TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

S A L A   C I V I L

Auto Supremo: 30/2014

Sucre: 17 de febrero 2014

Expediente: CB 120 13 - S

Partes: Buenaventura Choque Antezana y otros c/ Ex Prefectura del

             Departamento de Cochabamba.  

Proceso: Nulidad de documento y otros.

Distrito: Cochabamba.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 1049 a 1053 y vlta., interpuesto por Buenaventura Choque Antezana y Armando Córdova Saavedra en representación de Francisco Castellón, Martina Choque, Juliana Saravia, Isabel Saravia de Castellón, Nicolasa Flores de Santos contra el Auto de Vista Nº 159 de 7 de agosto de 2013 que cursa de fs. 1036 a 1041, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, en el proceso ordinario de nulidad de documento y otros, seguido a instancias de los recurrentes en contra de la ex Prefectura del Departamento de Cochabamba, la concesión de fs. 1061, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Noveno en lo Civil del Distrito Judicial de Cochabamba, dicta la sentencia de fs. 813 a 833, declarando probada en parte la demanda de fs. 29 a 31, y en lo relevante declaró la nulidad parcial de la Escritura Pública signada con el Nº 264, solo en lo que corresponde a la declaración de ratificación de transferencia por expropiación que mencione a Casta Antezana Vda. de Choque, Francisco Castellón, Isabel Saravia de Castellón, Martina Choque Vda. de Coaquira y Micaela Flores de Santos, sin lugar al resarcimiento de daños y perjuicios.

Sentencia que es recurrida de Apelación por los actores, la entidad demandada y tercerista de derecho coadyuvante y como consecuencia de ello se dicta el Auto de Vista de fs. 1036 a 1041, que anula el proceso con reposición ordenando que  el A quo antes de la admisión de la demanda exija la presentación de prueba documental vigente que respalde la pretensión de los actores, fallo que es recurrido de casación en el fondo.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN.

Luego de exponer los antecedentes del proceso señala que recurso de casación conforma a lo previsto en el art. 253 num. 3) del Código de Procedimiento Civil, sosteniendo que de acuerdo al art. 197 del Código de Procedimiento Civil, la revisión procesal se desarrolla sin restricción alguna, verificando la competencia del Juez, realizando una revisión integral del proceso, empero de ello el Auto de Vista recurrido se apartó de dichos lineamientos, arguyendo lo siguiente:

1.- Luego de dictada la Sentencia de fs. 813 a 833, en el que se reconoció que no se realizó un trámite de expropiación, con referencia a los demandados, como señala el II y III del tercer considerando de dicha Resolución.

2.- Refiere que antes de dictarse la Sentencia de fs. 813 a 833 el A quo generó las pruebas de fs. 663 y de fs. 670 a 680, cuyos medios probatorios se constituyeron base de la Sentencia, sin embargo el Auto de Vista refiere que en base a la documental de fs. 892 presentada por el Directorio Mixto del PIS, acredita la realización del trámite de expropiación en el marco del D.S. Nº 14544, que no es evidente, que contrasta con el contenido de la literal de fs. 892, pues la prueba de fs. 663 no mereció ninguna valoración analítica, pese que la misma señala la inexistencia del protocolo Nº 264/1990, denotando infracción de los arts. 17, 22 y 23 de la Ley del Notariado, tampoco fueron valorados las literales de fs. 670 a 680, lo que generó los siguientes hechos: a) no existen las escrituras públicas de cada una de las personas mencionadas, b) no existencia constancia de la escritura de 17 de abril de 1990, c) de acuerdo a la relación nominal no existe constancia de que esas personas hubieran intervenido como sujetos de la relación contractual, d) la partida Nº 115, refiere a una expropiación y no refiere la Resolución expropiatoria, e) la nota marginal de sub inscripción de 2 de mayo de 2001 y considerando el testimonio de fs. 625 a 640, y la medida preliminar de 24 de agosto de 2006, se efectuaron sobre la sub inscripción en una partida que no acredita derecho propietario.

3.- Citando el art. 379 del Código de Procedimiento Civil, señala que el Juez A quo valoró en su esencia la prueba generada en previsión del art. 378 del Adjetivo de la materia, empero el Auto de Vista incurre en error de derecho al prescindir la consideración de análisis considerativo de la prueba de fs. 663 y de fs. 670 a 680, que fueron expedidos por la Notario de Gobierno del Departamento de Cochabamba y la Registradora Provincial de Derechos Reales, respectivamente. Así señala que el Auto de Vista anuló obrados en base al art. 197 del Código de Procedimiento Civil, que  fue pasado de alto, pues no se valoró los dos medios de prueba referidos por lo que se incurrió en una violación del art. 397 del mismo cuerpo legal, incurriendo en error de derecho.

Señala que se incurre en error de hecho, al restarle la importancia real a la nulidad impetrada y que fuera resuelta favorablemente por el A quo que señaló la inexistencia del protocolo¸ contrario a ello se sostuvo que en base a la literal de fs. 555 referida a la ley Nº 3037, 3) la demanda de nulidad de documento y otros se presentó sobre títulos declarados nulos, dicho medio de prueba no fue ofrecido conforme al art. 331 del Adjetivo de la materia, ya que la solicitud de juramento de reciente obtención no fue considerada conforme al decreto de fs. 545 vlta.

Por lo expuesto solicita a este Tribunal, se case el Auto de Vista recurrido conforme al art. 271 inc. 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil y emitir Resolución en lo principal del litigio.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Para orientar el presente fallo corresponde citar jurisprudencia emitida por  este Tribunal  Supremo de Justicia, así diremos que en Auto Supremo N° 191 de 17 de abril de 2013, se señaló lo siguiente: “La uniforme jurisprudencia sentada por la Ex Corte Suprema de Justicia como por el actual Tribunal Supremo de Justicia, señaló que el recurso de casación se equipara a una demanda nueva de puro derecho, el mismo que puede ser planteado en la forma, en el fondo o en ambos casos a la vez, conforme está establecido en el art. 250 del Código de Procedimiento Civil; cuando el recurso se plantea en la forma, es decir por errores de procedimiento, denominado en doctrina error "in procedendo", su finalidad es la anulación de la Resolución recurrida o del proceso mismo cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas expresamente con nulidad por la ley; en tanto que el recurso de casación en el fondo o "error in judicando", procede por errores de fondo en la Resolución del litigio y está orientado a que el Tribunal de Casación revise el fondo de la Resolución impugnada, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva Resolución que resuelva el fondo de la controversia en base a la correcta compulsa de la prueba y la aplicación o interpretación de la ley; sin embargo es de aclarar que debido a razones de orden lógico, no se puede interponer recurso de casación en el fondo contra una Resolución anulatoria por cuanto el Juez o Tribunal que emite este tipo de Resolución lo hizo por aspectos formales o de procedimiento y no ingresó a considerar el aspecto sustancial o fondo del asunto”,

Ahora, de fs. 1049 a 1053 y vlta., el recurrente manifiesta que interpone “recurso de casación en el fondo”  conforme a la previsión normativa contenida en el art. 253 num. 3) del Código de Procedimiento Civil, en cuyo fundamento del mismo expuso error de hecho y error de derecho en la valoración de los medios de prueba, para finalizar su petición que se emita Auto Supremo en el que se case el Auto de Vista, conforme a los arts. 271 num. 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil y se emita una Resolución en lo principal del litigio.

La postura recursiva de los demandados, no obedece al sistema de impugnación establecido en nuestro sistema procesal civil,  pues se debe recordar que el Auto de Vista Nº 159 de 7 de agosto de 2013 que cursa de fs. 1036 a 1041, emite una Resolución anulatoria, esto quiere decir que en criterio del Ad quem, no ingresa a verificar o considerar la Resolución de mérito del operador judicial  de primera instancia, por considerar la existencia de vicio procesal insubsanable, que amerita evocar una Resolución de vista anulando obrados, consiguientemente los damnificados con dicho fallo no podían  recurrir de casación en el fondo contra del Auto de Vista, sino analizar la Resolución anulatoria que hipotéticamente les fuera desfavorable, para analizar si el Auto de Vista sustento sus fundamentos en base a los principios que rigen las nulidades procesales, y si la misma resulta ser excesiva, aspecto confundido por los recurrentes, pues la jurisprudencia citada describió las razones por las cuales no se puede analizar un recurso de casación en el fondo sobre una Resolución de Vista anulatoria, extremo que impide la consideración de los argumentos traídos en el memorial de recurso de casación en el fondo.    

Consiguientemente, en base a los fundamentos expuestos corresponde emitir Resolución en la forma prevista en el art. 271 num. 1) y  258 num. 2)  del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo  I num. 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los Arts. 271 num. 1) y 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la fondo, interpuesto por Buenaventura Choque Antezana y Armando Córdova Saavedra en representación de Francisco Castellón, Martina Choque, Juliana Saravia, Isabel Saravia de Castellón Nicolasa Flores de Santos contra el Auto de Vista Nº 159 de 7 de agosto de 2013 que cursa de fs. 1036 a 1041. Sin costas.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dr. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero