TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                        S A L A  C I V I L

Auto Supremo:667/2013                                                Sucre:26 de diciembre2013                                                        Expediente:        LP-116-13-S                                                                

Partes: Germán Meneses Arroyo. c/María Cleofé Mendoza Bacarreza.                Proceso:Divorcio                                                                

Distrito:La Paz

VISTOS: El recurso de casación en el fondo cursante de fs. 264 a 266 vlta., interpuesto por María Cleofé Mendoza Bacarreza contra el Auto de Vista Nº S-339/13 de 27 de septiembre de 2013 cursante de fs. 254 a 255, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso de Divorcio, seguido por Germán Meneses Arroyo contra María Cleofé Mendoza Bacarreza; respuesta de fs. 269 a 270 vlta; concesión de fs. 271; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:                                                                ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Cuarto de Partido Familia de La Paz, pronunció Sentencia Nº142/2013 de 18 de febrero de2013, cursante de fs. 179 a 181, declarando PROBADAStanto la demanda principal de fs. 4-5, así como la acción reconvencional de fs. 12-13, por haberse justificado plenamente la causal del art. 130 núm. 4) del Código de Familia e IMPROBADA la acción reconvencional de fs. 12 a 13 por la causal contenida en el art. 130 núm. 1) del citado cuerpo familia y el resarcimiento de daños y perjuicios que establece el art. 144 del Código de Familia en el otrosí 4to. por falta de pruebas, en consecuencia DISUELTO el vínculo matrimonial que une a los esposos GERMAN MENESES ARROYO y MARIA CLEOFE MENDOZA BACARREZA debiendo en ejecución de Sentencia procederse a la cancelación de la partida matrimonial por ante el Servicio de Registro Civil conforme lo dispone el art. 398 del Código de Familia. Con referencia a las medidas provisionales se homologa el Auto de fs. 38 a 39 con la modificación de que se exonera de este beneficio a la esposa en aplicación del art. 143 párrafo tercero del Código de Familia y en mérito a la literal de fs. 75 se reduce la asistencia familiar para los dos hijos en la suma de Bs. 900 mensuales y sea a partir de la notificación a las partes con el fallo.

Contra la referida Sentencia, María Cleofé Mendoza Bacarreza por memorial de fs. 189 a 191, interpuso recurso de apelación.

En mérito a esos antecedentes, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, emitió el Auto de Vista Nº S-339/13 de fs. 254 a 255, por el que CONFIRMA la SentenciaNº 142/2013, de fecha 18 de febrero de 2013, de fs. 179 a 181, y declara la ejecutoria de la Resolución Nº 369/2013, de fs. 229 a 231.

Resolución que dio lugar al recurso de casación, interpuesto por parte de María Cleofé Mendoza Bacarreza, que se analiza. 

CONSIDERANDO II:                                                                        HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Refiere presentar y formular recurso de casación en el fondo, en sujeción a lo previsto por los arts. 250, 253 núm. 3) del Código de Procedimiento Civil, y a título de fundamentos de hecho y derecho relata los antecedentes del proceso desde la demanda, contestación, calificación del proceso, la tacha que hubiera interpuesto, así como declaraciones de testigos, señalando luego que no habría una adecuada valoración de la prueba documental, que hubiera presentado pruebas fundamentales sin identificar cuales fueran esas- que no se habrían apreciado.

Por otro lado señala que en demanda se habría solicitado se le exonere de cualquier pago de asistencia familiar, que por ley le correspondería no identifica cual fuera esa ley- que dice la ampararía.

Hace referencia al acuerdo transaccional de fs. 29 y 218 de 11 de octubre de 2011por el que habría el compromiso de cancelar una suma de Bs. 1.350 a favor de sus hijos hasta que salga profesionales. Que, en la Resolución Nº 142/2013 se modificaría ese acuerdo y exoneraría de ese beneficio a la esposa y reduciendo la asistencia a los hijos, sin embargo de que demostraría se encuentra en mal estado de salud.

Refiere a las declaraciones testificales, transcribiendo segmentos, llegando a concluir que los mismos ni siquiera supieran como es él refiriéndose a su esposo-.

Por último relata a un finiquito que hubiera recibido el demandante y solicita se ordene la división del dinero otorgado.

En la parte del petitorio señala que formula recurso de casación, a objeto de que mediante Auto Supremo anule la resolución observada de su parte.

CONSIDERANDO III:                                                                FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Los argumentos expuestos en el recurso de casación que de principio se dice trata uno en el fondo, no tiene comprensión destinado a ello, pues en los puntos 1 a 5 de fs. 264 y vuelta, se hace relato de antecedentes procesales, desarrollando con mayor extensión en los incisos que describe, prolongando en los mismos la referencia a actuados dentro del proceso y la descripción sin mayor sindéresis conducente a un recurso de casación, pretendiendo al parecer mostrar aspectos relativos a una asistencia familiar que no se concreta sin embargo a vincular la vulneración de ninguna norma, prosiguiendo en sugerir a la autoridad, sin concretar cual;por otro lado, una orden de retención de dineros producto de un finiquito y finalmente en la parte de la petición de manera incongruente sin justificar la causal del art. 253 núm.  3) del Código de Procedimiento Civil que de principio que alegaba a la interposición del recurso, que mediante Auto Supremo se anule la resolución observada.

En sujeción a lo analizado, corresponde señalar que la recurrente no comprendió la naturaleza del recurso que vino en plantear, ni diferenció lo que representa un recurso de casación en el fondo con relación a la forma, pues si bien de inicio señaló formular en el fondo, no cumplió con la previsión del art. 258 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil, pues del texto del memorial presentado a título de recurso de casación en el fondo, se verifica la absoluta carencia de la cita en términos claros, concretos y precisos de la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, ni la especificación de en qué consistió la violación, falsedad o error, culminando en solicitar sin considerar que señaló interponer recurso de casación en el fondo- la nulidad de obrados, planteamiento anómalo que no posibilita la apertura de la competencia del Tribunal Supremo para ingresar a considerar los argumentos glosados, en razón de su falta de fundamentación y el petitorio incongruente.

La recurrente debió haber comprendido que cuando se interpone recurso de casación en el fondo, esto es por errores en la resolución de fondo, o en la resolución de la controversia, y los hechos denunciados deben circunscribirse a las casuales de procedencia establecidas en el art. 253 del Adjetivo Civil, teniendo como finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución que en base a una correcta interpretación o aplicación de la ley sustantiva o eliminando el error de hecho o de derecho en la valoración de la prueba, resuelva el fondo del litigio, aspecto que no ocurrió en el caso de Autos, pues como se señaló, luego de una descripción de antecedentes del proceso a manera de una recopilación, lejos de adecuar  a lo determinado por las normas ya señaladas, tendientes a buscar una casación, culmina por solicitar porque se anule la resolución, cual si se hubiera planteado el recurso de casación en la forma, pues en ese caso sí es posible peticionar la nulidad de la resolución recurrida o del proceso mismo, en razón de lo primero, cuando la resolución recurrida contiene infracciones formales y, lo segundo cuando en la sustanciación del proceso se hubieran violado las formas esenciales del mismo y que se encuentren sancionadas con nulidad por la ley, cumpliendo al efecto de manera inexcusable con el del art. 258 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil, con las connotaciones que ella de manera imperativa señala.

El caso en análisis como se estableció de inicio, carece en absoluto de esas características, mereciendo consecuentemente Resolución en sujeción a lo previsto por los arts. 217 núm. 1) y 272 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo Inúm. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 núm. 1), 272 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTEel recurso de casación formulado por memorial que corre de fs. 264-266 Vlta., presentado por María Cleofé Mendoza Bacarreza contra el Auto de Vista Nº S-339/13 de27 de septiembre de 2013 cursante de fs. 254 a 255  de obrados. Con costas.

Se regula honorarios del profesional abogado en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.                                        

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.                                                        

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: séptimo