TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                        S A L A  C I V I L

Auto Supremo:367/2014                                                                Sucre:11 de julio 2014                                                        

Expediente:        O-28-14-S                                                                

Partes: Zenón Condori Beltrán. c/ Paola Vanessa Quisbert Vargas        

Proceso:Maltrato Psicológico a menor                                        

Distrito:Oruro

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Paola Vanessa Quisbert Vargasde fs. 154 a 157 vta., contra el Auto de Vista Nº52/2014de 21 de marzo de 2014 de fs. 141 a 145 vta., pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, en el proceso de Maltrato, seguido por Zenón Condori Beltrán contra Paola Vanessa Quisbert Vargas; respuesta de fs. 161 a 162 la concesión de fs. 163, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:                                                                ANTECEDENTES DEL PROCESO:

ElJuezde Partido de la Niñez y Adolescencia de Oruro, pronunció Sentencia Nº11/2014 de 28 de enero de 2014 cursante de fs. 117 a 126, por el que declaraIMPROBADA la denuncia de Maltrato de fs. 13-14 vta., concediendo el derecho de visitas a Zenón Condori Beltrán hacia su hija A.K.C.Q., con las recomendaciones contenidas en ella.

Contra la referida Sentencia, Zenón Condori Beltrán, mediante memorial de fs. 128 y vta., interpuso recurso de apelación.

En mérito a esos antecedentes, la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, emitió el Auto de Vista N° 52cursantesde fs. 141-145 vta., por el que REVOCA PARCIALMENTE la Sentencia Nº 11/2014 de fecha 28 de enero de 2014, con la modificación de que se declara PROBADA la demanda de maltrato psicológico o moral efectuado por Zenón Condori Beltrán en la persona de su pequeña hija AKCQ, incurso en la causal de numerales 1 y 10 del art. 109, con relación al art.108 ambos de la Ley 2026 Código Niño Niña y Adolescente; imponiéndose a Paola Vanessa Quisbert Vargas, la sanción prevista en el art. 219 numeral 1. Inc. a) concordante con el art. 220 de la Ley 2026, es decir, que debe abstenerse y cuidar que su niña sea influenciada con el llamado “Síndrome de Alienación Parental” (SAP) que le cause daño psicológico y una vez ejecutoriada la Resolución, por ante el Juez de primera instancia se suscribirá el acta de compromiso de responsabilidad. En lo demás se mantiene incólumes los demás aspectos dispuestos en sentencia.

Resolución que dio lugar al recurso de casación interpuesto por parte de Paola Vanessa Quisbert Vargas, que se analiza. 

CONSIDERANDO II:                                                                        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Que, interpone recurso de casación en el fondo como en la forma y exponiendo como antecedentes cuatro puntos a modo de recopilación de los datos del proceso con observaciones a la demanda y su petición, los elementos de prueba, sentencia emitida, los razonamientos que se expusieron en la audiencia de juicio y la referencia a los razonamientos expuestos por el Ad quem, para finalmente a fs. 155 vlta, referir que expone agravios en:

En el fondo

Refiere al art. 253-1) del Código de Procedimiento Civil y dice interpretación errónea del art. 6 de la Ley 2026 Transcribiendo su texto y analizando sobre la no existencia de su propio procedimiento y que por ello deben regirse por el Código de Procedimiento Civil, concluyendo ello a lo establecido por el art. 294 del Código Niña Niño y Adolescente, resaltando que por ello debiera el recurso de apelación regirse a lo establecido el Código Adjetivo Civil, pero que no habría ocurrido ello señalando al memorial de apelación  de contrario, que el Tribunal de alzada al admitir y valorar dicho recurso  habría incumplido también el art. 90-I del C.P.C., pues las normas procesales fueran de orden público y cumplimiento obligatorio, consecuentemente habrían incurrido en errónea interpretación de la Ley y que con ello se habría ocasionado gran perjuicio en detrimento de los intereses tanto de su hija como los suyos, vulnerando el debido proceso, igualdad de partes, seguridad jurídica, derecho de justicia transparente, economía, seguridad familiar, que estuvieran contemplados en la Constitución Política del Estado.

En la forma

Acude al art. 254-4) del Código de Procedimiento Civil, señalando que si bien el Tribunal de alzada realiza serie y ampulosa interpretación legal sin cita de fuentes bibliográficas aun de citar autores, habría forzado una resolución ilegal, que no existiría congruencia con la apelación planteada haciendo crítica al contenido del recurso de apelación, considerando ultra petita pues no  contendría requisitos procedimentales.

Transcribe luego lo que considera “jurisprudencia legal aplicable”, pretendiendo exista vinculación con el caso concreto.

Concluye con el petitorio de que deliberando en el fondo y la forma se case el Auto de Vista recurrido y se mantenga firme y subsistente la sentencia de primera instancia.

CONSIDERANDO III:                                                                FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Para resolver el recurso planteado, es necesario efectuar precisiones respecto a lo que representa el recurso de casación tanto en la forma como en el fondo, para luego considerar el planteamiento mismo en el caso de autos, en ese antecedente se tiene que:

1.- El Tribunal Supremo de Justicia de manera reiterada estableció que el recurso de casación puede ser interpuesto en el fondo, en la forma o en ambos al mismo tiempo, tomando en cuenta la distinta naturaleza uno y otro medio de impugnación.

Debiendo tenerse presente que el recurso de casación en el fondo se lo interpone por errores en la resolución de fondo o en la resolución de controversia y los hechos denunciados deben circunscribirse a las causales de procedencia establecidas en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil, su finalidad es la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución que en base a una correcta interpretación o aplicación de la ley sustantiva o eliminando el error de hecho o de derecho en la valoración de la prueba, resuelva el fondo del litigio. En tanto que si se plantea recurso de casación en la forma, se lo hace por errores de procedimiento, la fundamentación de agravios debe adecuarse a las causales contenidas en el art. 254 del Adjetivo Civil, siendo su finalidad la anulación del fallo recurrido o del proceso mismo, lo primero sucede cuando la resolución recurrida contiene infracciones formales y, losegundocuando en el proceso se hubieren violado las formas esenciales del mismo y que se encuentren sancionadas con nulidad por ley.

De vital importancia sin embargo es señalar que en ambos casos, es de inexcusable cumplimiento el mandato del art. 258-2) del Código de Procedimiento Civil, es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en que consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

Por lo precedentemente expuesto se concluye que el recurso de casación en el fondo y el de forma son dos medios de impugnación distintos, que de igual manera persiguen finalidades diferentes.

2.-Bajo ese antecedente yrevisado el recurso de casación, se verifica que si bien se refiere plantear tanto en el fondo como en la forma, existe confusión en cuanto a los razonamientos que se exponen concluyendo con el petitorio incongruente de que se case tanto en el fondo como en la forma, que por ese solo antecedente debiera ser declarado improcedente en ambos efectos si se tuviera que dar estricta aplicación a lo previsto por el art.258-2) del Código de Procedimiento Civil, sin embargo en razón de estar vigente nuevo ordenamiento constitucional que garantiza el principio de impugnación conforme se lee del Art. 180-II “Se garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales”, así como la preeminencia de lo establecido por el art. 60 de la norma constitucional que garantiza la prioridad del interés superior de la niña, niño y adolescente, en el entendido de que se discute aspectos referidos a los intereses de una menor en el caso y no propiamente de las partes intervinientes en el proceso como son los padres, se ingresa a considerar el recurso de casación tanto en la forma como en el fondo, en ese orden, en consideración a que si tuviera asidero lo planteado en la formaen el que esencialmente busca una nulidad del Auto de Vista o de obrados, la resolución fuera por dar curso a esa anulación haciendo innecesario la consideración de los fundamentos expuestos en el fondo, en ese contexto se tiene que:

En la forma

Se pretende la existencia de un fallo ultra petita, es decir que la resolución de segunda instancia habría otorgado mas de lo pedido, y para ello considera que el recurso de apelación no contendría los agravios sufridos; a lo anterior corresponde señalar que de la revisión del recurso de apelación que se hubo resuelto por el Tribunal Ad quem, si bien es cierto que no expone de manera extensa con la cita de normas legales o jurisprudencia, en lo sustancial expuso su disconformidad con el fallo de primera instancia, ante la consideración de que por los datos del proceso se demostraría que efectivamente no se le habría permitido ver a su hija y esto constituiría maltrato psicológico y ese aspecto es que precisamente se habría probado y en sentencia no se habría dado lugar, habiendo expuesto que la revocatoria sea “en cuanto a declararse improbada la demanda de maltrato psicológico”, es decir se expuso de manera concreta su desacuerdo y su pretensión y el antecedente que ameritaría la revocatoria, consecuentemente en torno a ello es que el razonamiento del Ad quem se sustentó, justificando de manera pertinente con el análisis de la norma especializada en menores, los principios aplicables a la materia y encontrando cierto el agravio denunciado, sustentando para ello en los informes emitidos tanto por la Trabajadora Social como por la Psicóloga del Equipo Interdisciplinario que establecen que existe rechazo de parte de la menor hacia su progenitor, y la conclusión de que hay influencia materna para que no se de la relación entre padre e hija, fundamentando a ese fin el porque consideró que existió maltrato psicológico.

Así fundamentado el Auto de Vista, existe correlación entre lo apelado y lo respondido en la resolución, por ello se explica que se revoca de manera parcial la sentencia y declara probada la demanda de maltrato, consecuentemente en ello no se evidencia la existencia de fallo ultra petita, siendo esto así, el razonamiento expuesto por la recurrente no tiene sustento fundado, mas si consideramos que debe velarse por el interés superior de la niña conforme correctamente razonaron los miembros del Tribunal de apelación.

En ese contexto y bajo el razonamiento expuesto, corresponde resolver el cuestionamiento en sujeción a lo determinado por los arts. 271-2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

En el fondo

En cuanto a la argumentación en el fondo, se verifica que la recurrente si bien refiere al art. 253-1) del Código de Procedimiento Civil al inicio mismo de este acápite, en su desarrollo refiere a aspectos meramente procesales como ser los requisitos de la demanda, el procedimiento establecido para el tratamiento de controversia referida a menores, así como los requisitos que debiera contener una apelación, alegando que no habría cumplimiento de normas procesales, concluyendo por ello que se produciría vulneración del derecho al debido proceso y otros que se menciona sin fundamentación alguna de cómo hubiera sucedido aquello. De lo referido se verifica que de manera deficiente y muy general se reclama cuestiones de orden procesal, no existiendo cuestionamiento alguno que vaya al fondo mismo del proceso y que ameritara ingresar a analizar el fondo de la controversia, consecuentemente resulta equivocado el reclamo efectuado de exponer argumentos en el fondo cuando ellos evidentemente corresponden a la forma, en ese antecedente, no es posible considerar lo argumentado por su improcedencia.

Amerita lo anterior resolver lo formulado en el fondo, conforme prevé los arts. 271-1) y 272 de la norma Adjetiva Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial y los arts. 271 núm. 1), 2); 272 y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma e IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo, formulado contra el Auto de Vista No. 52/2014 de 21 de marzo de 2014 que corre de fs. 141 a 145 vta.,por Paola Vanessa Quisbert Vargas por memorial de fs. 154 a 157 vta. Con costas.

Se recomienda al Juez A quo que en ejecución de sentencia, exista un apoyo psicológico previo a la menor que permita el acercamiento paulatino con su progenitor.

Se regulan los honorarios del Abogado en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.                                        

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.                                                        

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Cuarto.