TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                              S A L A  C I V I L 

                                                                                                                                                                                                            

Auto Supremo: 278/2014

Sucre: 05 de junio 2014

Partes: Freddy Velásquez Sierra y Abad Garisto García en representación de

             Shirley Wendy Rojas Valencia.  c/  Vocales de la Sala Civil Segunda del

            Tribunal Departamental de Chuquisaca

Expediente: CH-29-14-COM

Distrito: Chuquisaca.


VISTOS: El recurso de compulsa cursante de fs. 6 a 7 del cuadernillo de compulsa interpuesto por Lucio Fredy Velásquez Sierra y Abad Garisto García en representación de Shirley Wendy Rojas Valencia, contra el Auto de fecha 5 de mayo de 2014 que rechaza el recurso de casación, declarando ejecutoriado el Auto de Vista Nº SCII-53/2014, pronunciado por la Sala Civil Comercial, Familiar Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, dentro del proceso de Divorcio seguido por Wendy Shirley Rojas Valencia contra Rodolfo Flores Claros, los antecedentes del testimonio,  el proceso de divorcio remitido a esta instancia y;

CONSIDERANDO I:

De la revisión de los datos que cursan en fotocopias legalizadas  y los antecedentes remitidos a esta instancia  se llega a establecer que dentro  del proceso de divorcio en ejecución de sentencia seguido a instancia de Shirley Wendy Rojas  contra Rodolfo Flores Claros, la  Sala Civil y Comercial Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca pronunció Auto de Vista 53/2014, por el que revoca parcialmente  el Auto de fecha 16 de diciembre de 2013, disponiendo se elabore planilla de asistencia familiar hasta la emisión del Auto Supremo y respecto al punto se elabore planilla de Asistencia familiar hasta la fecha en que quedó ejecutoriada la sentencia, es decir, hasta el 22 de marzo de 2009, acorde con los fundamentos expuestos.

Contra esta resolución de Vista, la demandante Shirley Wendy Rojas Valencia, luego de solicitar complementación y enmienda interpuso  recurso de casación en el fondo manifestando que en esencia se vulneró sus derechos en cuanto la recurrente no tiene derecho a la asistencia familiar, realizando una interpretación errónea y aplicado indebidamente el art. 143 Inc. 1) del Código de familia y igualmente el inciso 3) del art. 253 del Código de Familia. Asimismo haciendo una interpretación forzada del parágrafo II del 525 del Código de Procedimiento Civil, vulneran la tutela judicial efectiva y el debido proceso.

Interpuesto el recurso de casación  la Sala Civil y Comercial familiar segunda pronunció Auto  de fecha 5 de marzo de 2014, por el que por el que rechaza el recurso de casación interpuesto, declarando ejecutoriado el Auto de Vista.

Contra la resolución de rechazo del recurso de casación la  recurrente Shirley Wendy Rojas Valencia interpone recurso de compulsa que se analiza.

CONSIDERANDO II:

Conforme con la previsión del artículo 283 del Código de Procedimiento Civil, procede el recurso de compulsa en los siguientes casos:

1) Por negativa indebida del recurso de apelación;

2) Por haberse concedido la apelación sólo en  efecto devolutivo, debiendo ser en el suspensivo; y

3) Por negativa indebida del recurso de casación.

En este marco normativo, la competencia del Tribunal Supremo al momento de resolver la compulsa ha de circunscribirse a precisar si la negativa  de concesión del recurso es legítima o  no,  tomando  en   cuenta para ello la regulación que prevé el Procedimiento Civil en función a la naturaleza de los procesos, las resoluciones pronunciadas en ellos y otros presupuestos procesales que hacen al régimen de los recursos. En otras palabras,  corresponde determinar si el Tribunal compulsado  adecuó su determinación en el marco de lo previsto por el art. 262 del Código adjetivo de la materia, es decir, 1) Cuando se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término 2) Cuando pudiendo haber apelado no se hubiera hecho uso de ese recurso ordinario  y 3) cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el Art. 255 del referido cuerpo procesal,  este último complementado por el Art. 26 de la Ley No 1760 de 28 de febrero de 1997.

CONSIDERANDO III:

Que, de la revisión del cuadernillo de compulsa  y los antecedentes remitidos a este Tribunal se tiene que en el caso de Autos, habiendo pronunciado la Sala Civil, Comercial y Familiar Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca  el Auto de Vista 53/2014,  dentro del fenecido proceso de divorcio  seguido a instancia de Wendy Shirley Rojas contra Rodolfo Flores Claros en el que se dispuso que se elabore planilla de liquidación hasta la fecha en que quedó ejecutoriada la sentencia, es decir hasta el 22 de marzo de 2009,  en mérito al recurso de apelación interpuesto por Rodolfo Flores Claros respecto a la asistencia provisional fijada para la demandante Wendy Shirley Rojas y no hasta la emisión del Auto Supremo, en el entendido de que se fijo asistencia familiar en favor de la esposa mientras tanto dure el pleito. Con estos antecedentes se llega a establecer que en el caso de Autos el proceso se encuentra en ejecución de sentencia,  y en mérito a ello no existe la posibilidad de impugnar el mismo vía recurso de casación por mandato expreso del art. 518 del Código de Procedimiento Civil que establece que las resolución dictadas en ejecución de sentencia solo son susceptibles de impugnación mediante recurso de apelación en el efecto devolutivo sin recurso ulterior.

Que, el art. 262 núm. 3) del Adjetivo Civil, complementado por el artículo 26 de la Ley Nº 1760, concede al Tribunal de Alzada la potestad de rechazar el recurso de casación cuando la Resolución impugnada no se encuentre comprendida en los casos señalados por el art 255 del Código de Procedimiento Civil, como ocurre en el sub lite, precepto concordante con el parágrafo II del artículo 213 del mismo cuerpo legal.

Que, el art. 225 núm. 5) concordante con el art.  518 del Código de Procedimiento Civil, establecen que las resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior.

Asimismo la Sentencia Constitucional 1806/2011R expresa “siendo el estado del proceso el de ejecución de sentencia, en esta etapa procesal y con la finalidad de no dilatar la ejecución de la sentencia haciendo efectivos los derechos reconocidos o declarados en la misma, el legislador boliviano ha previsto, que en dicha etapa procesal sólo procede el recurso de apelación en el efecto devolutivo contra cualquier resolución que se pronuncie en ejecución de autos -sean autos, decretos o providencias de mero trámite- sin recurso ulterior”

Por lo expuesto, está claro que el Tribunal compulsado ha obrado correctamente y aplicado adecuadamente la previsión contenida en el art. 262  núm. 3) del Código de Procedimiento Civil al negar la concesión del recurso de casación.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el artículo 42 núm. 4) de la  Nueva Ley del Órgano Judicial, declara ILEGAL, el recurso de compulsa interpuesto por Lucio Freddy Velásquez Sierra y Abad Garisto García en representación de Shirley Wendy Rojas Valencia. En aplicación del artículo 296 del Código de Procedimiento Civil, se impone costas y multa a la compulsante que se gradúa en el equivalente a tres días de haber del Juez ante quien se tramita la causa, conforme así lo dispone el Reglamento de Multas Procesales del Órgano Judicial, cuyo pago mandará hacer efectivo el Tribunal de Alzada.

Regístrese, comuníquese y notifíquese.-

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Tercero