TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                               SALA CIVIL

Auto Supremo: 11/2014

Sucre: 07 de febrero2014

Expediente: PT-45-13-S

Partes: Nieves Apala Quiñones. c/Casimiro Flores Ayaviri, Virginia Yáñez Ayaviri

yPosibles herederos.

Proceso: Usucapión

Distrito: Potosí

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Nieves Apala Quiñones de fs. 209 a 215 vta., impugnando el Auto de Vista Nº 170/2013 de fecha 10 de octubre de 2013, pronunciado por la Sala Civil del Tribunal Departamental de Justicia del Potosí, dentro del proceso de Usucapión Decenal seguido por Nieves Apala Quiñones contra Casimiro Flores Ayaviri, Virginia Yáñez Ayaviri y posibles herederos de éstos, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTEDENTES DEL PROCESO:

Que, tramitada la causa, el Juez de Partido Mixto, Liquidador y de Sentencia de la localidad de Uyuni, emitió la Sentencia Nº 01/2012 de fecha 25 de enero de 2013, cursante de fs.177 a 184 y vta., declarando improbada la demanda cursante de fs. 10 a 11, subsanada a fs. 15, de usucapión decenal interpuesta por  Nieves Apala Quiñones sobre los bienes inmuebles situados en calle German Busch s/n y en calle Pando s/n. de la localidad de LLica-Potosí

Apelada la Sentencia por Nieves Apala Quiñones, la Sala Civil del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, por Auto de Vista Nº 170 de 10 de octubre de 2013, cursante a fojas 203 a 205 vta., confirmóen todas sus partes la sentencia apelada de fs. 177 a 184y vta., contenida en la Resolución Nº 001/2013.

Resolución de Alzada que es impugnada por la demandante, a través del recurso de casación en el fondo de fs. 209 a 215 vta., y que es motivo de Autos.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

La recurrente señala que plantea recurso de casación en el fondo, por la causal establecida en el art. 253 núm. 3) del Código de Procedimiento Civil, es decir, por error de derecho o de hecho en que supuestamente hubiera incurrido el Tribunal de Alzada, procediendo a efectuar, en primera instancia, una explicación de lo acontecido durante el desarrollo del proceso, así como el contenido de su demanda y de la respuesta que según la misma, fue presentada extemporáneamente por los herederos de los demandados principales, para luego, también cuestionar la labor de valoración probatoria del Juez A quo; así como manifestar que en etapa casacional presenta excepción de prescripción basada en los documentos de fs. 29, 31, 33 y 34 de obrados y la disposición contenida en el art. 1497 del Código Civil,para en definitiva concluir señalando que el Tribunal de Apelación no cumplió con el deber establecido por el art. 236 del Código Adjetivo de la materia, porque según la impugnante, los de Alzada no valoraron correctamente la prueba producida en  proceso, incurriendo una vez más en error de hecho y error de derecho y con ello en violación de los arts. 1283-I, 1330, 138, 88 -I, 110, 128 del Código Civil y 87, 397-II, 375, 427, 236 de su procedimiento, así el art. 115-I-II de la Constitución Política del Estado.

Concluye solicitando se case el Auto de Vista, debiendo declararse probada la demanda interpuesta, así como también se anule la resolución impugnada, de conformidad a lo dispuesto por el art. 271 inc. 4) y 3) del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Este Tribunal considera necesario dejar previamente establecido que, siendo el recurso de casación un recurso extraordinario que tiene por finalidad anular el proceso o en su caso casar la Resolución de Alzada que contiene una incorrecta interpretación o aplicación de la ley o dicho de otro modo, propicia el juzgamiento de las resoluciones emitidas por las Salas Civiles de los Tribunales Departamentales de Justicia, a los fines de verificar si en ellos se aplicó correctamente o no las normas positivas civiles y en su caso realizar las correcciones pertinentes; lleva consigo un elemento importante cual es el formal, es decir, que a tiempo de plantearse este recurso extraordinario, conforme prevén los arts. 250 y 258 del Código Adjetivo Civil, deben cumplirse con toda rigurosidad los requisitos de admisibilidad y procedencia exigidos por ley, de tal modo, que de analizados los antecedentes procesales en relación a los motivos del recurso, se pueda determinar la existencia delerror in iudicando o el errorin procedendocuya existencia se aduce, respectivamente.

Dicho lo anterior, también resulta imprescindible señalar, que las partes a tiempo de recurrir en casación, sea en la forma o en el fondo, están en la obligación de señalar de manera clara, concreta y precisa la violación de la ley o la aplicación falsa o errónea de la misma, especificando en qué consiste dicha falsedad o error y cuando se acuse errónea valoración probatoria, debe identificarse el medio probatorio erróneamente valorado, su foliación exacta en el expediente y precisarse en qué consiste el error y cómo debió valorarse éste.

Determinada la naturaleza y finalidad del instituto procesal interpuesto, dentro del marco normativo anteriormente referido, de la revisión de los argumentos expuestos en el recurso de casación en el fondo interpuesto por la recurrente supra señalada, este Tribunal advierte que dicha recurrente incumple con la técnica recursiva inherente al recurso extraordinario en examen, toda vez,que la  misma alude que plantea recurso de casación en el fondo por error de derecho y de hecho, empero,no especifica y menos fundamenta, en qué consistiría el error de derecho y cual el error de hecho en que hubieran incurrido los Vocales integrantes del Tribunal A quem, tampoco precisa y fundamenta cual es la excepción de prescripción que plantean en etapa casacional y menos aún cómo el Tribunal de Alzada hubiere incurrido en la supuesta vulneración de las disposiciones contenidas en los arts. 1283-I, 1330, 138, 88-I, 110, 128 del Código Civil y 87, 397-II, 375, 427, 236 de su Procedimiento y art. 115-I-II de la Constitución Política del Estado-que sólo los cita- sin señalar en qué consiste dicha violación y cómo debieron ser aplicadas la referidas  disposiciones legales y fundamentales, constituyendo el recurso interpuesto, en un simple relato a veces desordenado e incoherente de lo que la recurrente entiende aconteció en la tramitación del presente proceso, así como un simple disentir con lo resuelto, principalmente por el Juez A quo, desconociendo totalmente la naturaleza y finalidad del recurso extraordinario interpuesto, habiendo incurrido también en peticiones totalmente contradictorias e incongruentes entre sí, como el pedir primero se case el Auto de Vista recurrido y a su vez se anule el mismo; debido a ello, la forma inadecuada del planteamiento del referido recurso de casación efectuada por la demandante Nieves Apala Quiñones, no permite se abra la competencia del máximo Tribunal para resolver en el fondo el mismo, por no poder subsanarse de oficio las falencias que contiene dicho recurso. Correspondiendo en consecuencia,  fallar de conformidad a lo previsto por los arts. 271 num. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo Inúm. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 núm. 2) y 272 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo interpuesto por Nieves Apala Quiñones cursante de fs. 209 a 215 vta., contra el Auto de Vista Nº 170/2013, con costas.

Se regula el honorario del Abogado de la parte recurrida,  en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dr. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero