RIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

    S A L A   C I V I L

Auto Supremo: 475/2013

Sucre: 18 de septiembre 2013

Expediente: PT 28 13 - S

Partes: Juan Gonzalo Choque y Otra.  c/ Fausta Céspedes Saavedra y otros.

Proceso: Usucapión

Distrito: Potosi


VISTOS: Los recursos de casación en el fondo de fs. 860 a 864 interpuesto por Juan Gonzalo Choque y Yolanda Vásquez Villafuerte y de fs. 868 a 869 interpuesto por Pedro, Policarpio Willian, Modesta Soledad y Pelagio de apellidos Puma Flores, en contra del Auto de Vista Nº 098/2013 de 03 de junio 2013 de fs.  854 a 856, pronunciado por la Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, en el proceso de usucapión seguido por los recurrentes en contra de Fausta Céspedes Saavedra y otros, la concesión de fs. 874 vlta., los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Tercero en lo Civil y Comercial de la Capital del Departamento de Potosí, dicta la sentencia de 24 de octubre 2012, declarando improbada la demanda de usucapión interpuesta por Juan Gonzalo Choque y Yolanda Vásquez Villafuerte, probada la demanda reconvencional de reivindicación del inmueble ubicado en la calle Tupac Katari Nº 47 de la zona de San Benito, formulada Fausta Isabel  Cespedes Saavedra y Cristina Cespedes Saavedra, concediendo el plazo de 30 días a los demandantes a para que restituyan el inmueble a las propietarias reconvencionistas.

Resolución de primera instancia que es recurrida de apelación por los demandantes y adherida la apelación por parte de Policarpio Willian, Pedro y Modesta Soledad Puma Flores y una vez efectuados los trámites de remisión del recurso ordinario la misma radica en la Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, que dicta el Auto de Vista Nº 098/2013, por el que anula el Auto de concesión del recurso de apelación y declara ejecutoriada la sentencia apelada, pro ausencia de fundamentación y expresión de agravios, fallo que a su vez es recurrida de casación en el fondo, objeto de análisis y estudio.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

RECURSO DE CASACIÓN DE JUAN GONZALO CHOQUE Y YOLANDA VASQUEZ VILLAFUERTE (fs. 860 a 864), señala algunos antecedentes del proceso para esgrimir su recurso en el fondo conforme a lo siguiente:

1.- Señala que conforme al “art. 254 num. 1)” del Código de Procedimiento Civil, cuando la sentencia recurrida contuviere violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley, en lo referido al art. 110 y 138 del Código Civil, arguyendo que la usucapión fuera un modo de adquirir la propiedad, por la posesión ininterrumpida por el tiempo señalado por ley con los requisitos de justo título, buena fe, posesión continuada.

Refiere que justo título, fuera el acto traslativo de dominio que resulta ser el acto jurídico de la transmisión del derecho de propiedad, y señala que se hubiera demostrado con la entrega de los documentos por parte de la fallecida Teresa Flores Vda. de Puma, a quien se la ha entregado la suma de $us. 1.000.- confesada por Policarpio William y Modesta Soledad Puma Flores; respecto a la buena fe trascribe el art. 93 del Código Civil, refiriendo que Policarpio William Puma Flores y Modesta Soledad Puma Flores, han consentido la posesión de buena fe, que no fue destruida dentro del plazo probatorio; asimismo señala que la posesión consistiría la tenencia material de la cosa y para usucapir es necesario que esa posesión se mantenga ininterrumpidamente, y cita el contenido del art. 82 del Código Civil en cuanto a la definición de posesión añadiendo que ingresó el año 1998, nunca perdió dicho instituto, tampoco hubo interrupción por algún medio, como demuestra los informes de la inexistencia de procesos de reivindicación o relativos a la propiedad en contra de los recurrentes, conforme a las literales de fs. 782 a 804, por lo que deduce soslayarse la interrupción de la posesión; asimismo señala que en cuanto al transcurso del tiempo, refiere que fuera un requisito indispensable para que opere la prescripción, y que si bien los demandados han adjuntado pruebas, no han demostrado la variación del tiempo que ostentan la posesión por diez años, por lo que deduce que ha existido errónea aplicación de los arts. 110 y 138 del Código Civil.

2.- Acusa error de hecho y de derecho en la valoración de la prueba, conforme al num. 3) del art. 253 del Código de Procedimiento Civil, refiere que se ha demostrado que se encuentra en posesión del inmueble de manera continua sin interrupción, y lo hacían en calidad de dueños, que realizaron mejoras en la casa, pagaron los impuestos de la casa, cancelaron los servicios básicos, como acreditan las documentales, y las declaraciones testificales de Guillermina Condori Barral, Cecilia Dionicia Arando Condo de Choque y de Aldea Colque Huallpa, de la inspección judicial, se ha demostrado quienes están en posesión del inmueble. Todo ello debe ser compulsado por el Auto de Vista, pues todos estos extremos han sido planteados en el recurso de apelación de fs. 827 a 829 vlta., al efecto sostiene que en recurso de apelación si manifestó el derecho vulnerado y la aplicación que se pretendía, ya que es obligación del Juez pronunciarse sobre todos esos extremos, por lo que  dicha resolución resulta infrapetita.

Cuando se ha evidenciado la existencia de una mala valoración de la prueba, se ha incurrido en una errónea aplicación del art. 397 del Código de Procedimiento Civil, en relación al art. 158 de la norma Sustantiva Civil, pues se debió enmendar el mismo ante el reclamo, por lo que también se ha aplicado en forma errónea el art. 120 de la Constitución Política del Estado y en el presente caso no existe la debida fundamentación, por lo que señala haberse aplicado en forma errónea el art. 399 del Código de Procedimiento Civil con relación al art. 1330 y 1333 del Código Civil, con relación al art. 138 del  Sustantivo Civil.   

Por lo expuesto solicita a este Tribunal, casar el Auto de Vista y en definitiva se declare probada la demanda principal de usucapión.

RECURSO DE CASACIÓN DE  PEDERO, POLICARPIO WILLIAN, MODESTA SOLEDAD Y PELAGIO PUMA FLORES (fs. 868 a 869), en el que señalan lo siguiente:

1.- Conforme al art. 253 num. 3) del Código de Procedimiento Civil, señala que la usucapión al ser una forma de adquirir el derecho de propiedad, no debe ser viciosa, violenta ni clandestina, sino continuada por más de diez años de acuerdo al art. 110 y 138 del Código Civil, y en la cause se demostró el derecho de los señores demandantes, además que se cancelaron los impuestos  desde la gestión de 1998 a 2007, todo con el consentimiento de Teresa Flores Vda. de Puma y que en fecha 1 de octubre de 2008 se recibió la suma de $us. 1.000.-

2.- La usucapión conforme al art. 138 del Código Civil, necesita un solo requisito, la posesión continuada por diez años, sujeto a dos situaciones que el demandante haya poseído la cosa durante el tiempo requerido y que el propietario haya permanecido ese mismo tiempo sin reclamarla y conforme a los certificados de la inexistencia de procesos, evidencian la posesión pacífica y continua.

3.- Por otro lado refieren que, quien invoca la usucapión debe tener la calidad de poseedor y no un simple detentador, sino poseer ánimo de dueño y en ese sentido se han hecho mejoras en el inmueble, así se denota la inobservancia de los art. 110 y 138 del Código Civil.

4.- Añade que conforme al art. 253 num. 3) del Código de Procedimiento Civil, se ha demostrado de manera clara y concreta la posesión de más de diez años, conforme a las testificales de Guillermina Condori Barral, Cecilia Dionicia Arando Condo, Adela Choque huallpa, prueba documental y demostrando que han actuado como verdaderos dueños que hicieron  mejoras en el inmueble, además que estuvieron presentes al momento de la entrega  de dinero de $us. 1.000.- por concepto de anticipo por la venta del inmueble, y que los reconvinientes no demostraron la interrupción de la posesión.

Por lo expuesto solicitan casar el Auto de Vista  y declarar probada la demanda de usucapión.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

III.1.- DEL RECURSO DE CASACIÓN DE JUAN GONZALO CHOQUE Y YOLANDA VASQUEZ VILLAFUERTE (fs. 860 a 864).

El recurso de casación en el fondo, resulta ser atendible cuando concurren alguno de los supuestos contenidos en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil, que son los siguientes: “(Recurso de casación en el fondo).- Procederá el recurso de casación en el fondo: 1) Cuando la sentencia recurrida contuviere violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley. 2) Cuando contuviere disposiciones contradictorias. 3) Cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o error de hecho. Este último deberá evidenciarse por documentos o actos auténticos que demostraren la equivocación manifiesta del juzgador”, causales que de acuerdo al sistema de la doble instancia, se refieren a Autos de Vista que hayan resuelto el fondo de la polémica, y en base a la cual este Tribunal puede analizar las acusaciones contenidas en el recurso de casación en el fondo, y evaluar los fundamentos expuestos por el Ad quem, en el que se haya debatido el fondo de la controversia.

En la especie, el Auto de Vista impugnado es el Nº 98/2013 de 03 de junio 2013 que cursa de fs. 854 a 856, cuya parte dispositiva es la siguiente: “POR TANTO.- La Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, anula el Auto de concesión del recurso de apelación de fecha 12 de marzo de 2013 de fs. 840…”, ahora el fundamento del Auto de Vista radica en que el recurso de apelación de fs. 827 a 829 carecería de expresión de agravios o exposición de fundamentos, consiguientemente, siendo el fallo que anula los obrados hasta el Auto de concesión del recurso de apelación, resulta evidente que el Ad quem  no ha efectuado una evaluación de los recursos de apelación en el fondo, por tal razón si no existía fallo de segunda instancia que haya analizado y evaluado las pretensiones de las partes, no correspondía formular recurso de casación en el fondo, sino uno en la forma o nulidad, en la que se tenga que analizar si el recurso de apelación contenía agravios y la adecuada fundamentación, asimismo analizar si la nulidad dispuesta hubiera sido excesiva.

Así pues diremos que cuando el Auto de Vista es anulatorio, corresponde impugnar el mismo en la forma para pretender una anulación del fallo de segunda instancia con la finalidad de que se pronuncie sobre los agravios deducidos en el recurso de apelación, pues de analizar el fondo de la controversia este Tribunal estaría resolviendo en “per saltum” por el cual se entiende la posibilidad de que un Tribunal superior, en nuestro caso este Tribunal Supremo de Justicia, pueda intervenir en el conocimiento de causas judiciales saltándose las etapas normales de intervención de los Tribunales de primera o segunda instancia, pues nuestro sistema procesal se encuentra estructurado de acuerdo a la impugnación en segunda instancia y luego en vía casacional,  consiguientemente diremos que  siendo el recurso interpuesto en el fondo, resulta ser el mismo improcedente, ya que no se puede evaluar una resolución anulatoria con acusación sobre el fondo de la controversia.  

III.2.- SOBRE EL RECURSO DE CASACIÓN DE PEDRO, POLICARPIO WILLIAN, MODESTA SOLEDAD Y PELAGIO PUMA FLORES (fs. 868 a 869).

Antes de verificar si los recurrentes conforme a las acusaciones expuestas se encuentran legitimados para interponer el recurso de casación y de analizar si el mismo contiene la técnica recursiva para impugnar una Resolución anulatoria, corresponde verificar los presupuestos que viabilizan la consideración de un recurso de casación.

Conforme a lo expuesto supra se tiene que los recurrentes Modesta Soledad Puma Flores y Pelagio Puma Flores han sido notificados con el Auto de Vista de fs. 854 a 856 (fs. 865) en fecha 19 de junio de 2013 a horas 17:05 y, los recurrentes Policarpio William Puma Flores y Pedro Puma Flores notificados con la misma resolución en fecha 19 de junio de 2013 a horas 17:07 (fs. 865 vlta.), luego de dicha diligencia se encuentra la constancia de la circular Nº 015/2013 por la que se ha decretado vacación judicial para el Distrito de Potosí desde el 24 de junio al 12 de julio de 2013; al efecto luego de la notificación con el Auto de Vista a los recurrentes, hasta antes del receso judicial hubieran transcurrido 4 días, y luego del receso se computa el plazo desde el 13 de julio (tomando en cuenta que el receso es tan solo hasta el 12 de julio),  cuyo plazo para interponer recurso de casación vencía el martes 16 de julio a horas 17:05 y horas 17:07 en forma respectiva para los recurrentes, sin embargo el recurso de casación de fs. 868 a 869, es presentado a horas 16:40 del día miércoles 17 de julio de 2013, esto es con más de 23 horas de retraso, no habiéndose cumplido con la regla exigida con el art. 257 del Código de Procedimiento Civil, que señala la fatalidad de los plazos para la presentación del recurso de casación, ante tal circunstancia el recurso también resulta ser improcedente.

Consiguientemente, en base a los fundamentos expuestos corresponde emitir resolución en la forma prevista en el art. 271 num. 1) del Adjetivo Civil, para el primer recurso y conforme a la norma contenida en el art. 262 num. 2) con relación al art. 272 núm. 1) del Código de Procedimiento Civil, para el segundo recurso.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 paragrafo I, num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 núm. 1), 272 núm. 1) y 262 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil declara IMPROCEDENTES los recursos de casación en el fondo de fs. 860 a 864 interpuestos por Juan Gonzalo Choque y Yolanda Vásquez Villafuerte y el recurso de fs. 868 a 869 interpuesto por Pedro, Policarpio Willian, Modesta Soledad y Pelagio de apellidos Puma Flores, en contra del Auto de Vista Nº 098/2013 de 03 de junio 2013. Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 700

Regístrese, comuníquese y devuélvase.


Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Quinto