TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo:655/2013

Sucre:19 dediciembre 2013

Expediente: SC-118-13-S

Partes:Jorge Sergio Francisco Antelo Cuadros. c/ Edith Carlota Roca Stahl y

Rene Gerald Roca Stahl.

Proceso:Mejor derecho de propiedad, reivindicación y entrega de inmueble

Distrito: Santa Cruz


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs.217 a 218, interpuesto por Edith Roca de Ferrante contra el Auto de Vista Nº 350 de 03 de octubre del 2013, de fs. 214 y vlta., pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso ordinario de mejor derecho de propiedad, reivindicación y entrega de inmueble seguido por Jorge Sergio Francisco Antelo Cuadros contra la recurrente  y René Gerald Roca Stahl,el Auto de concesión del recurso de fs. 225, los antecedentes del proceso, y:


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, el Juez Segundo de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Cruz, pronunció la Sentencia Nº 8 de 15 de marzo del 2013, de fs. 193 a 197 vlta., declarando probada en parte la demanda principal, solamente con relación a la acción reivindicatoria, desocupación y entrega de inmueble e improbada la demanda reconvencional de fs. 54 a 55 vlta., interpuesta por Jorge Sergio Francisco Antelo Cuadros contra Edith Carlota Roca Stahl y René Gerald Roca Stahl, sin costas por ser juicio doble.

Resolución de primera instancia que fue recurrida de apelación por la codemandada Edith Roca de Ferrante, por memorial de fs. 199 a 201, resueltapor Auto de Vista Nº 350 de 03 de octubre de 2013, de fs. 214 y vlta., por el queconfirma totalmente la Sentencia, Resolución esta última que a su vez es recurrida de casación en la forma y en el fondo y que es objeto de autos.


CONSIDERANDO II

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


No obstanteque la recurrente a tiempo de acusar los agravios en los que supuestamente hubieran incurrido los de Alzada, no hace la distinción respecto a cuál el fundamento del recurso de casación en la forma y cuál en el fondo,incurriendo en igual confusiónen su petitorio, sin embargo y no obstante las referidas contradicciones, de la revisión del referido recurso, se advierte que la misma alega la errónea y aplicación indebida de las normasAdjetivas, contenidas en los arts. 3 inc. 1), 3) y 6), 190, 192 y 236 del Código de Procedimiento Civil, porque el Juez de instancia a tiempo de pronunciar Sentencia, omitió fundamentar y pronunciarse respecto a la demanda reconvencional de permuta y retención forzosa de la alícuota parte del inmueble objeto del litigio, que al haber sido  cuestionada en elrecurso de apelación, el Tribunal Ad quem de forma ilegal y contraviniendo disposiciones de orden constitucional como el debido proceso y seguridad jurídica, rechazóla misma con el argumentando que esta falta de pronunciamiento debió reclamarse vía complementación conforme dispone el art. 196 del Código Procesal Civil, destacando que, “no se percatan que el Juez de instancia no podía complementar sobre algo que no había resuelto en Sentencia” (sic).

Recurso de casación en el fondo:

En este punto, se advierte que la impugnante, alude a lafalta de valoración de prueba tanto documental como testifical que demuestran los trabajos de refacción realizados en el inmueble objeto del proceso, como la declaración de Rodrigo Velarde Ribera, Oscar Pinto Romero y Wilson Rivero Yovioy la documental de fs. 42 y 44, que demuestran lasrefacciones efectuadas por su persona en el inmueble motivo del proceso y que alcanzan al monto de $us. 12.3000, por el que según dicha impugnante, demostraría el derecho que le asiste para hacer efectivo el cobro de la indemnización reclamada en su reconvención.

Concluye, pidiendo que,conforme prevé el art. 253 -1) y 254-4), se case el Auto de Vista y se instruya se pronuncie  un nuevo fallo en primera instancia, corrigiendo las normas vulneradas.


CONSIDERANDO III

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:


De acuerdo a la configuración procesal del recurso de casación en la forma,  regulada por el  art. 254 del Código de Procedimiento Civil, el mismo procede por haberse violado las formas esenciales del proceso, estableciendo varios casos de procedencia como el previsto en el numeral 4 que establece: “Otorgando más de lo pedido por las parteso sin haberse pronunciado sobre alguna de las pretensiones deducidas en el proceso y reclamadas oportunamente ante los tribunales inferiores”.

Ahora bien, la nueva forma de impartir justicia que nace a partir de nuestra norma fundamental, otorga mayor preponderancia a la consideración del derecho sustantivo de los litigantes en relación a la forma de tramitación de la causa, pues, recordemos que el proceso, como el ordinario civil, no es un fin en sí mismo, sino, es un medio a través del cual las partes en controversia pretenden el reconocimiento de sus derechos. Entonces, lo que se pretende a través de la tramitación de una causa es impartir justicia no así la perfección procesal. Así lo entendemos a partir de los principios glosados en el art. 180-I de la Constitución Política del Estado destacándose entre ellos, los principios de celeridad, eficacia y verdad material.

Sin embargo, lo expuesto, no implica que no deba tenerse en cuenta el derecho procedimental en la sustanciación de la causa porque constituye el mecanismo legal que brinda seguridad jurídica a las partes que desde el primer momento saben cuál la hermenéutica jurídica en base a la que se resolverán los hechos controvertidos. Por ello, cuando se acusa la existencia de errores “in procedendo” en el trámite de la causa habrá que tener en cuenta la magnituddel mismo y su incidencia en la resolución del conflicto, lo que implica la concurrencia de los principios de  especificidad, trascendencia y convalidación. Condiciones sin las cuales no se puede determinar la nulidad en el espectro del art. 17 de la L.O.J.

Dicho aquello, pese a las falencias observadas en el recurso interpuesto, en base a los principios del pro homine y pro actione, por utilidad procedimental, primeramente se resolverá el recurso de casación  interpuesto en la forma, debido a  que de ser encontrado  fundado, ocasionará que este Máximo Tribunal anule el proceso, constituyéndose en innecesaria la resolución del recurso de casación deducido en el fondo.

Al efecto referido precedentemente, con relación al único motivo extraído del recurso  interpuesto como casación en la forma, relativoa laerrónea y aplicación indebida de las normas adjetivas contenidas en los arts.3 inc 1), 3) y 6), 190, 192 y 236 del Código de Procedimiento Civil,porque según la  recurrenteel Tribunal de Apelación,adujo que la falta de fundamentación sobre la pretensión de permuta forzosa de hijuelas en la que incurrió el Juez de instancia, debió ser reclamada vía complementación conforme dispone el art. 196 del Procesal Civil, sin percatarse que el Juez de instancia no podía complementar sobre algo que no había resuelto, al respecto, de obrados, se concluye que ciertamente la ahora impugnante, al momento de dar respuesta a la presente acción,mediante memorial de fs. 54 a 55 y vlta., reconvino por indemnización de mejoras y permuta forzosa de hijuelas y por derecho de retención de la misma, mutua petición, que en el caso de la primera (pago de mejoras) sí fue resuelta en Sentencia declarándose improbada, más no se refiere para nada respecto a la segunda demanda reconvencional referida a la permuta  y retención forzosa de hijuela, omisión que efectivamente debió ser reclamada vía subsanación y enmienda por la ahora recurrente, en base a la facultad otorgada a ésta por el art. 196 del Código de Procedimiento Civil, conforme correctamente concluyó el Ad quem y al no haberlo hecho, dicho derecho precluyó para hacerlo en etapa casacional, conforme lo prevé en el art. 16 de la L.O.J.; conforme también determinó el referido Tribunal, conclusión plenamente compartida por este Máximo Tribunal, toda vez que, conforme a las facultades con que cuenta todojuzgador, está, entre ellas, que luego de“Pronunciada la Sentencia el juez no podrá sustituirla ni modificarla y concluirá su competencia respecto al objeto del litigio. Le corresponderá, sin embargo: 1) Corregir de oficio, antes de la notificación con la Sentencia, algún error material siempre que no alterare lo sustancial de la decisión. Los simples errores numéricos podrán ser corregidos aún en ejecución de Sentencia; 2) A pedido de parte, formulado dentro de las veinticuatro horas de la notificación, y sin sustanciación, corregir cualquier error material, aclarar algún concepto oscuro sin alterar lo sustancial, y suplir cualquier omisión en que se hubiere incurrido sobre alguna de las pretensiones deducidas y discutidas en el litigio(las negrillas no pertenecen al texto original), art. 196 del Código de Procedimiento Civil, consiguientemente, este Tribunal no advierte que los de Alzada hayan incurrido en la errónea interpretación y aplicación indebida de las normas adjetivas a que alude la impugnante, careciendo de mérito dicha alegación, máxime si se tiene en cuenta que la referida demanda reconvencional, también  resulta contradictoria con la primera mutua pretensión formulada por la parte procesal, de restitución previa de mejoras, para proceder a la devolución del inmueble objeto del proceso.

Recurso de casación en el fondo:

Con relación al único agravio advertido en el recurso de casación en el fondo, referido  a la falta de valoración de prueba tanto documental como  la declaración testifical de Rodrigo Velarde Ribera, Oscar Pinto Romero y Wilson Rivero Yovio y la documental de fs. 42 y 44, a través de las cuales hubiera demostrado las refacciones efectuadas por su persona en el inmueble motivo del proceso y que alcanzan al monto de $us. 12.3000, por el que según dicha impugnante, demostraría el derecho que le asiste para hacer efectivo el cobro de la indemnización reclamada en su demanda reconvencional, dicha alegación tampoco resulta ser evidente, debido a que este Tribunal advierte que los Tribunales inferiores  jerárquicos, sí han procedido a valorar en su integridad, las pruebas fundamentales y decisivas que les sirvieron de sustento a las determinaciones que asumieron, conforme lo dispone el art. 397II del Código Adjetivo, concluyendo que dichas mejoras fueron efectuadas antes de la partición y división voluntaria efectuada del inmueble objeto del presente proceso, valoración probatoria que resulta incensurable en casación, careciendo de mérito el referido motivo.

Por lo referido, corresponde a este Tribunal fallar de conformidad a lo dispuesto por los arts. 271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil. 

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial de fecha 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts.271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADOel recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto por Edith Roca de Ferrante contra el Auto de Vista Nº350 de 03 de octubre de 2013. Con costas.

Habiéndose dado respuesta al recurso, se regula el honorario profesional del Abogado patrocinante de los demandantes en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Relatora: Mgda Dra. Rita Susana Nava Durán.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: séptimo