TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                        S A L A  C I V I L

Auto Supremo:143/2014                                                                Sucre:11 de abril2014                                                        

Expediente:        SC-3-14-S                                                                

Partes:Dorys Urdininea Pedraza por Vivian Alejandra GandarillaUrdininea. c/                                                                                

Aurelio Mario Bonilla Zabala y Eldy Mariel Limpias Velarde.

Proceso:Reivindicación

Distrito:Santa Cruz

VISTOS: El recurso de casación en el fondo y en la forma interpuesto por Aurelio Mario Zabala Bonilla y Eldy Mariel Limpias Velarde de fs. 141 a 145 vlta., contra el Auto de Vista Nº398 de 07 de noviembre de 2013 de fs. 138 y vlta., pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso de Reivindicación seguido por Vivian Alejandra Gandarilla Urdininea mediante su apoderada Dorys Urdininea Pedraza contra Aurelio Mario Bonilla Zabala, Eldy Mariel Limpias Velarde; respuesta de fs. 147 a 150 vlta., concesión de fs. 151, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:                                                                ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El JuezTercero de Partido en lo Civil y Comercial de Santa Cruz de la Sierra, pronunció Sentencia Nº 54, de8 de agosto de 2013 cursante de fs. 124 a 125, declarando PROBADA la demanda de fs. 8 y modificación de fs. 19 interpuesta por Vivian Alejandra Gandarilla Urdininea representada por Dorys Urdininea Pedraza contra Aurelio Mario Bonilla Zabala y Eldy Mariel Limpias Velarde, en consecuencia ordena y emplaza a los demandados para que en el plazo de diez días de ejecutoriada la Sentencia desocupe y entregue el inmueble a la parte actora, bajo prevenciones de ley.

Contra la referida sentencia, Aurelio Mario Bonilla Zabala y Eldy Mariel Limpias Velarde, interpusieron recurso de apelación cursante de fs. 127-129 vlta.

En virtud a esos antecedentes, la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, emitió el Auto de Vista cursante a 138 y vlta., por el que CONFIRMA TOTALMENTE la sentencia.

Resolución que dio lugar al recurso de casación en el fondo y en la forma, interpuesto por parte de Aurelio Mario Bonilla Zabala y Eldy Mariel Limpias Velarde, que se analiza. 

CONSIDERANDO II:                                                                        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

En el fondo

Luego de la exposición de antecedentes referidos al tiempo de ocupación que tuvieran del predio en litigio y que hubieran comprado la posesión y otros argumentos, hasta la aparición de la propietaria en el lugar y señalar que habría intencionalidad maliciosa y mala fe en la acción reivindicatoria refieren expresar agravios y recurren de casación en el fondo.

Señalan que el derecho de posesión de una persona sobre un bien inmueble estaría protegido, y al dictar resoluciones en la causa se negaría aquello e intentarían destruir el contenido de los arts. 87 p. I y II del Código Civil, mencionando asimismo el art. 88, 93-I, 94 y 97 de la norma citada.

Que, los señores vocales desconocieron la reconvención interpuesta por falta de acción y derecho en una falta clara de valoración de las pruebas, refiriendo a normativa procesal, constitucional y nombrando números de Sentencias Constitucionales pretendiendo en la sentencia falta de valoración, omisión que lesionaría al debido proceso y la seguridad jurídica, culminando de manera poco clara al hacer una copia de razonamiento constitucional sin nombrarlo y referir que el Auto de Vista fuera contrario a lo previsto y establecido en nuestra normativa Sustantiva y Adjetiva Civil.

Pretende luego interpretación errónea del art. 333 del Código de Procedimiento Civil pues la demanda no cumpliría con lo previsto por el art. 327 no dice la norma- que habría sido convalidado por los vocales. Que, se habría denunciado la no inclusión en la demanda de Eldy Mariel Limpias Velarde, que el Auto de Vista referiría que habría modificación a fs. 19, remitiendo a actuados que se habrían producido, se alude asimismo a transcursos de tiempo por el que se habría producido la perención, que no habría sido observado el art. 309 del Código de Procedimiento Civil contraviniéndolo y tampoco hubiera sido subsanado por el Tribunal de Apelación incumpliendo los arts. 3-1, 3 y 4; inc. 1) del art. 90 y 252 del mismo cuerpo legal.

En la forma

Que, como demandados mediante incidente observando la demanda de reivindicación, y se habría solicitado a la juzgadora la aplicación del art. 333 del Código de Procedimiento Civil.

Que, el codemandado reconvendría por falta de acción y derecho con argumento que el Poder no otorgaba facultades para demandar reivindicación al ser un poder insuficiente. Que, la Juez habría otorgado el plazo de dos días para su corrección y fuera notificada de manera irregular y por ello debiera ser anulada como se habría solicitado en el memorial de conclusiones. Que, el Auto de relación procesal debió haber sido notificado en forma personal, empero fuera por cédula considerándolo un acto procesal viciado de nulidad. Que, la sentencia también fuera realizado en forma defectuosa e irregular. Que, no fuera cierto lo afirmado por los vocales que los demandados a tiempo de apersonarse habrían interpuesto incidente de nulidad y que ellos nunca aceptaron la convalidación de los defectos de la demanda y los posteriores actuados irregulares denunciados en su momento y no como el Ad quem diría que debieron ser oportunamente, antes de convalidarlos. Refiere los actuados en que hubieran denunciado petitorio que no hubiera sido atendido.

Con esos antecedentes reiteran interponer recurso de casación en el fondo y en la forma, pidiendo al Tribunal Supremo, anulando el Auto de Vista recurrido y/o Sentencia apelada, por haber incurrido en errores de hecho y derecho.

CONSIDERANDO III:                                                                FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Conteniendo el recurso formulado aspectos de fondo y forma, a efectos de contar con la coherencia respectiva la Resolución a emitir, este Supremo Tribunal considerará primero los cuestionamientos en la forma, en consideración a que si ellos fueran sustentados, el fallo seria por anular lo obrado o el Auto de Vista, tornándose innecesario ingresar a considerar los aspectos denunciados en el fondo, consecuentemente se tiene que:

En la forma:

A la referencia que los demandados hubieran interpuesto incidentes de nulidad a fs. 24 y 29, a fin de que se de aplicación al art. 333 del Código de Procedimiento Civil, corresponde señalar que es evidente aquello, empero esta situación fue ya dilucidada mediante Resolución de fs. 47a48 y vlta., por Auto de fecha 18 de diciembre de 2012 y ese aspecto fue absuelto por el Tribunal Ad quem al dar respuesta fundamentada a la apelación planteada, consecuentemente no es posible reiterar ese reclamo en etapa de casación, siendo redundante y sin fundamento; a mas de lo dicho, los hoy recurrentes, notificados como fueron a fs. 50, no hicieron reclamo alguno con respecto al tema, habiendo consentido con la validez del razonamiento del fallo de primera instancia.

Resulta irreflexivo el reclamo que se hace sobre la presentación de una demanda de reconvención por parte del codemandado Aurelio Mario Zabala Bonilla, que si bien es cierto se lo formuló, no habrá que perder de vista que el A quo se pronunció al respecto por Resolución de fs. 46 (Bis) vlta., de 18 de diciembre de 2012, por el que evidentemente con la facultad conferida por los arts. 3 y 87 del Código de Procedimiento Civil, dispuso subsanación con el advertido de tenerlos como no presentadas conforme prevé el art. 333 del Adjetivo Civil, notificados los interesados a fs. 50, a siete de enero de 2012 optaron por guardar silencio, coligiéndose que renunciaron a su derecho de contrademandar, pues  posteriores actuados se someten al proceso ofreciendo sus probanzas sin cuestionamiento alguno con la resolución emitida por la Juez de la causa.

En referencia a que determinados actuados como el Auto de relación procesal debieran ser notificados en forma personal, no es un aspecto que le sea permitido requerir en etapa de casación cuando en su momento no se reclamó, de antecedentes se verifica que los recurrentes fueron legalmente notificados a fs. 53 habiéndose cumplido el propósito de hacerles saber de su pronunciamiento, a ello se explica precisamente que a fs. 74 se haya ofrecido prueba de descargo en término previsto por el art. 379 del Código de Procedimiento Civil, lo propio sucede con la notificación con la sentencia, pues de la diligencia de fs. 126 asentada en fecha 19 de agosto de 2013, dentro de los diez días que prevé el art. 220 del Código de Procedimiento Civil presentaron su recurso de apelación, consecuentementelos actuados procesales cuestionados cumplieron estrictamente con su función, no existiendo indefensión.

Consecuentemente, la petición de nulidad realizada de manera ambigua tanto del Auto de Vista así como de la Sentencia, no tiene sustento alguno, por lo mismo corresponde emitir resolución conforme prevé los arts. 271 núm., 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

En el fondo.

El derecho de posesión a que dice se negara con la dictación de los fallos de instancia, y se intentaría destruir lo contenido en los arts. 87 p. I y II, art. 88, 93-I, 94 y 97 del Código Civil, su mención es referencial pues no se concreta en denuncia de su quebrantamiento, sin embargo de lo anterior cabe precisar que la posesión es una situación de hecho y no de derecho, consecuentemente si bien es cierto que los demandados estuvieran o cupando el predio en litigio, esa tenencia no se lo puede vincular a un derecho, salvo concurra la pretensión de hacer valer el mismo posesión- en una demanda de usucapión a la concurrencia de los elementos necesarios para su procedencia, que en el caso en cuestión no existe, pues más allá de que los recurrentes aleguen que la Junta de Vecinos a que refieren les hiciera transferencia -sin que haya constancia de ello-, al reclamo de la verdadera propietaria y la pretensión de recuperación, tienen la obligación de restituirla, no existiendo por lo mismo vulneración al hecho de estar en posesión sin ningún derecho.

Pretenden los recurrentes hacer consentir que la posesión fuera de buena fe por la compra que hubieran realizado a la Junta de Vecinos, para responder ello consideramos pertinente lo referido por el Dr. Carlos Morales Guillén en su Obra “Código Civil Concordado y Anotado” que: “La buena fe implica la creencia positiva, la convicción de que quien transmite la propiedad tiene el derecho de enajenarla. Si el adquirente conoce que el título es vicioso, nulo o rescindible, no existe buena fe (Laurente, cit. Por Machado).”, en el caso en cuestión, los ocupantes del lote de terreno, conocían que ingresaban a un lote de terreno ajeno, pues la Junta Vecinal que refieren les hizo venta no era titular del predio, de manera que no estaban autorizados a transferir o disponer del bien inmueble, consecuentemente el pretender la vulneración a su derecho de posesión por la adquisición de buena fe, no tiene sustento válido.

Existe luego confusión en sus argumentos, pues se pretende la existencia de falta de valoración de la prueba sin identificar los folios en que estuvieran insertos estas “pruebas no valoradas”, si esto tuviera asidero el reclamo debió formularse en la forma y no en el fondo, tornándolo más confuso aun la pretensión genérica, cuando señala que fuera contrario a lo previsto y establecido en la normativa Sustantiva y Adjetiva, sin razonamiento ni comprensión diferenciados. Lo expuesto anteriormente fue antecedido de la pretensión reiterada que se habría desconocido la reconvención interpuesta, cuando como se dijo a tiempo de responder el recurso de casación en la forma, este aspecto fue desestimado de manera acertada, aspecto que no fue cuestionado por los recurrentes en su oportunidad, careciendo por lo mismo de sustento la denuncia en casación.

Otro aspecto reclamado en el fondo de manera inoportuna es la presunta transgresión del art. 333 del Código de Procedimiento Civil, cuestión que se reclamó a su vez en la forma, habiendo recibido respuesta pertinente, consecuentemente la reiteración sin fundamento no merece mayor atención.

El Ad quem, respondió de manera sustentada lo referido a la presunta no inclusión en la demanda a Eldy Mariel Limpias Velarde, conforme se verifica a fs. 138 vlta., de lo que se infiere que el reclamo no tiene justificación, al margen de lo anterior, habrá que señalar que es un aspecto que debió ser reclamado en la forma y no en el fondo.

Consecuentemente se dictará Resolución en sujeción a lo previsto por los arts. 271 núm. 2), 273 de la norma Adjetiva Civil

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42  parágrafo I núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010 y en aplicación de los arts.271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civildeclara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo contenido en el memorial de fs. 141 a 145 vlta., presentado por Aurelio Mario Zabala Bonilla y Eldy Mariel Limpias Velarde, contra el Auto de Vista Nº398 de 07 de noviembre de 2013 cursante de fs. 138 y vlta., pronunciado por la Sala Civil Primera del  Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz. Con costas.

Se regula los honorarios del profesional Abogado en la suma de Bs. 700.oo.-        

Regístrese, comuníquese y devuélvase.                                        

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.                                                        

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dr. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Segundo