TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                        S A L A  C I V I L



Auto Supremo: 344/2014

Sucre: 01 de julio 2014

Expediente:        SC-38-14-S

Partes:Elisea Pardo Argote. c/Lilian Soto Rojas

Proceso:Reivindicación, Desocupación y entrega de inmueble,

Pago de Daños y Perjuicios.

Distrito:Santa Cruz.


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Lilian Soto Rojas de fs. 240a 241 vta., contra el Auto de Vista Nº22 de 14 de enero de 2014 de fs. 237 y vta., pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso de Reivindicación, Desocupación y entrega de inmueble, Pago de Daños y Perjuicios, seguido por Elisea Pardo Argotecontra Lilian Soto Rojas; respuesta de fs. 244 a 247, concesión de fs. 248, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Séptimo de Partido en lo Civil y Comercial de la capital - Santa Cruz de la Sierra, pronunció Sentencia Nº33 de 09 de septiembre de 2013 cursante de fs. 220 a 221, por el que declara 1).-IMPROBADA la demanda de fs. 23 a 25. 2).- NO HA LUGAR a la reivindicación, desocupación y entrega de inmueble. 3).-  NO HA LUGAR al pago de los daños y perjuicios, porque no se han cuantificado menos demostrado los mismos.

Contra la referida Sentencia, Elisea Pardo Argote, mediante memorial de fs. 223 a 227, interpuso recurso de apelación.

En mérito a esos antecedentes, la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, emitió el Auto de Vista N° 22cursantea fs. 237 y vta., por el que REVOCA parcialmente la Sentencia objeto de la apelación; y consiguientemente declara PROBADA parcialmente la demanda presentada por ELISEA PARDO ARGOTE, solo en lo pertinente a las pretensiones de reivindicación, desocupación y entrega de inmueble. Como consecuencia de lo resuelto se dispone que LILIAN SOTO ROJAS desocupe y entregue a ELISEA PARDO ARGOTE dentro del plazo de 15 días el inmueble objeto de litigio ubicado en la U.V. 168, Manzana 25, Lote No. 1, con una superficie de 450 Mts.2, bajo prevenciones de lanzamiento o desapoderamiento, previo pago de las mejoras introducidas, cuyo avalúo deberá realizarse en ejecución de sentencia. Se CONFIRMA lo resuelto respecto a la pretensión de pago de daños y perjuicios.

Resolución que dio lugar al recurso de casación interpuesto por parte de Lilian Soto Rojas, que se analiza. 

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

De principio refiere interponer recurso de casación en la forma y en el fondo, subtitulando luego que lo hace en el fondo, en ese antecedente señala:

1.- Que demostrarían en el proceso que vive con su familia en el inmueble que consta de dos lotes de terreno. En el punto 1.1. refiere a la propiedad que hubiera adquirido, detallando sus características y el registro ante Derechos Reales. Señala en el punto 1.2.al derecho propietario de Nelson Alpire Ulloa, su ubicación y características, así como hubiera llegado a adquirir esta persona. Para finalizar. En este primer acápite en el punto 1.3. refiere que Juan Francisco Alpire que fuera el primer propietario, hubiera sido transmitido a favor de sus hijos que se detallan que estuvieran registrados en Derechos Reales y no merecieran observación, especificando luego que su posesión fuera con justo título y que al momento de ingresar al inmueble no existiría nadie.

2.- Que la doctrina civil en este tipo de casos fuera clara y contundente, presentaría principios como: 2.1.-Que el propietario fuera desposeído sin su voluntad y tendería a que éste recupere su posesión, sin la cual habría una arbitrariedad ajena a la protección jurisdiccional de derechos. También podría ocurrir que el tercero detentador aun sin discutir la titularidad de dominio, esté simplemente en posesión de la cosa reclamada, con justo título, en este caso como el otro la acción fuera improcedente. 2.2.- La reivindicación exigiría al propietario demandante además de demostrar que el tercero detenta actualmente la cosa, primordialmente demostrar el fundamento de su propio derecho, lo cual no habría ocurrido. 2.3.- En el caso, ocuparía dos terrenos y la actora no habría delimitado ni aclarado cual fuera el terreno reclamado, sin haber señalado cual el terreno objeto de litigio, lo cual haría que cualquier resolución carezca de objetividad y sea indeterminada. 2.4.- Señala que la reivindicación en vasta jurisprudencia establecería elementos esenciales a considerar dentro el caso de autos, citando uno del año 79.

Con lo anterior pide se le conceda el recurso de nulidad o casación, para que considerando el quebrantamiento de formas esenciales del proceso se dicte resolución anulatoria de las resoluciones recurridas, y dicte un nuevo auto de vista sujetándose a lo previsto por el art. 236 del CPC., pronunciándose sobre cada uno de los agravios que tuviera expuesto en su recurso.

Alternativamente se dicte resolución casando las resoluciones recurridas y deliberando en el fondo se declare improbada la demanda principal.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Para resolver el recurso planteado, es necesario efectuar precisiones respecto a lo que representa el recurso de casación tanto en la forma como en el fondo, para luego considerar el planteamiento mismo en el caso de Autos, en ese antecedente se tiene que:

1.-El Tribunal Supremo de Justicia de manera reiterada estableció que el recurso de casación puede ser interpuesto en el fondo, en la forma o en ambos al mismo tiempo, tomando en cuenta la distinta naturaleza uno y otro medio de impugnación.

Debiendo tenerse presente que el recurso de casación en el fondo se lo interpone por errores en la resolución de fondo o en la resolución de controversia y los hechos denunciados deben circunscribirse a las causales de procedencia establecidas en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil, su finalidad es la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución que en base a una correcta interpretación o aplicación de la ley sustantiva o eliminando el error de hecho o de derecho en la valoración de la prueba, resuelva el fondo del litigio. En tanto que si se plantea recurso de casación en la forma, se lo hace por errores de procedimiento, la fundamentación de agravios debe adecuarse a las causales contenidas en el art. 254 del adjetivo civil, siendo su finalidad la anulación del fallo recurrido o del proceso mismo, lo primero sucede cuando la resolución recurrida contiene infracciones formales y, lo segundo proceso se hubieren violado las formas esenciales del mismo y que se encuentren sancionadas con nulidad por ley.

De vital importancia sin embargo es señalar que en ambos casos, es de inexcusable cumplimiento el mandato del art. 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en que consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

Por lo precedentemente expuesto se concluye que el recurso de casación en el fondo y el de forma son dos medios de impugnación distintos, que de igual manera persiguen finalidades diferentes.

2.-Bajo ese antecedente yrevisado el recuso de casación planteado, se verifica que en toda su extensión sólo contiene descripción de antecedentes de derecho propietario, no existe denuncia de infracción de norma legal alguna ya sea en la tramitación del proceso como en el razonamiento de fondo expuesto por el Ad quem, tampoco existe adecuación a las disposiciones legales que le hacen a uno y a otra forma de planteamiento, vale decir los arts. 253 y 254 del Código de Procedimiento Civil, incumpliendo absolutamente lo previsto por el art. 258 num. 2) de la norma adjetiva civil.

Sumado a lo anterior existe incongruencia en su petición pues pretende fallo anulatorio de obrados de “las resoluciones recurridas” cual si existiera mas de una resolución cuestionada, además para que se dicte nuevo auto de vista en sujeción a lo previsto en el art. 236 del Código de Procedimiento Civil, sin tomar en cuenta que el Auto de Vista se pronunció en relación al recurso de apelación planteada por la actora, y de antecedentes se verifica que la hoy recurrente no interpuso apelación alguna, consecuentemente no puede solicitar resolución conforme alo previsto por el art. 236 de la norma adjetiva civil, resultando absolutamente impertinente la petición que se hizo. Lo propio sucede en relación al recurso de casación en el fondo, no existiendo pertinencia alguna para considerar los “argumentos” que expuso la recurrente, en razón de haberse simplemente realizado relación de antecedentes, sin denuncia de infracción de norma alguna, que conforme a la exposición hecha con relación a los requisitos que debe contener un recurso de esta naturaleza, deben ser cumplidas por quien recurre.

Consecuentemente ante esta incongruencia y carencia de cumplimiento de los requisitos que hacen pertinente la consideración de un recurso de casación, este Tribunal Supremo emitirá resolución conforme prevén los arts. 271 num. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42 parágrafo I núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial y los Arts. 271 num. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación formulado contra el Auto de Vista Nº22 de 14 de enero de 2014 que corre a fs. 237 y vta.,por Lilian Soto Rojas por memorial de fs.  240 a 241 vta., Con costas.

Se regulan los honorarios del Abogado en la suma de Bs. 1.000.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.        

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.                                                        

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Cuarto