TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

      SALA CIVIL

Auto Supremo: 3/2014

Sucre: 05 de febrero 2014

Expediente: LP-109-13-S

Partes: Jaime Angulo Quispe y Catalina Chipana de Angulo  c/ Pascual Vargas

Tapia.


Proceso: Usucapión decenal o extraordinaria de lote de terreno

Distrito: La Paz.

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 214 a 215 interpuesto por el Gobierno Autónomo Municipal de El Alto representado por Edwin Yujra Sánchez (apoderado) contra el Auto de Vista-Resolución Nº S-223/13 de fecha 7 de junio de 2013 cursante de fs. 211 a 212 y vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso ordinario de usucapión decenal u extraordinaria seguido por Jaime Angulo Quispe y Catalina Chipana de Angulo contra Pascual Vargas Tapia; la respuesta al recurso de fs. 218 vlta; el Auto de concesión de fs. 221, los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Jaime Angulo Quispe y Catalina Chipana de Angulo, de fs. 33 a 34 interponen demanda ordinaria de usucapión decenal o extraordinaria contra Pascual Vargas Tapia, indicando que en fecha 24 de marzo de 1993 adquirieron el lote de terreno Nº 81 de una extensión de 148,75 mts2 ubicado en el manzano 130 de la Urbanización Villa Esperanza Plan Vivienda El Alto de la Paz, adquisición que lo realizaron del Sr. Pascual Vargas Tapia y éste a su vez fue adjudicado por el Gobierno Municipal de El Alto en 1979 y que hasta la fecha no pudieron realizar su registro en Derechos Reales, tampoco su vendedor pudo sanear su documentación por falta de suscripción de la minuta de transferencia por el Gobierno Municipal de El Alto, pese haber cancelado el precio; manifiestan que se encuentran en posesión de dicho terreno por más de 10 años donde realizaron algunas construcciones y el pago de servicios básicos; demanda que fue modificada y ampliada a fs. 40 y 43 contra el Gobierno Municipal del El Alto, asimismo ampliada a fs. 50 contra Guillermina Castro Valencia e integrado de oficio a fs. 86  vta., en calidad de lisis consorte pasivo al Gobierno Municipal de La Paz, habiendo este último presentando informe indicando que el terreno en cuestión no constituye propiedad municipal que pertenezca a esa institución, en tanto que el Gobierno Municipal de El Alto a fs. 67 y vta., formuló demanda reconvencional por mejor derecho de propiedad, reivindicación, daños y perjuicios, subsanada a fs. 72 y vta.   


Sustanciado el proceso en primera instancia, el Juez Cuarto de Partido en Materia Civil y Comercial de la ciudad de El Alto, mediante Sentencia - Resolución Nº 222/2010 de fecha 22 de junio de 2010 cursante de fs. 137 a 139 y vta., declaró probada la demanda principal e improbada la demanda reconvencional del Gobierno Municipal de El Alto, disponiendo por operada la usucapión decenal o extraordinaria con respecto al lote de terreno objeto de demanda, ordenando la inscripción definitiva en Derechos Reales a nombre de los demandantes; al mismo tiempo, en cumplimiento del art. 197 del Código de Procedimiento Civil dispuso que la Sentencia sea elevada en grado de consulta ante la Corte Superior de Justicia en aquel tiempo y ahora Tribunal Departamental de Justicia.


En apelación la Sentencia Resolución Nº 222/2010 de fecha 22 de junio de 2010, interpuesto por el Gobierno Municipal del El Alto, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, por Auto de Vista Resolución Nº S-178/12 de 21 de mayo 2012 cursante a fs. 166 a 167, confirma la Sentencia recurrida, sin absolutamente pronunciarse con respecto a la consulta; en contra de esta resolución de segunda instancia, el Gobierno Autónomo Municipal de El Alto mediante su apoderado, recurre en casación en la forma y en fondo, mismo que es resuelto mediante  Auto Supremo  Nº 18/2013 mediante el cual ANULA el Auto de Vista recurrido y dispone que sin espera de turno y previo sorteo pronuncie nueva resolución, resolviendo la consulta de la Sentencia Resolución Nº 222/2010 de 22 de junio de 2010, una vez emitido el nuevo Auto de Vista Nº S-223/13 el gobierno Municipal del Alto a través de apoderado legal recurre de casación en la forma y el fondo que se analiza:

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Interpone recurso de casación en la forma por la causal prevista en el num. 4) y7) del art. 254 del Código de Procedimiento Civil y refiere en SentenciaResolución Nº 222/2010 no se valoró la prueba documental de fs. 65 Conforme prevé el art. 373 del Código de Procedimiento Civil, que demostraría que el lote objeto de litigio signado con Nº 81 manzana 130, sería de propiedad Municipal y por lo tanto de dominio público en virtud del art. 339 numeral II de la Constitución Política del Estado y el art. 85 de la Ley 2028 de Municipalidades.

También señala que serían aplicables al caso los arts. 44núm. 16), 84 y 86  de la Ley 2028 de ley de Municipalidades y art. 339 parágrafo II y 410 de la Constitución Política del Estado.

En cuanto al recurso de casación en el fondo cita el contenido del 252 del Código de Procedimiento Civil, el art. 131 de la Ley 2028 de Municipalidades y el art. 339 parágrafos II de la Constitución Política del Estado, seguidamente señala que la Resolución S-492/2012que habría anulado obrados hasta fs. 101 no habrá considerado los vicios de nulidad desde la demanda aspecto que perjudicaría a los vecinos de la urbanización san Silvestre y al gobierno Municipal del El Alto, consecuentemente se habría vulnerado las normas precitadas y la ley Marcelo Quiroga Santa Cruz que conforme su art. 14 se reserva el derecho de formalizar la correspondiente acción penal.

Refiere que el proceso fue tramitado con evidentes vicios de nulidad absoluta que vulnera el debido proceso, derecho a la defensa y seguridad jurídica consagrado en el art. 115-II y 117-I de la Constitución Política del Estado, solicitando lareposición de obrados hasta el vicio más antiguo, citando jurisprudencia constitucional referente al recurso de casación.

Con tales argumentos termina solicitando se conceda el recurso de casación en la forma y en fondo ante el Tribunal Supremo de Justicia para que anule el fallo ilegal, citando los arts. 213, 214 con relación al 250, 252, 253, 254, 255-1) y 257, todos del Código de Procedimiento Civil, sin realizar ninguna petición en concreto. 

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurso de casación es considerado como un medio impugnatorio vertical y extraordinario procedente en supuestos estrictamente determinados por ley y dirigido a lograr que el máximo Tribunal revise y reforme o anule las resoluciones expedidas en apelación que infringen las normas de derecho material, las normas que garantizan el derecho al debido proceso o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales.

Como característica esencial de este recurso podemos establecer que no se trata de una tercera instancia, pues el Tribunal de casación es un Tribunal de derecho y no de hecho, por ello el recurso solo procede por las causales taxativamente indicadas por la ley, debiendo el Tribunal de Casación circunscribirse a considerar las causales invocadas por el recurrente y siempre que se formulen con observancia de los requisitos exigidos por la misma ley.

Al respecto la uniforme jurisprudencia sentada por la Ex Corte Suprema de Justicia, con la que se comparte criterio, señaló que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, que puede ser planteada en el fondo o en la forma o en ambas a la vez, conforme está establecido en el art. 250 del Código de Procedimiento Civil.

Cuando el recurso de casación se interpone en el fondo, esto por errores en la resolución de fondo del litigio "error in judicando", caso en el cual los hechos denunciados deben circunscribirse a las causales de procedencia establecidas en el art. 253 del Adjetivo Civil y está orientado a que el Tribunal Supremo revise el fondo de la resolución del litigio, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución que resuelva el fondo del litigio; en tanto que si se plantea en la forma "error in procedendo", es decir por errores de procedimiento, la fundamentación debe adecuarse a las causales y previsiones contenidas en el art. 254 del mismo cuerpo legal, siendo su finalidad la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas con nulidad por la ley. En ambos casos, es de inexcusable cumplimiento el mandato del art. 258 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil; es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

De lo manifestado precedentemente se concluye que el recurso de casación en el fondo y el de forma son dos medios de impugnación distintos, que persiguen igualmente finalidades diferentes, el uno, nos referimos al de fondo, está orientado a que el Tribunal Supremo revise el fondo de la resolución del litigio, y en este caso lo que el recurrente pretende es que el Auto Supremo "case" la resolución recurrida y resuelva el fondo de la controversia en base a la correcta aplicación o interpretación de la ley o la debida valoración de la prueba. En cambio el recurso de casación en la forma está orientado a que el Tribunal Supremo constate la existencia de errores formales en la resolución impugnada o de procedimiento en la sustanciación de la causa que conlleven la afectación del debido proceso, en ese caso la pretensión recursiva está orientada a la nulidad de la resolución impugnada o la nulidad de obrados.

En el caso  de Autos, el recurso de casación en la forma planteado por  el Gobierno Municipal del el Alto al margen de carecer de una adecuada fundamentación  y los requisitos establecidos  por  el art. 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, arguye como fundamento de su recurso de casación en la forma la falta de valoración de prueba, indicando: “que el juez de primera instancia no habría valoradola prueba documental de fs. 65de obrados, documento que demostraría que el lote objeto de litigio sería de propiedad  Municipal y por lo tanto de dominio público en virtud del art. 339 numeral II de la Constitución Política del Estado y el art. 85 de la Ley 2028 de Municipalidades”, al respecto  es preciso reiterar lo que se tiene ampliamente manifestado, que el recurso de casación en la forma  procede por errores de procedimiento y lo que se busca  con ella, es la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo, siempre y cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas expresamente con nulidad por la ley, no siendo admisible acusar falta de valoración de prueba, como argumento válido de un  recurso de casación en la forma, debido  a que la precitada causal tiene implicancia sobre el fondo de una causa y debe ser acusado precisamente en un recurso de casación en el fondo, al margen de ello el recurso no contiene ninguna petición en concreto, aspectos que impiden a este Tribunal conocer  el recurso, consiguientemente, el recurso de casación en la forma planteado por el Gobierno Municipal de el Alto  resulta improcedente.

En cuanto al recurso de casación en el fondo, de igual forma no sea dado cumplimiento a lo establecido por el art. 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, es más, se señala como Auto de Vista impugnado la “Resolución S-492/2012”, refiriendo que la  citada resolución anuló obrados hasta fs. 101 sin  considerar  los vicios de nulidad desde la demanda, aspecto que perjudicaría a los vecinos de la urbanización San Silvestre y al Gobierno Municipal de El Alto, al respecto es preciso enfatizar que la resolución citada por la parte recurrente, es completamente ajena al presente proceso, toda vez que de la compulsa de obrados se advierte que en la tramitación del proceso se han  emitido los Autos de Vista  Nº S- 178/12  de fecha 21 de mayo de 2012 cursante a fs. 166 a 167 y el Auto Nº S-223/13 de fecha 7 de junio de 2013 cursante de fs. 211 a 212 vta., de manera que  la Resolución Nº 492/2012 impugnada no fue emitida en el presente proceso.  Asimismo se  advierte  que la entidad Municipal incurrió en las mismas imprecisiones del  recurso en la forma, es decir, acusando vicios de nulidad en su recurso de casación en el fondo. Por otro lado  el argumento respecto al perjuicio que hubieran sufrido los vecinos de la Urbanización San Silvestre tampoco tiene relación con el proceso, aspectos que imposibilitan a este Tribunal establecer cuales los agravios que hubiera sufrido el gobierno Municipal de El Alto con la Resolución de Alzada.

Concluyéndose  que los recursos de casación tanto en la forma como el fondo se encuentran deficientemente fundamentados con una serie de desaciertos, con argumentos entremezclados que hacen al fondo y la forma en uno y otro recurso, sin una petición clara y concreta.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art.42 parágrafo I núm. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, en aplicación de lo previsto por los arts. 271 núm. 1) y 272 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación  en la forma y  en el fondo contenido en el memorial de fs. 214 a 215 interpuesto por Edwin Yujra Sánchez en representación del Gobierno Municipal de El Altocontra el Auto de  fecha 07 de junio de 2013 saliente de fs. 211 a 212 vta. Sin costas.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Dra. Rita Susana Nava Durán

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dr. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Primero