TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                      S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 114/2014.

Sucre: 07 de abril 2014.

Expediente: CB 2 14 S.

Partes: Sergio Baltazar Calizaya. c/ Modesto Loza Sejas y otros.

Proceso: Nulidad de Contrato.

Distrito: Cochabamba.


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 1341 a 1343 vlta., interpuesto por Sergio Baltazar Calizaya contra el Auto de Vista Nº REG/S.CII/ASEN. 126/15.10.2013 de 15 de octubre de 2013 que cursa de fs. 1335 a 1337, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba en el proceso ordinario de nulidad de contrato seguido por el recurrente en contra de Modesto Loza Sejas y otros, la concesión de fs. 1351, los antecedentes del proceso y;


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Mixto y de Sentencia de la Provincia Carrasco con asiento en Totora, dicta la sentencia de 14 de enero de 2013 que cursa de fs. 1280 a 1289, por la que declara improbada la demanda de nulidad de documentos de fs. 19 a 23, asimismo declara improbada las  excepciones de falsedad, ilegalidad, falta de acción y derecho, opuestas por los demandados Modesto Loza Sejas y Delfina Diaz Carballo de Loza.

Sentencia que fue recurrida de apelación por ambas partes y resuelta mediante Auto de Vista de fs. 1335 a 1337 que confirma la Sentencia apelada.

Fallo que a su vez es recurrida de casación en objeto de análisis y estudio.


CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN: 

La Resolución de Vista sin la debida fundamentación viola el art. 227 y 236 del Código de Procedimiento Civil, señalando que el Auto de Vista, señala que los contratos demandados son nulos al haberse vulnerado bienes de la comunidad de gananciales, del mismo modo la confesión judicial de los demandados con relación al documento privado de antricresis suscrito entre Tomasa Romero y Delfina Diaz.

Refiriendo que el documento de anticresis no hubiera otorgado su consentimiento, en el que solo participo su esposa Tomasa Romero quien hubiera suscrito el documento privado de 09 de mayo de 2008 de compromiso de venta de inmueble y caseta en Ivirgarzama, señalando que en la Sentencia de 14 de enero de 2013 se presentó un contradocumento a la minuta de fecha 23 de diciembre de 2003 y que finalmente un documento privado de anticrético, con esas pruebas mencionadas, hubiera interpuesto demandad de nulidad de documentos, ya que según el art 112 del Código de Familia resulta ser copropietario del viene inmueble, por lo que demandó nulidad conforme a los art. 636 y 639 del Código Civil, habiéndose demostrado la relación marital y la inscripción del inmueble en Derechos Reales. Manifiesta que sobre la novación ilegal del contrato de anticrético para convertirse en documento de transferencia, señalando que todos los documentos objeto de la demanda de nulidad, nacen en la novación ilegal realizada por Delfina Carballo, así el art. 1340 del Código Civil, establece la forma de su constitución, y el documento suscrito entre Tomasa Romero y Delfina Diaz, no ha sido considerado de manera objetiva.

Señala que el art. 549 del Código Civil, establece que las causales de nulidad, y se ha acreditado la falta de objeto cierto ya que ante la existencia de un documento que falte a los requisitos exigidos por ley no puede sustentarse como válido.

Por lo que solicita se disponga la casación. 

 

CONSIDERANDO III.

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Antes de ingresar a considerar los argumentos del recurso de casación que ha motivado la remisión de la causa a este Tribunal, corresponde estudiar los presupuestos procesales relativos al recurso de casación y su consideración.

El art. 140 del Código de Procedimiento Civil, señala: "(Comienzo).- I.- Los plazos procesales comenzarán a correr desde el día hábil siguiente a la citación o notificación con la Resolución judicial respectiva. II.- Los plazos comunes para ambas partes correrán desde el día hábil siguiente a la última notificación..." también respecto al trascurso de los plazos el mismo Código en su art. 141 tiene el siguiente contenido: "(Transcurso).- Los plazos transcurrirán ininterrumpidamente y sólo se suspenderán durante las vacaciones judiciales...", este transcurso de los plazos procesales tiene estrecha relación con el vencimiento de los mismos, aspecto el cual, se encuentra regulado por el art. 142 del mismo cuerpo legal que señala: "(Vencimiento).- Los plazos quedarán vencidos en el último momento hábil del día respectivo...", consecuentemente diremos que los plazos procesales son improrrogables y perentorios conforme a la regla contenida en el art. 139 del Código de Procedimiento Civil.-

Conforme a lo descrito precedentemente, se tiene que el plazo para la interposición del recurso de casación, se encuentra contenido en el art. 257 del adjetivo civil que textualmente señala: "(Plazo).- El recurso de casación se interpondrá dentro del plazo fatal e improrrogable de ocho días a contar desde la notificación con el Auto de Vista o Sentencia..." esto quiere decir que el plazo para la interposición del recurso corre de momento a momento, razón por la cual para denotar emergencia del mismo la redacción que contiene dicho artículo lleva impreso el término de "fatal", consecuentemente diremos que término fatal y termino perentorio son la misma cosa, que significa improrrogable, que no se puede prorrogar, solo que del contenido del art. 257, establece que el cómputo del mismo se la efectúa desde el momento de su notificación, excepción a la regla contenida en la primera parte del art. 140 del mismo cuerpo legal.

En ese sentido, diremos que el recurrente, Sergio Baltazar Calizaya ha sido notificado con el Auto de Vista de fs. 1335 a 1337, en fecha seis de noviembre de dos mil trece a horas once (06/11/2013 hrs. 11:00), tal cual consta en diligencia de fs. 1338, a partir del cual tenía el plazo de ocho días (computables de momento a momento), para presentar su recurso de casación; ahora de la revisión del recurso de fs. 1341 a 1343 vlta., se evidencia el cargo de recepción de la Notaría de Fe Pública de Primera Clase Nº 47 a cargo de Dra. Patricia Omonte, que advierte que dicho recurso fuera presentado  en esa oficina notarial en fecha catorce de noviembre de dos mil trece a horas diecinueve (14/11/2013 hrs. 19:00), con el argumento de que el interesado se hubiera hecho presente en plataforma y estuviera cerrado, posteriormente dicho recurso fue presentado en plataforma a primera hora del 15 de noviembre de 2013.

Ante la notificación con el Auto de Vista, efectuado el 6 de noviembre de 2013 a horas 11:00, el recurrente Sergio Baltazar Calizaya, tenía el plazo para presentar su recurso hasta horas 11:00 del 14 de noviembre de 2013,  que resultó ser día hábil conforme al calendario, sin embargo de ello en dicho día podía haber ocurrido algún imprevisto durante toda la jornada en oficinas del Tribunal Departamental de Cochabamba, obviamente que ante tal eventualidad puede considerarse su presentación ante otra autoridad llamada por ley, empero acreditando dicha eventualidad y dentro el plazo que la ley establece; en la especie ocurre que el recurrente, presenta su recurso ante la Notaría de Fe Pública Nº 47, luego de haber expirado su plazo, esto es a las ocho horas de haber vencido su plazo, razón suficiente para desestimar su recurso, por haber sido planteado fuera del plazo que señala el art. 257 del Código de Procedimiento Civil, por lo que se deduce haberse operado la preclusión procesal en esa etapa recursiva, que debió ser objeto de análisis por el Ad quem, en aplicación del art. 262 núm. 1) del Código de Procedimiento Civil.

Por lo expuesto corresponde emitir fallo en base a los arts. 271 núm. 1) con relación al art. 272 núm. 1) ambos del Código de Procedimiento Civil.


POR TANTO.- La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I núm.1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2.010 y en aplicación de los arts. 272 núm. 1), con relación al art. 262 núm. 2) todos del Código de Procedimiento Civil declara IMPROCEDENTE, el recurso de casación en el fondo de fs. 1341 a 1343, interpuesto por Sergio Baltazar Calizaya contra el Auto de Vista Nº REG/S.CII/ASEN.126/15.10.2013. Con costas.

Se regula honorario del abogado en la suma de Bs. 700

Se apercibe al Tribunal de Alzada a dar cumplimiento al art. 262 num.1) del Código de Procedimiento Civil.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dr. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Segundo