TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo: 289/2014                                                                Sucre:12 de junio2014                                                                Expediente: CH-16-14-S                                                        

Partes: Roberto Mamani Chambi. c/María Ribera Miranda Vda. de Guevara.        Proceso:Usucapión.                                                                

Distrito:Chuquisaca.

VISTOS:El recurso de casación en la forma de fs. 227 a 230, presentado por Juan Carlos Lezano Javier en representación de Roberto Mamani Chambi, contra el Auto de Vista Nº 36/2014, cursante de fs. 220 a 222 vta, emitido el 18 de febrero de 2014 por la Sala Civil Segunda, Comercial y Familiar del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, en el proceso ordinario de Usucapión, seguido por Roberto Mamani Chambi contra María Ribera Miranda, la concesión de fs. 236; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:                                                                ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juzgado de Partido Mixto en lo Civil, Familiar, de la Niñez y Adolescencia, Penal, del Trabajo y Seguridad Social de Incahuasi, Provincia Nor Cinti del Departamento de Chuquisaca dictó Sentencia por la cual declaró Improbada la demanda de usucapión fs.32 y vta., subsanada a fs. 35, también declaró improbada la excepción perentoria de prescripción, improbada la tacha y Probada la demanda reconvencional de reivindicación, disponiendo que Roberto Mamani Chambi (demandante) entregue el lote de terreno a favor de su propietario a María Rivera Miranda Vda. de Guevara dentro del tercer día. Respecto a las mejoras al no haberse solicitado en la demanda principal y reconvención debe determinarse en ejecución de Sentencia al igual que los daños y perjuicios en favor de la reconvencionista.

Contra dicha Resolución, el demandante presentó recurso de apelación, solicitando que se revoque la decisión asumida en primera instancia.

A dicha solicitud y conforme a la apelación interpuesta, el Tribunal de Alzada, mediante Auto de Vista de fecha 18 de febrero 2014, Confirmó totalmente la Sentencia.

Debido al Auto de Vista, la parte demandante recurre en casación en la forma, recurso que es analizado.

CONSIDERANDO II:                                                                        DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Luego de realizar la transcripción de lo que se establece en el Auto de Vista, el recurrente acusa que los puntos de su apelación no fueron considerados y no fueron resueltos en absoluto, también indica que la Sentencia dictada por el A quo no hace referencia mucho menos argumento o declara improbada la demanda principal por tener calidad de comprador, lo cual no fue objeto de apelación ni fue objeto de probanza.  Indica que probó la usucapión pretendida al contrario de la parte demandada que no probó los requisitos para la procedencia de la reivindicación solicitada.

Por dicho motivo acusa que se infraccionó el art. 236 del Código de Procedimiento Civil toda vez que el Auto de Vista no se circunscribió a los puntos resueltos por el A quo que fueron apelados, infraccionándose también los arts. 90, 190 y 192 del Adjetivo Civil.

Por dicho motivo termina soltando que en base a la infracción acusada y en apoyo del art. 115 de la Constitución Política del Estado, jurisprudencia del Tribunal Constitucional, se anule el Auto deVista y el Tribunal Ad quem pronuncie una nueva resolución resolviendo los puntos apelados. 

CONSIDERANDO III:                                                        

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Concretamente, el recurrente acusa la no consideración de los puntos de su apelación, atribuyendo a la resolución de segunda instancia, la falta de fundamentación y motivación, donde no se indica, por qué el comprador como poseedor no puede usucapir, resolución que además es acusada de incumplir lo establecido en el art. 236 del Adjetivo Civil.

De lo acusado, se debe analizar lo expuesto por el Tribunal de Alzada, quienes en la fundamentación empleada en el Auto de Vista, primeramente realizan un resumen de los argumentos empleados por el apelante, para pasar a indicar en el último considerando que: “…por Acta de Conciliación de fs. 150 el actor Roberto Mamani Chambi. señala haber ocupado el lote de terreno objeto de usucapión en condición de comprador, corroborada por el Acta de Inspección Judicial de fs. 138 139, manifestando el actor y apelante en ese acto procesal público, ocupar el terreno en calidad de comprador, tener documentos, pudiendo decir en qué fecha y año compró (…) constituyendo en consecuencia las expresiones vertidas del apelante Roberto Mamani Chambi, en ese acto público, ser confesión espontánea, prueba idónea contra el actor, que hace plena fe a tenor del art. 404 II del Código de Procedimiento Civil, relevando al Tribunal de alzada valorar otras pruebas, siendo la confesión espontánea del actor y apelante Roberto Mamani Chambi, contundente, de estar en posesión del terreno objeto de usucapión, en calidad de comprador, confesión que desvirtúa los fundamentos de la Alzada…”. (Sic)

Única fundamentación del Ad quem que ciertamente no efectúa consideración alguna a los puntos que fueron objeto de apelación conforme manda y establece el art. 236 del Código de Procedimiento Civil, motivo por el cual, el recurrente mediante recurso de casación en la forma, reclama dicha infracción, quien entiende que se estaría vulnerando su derecho constitucional al debido proceso en su componente a una fundamentación y motivación adecuada que haga comprender a la parte los motivos por los cuales se falla de una u otra manera,derecho de la parte que se encuentra respaldado por la SC.0371/2010-R de 22 de junio la cual estableció que el debido proceso "...constituye el derecho de toda persona a un proceso justo y equitativo, en el que sus derechos se acomoden a lo establecido por disposiciones jurídicas generales aplicables a todos aquellos que se hallen en una situación similar; comprende la potestad de ser escuchado presentando las pruebas que estime conveniente en su descargo (derecho a la defensa), y la observancia del conjunto de requisitos de cada instancia procesal, a fin de que las personas puedan defenderse adecuadamente ante cualquier tipo de acto emanado del Estado que pueda afectar sus derechos...).

Por otra parte la Sentencia Constitucional 2023/2010-R de 9 de noviembre señala que: "La garantía del debido proceso, comprende entre uno de sus elementos la exigencia de la motivación de las resoluciones, lo que significa que toda Autoridad que conozca de un reclamo, solicitud o dicte una resolución resolviendo una situación jurídica, debe ineludiblemente exponer los motivos que sustentan su decisión, para lo cual, también es necesario que exponga los hechos establecidos, si la problemática lo exige, de manera que el justiciable al momento de conocer la decisión del juzgador lea y comprenda la misma, pues la estructura de una resolución tanto en el fondo como en la forma, dejará pleno convencimiento a las partes de que se ha actuado no solo de acuerdo a las normas sustantivas y procesales aplicables al caso, sino que también la decisión está regida por los principios y valores supremos rectores que rigen al juzgador, eliminándose cualquier interés y parcialidad, dando al administrado el pleno convencimiento de que no había otra forma de resolver los hechos juzgados sino de la forma en que se decidió".

De la jurisprudencia anotada, se debe considerar que la resolución de segunda instancia debe ser clara, concreta, precisa y entendible para el apelante, quien cuenta con todo el derecho de comprender la ratio decidendi del Tribunal de Alzada, aspectos que ciertamente fueron vulnerados por el Ad quem, quienes en una escueta consideración, omiten entrar a razonar el recurso de apelación, bajo la lógica jurídica de que el apelante confesó ser comprador del bien inmueble objeto de usucapión, decisión que carece en absoluto de la debida fundamentación jurídica que sustente el entendimiento al que arribó el Tribunal de alzada, pues, el Auto de Vistarecurrido contiene únicamente la conclusión del Ad quem y no el fundamento jurídico de la misma.

Otro aspecto, que se extraña en el Auto de Vistaes la no consideración a los demás puntos de la apelación como por ejemplo: a) no haberse demostrado el despojo para la procedencia de la reivindicación, b) haber demostrado la posesión por más de 20 años, c) la superficie del lote de terreno, d) sobre la interrupción de la posesión y e) la defectuosa valoración de la prueba; puntos que a criterio del Tribunal Supremo debieron ser absueltos por la instancia correspondiente.

Por dicho motivo, concluiremos que el Tribunal de Alzada, al haber omitido pronunciarse con respecto a los indicados agravios señalados por el recurrente, ha incurrido en la causal prevista en el inc. 4) del art. 254 con relación al art. 236 ambos del Código de Procedimiento Civil, situación que conlleva la afectación del derecho a la impugnación, al debido proceso y a la tutela judicial efectiva, omisión que por determinación del art. 254 núm. 4) del Adjetivo de la materia, conlleva la nulidad del Auto de Vista recurrido

Por lo anteriormente señalado, corresponde resolver en la forma prevista por el art. 271 núm. 3) con relación al art. 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42. Parágrafo I núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010 y en aplicación de los arts. 271 núm. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil, ANULA el Auto de Vista Nº 36/2014, cursante de fs. 220 a 222 vta., emitido el 18 de febrero de 2014 por la Sala Civil Segunda, Comercial y Familiar del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca y dispone que el Tribunal Ad quem, sin espera de turno y previo sorteo, pronuncie nueva Resolución con arreglo a lo previsto por el artículo 236 del Código de Procedimiento Civil.

Sin responsabilidad por ser excusable.

En cumplimiento a lo previsto por el art. 17 - IV de la Ley del Órgano Judicial, comuníquese la presente decisión al Consejo de la Magistratura a los fines de ley.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani


Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Tercero