TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo: 110/2014

Sucre: 27 de marzo 2014

Expediente:        SC-139-13-A

Partes: INVERSIONES CRENTIDEM S.A. (G.S.A.) representado por Jorge Chaparro José c/ Luís Enrique Gonzalo Iturralde Moreno


Proceso: Condiciones cambiantes, pago de daños por expectativa razón        Lucro cesante.

Distrito: Santa Cruz.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 734 a 739, interpuesto por  Luís Enrique Gonzalo Iturralde Moreno contra el Auto de Vista Nº 209 de 5 de junio de 2013 de fs. 732, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso ordinario de Condiciones cambiantes, pago de daños por expectativa razonable y lucro cesante seguido a instancias  INVERSIONES  CRENDIDEM  S.A.  representado  por Jorge Chaparro José contra el  recurrente; la respuesta de fs. 743 y vlta.; el Auto que niega la concesión de fs.  745; los antecedentes del  proceso, y:

CONSIDERANDO I:                                                        

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

1.- INVERSIONES  CRENDIDEM  S.A  representado  por Jorge Chaparro José, por memorial de fs. 54 a 61,  aclarada a fs. 64, interpone demanda ordinaria de Condiciones cambiantes, pago de daños por expectativa razonable y lucro cesante, pretensión que la dirige contra Luís Enrique Gonzalo  Iturralde Moreno. Las condiciones  cambiantes (rebuc sic standibus) por cuestiones  que durante la ejecución del proyecto cambiaron las circunstancias a raíz de tomar medidas correctivas y reconducción de información y estudios no fidedignos que nos fue entregado por el vendedor.

2. Pago de daños, por frustración de la expectativa razonable, en razón a que se suscribió el contrato a raíz y en base a la confianza, buena fe de la documentación proporcionada por el vendedor. Que de no mediar esta manipulación informática no hubiesen suscrito contrato alguno, puesto que una vez desembolsado significativas sumas, sin conocer la realidad objetiva, por ocultación de información, ya no se podía retornar, menos deshacer la operación

3.- Así mismo demandan el lucro cesante, por frustración del emprendimiento que no marchó, por animus nocendi sobre los datos e información que ofreció como determinante el vendedor, para la firma del contrato, en la suma que será liquidada en ejecución de sentencia.

Pidiendo que en sentencia se declare reducido el precio de la cantidad ya otorgada de USS. 500.000.- en consecuencia inexistente el saldo abusivo de USS

130.000.-. Se condene al pago de daños a cuantificarse en ejecución de sentencia, al señor Luís Enrique Iturralde Moreno. Se declare atendible la expectativa razonable y se determine un pago patrimonial cuantificable en ejecución de sentencias. Solicitando como medida precautoria se libre oficie a Derechos Reales a los fines que el Juez registrador informe sobre las propiedades registradas a nombre del vendedor demandado. Se disponga la prohibición de innovar con relación a los contratos suscritos para el perfeccionamiento de la operación, de los siguientes documentos Escritura Pública 946/2006 de 21 de noviembre de 2006 y Escritura Pública 962/2006 de 24 de noviembre de 2006. Conforme  a los arts. 327, 328 y siguientes del Código de Procedimiento Civil interpone la indicada demanda. 

Sustanciado el proceso en primera instancia y luego de una revocación del Auto de Perención de instancia de 26 de septiembre de 2012  de fs. 707 dictado por el  Juez N° Doceavo de Partido en lo Civil  y Comercial de Santa Cruz,  por el Tribunal de Alzada, mediante Auto de Vista  N° 2009/2013 del 5 de  junio de 2013 cursante a fs. 732., que determinó la Revocatoria  del Auto de fecha 26 de septiembre de 2012, objeto de la Apelación, disponiendo la prosecución de la causa. 

Auto  de Vista Revocatorio que es recurrido en casación en la forma y fondo por el demandado  Luís Enrique  Gonzalo Iturralde Moreno  de fs. 734 a 739 al amparo de los arts. 250 incs. 1), 2), 3) y 255 inc. 3) del Código de Procedimiento Civil,   pidiendo sea contra  el Auto de Vista de 26 de septiembre de 2012 cursante a fs. (732) a efecto de que la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia declare la inadmisibilidad del recurso de apelación de fs. 712 por presentación extemporánea y anule el Auto de Vista  y declare ejecutoriada  del Auto de Vista Nº 209 de 5 de junio de 2012  cursante a fs. 707 y sea con costas.

CONSIDERANDO II:                                                                

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Del recurso de casación en la forma.

- Argumenta la inadmisibilidad del recurso de apelación por su presentación extemporánea claramente expresado en el memorial de 22 de abril de 2013, el Auto de Vista no se ha pronunciado cuya omisión  constituye una flagrante violación al debido proceso y al derecho de defensa y consecuente nulidad tipificada en el art. 254 inc. 4) del Código de Procedimiento Civil. Señalando  de acuerdo a lo establecido por el Art. 220 num. 1) del Código de Procedimiento Civil el plazo para interponer el recurso de apelación vencía a hrs. 9:45 a.m. del día domingo 4 de noviembre de 2012, hasta el último  día hábil, o en su caso de acuerdo a lo descrito por el art. 27 del Código de Procedimiento Civil. Que de la Boleta de Comprobante de Caja N° 0063120 de 5 de noviembre de 2012 por pago de recursos ante Juzgado de Partido emitido a nombre de INVERSIONES GRENTIDEM S.A., un Sello sticker emitido por el Órgano Judicial que señala la fecha de presentación en Plataforma a horas 8:57del día 5 de noviembre de 2012. Y la nota manuscrita  por la Secretaria en el reverso del memorial que señala que fue presentado en su domicilio particular el día jueves primero de noviembre de 2012 a hrs. 15:00 p.m.

A fin de evitar adulteraciones o favores, ante la valorización de los datos  de registro debe darse la prevalencencia a la máquina “que no se corrompe”.

Solicitando al amparo de los arts. 250 a 254 inc. 4) y siguientes artículos del Código de  Procedimiento  Civil, se conceda el recurso de casación contra el Auto de Vista Nº 209 de fecha 5 de junio de 2013 (fs. 732) a efectos de que la Sala  Civil del Tribunal Supremo declare la inadmisibilidad  del recurso  de Apelación de fs. 712 por presentación extemporánea y anule el Auto de Vista y declare la ejecutoria del Auto de  26 de septiembre de 2012 (fs. 707).

Del recurso de casación en el fondo.

-Sobre el auto de  26 de septiembre de 2012 (fs. 797),  dictado por  el Juez  Décimo segundo de Partido en materia  Civil del distrito de  Santa Cruz  determinó la perención de instancia, en razón  de que había transcurrido más de 6 meses de inactividad procesal, toda vez que la última actuación de importancia de fs. 698 de 7 de noviembre de 2011. 

El Auto de Vista N° 209 de 5 de junio de 2013 (fs. 732) que revoca el Auto de 26 de septiembre (fs. 797), determina la prosecución de la causa, argumentando que se interrumpió el plazo de 6 meses previsto en el art. 309 del Código de Procedimiento Civil, el Juez A quo procedió incorrectamente al realizar.

Por todo lo anteriormente señalado se concluye que las autoridades no evaluaron correctamente el expediente, existe contradicción entre los considerandos y Resolución, el expediente estuvo inactivo por más de 11 meses, al amparo de los arts. 250, 253 incs. 1), 2) y 3) y siguientes del Código de Procedimiento Civil, interpone el recurso de casación en el fondo contra el Auto de  Vista N° 209 de 5 de junio de 2013 (fs. 732), a efecto de que la Sala Civil del Tribunal Supremo de  Justicia case el Auto de Vista confirmando el Auto de fecha 26 de septiembre de 2012 (fs. 707)  y sea con costas.

CONSIDERANDO III:                                                        

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

En la forma

Respecto a la presentación extemporánea del memorial de apelación, se debe señalar  que el actor fue notificado  en  fecha 25 de octubre de 2012 con el Auto de Perención de Instancia,  notificación cursante a fs. 710,  habiendo presentando su memorial de apelación el 1 de noviembre de 2012 a horas 15:00, en del domicilio particular de la Secretaria del Juzgado dentro del término que le confiere la ley, siendo que su plazo fenecía el 4 de noviembre de 2012, del cual cursa la nota de recepción  de la Secretaria a fs. 713 vuelta., sticker  que fue adherido al memorial y así también la Boleta del Comprobante de Caja Nº 0063120 en fecha 5 de noviembre de 2012,  consecuentemente el reclamo del recurrente resulta intrascendente.

En el  fondo

Respecto al reclamo de que habría operado la perención de instancia, por el transcurso de los seis meses, no resulta ser evidente, toda vez que posterior al decreto de fecha 7 de noviembre de 2011 de fs. 698, no hubo una resolución que declare la perención de instancia anterior a la presentación del memorial de fs. 703, pese a que habían transcurrido más 10 meses desde el último actuado,  hecho que no tomo en cuenta el Juez,  ni  fue observado por las partes y se siguió tramitando el proceso, consecuentemente no ha operado la perención de instancia, porque la misma se activó con los actuados de fs, 703, decreto de fs. 704 y 705.

Al respecto la Sentencia  constitucional  1936/2010-R señaló: “ Y así como el demandante tiene el deber de seguir su demanda activamente en un plano de equilibrio y seguridad jurídica se ha previsto la figura de la perención de  instancia, empero, la misma no opera de hecho por el solo transcurso del tiempo, es decir de manera automática, sino de derecho,  es decir, debe existir una resolución judicial tomada de oficio o a petición de parte, de ah{i por que el demandado ante el

abandono de la causa por parte del demandante por un tiempo superior a los seis meses, tiene la posibilidad y el derecho de solicitar la perención de instancia;  empero, si no lo hace, y mantiene una actitud pasiva, no puede pretender de activada la causa, la misma se objeto de dicha perención, que es precisamente lo que ha sucedido en este caso; razón por la cual no corresponde otorgar la tutela solicitada…”     

Por lo anteriormente  referido, este Tribunal Supremo considera que los Jueces de grado no incurrieron en vulneración alguna de  normas legales,  que se acusan  infringidas, deviniendo en infundado el recurso interpuesto por el recurrente, correspondiendo por ello fallar en la forma prevista por los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42 parágrafo I numeral 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara: INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo cursante de fs. 734 a 739 interpuesto por Luís Enrique Gonzalo Iturralde  Moreno  contra el Auto de Vista Nº 709 de 5 de junio de 2013, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz. Con costas.

Se regula honorarios profesionales en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Duran

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dr. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Segundo