TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                           S A L A  C I V I L

Auto Supremo: 404/2013

Sucre: 12 de agosto 2013                                        

Expediente: P-6-13-S        

Partes: José Luis Polanco Tirina        c/ Severo Edmundo Rodríguez Quiroga, Juan

            Silvestre  Saucedo Azevedo, Érica Choque Quispe                        

Proceso: Usucapión

Distrito: Pando                                


VISTOS: El recurso de Casación interpuesto por Érica Choque Quispe de fs. 141 a 143, impugnando el Auto de Vista No. 46 de 19 de abril de 2013, pronunciado por la Sala Civil del Tribunal Departamental de Justicia de Pando, dentro del proceso de Usucapión seguido por José Luis Polanco Tirina contra Severo Edmundo Rodríguez Quiroga, Juan Silvestre Saucedo Azevedo y Érica Choque Quispe, los antecedentes del proceso, y:


CONSIDERANDO I:                                                        ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, tramitada la causa, el Juez Primero de Partido en lo Civil Comercial de Cobija, emitió la Sentencia cursante de fojas 110 a 113, declarando PROBADA la demanda interpuesta por José Luis Polanco Tirina en contra de Severo Edmundo Rodríguez Quiroga, Juan Silvestre Saucedo Azevedo y Érica Choque Quispe. En consecuencia se declara el derecho propietario de José Luis Polanco Tirina sobre el inmueble que se describe, ordenando al Registro de Derechos Reales proceder con la cancelación de la Matrícula No. 9.01.1.01.0007746 y registrar el inmueble a nombre del demandante.

Recurrida la Sentencia mediante apelación Érica Choque Quispe de fs. 116 a 117 y vlta., la Sala Civil del Tribunal Departamental de Justicia de Pando,  mediante Auto de Vista No. 46 de 19 de abril de 2013, cursante de fojas 136 a 138, CONFIRMA totalmente la SENTENCIA  042/2012 de 27 de noviembre de 2012.

Resolución que dio lugar al recurso de casación, interpuesto por parte de Érica Choque Quispe, que se analiza.

CONSIDERANDO II:                                                                          DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Alude al art. 253 inc. 1 y 3; refiriendo que en este caso no se ha valorado conforme a la sana crítica, siendo que la constitución protege la propiedad privada en su art. 56, sin embargo el Juez y los Vocales del Tribunal jamás habrían valorado bajo el principio de transparencia y eficacia, que ella tendría su derecho registrado en Derechos Reales, pagaría tributos a la Alcaldía Municipal y que desconocen esa documentación, perdería credibilidad y lo que haría mediante contrademanda es demandar la Reivindicación y que exige se hagan respetar su derecho propietario  legal; asimismo no se habría valorado su prueba testifical.

Que, durante la tramitación del proceso habría total vulneración de plazos procesales, que habría retardación de justicia y haciendo referencia a transcursos de tiempo señalar que por tal motivo habría nulidad de obrados que se debe aplicar, y que no precluiría su derecho porque incluso de oficio correspondería aquello.

Que, para la demanda de Usucapión no debe haber interrupción y el demandante jamás habría demostrado los diez años con relación a los servicios de luz y agua y otros documentos denotarían que máximo desde el año 2007 fuera su ocupación, y que los testigos declararían de manera falsa que estuviera en posesión de mas de 10 años. Se valoraría un plano expedido por topógrafo que no tiene valor y dataría de 2011, que en cambio el plano de ella la habría otorgado Catastro Urbano y que cuando realizó la compra no existía nadie en posesión y esa fuera la razón para impulsarla a adquirir, que cuando ella pretendió ingresar a su lote no se le habría permitido y por ello tramitaría el interdicto de adquirir la posesión y se habría enterado de la existencia del trámite de Usucapión. Que habría burla de la buena fe, que ella habría interrumpido alrededor de dos años y a ese fin tendría la documentación pertinente.

Que al momento de la suscripción del contrato de compra venta, el inmueble fuera alodial sin gravámenes y que demostrando la legalidad de su prueba procedería su demanda de reivindicar.

De manera confusa invoca los art. 271 y 262 del Código de Procedimiento Civil pidiendo se revoque el Auto de Vista de fecha 19 de abril de 2013 y consiguientemente también revocar la Sentencia y se case en el fondo y la forma en su caso la nulidad de obrados hasta el último actuado procesal.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Conforme prevé el art. 252 del Código de Procedimiento Civil “El juez o tribunal de casación anulará de oficio todo proceso en el que se encontraren infracciones que interesan al orden público”, en ese antecedente, de la verificación de los datos del proceso establecemos que en la presente causa se planteó demanda de Usucapión como demanda principal por José Luis Polanco Tirina mediante memorial de fs. 4 y vlta., ampliado a fs. 26 y vlta.; que de fs. 54 a 55 y vlta., aclarada a fs. 62 a 63 y vlta., se apersona Érica Choque Quispe negando la demanda e interponiendo a la vez, demanda reconvencional de Reivindicación del bien inmueble demandado de Usucapión, contrademanda que es admitida a fs. 56 corriendo en traslado al actor por Resolución de fecha 20 de septiembre de 2011, así como a fs. 63 vlta. de 31 de octubre de 2011 con la aclaración efectuada, acción reconvencional que es respondida por el actor mediante memorial de fs. 57 así como por memorial de fs. 65 a 66 y vlta.; posterior a  ello, a fs. 67 se verifica el Auto No. 421 de 13 de diciembre de 2011 por el que se califica el proceso y abre término probatorio común y perentorio a las partes.


Luego de tramitado el proceso, se llega a dictar Sentencia a fs. 110-113 y de su parte resolutiva se verifica que se dio respuesta únicamente a la demanda del actor, dejando sin respuesta la demanda reconvencional presentada por Érica Choque Quispe, en franca vulneración de lo determinado por el art. 190 del Código de Procedimiento Civil. Lo propio sucede con el Auto de Vista dictado en la causa que lejos de observar ese aspecto, se limitó a confirmar la sSntencia dictada en primera instancia incumpliendo lo determinado por el art. 17-I de la Ley No. 025 del Órgano Judicial, porque ante la evidente incongruencia que denota falencia en la parte resolutiva de la Sentencia de primera instancia, en sujeción a lo determinado por el art. 90 con relación al art. 190 del Código de Procedimiento Civil, y estaba en la obligación de ejercer el control correspondiente, habiendo soslayado esa su función. Lo anterior indudablemente representa vulneración al debido proceso, no pudiendo convalidarse esta situación, en razón que el principio de congruencia, impone al Juez la obligación que su Sentencia contenga decisiones precisas, concretas y positivas; además recaiga sobre las cosas litigadas en la medida en que hubieren sido demandadas y probadas por las partes que contienden, en caso de que el juzgador se apartare de ese marco jurídico indudablemente estaremos frente a Sentencias que resulten ultra, extra o citrapetita.


La congruencia en la Sentencia es el requisito que consiste en la adecuación, correlación o armonía entre las peticiones de tutela realizadas por las partes y lo decidido en el fallo, este entendimiento es que se extracta del art. 190 de la norma Adjetiva Civil, en ese sentido se exige la exhaustividad de la Sentencia, esto es, que el fallo recaiga sobre todas las pretensiones de las partes, de modo que, si no ocurre así, la Sentencia está viciada de incongruencia por omisión de pronunciamiento.


En el caso en cuestión estamos frente a una situación en que no se dio respuesta a la contrademanda pese a su tramitación y consideración entre los fundamentos del fallo, resultando por lo mismo citrapetita.


En razón a lo anterior, y considerando que el Tribunal Supremo está facultado a fiscalizar los procesos que llegan a su conocimiento, verificando si en ellos se guardaron las formas esenciales que los hacen eficaces y esencialmente las mismas estén dentro del marco de derecho y seguridad jurídica en relación a las partes.


En el caso en análisis como se ha visto, existe evidente incongruencia y contradicción que obliga a este Tribunal a repararlo con la nulidad de obrados, a fin de que se reconduzca el proceso y se emita nuevo fallo dando respuesta a la demanda reconvencional de manera pertinente verificando de manera detallada los antecedentes del proceso.


Consecuentemente corresponde dar aplicación a lo previsto por el art. 252 del Código de Procedimiento Civil.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por los artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 252, 271 num. 3) y art. 275 del Código de Procedimiento Civil, ANULA OBRADOS hasta fs. 108 vlta., de obrados, a fin de que previo decreto de autos y sin espera de turno dicte nueva Sentencia, conforme a los datos del proceso, analizando minuciosamente.

No siendo excusable el error, se impone multa de un día de haber, tanto para el A quo como para el Tribunal de Alzada, al efecto comuníquese la presente Resolución a la Dirección General Administrativa y Financiera del Órgano Judicial.

En atención a lo previsto en el art. 17 parágrafo IV, comuníquese al Consejo de la Magistratura a los fines de ley con la presente resolución

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.                                                 

Fdo. Dr. Rómulo Calle Mamani

Fdo. Dra. Rita Susana Nava Duràn.

Ante Mi.- Dra. Patricia Ríos Tito - Secretario de Sala Civil

Libro Tomas de Razón: Quinto