sus derechos y perjuicio de la correcta administración de justicia.

Las anormalidades citadas constituirían lo que en la norma procedimental es considerado como contradictoria, con lo que indica precisamente el procedimiento y además el declarar precipitadamente la ejecutoría de la sentencia apelada en base a la anulación del Auto de concesión actuando ilegalmente mediante el Auto de fecha 14 de febrero de 2014, saliente de fs. 234 a 235, se justificaría el presente recurso conforme a lo dispuesto por el art. 253 núm. 2) y 3) del C.P.C. y art. 254 núm. 4) y 7) del mismo Procedimiento Civil.

Más aún, el Auto objeto del presente recurso, habría sido realizado con la única manera de negarle su derecho procesal, donde aparecerían presentando un cómputo a su manera donde indicaría que el término que le otorga el art. 220 núm. 1 del C.P.C., para formular su recurso de apelación de la Sentencia de fecha 15 de mayo de 2013, le fue notificada en fecha 15 de mayo de 2013 a horas 13:05 conforme consta por la notificación cursante a fs. 204 vta., pero no dirían que esa notificación se efectuó en otro domicilio procesal, pasaje Beni Nº 34, siendo que el domicilio señalado y autorizado, legalmente estaría ubicado en la calle Celso Castedo Nº 140, tal como constaría por el escrito de fs. 222, y que según el indicado cómputo el término para su apelación se habría vencido el 9 de agosto de 2013 a hrs:13:05, y que presentó su recurso apelatorio el mismo día 9 de agosto de 2013 pero a hrs: 18:13, conforme consta en el timbre electrónico de fs. 208, y para afirmar éste error se apoyarían en lo previsto por el art. 220 núm. I y II del C.P.C.

Esta apreciación no solo conllevaría error de derecho, sino que sería plenamente violatorio de lo previsto y aplicado por el art. 142 del C.P.C., transcribiendo al efecto dicha norma Adjetiva.

En mérito a lo expuesto quedaría demostrado a la luz de los antecedentes del proceso, que se ha venido tramitando imponiendo numerosas irregularidades que no habrían querido notar los Tribunales, en cuyo mérito dentro del término previsto por el art. 257 del Código de Procedimiento Civil solicita que para que se rectifique y enderece de las fallas y anomalías que representa, el Tribunal de casación mediante Auto Supremo resuelva el presente recurso aplicando lo previsto por el art. 271 núm. 3 del Código de Procedimiento Civil sea anulando obrados hasta el estado de demanda, como expresión de seguridad de la norma procedimental.

CONSIDERANDO III:                                                        FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

1.La parte recurrenteindistintamente interpone recurso de casación en el fondo y en la forma.Si bien ambos términos parecen similares, empero cada uno de ellos tiene realidad procesal y naturaleza jurídica distinta. El primero se relaciona con el error “in judicando” que es el que afecta al contenido del proceso, es decir a sus fundamentos sustanciales, cuando las leyes sustantivas son vulneradas y se interpone cuando se advierte que existen errores de fondo, debiendo ajustarse a las causales establecidas en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil cuya resolución, si resultan ser ciertas y evidentes las infracciones acusadas en el recurso, casa, el Auto de Vista, dictando nueva sentencia que resuelva el fondo del litigio, en base a una correcta valoración de la prueba y la aplicación o interpretación de la ley.

En ese antecedente, del examen del recurso planteado por la parte recurrente no se evidencia que el mismo exponga agravio o fundamento algunosobre el recurso de casación en el fondo, por lo mismo dicha peticiónde inicio resultaimprocedente, máxime si se considera que el Tribunal de Alzada al dictar una resolución anulatoria no seingresó a considerar las cuestiones de fondo,por lo que en lógica dicho planteamiento no puede ser acogido por éste Tribunal.

2. Por otro lado, tambiénhace referencia alrecurso de casación en la forma,denunciando presuntos vicios procedimentales con que se hubiera tramitado el proceso.

Sin embargo, al no haber sido tramitado el recurso de alzada, el Ad quem tampoco ha considerado los agravios descritos en el memorial de apelación, porquesolo ha examinado el plazo en el que se ha interpuesto el recurso de alzada, concluyendo por su presentación extemporánea, por eso se ha considerado al memorial de apelación como no presentado, consiguientemente la competencia del Tribunal de casación no puede aperturarse sin la existencia de pronunciamiento expreso por parte del Tribunal de apelación sobre los puntos reclamados sobre presuntos vicios procedimentales, y al no haber hecho usoen tiempo oportuno del derecho de impugnación que le franquea la Ley,elderecho de la parte recurrenteha precluído.

Por lo que en conclusión, lo único que debía cuestionar la parte recurrente, es el contenido y fundamento del Auto de Vista recurrido,y al no haber procedido de ésta manera resulta por lo mismo inconsistente el recurso de casación interpuesto.

3.Finalmente, si bien en el memorial de recurso se hace referencia al cómputo, empero de manera incoherente se termina solicitando al final del mismo la anulación de obrados hasta el estado de la demanda, y no así del referido Auto de Vista, lo que en definitiva hace incongruente el agravio formulado y no permite la apertura de competencia de éste Tribunal.

Consecuentemente en virtud de las consideraciones expuestas, corresponde resolver en previsión de los arts. 271 núm. 1) y 272 núm. 1) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I numeral 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010,y en aplicación de los arts. 271 núm. 1) y art. 272 núm. 1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE, el recurso de casación en la forma y en el fondo, de fs. 239 a 240, interpuesto por Heiddi Salvatierra de Saavedra contra el Auto de Vista Nº 40/2014 de 14 de febrero de 2014 pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz. Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Cuarto.