TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                          SALA CIVIL

Auto Supremo: 587/2013

Sucre: 15 denoviembre 2013

Expediente: SC - 100 - 13 - S

Partes: Audelia Vargas Vélez. c/Ezequiel Claure Cuéllar

Proceso: Divorcio

Distrito: Santa Cruz

VISTOS: El recurso de casación de fs. 171 a 175, interpuesto por Ezequiel Claure Cuéllar contra el Auto de Vista Nº 151/2013 de fecha 02 de septiembre de 2013,cursante a fs. 165 a 166, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso ordinario de divorcio seguido por Audelia Vargas Vélez contra el recurrente; la respuesta al recurso de fs. 178 a 179; el Auto de concesión de fs. 180, los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Audelia Vargas Vélezinterpone demanda ordinaria de divorcio en contra de Ezequiel Claure Cuéllar fundada en la causal establecida en el art. 130 numeral 4) del Código de Familia, manifestando que contrajo matrimonio con el demandado en fecha 31 de enero de 2007, dentro del cual procrearon tres hijas, Verónica Claure Vargas, de 17 años  de edad, Gloria Claure Vargas de 13 años y Belén Claure Vargas de 9 añosy que debido al carácter irascible y violento de su cónyuge, quien llegó a lanzarle injurias gravísimas por celos infundados que se acentuaban cuando se encontraba en estado de ebriedad, situación que era frecuente yque hicieron intolerable la vida en común, motivo por el cual se vio obligada a trasladarse a la habitación de su hija mayor. A fs. 88 a 91, el demandado a tiempo de responder la demanda reconviene por la misma causal de la demanda principal, memorial que fue rechazado por el Juez de la causa por haber sido presentadode forma extemporánea.

Tramitado el proceso, el Juez Cuarto de Partido de Familia de la ciudad de Santa Cruz, pronuncia la Sentencia Nº 84/2013 de 28 de marzo de 2013, declarando probada la demanda, sin costas, disponiendo la disolución del vínculo matrimonial, la  guarda de los hijos habidos en matrimonio a favor de la  madre y fijando una asistencia familiar de 1.500.- a favor de las menores, asimismo, por Auto complementario de fs. 143 de fecha 12 de abril del mismo año, dispuso que el demandado desocupe el inmueble constituido en el hogar conyugal.

Fallo judicial que fue recurrido de apelación por Ezequiel Claure Cuéllar a través del memorial de fs. 146 a 151 y vlta, mismo que fue resuelto por Auto de Vista Nº151/2013 de 02 de septiembre de 2013, de fs. 165 a 166, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, que confirmó la Sentencia apelada.

Contra esta última Resolución, Ezequiel Claure Cuellar, interpone el recurso de casación que es motivo de Autos.

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

El recurrente aduce que interpone recurso de casación conforme lo establecen los arts.274 del Código de Procedimiento Civil concordante con los arts. 253 y 271 del mismo Código,  expresando los siguientes agravios:

Alega que la Sentencia, el Auto Complementario de la Sentenciay Auto de Vista carecen de fundamentación y motivación, respecto a la valoración de la prueba aportada por las partes, debido a que dice- que el Juez para declarar probada la demanda fundó sus argumento en las declaraciones testificales de cargo, sin embargo, el sobre que contenía el interrogatorio jamás fue abierto;además de que la prueba testifical de descargo ni siquiera fue mencionada en la resolución y que se lo condenó a pasar una asistencia familiar en un monto que no podrá cumplir por su avanzada edad.


Así mismo, también acusa quela Sentencianiega la existencia de bienes para dividir, apreciación, que según el impugnante, es falsa debido a que existe un inmueble a nombre de sus hijas sobre el cual su persona tiene constituido derecho de usufructo, por ello, entiende que la resolución recurrida vulnerael art. 180 I) de la ConstituciónPolítica del Estado.

Por último, también acusa la vulneración de art. 90con relación al art. 196-2) del Código de Procedimiento Civil, porque la solicitud de complementación y enmienda a la Sentencia presentada por la parte demandante, se encontraría fuera del término previsto por ley, motivo por el cual el Juez de instancia debió rechazarla, sin embargo, dispuso su alejamiento del hogar conyugal, siendo que sobre el inmueble tiene constituido derecho de usufructo.

Concluye pidiendose CASE el Auto de Vista recurrido,conforme al art. 274 con relación a losarts. 253 y 271, todos del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

No obstante que el impugnante no  precisa si el recurso interpuesto es en la forma o en el fondo y tampoco cumple con las exigencias contenidas en el núm.2) del art. 258 del Código de Procedimiento Civil, a mérito de la tutela judicial efectiva y el principio pro actione, se pasa a resolver dicho recurso, según los cuestionamientos  expuestos en el mismo.

A dicho efecto y con relación a la primera alegación efectuada por el impugnante, se tiene que tanto la Sentencia y el Auto de Vista impugnado, si cuentan con la debida fundamentación, probatoria e intelectiva, debido a que los de  Alzada si se refirieron y resolvieron el primer agravio acusado en el recurso de apelación, señalando que fue el recurrente quien no fundamento su apelación respecto a la falta de fundamentación y motivación en cuanto a la valoración de la prueba, conclusión plenamente compartida por este Tribunal, porque de obrados, principalmente  de las actas de declaración testifical de fs. 111 a 112 y vlta.,se advierte que los testigos de cargo ofertados por la demandante sí fueron interrogados con el interrogatorio presentado por ésta a fs. 108, al margen de ello, este máximo Tribunal no evidencia reclamo alguno que haya efectuado el ahora recurrente, en el momento procesal pertinente (ante el Juez A-quo y  antes de la dictación de la Sentencia), respecto a los hechos que recién cuestiona en el recurso en examen, consiguientemente,esa reclamación se encuentra precluida conforme lo prevé el art. 17 de la Ley de Organización Judicial, por lo que, dicho reclamo carece de mérito, al igual que el reclamo también  efectuado respecto a que en Sentencia no se mencionó la prueba testifical de descargo, debido a que el impugnante aparte  de no acreditar la fundabilidad y trascendencia del mismo, tampoco toma en cuenta que el Juez Sentenciador solo está obligado a valorar la prueba esencial y decisiva producida en el proceso y que le sirve para resolver en el fondo el litigio planteado, valoración probatoria que resulta incensurable en casación.

Asimismo y con relación al reclamo sobre la existencia de un usufructo que el recurrente mantendría respecto de un inmueble que tendría la calidad de bien ganancial y cuya existencia supuestamente fue negada en Sentencia, dicho aspecto de ninguna manera puede ser objeto del recurso de casación, debido a que la existencia y en su caso la partición de bienes gananciales puede ser acreditada y reclamada aun en ejecución de Sentencia, lo que también acontece respecto de la fijación del monto de asistencia familiar  fijada a éste, que no causa estado y es modificable, siempre y cuando se demuestre la modificación de las causales que impulsaron a fijarla en el monto cuestionado.

Por último y  respecto a la supuesta violación del art. 90 con relación al art. 196-2) del Código de Procedimiento Civil, en que hubiera incurrido el A-quo, debido a que la solicitud de complementación y enmienda a la Sentenciafue presentada fuera del plazo previsto por ley por la actora principal,dicha alegación, independientemente de que el impugnante obvia precisar de qué manera el Tribunal de Alzada hubiera incurrido en la citada vulneración, en los términos que exige el núm. 2) del art. 258 del Código de Procedimiento Civil, tampoco toma en cuenta que la formalidad procesal regulada por el art. 196-2) del Adjetivo Civil, cede ante la nueva forma de administrar justicia reconocida a partir de la puesta en vigencia de la nueva Constitución Política del Estado, que entre sus principios contempla a la verdad material y tutela judicial como principio a ser ineludiblemente observados por los administradores de justicia, en la materialización del valor justicia, conforme lo establecen los arts. 115-II) y 180-I) de la Constitución Política del Estado y art. 30 -7) de la Ley del Órgano Judicial, que anteponen dichos principios a la instrumentalización de las formas procesales, previstas en las leyes adjetivas, como la contenida en el inc.2) del art. 196 del Código de Procedimiento Civil,  por ello, este Tribunal no encuentra que el accionar del A quo y menos del Ad quem haya infringido las normas procesales citadas en el recurso y más bien los mismos cumplieron a cabalidad con la realización de la justicia material pretendida con el presente proceso, habiéndose subsanado una omisión  que estaba íntimamente ligada a una de las cuestiones expresamente pedidas en la demanda principal, debido a ello, el referido reclamo también carece de mérito

Por lo  señalado precedentemente, corresponde a este Máximo Tribunal resolver en la forma prevista por los arts. 271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I núm. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto por los arts. 271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara: INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Ezequiel Claure Cuéllar contra el Auto de Vista 151/2013 de fecha 02 de septiembre 2013, cursante de fs. 165 a 166. Con costas.

Habiéndose dado respuesta al recurso, se regula el honorario profesional del Abogado de la actora en la suma de Bs. 700, que mandará pagar el A-quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: sexto