TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                                 S A L A   C I V I L 


Auto Supremo: 91/2014

Sucre: 21 de marzo 2014

Expediente:        O-44-13-S

Partes: Rimmgel Inos López. c/ Nilda Condori Chávez

Proceso: Ruptura Unilateral

Distrito: Oruro


VISTOS: El recurso de casación en el fondo, interpuesto por Rimmgel Inos López, cursante de fs. 315 a 316 contra el Auto de Vista N° 162/2013 de 21 de octubre de 2013, de fs. 311 a 313 y vta., de obrados, emitida por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso ordinario de Ruptura Unilateral interpuesto por Rimmgel Inos López contra Nilda Condori Chávez; Auto de concesión a fs. 320, los antecedentes procesales; y:


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, el Juez de Partido  Segundo de Familia de la Capital, mediante Sentencia Nº 031/2013 de 29 de abril 2013, declaró:

I.- IMPROBADA la demanda principal  de Ruptura Unilateral de fs. 8 y Vta., y;

PROBADA la demanda Reconvencional de fs. 29-31 sin costas por ser juicio doble;

II.- Se declara disuelto el vínculo conyugal de convivencia que une a los concubinos Rimmgel Inos López y Nilda Condori Chávez y como emergencia de ello con derecho a ser asistida la demandada.

III.- La Hija Zulma Zulenka Inos Condori queda bajo la guarda legal de su señora madre y, se asigna asistencia familiar a favor  del referido menor y la demandada Nilda Condori Chávez en la suma de Bs 1000.- de carácter Mensual, que debe cancelar el obligado Rimmgel Inos López.

IV.- Los Bienes Gananciales por acuerdo de partes quedan a favor de la Hija Zulma Zulenka Inos Condori, y en cuanto a otros bienes gananciales, serán objeto de división y partición en ejecución de Sentencia.


Deducida la apelación por el demandante, ésta fue remitida ante Tribunal de Segunda Instancia como es la Sala Civil segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, que mediante Auto de Vista Nº 162/2013, de 21 de octubre 2013, confirmó la Sentencia apelada, con costas al recurrente.


Ante la determinación adoptada por el Ad quem, el demandante interpuso recurso de casación, conforme consta de fs. 315 a 316, mismo que se pasa a considerar.


CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


Señala que la prueba que su persona ha aportado en su momento, no han sido valoradas como prueba fundamentada donde claramente demuestra que su persona tiene una deuda con la entidad bancaria y que fue obtenida durante el  concubinato con la señora Nilda Condori Chávez, y que tanto el Auto de Vista como la Sentencia de primera instancia, no han tomado en cuenta que su persona tiene una obligación con la entidad bancaria  tal cual lo demuestra con las pruebas  de fs. 165, 166 a), 166, 172 y 108.


Acusa que si bien su persona de manera voluntaria ha cedido las acciones y derechos sobre el bien inmueble en favor de su hija, de las pruebas  que cursan de fs. 167 a 168 su persona ha cancelado  por concepto de  construcción del bien inmueble a los albañiles, pruebas que manifiesta no fueron consideradas en primera instancia.


Que, además la menor no estaría en listas de la Dirección Distrital de Educación, aspectos que observo en su oportunidad y no se tomó en cuenta a tiempo de  dictar la Sentencia y que el Auto de Vista del Tribunal de Alzada simplemente hace alusión que efectivamente existiendo una contradicción deducida tampoco resulta ser causal para eximir sus obligaciones de progenitor.


Que, conforme a la Sentencia Nº 31/2013 en la parte resolutiva se le fija una asistencia familiar en la suma de Bs. 1000.-  sin tomar en cuenta que su persona  tiene una obligación con la entidad bancaria y que la deuda contraída fue contraída dentro su concubinato y que tendría que ser pagado por los dos.


Finalmente, pide que según lo preceptuado en el art. 253 núm. 3) del Código de Procedimiento Civil, acusando error de derecho en la apreciación y valoración de la prueba, que el Tribunal Supremo que en aplicabilidad a lo previsto por el art. 271 núm. 4) del Código de Procedimiento Civil, pronuncie Auto Supremo CASANDO totalmente el Auto de Vista en aplicación del 274 de la misma norma legal, y fallando en o principal se dicte nueva Sentencia tomando en cuenta todas las valoraciones en cuanto a la valoración de la prueba, declarando disuelto el vínculo conyugal y fijando asistencia familiar en la suma de Bs. 700.- recurrido y se declare probada la demanda en todas sus partes.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:


A efectos de resolver el recurso planteado con la suma de que fuera en la forma y en el fondo de manera previa se hace preciso realizar algunas consideraciones respecto al recurso de casación como tal, en este sentido corresponde señalar que es considerado como un medio impugnatorio vertical y extraordinario procedente en supuestos estrictamente determinados por ley y dirigido a lograr que el Tribunal de casación revise y reforme o anule, las normas que garantizan el derecho al debido proceso o las formas esenciales para la eficacia y validez  de los actos procesales.

Como se tiene desarrollado en la jurisprudencia sentada por la ex Corte Suprema de Justicia con la que este Tribunal Supremo comparte criterio, se ha dejado sentado que cuando se recurre de casación en el fondo, debe fundarse en infracciones de "in iudicando", en que hubieran incurrido los Tribunales de instancia al pronunciar sus Resoluciones, debiendo estar debidamente identificadas y justificadas las causales señaladas en el artículo 253 del Código de Procedimiento Civil; mientras que el recurso de casación en la forma o nulidad, se funda en errores al procedimiento, "in procedendo", referidos a la infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas en la tramitación del proceso, enumeradas igualmente para cada caso en concreto, por el artículo 254 de la citada norma.

De lo referido precedentemente se infiere que las formas de resolución de cada uno de los recursos, en el fondo y en la forma, también adopta una forma específica y diferenciada, de ahí que, cuando se plantea recurso de casación en el fondo lo que se pretende es que el Tribunal case el Auto de Vista impugnado y resuelva el fondo del litigio; en cambio, cuando se plantea el recurso de nulidad o casación en la forma, lo que se pretende es la nulidad de obrados, siendo comunes para ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado. Por ello, al margen de exponer los motivos en que se funda su recurso de casación, sea en el fondo o  en la forma, es deber del recurrente concretar su pretensión en forma congruente con el recurso que plantea.

Establecido lo anterior y en el caso de Autos, de la verificación del contenido confuso del memorial de recurso de casación, se establece que, el recurrente acusa que se hubiese incurrido en error de derecho en la apreciación de las pruebas para arribar a la decisión adoptada de confirmar la Sentencia de primera instancia, por lo que, de la revisión de la exposición de agravios realizada de su parte, se concluye que su pretensión va dirigida principalmente a cuestionar la fijación de la asistencia familiar en la Sentencia Nº 031/2013, donde ya en su parte resolutiva se le fija una asistencia familiar en la suma de Bs. 1000.- pretendiendo el recurrente una reducción del monto de asistencia familiar a Bs. 700.-, manifestando que no se habría tomado en cuenta que su persona tiene una obligación con una entidad bancaria, Crédito que fue obtenida durante el concubinato con la señora Nilda Condori Chávez, obligación económica que no fue parte de su pretensión durante la tramitación del proceso en las instancias inferiores.

A esto se debe señalar que, el agravio formulado por el recurrente en sentido de no haberse tomado en cuenta prueba documental que acreditaría la existencia de una obligación económica que tendría con una entidad bancaria, conforme se evidenciaría de las documentales de fs. 165, 166, 172 y 108, está vinculado a cuestionar la determinación asumida por los Tribunales de instancia respecto a la fijación de la asistencia familiar, siendo ese el sentido del reclamo, corresponde precisar que conforme establece el artículo 28 del Código de Familia, la reducción o aumento de la pensión de asistencia no causa estado, por lo que las resoluciones emitidas respecto al monto de la asistencia familiar no son susceptibles de ser recurridas en casación, toda vez que las decisiones asumidas al respecto, no tienen carácter definitivo, dado que pueden variar en función a las necesidades de las beneficiarias, pudiendo modificarse y ser revisable a solicitud de las partes ya sea para su incremento, disminución o incluso su cesación en cualquier momento o estado del proceso, inclusive en ejecución de Sentencia, situación que no abre la competencia del Tribunal de casación, razonamiento que es orientado en lo que ya estableció este Supremo Tribunal de Justicia en el Auto Supremo Nº 044/2012 de fecha 07 de marzo de 2012, donde textualmente dice “…la pensión de asistencia se reduce o se aumenta de acuerdo a la disminución o incremento que se opera en las necesidades del beneficiario o en los recursos del obligado y que por consiguiente la resolución que fija la pensión de asistencia familiar es revisable, modificable y reducible de acuerdo las necesidades del beneficiario o los recursos que genere el obligado y que el recurrente puede acudir ante el juez de la causa y pedir su disminución, sí así lo considera conveniente de acuerdo a los recursos económicos que genera”.

Por todo lo manifestado, corresponde a este Tribunal resolver conforme señala los arts. 271 núm. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 núm. 1) y 272-1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo interpuesto por Rimmgel Inos López, cursante de fs. 315 a 316, contra el Auto de Vista N° 162/2013 de 21 de Octubre de 2013. Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 800.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Dra. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dr. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero