TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

    SALA  CIVIL

Auto Supremo: 287/2014                                

Sucre: 12 de junio2014                                                         

Expediente:        SC-37-14- S                        

Partes: Carmen Tatiana Rivera Quiroga en representación        de Luz Gabriela

Cuellar Ríos. c/ Didier Román Vargas Valencia.                        

Proceso: Divorcio                                                                

Distrito: Santa Cruz

VISTOS: El recurso de casación de fondo y de forma de fs. 61 a 62, interpuesto por Didier Vargas Valencia, contra el Auto de Vista de fecha 26 de noviembre 2013, cursante de fs. 58 y vta., emitido por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso ordinario de Divorcio, seguido por Carmen Tatiana Rivera Quiroga en representación de Luz Gabriela Cuellar Ríos contra Didier Román Vargas Valencia; la concesión de fs. 70, los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:                                                        ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, el Juez Sexto de Partido de Familia, el 15 de mayo de 2013, pronunció Sentencia, cursante de fs. 38 a 39 vta., declarando Probada la demanda de divorcio, en consecuencia dispuso la disolución del vínculo matrimonial; respecto a los hijos del matrimonio dispuso que continuaran bajo la guarda de su madre Luz Gabriela Cuellar Ríos, fijando una asistencia familiar de Bs. 1.200.- (Mil Doscientos 00/100 Bolivianos) en forma mensual y global.

Contra la Resolución de primera instancia, el demandado presento recurso de apelación en contra de la asistencia familiar fijada, en cuyo mérito la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz el 26 de noviembre de 2013 emitió Auto de Vista confirmando la Sentencia en todas sus partes.

Contra el Auto de Vista, el demandado, interpuso recurso de casación en el fondo y en la forma, el mismo que se analiza.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

En los antecedentes de su recurso indica que el monto de la asistencia ya fue consensuada con la demandante, aspecto que no fue tomado en cuenta, también manifiesta que tiene una enfermedad que le impide trabajar de manera permanente, en virtud de ello el monto de asistencia familiar fijado resultaría un exceso.

Por otro lado menciona que tiene otras obligaciones, que solo gana bs.- 1800.- con lo cual tiene que cubrir su alimentación, alquiler, la atención de su hija menor y la de sus tres hijos, tiene epilepsia y solo puede trabajar para mantenerse, y que aun así acordó pasar la suma de Bs.- 500.-

En los argumentos de su recurso indica que se le conceda el recurso en la forma y en el fondo solicitando que se case el Auto de Vista y se revoque el mismo, dictando resolución declarando improbada la demanda respecto al monto de la Asistencia familiar y en su caso anular obrados hasta el vicio más antiguo en virtud de que se otorgó “INTRA Y ULTRA PETITA”, disponiéndose que la asistencia familiar sea en la suma de Bs.,- 500.- y no en el monto de Bs.- 1200.-

CONSIDERANDO III:                                                        

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la cual se comparte criterio, en reiterados fallos determinó que las resoluciones emitidas respecto a la asistencia familiar no son susceptibles de ser recurridas en casación, razón por el cual, no se abre la competencia del Tribunal Supremo de Justicia para su consideración, por cuanto las decisiones asumidas al respecto, no tienen el carácter de definitivas, toda vez que en cualquier momento se puede pedir su incremento, decremento incluso su cesación.

Sin embargo, se debe precisar que dicha posición es válida únicamente cuando se trata de la impugnación formulada en relación al monto fijado por concepto de la asistencia familiar, de ninguna manera se hace extensiva a aquellos casos en los que se impugna la decisión respecto al derecho a ser asistido o la obligación de asistir, supuestos en los que la competencia del Tribunal de Casación se apertura a fin de analizar la aplicación de la norma sustantiva realizada por los jueces de instancia.

En la litis, el recurrente centra su pretensión recursiva sólo respeto al monto de la asistencia familiar, aspecto que conforme establece el artículo 28 del Código de Familia, no causa estado por cuanto dicha determinación puede ser revisable en cualquier momento, de ahí que el recurrente puede acudir ante el órgano jurisdiccional, a los efectos de solicitar el decremento impetrado.

Corresponde reiterar que similar criterio fue asumido en el Auto Supremo Nº 380 de  29 de octubre de 2012 y 407/2013 de 12 de agosto, entre otros, los cuales declararon la improcedencia de los recursos interpuestos.

Por las razones expuestas corresponde a este Tribunal Supremo, dar aplicación a la previsión delos artículos 271 núm. 1) y 272 núm. 1) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I  núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación del 272 núm. 1) Código de Procedimiento Civil declara IMPROCEDENTE, el recurso de casación en el fondo y en la forma, interpuesto por Didier Vargas Valencia, contra el Auto de Vista de fecha 26 de noviembre 2013, cursante de fs. 58 y vta., emitido por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz. Con costas.

Se regula el honorario del profesional en la suma de Bs.- 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Tercero