TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

     SALA  CIVIL

Auto Supremo: 61/2014

Sucre: 11 de marzo 2014

Expediente: LP- 123-13-A

Partes: Armando Cortez Cuba. c/ Gobierno Autónomo Municipal de La Paz.

Proceso: Mejor derecho propietario y acción negatoria.

Distrito: La Paz.

VISTOS: El recurso de casación en  la forma de fs. 276 a 277, interpuesto por Armando Cortez Cuba contra el Auto de Vista de fecha 29 de julio de 2013 pronunciado por la Sala Civil y Comercial Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso de Mejor derecho propietario y acción negatoria seguido por Armando Cortez Cuba contra el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, la concesión de fs. 288, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Octavo de Partido en lo Civil y Comercial dicta  Auto de fecha 8 de marzo de 2012, cursante a fs. 167 y vlta., que declara la perención de instancia, resolución que es recurrida de apelación por Armando Cortez Cuba por escrito de fs. 169 a 172, y como consecuencia de ello, nulidades de por medio, se dicta el Auto de Vista de fecha 29 de julio de 2013, cursante de fs. 268 a 269 vlta., que confirma el Auto impugnado; Resolución de Alzada que es recurrida de casación en la forma por el actor, que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

El recurrente en lo sustancial señala que el GobiernoAutónomoMunicipal de La Paz responde yreconviene de donde nace una doble acción, y la inactividad procesal fue del ente M unicipalmismo que nunca procedió a la respectiva notificación al demandado, causando indefensión, que provoco la supuesta perención deinstancia.

Inmediatamente alega que la resolución recurrida causa enorme perjuicio, daño económico  si considera lo establecido por A.S. Nº 43 de 12 de febrero de 2001, haciendo alusión del texto de dicha resolución judicial, y decanta en destacar el principio de restringir lo odioso y ampliar lo favorable.

Finalmente impetra al Tribunal Supremo de Justicia pronuncie Auto Supremo declarando casando el Auto de Vista conforme lo establecido en el art. 274 del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Previo entrar en examen se debe indicar que el recurso si bien se señala en la forma, sin embargo por el fundamento que contiene que es concordante con su petitorio sobre la decisión de fondo al establecer la perención, por el principio pro actione, se procede con el análisis del mismo. 

En función al contenido del recurso es necesario realizar las siguientes consideraciones:

El art. 309 del Código de Procedimiento Civil señala: “I. Cuando en primera instancia el demandante abandonare su acción durante seis meses, el juez de oficio o a petición departe, y sin más trámite declarará la perención de la instancia, con costas. II. El plazo se computará desde la última actuación”; precepto normativo que configura una forma extraordinaria de conclusión del proceso, debido a la inactividad procesal en primera instancia atribuible a las partes contendientes.

Para Enrique Falcon (Caducidad o perención de instancia, 1989, pág. 11) la perención de instancia “es una institución procesal aplicable a los procesos dispositivos, en virtud del cual, ante la inactividad de la parte sobre quien pesa la carga de operar el procedimiento, durante determinando lapso, de oficio o a pedido de parte contraria, el Tribunal puede declarar el cese del curso de la instancia”. La presencia de la inactividad primer elemento-, que se resume en un abandono o desinterés en el proceso, ya sea por una completa inactividad o por actos insustanciales que no admitan impulso procesal durante el plazo segundo elemento- que la ley procesal ha determinado, permiten, de oficio o a petición de parte, el pronunciamiento judicial que concluye de forma excepcional el proceso mediante la perención.

En la litis, en los actos procesales de trascendencia desarrollados, de fs. 20 a 23 de obrados, Armando Cortes Cuba incoa demanda ordinaria de mejor derecho propietario y acción negatoria contra el GobiernoAutónomoMunicipal de La Paz, representado por Luis Revilla Herrero. Luego de subsanacionescorrespondientes, se cita a la institución edil, que contesta y reconviene por memorial de fs. 138 a 148 vlta., de fecha 25 de febrero de 2011, mereciendo el proveído de fs. 149 de fecha 26 de febrero de 2011 que da por respondida la demanda y se ordena el traslado con la reconvención, actos procesales que no fueron notificados formalmente. Por memorial de fs. 153 de obrados de fecha 24 de enero de 2012 el apoderado del Gobierno Municipal de La Paz, VladimirGutiérrezRamírez, pide se declare la perención de instancia por no haberse realizado actuación de fondo en el proceso por la parte demandante. Dicha solicitud, previo rechazo del adverso, merece el Auto de fs. 167 que declara la perención deinstancia que merece recurso de apelación del actor, y luego de nulidades de por medio, se dicta el Auto de Vista de fs. 268 que confirma la Resolución definitiva dictada por el inferior.

El recurso como primer punto refiere que la aparenteinactividad fue por parte del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz por no haber procedido con la respectiva notificación al demandado; al respecto cabe señalar, que conforme los antecedentes descritos, se puede observar el advenimiento de inactividad procesal de fecha 26 de febrero de 2011 (proveído de traslado) hasta 24 de enero de 2012 (petición de perención), habiendo transcurrido los seis meses que prevé el art. 309 del Código Adjetivo dela materia, transcurso evidente que no ha merecido observación en el presenterecurso, como tampoco las notificaciones o su falta en la concatenación de actos, sin embargo la oposición del reclamo apuntaa que esta inactividad es atribuible al Gobierno AutónomoMunicipal de La Paz por no haber notificado la reconvención al recurrente; se debe tener muy presente que iniciada la instancia, las partes en el proceso tienen la carga procesal  de asistir de forma obligatoria a la secretaria del juzgado los días martes y viernes para notificarse con las actuaciones que se hubieren producido conforme establece el art. 133 del Código Adjetivo Civil, es en ese sentido que el recurrente debió prever que una vez citada la demanda a su contrincante merecería una respuesta del mismo, que más allá que en el escrito de contestación se presenta una reconvención -que tiene una formapeculiar de citación-, empero él debió apersonarse a objeto de cumplir con la carga procesal aludida. En ese entendido, la decisión asumida por el juez de mérito fue adecuada a la inactividad procesal atribuible a ambas partes, por cuanto son las dos partes que mediante demanda y el otro reconvencionalmente han postulado pretensiones, que se ven afectados por la perención dictada, en tal caso dicha decisión judicial se debe a la desidia con que tanto el actor como el reconviniente actuaron en proceso.

En relación a la consideración del A.S. Nº 43 de 12 de febrero de 2001; se debe indicar que la posición de la extinta Corte Suprema de Justicia hasta los albores del nuevo siglo fue en sentido de descartar la perención de instancia cuando se trataba de juicios dobles, es decir que la perención de instancia no procedía cuando en un proceso se postulaba acción reconvencional, así se tiene diferentes Autos Supremos emitidos bajo ese razonamiento que también cita el recurrente. Sin embargo esa línea jurisprudencial fue modificada por medio de una interpretación del art. 309 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, admitiendo la perención en procesos dobles, conforme refleja el Auto SupremoNº 39 de 17 de marzo de 2005 (Sala Civil Segunda) que señala: “…a efectos de unificar jurisprudencia sobre la perención de instancia en procesos dobles, en los que el demandante tiene la condición de demandado y viceversa, corresponde señalar que si bien es cierto que este Tribunal Supremo en determinado momento estableció que la perención de instancia no procedía en procesos dobles, como se infiere de la lectura de los Autos Supremos Nº 87 de 15 de mayo de 1985 y No. 265 de 8 de diciembre de 1986, invocados por la recurrente, este entendimiento jurisprudencial ha sido superado y modificado por la nueva jurisprudencia dictada por la Corte Suprema, entre otros, a través de los Autos Supremos 207 de 10 de junio de 2002, 109 de 17 de marzo de 2003 y 201 de 6 de junio de 2003, por lo que no es atendible el argumento esgrimido por la recurrente en el sentido de que, en el caso sub lite al ser un proceso doble, en virtud a la demanda y reconvención, no opera la perención de instancia, toda vez que este aspecto no está contemplado dentro de las causales de improcedencia previstas por la norma del artículo 313 del adjetivo de la materia

El razonamiento jurisprudencial vertido guarda coherencia con lo estipulado en los arts. 309 y siguientes del Código adjetivo de la materia, criterio que es compartido por éste Tribunal Supremo de Justicia, y es en esa lógica que en un proceso donde se tiene una acción principal y a su vez se establece demanda reconvencional, ante la falta de movimiento procesal, se puede dictar la perención de instancia con la concurrencia de los requisitos que hace éste instituto procesal. 

Por todo lo manifestado se establece que los fundamentos del recurso de casación no bastan para revertir la decisión asumida en la instancia, por lo que deviene en infundado.

Por lo expuesto éste Tribunal de casación, emite resolución en la manera determinada por los arts. 271 núm. 2)  y 273 del código Adjetivo Civil. 

POR TANTO:La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 par. I núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010,y en aplicación de los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADOel recurso decasación de fs. 276 a 277, interpuesto por Armando Cortez Cuba contra el Auto de Vista de fecha 29 de julio de 2013 pronunciado por la Sala Civil y Comercial Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz. Con  costas.

Sin derecho a honorario profesional por ser abogado dependiente del ente municipal.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dr. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero