TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                      S A L A   C I V I L 

                                                                                                                                                                                                            


Auto Supremo: 395/2013

Sucre: 30 de Julio de 2013

Partes: Guido Claros Vásquez Condo. c/ Vocales de la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia  Oruro

Expediente: O-22-13-COM

Distrito: Oruro


VISTOS: El recurso de compulsa cursante de fs. 28 a 30 del cuadernillo de compulsa interpuesto por Guido Claros Vásquez Condo, contra el Auto Nº 052/2013 de fecha  31 de mayo de 2013, que niega la concesión del recurso de casación contra el Auto de Vista Nº 063/2013 de fecha 10 de mayo de 2013, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del  proceso de Ordinario de Divorcio seguido por Juana Salgueiro Patón de Vásquez contra Guido Carlos Vásquez Condo, los antecedentes del cuadernillo de compulsa , los anexos adjuntos y:

CONSIDERANDO I:

De la revisión de los datos que cursan en el cuadernillo de compulsa se llega a establecer que dentro del caso ut supra, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, pronuncia Auto de Vista Nº 063/2013 de fecha 10 de mayo de 2013, que resuelve el recurso de apelación interpuesto por  Guido Carlos Vásquez Condo, confirmando el Auto interlocutorio de fecha 22 de Octubre de 2012, referente a la concesión en el efecto diferido de la apelación deducida por el demandado Guido Carlos Vásquez Condo, contra el Auto Nº 076/ 2012 de fecha 9 de octubre de 2012 por el que se resolvió rechazando el incidente de nulidad de notificación que opuso. 

Contra el Auto de Vista que resolvió el recurso de apelación el demandado Guido Carlos Vásquez Condo, cursante de fs. 13 a 15 del cuadernillo de compulsa plantea recurso de casación en la forma y en el fondo con los siguientes fundamentos de orden legal que habiendo sido notificado con la demanda, mediante cédula en presencia de una supuesto testigo,  después de dos meses de  haber sido ordenada la notificación mediante Auto, cuando el Código de Procedimiento Civil en el art. 119 establece que la citación con la demanda se hará dentro de las 24 horas siguientes del día en que se hubiera dictado la providencia correspondiente. Indicó también que la cédula no se ha fijado en la puerta de su domicilio sino encontró una copia de la demanda y el decreto de admisión en su comedor, razón por la cual interpuso incidente de nulidad de citación el mismo que fue rechazado por Auto de fecha 9 de octubre de 2012,  ante esta injusta Resolución interpuso recurso de apelación que fue concedido en efecto diferido, contra el Auto referente a la concesión en el efecto diferido interpuso recurso de apelación, en conocimiento del mencionado recurso el Tribunal de Alzada confirmó el Auto interlocutorio de fecha 22 de octubre de 2012 razón por la cual interpuso recurso de casación y nulidad.

En conocimiento del mencionado recurso la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, pronunció Auto Nº 052/2013 de fecha 31 de mayo de 2013, cursante de fs. 19 del cuadernillo de compulsa por el que niega la concesión del recurso de casación, bajo el argumento de que no esta contemplado el Auto recurrido  entre las resoluciones contra las cuales procede el recurso de casación en virtud al art. 255 del Código de Procedimiento Civil y en base al art. 262 de la misma norma procesal, complementado por el art. 26 de la Ley 1760 que faculta al Tribunal de Alzada a denegar la concesión del recurso de casación.

Contra esta Resolución de Vista el demandado Guido Carlos Vásquez Condo,   interpuso recurso de compulsa cursante de fs 28 a 30 del cuadernillo de compulsa, el cual se analiza.

CONSIERANDO II:

Conforme con la previsión del art. 283 del Código de Procedimiento Civil, procede el recurso de compulsa en los siguientes casos:

1) Por negativa indebida del recurso de apelación;

2) Por haberse concedido la apelación sólo en  efecto devolutivo, debiendo ser en el suspensivo; y

3) Por negativa indebida del recurso de casación.

En este marco normativo, la competencia del Tribunal Supremo al momento de resolver la compulsa ha de circunscribirse a precisar si la negativa de concesión del recurso es legítima o no, tomando  en cuenta para ello la regulación que prevé el Procedimiento Civil en función a la naturaleza de los procesos, las resoluciones pronunciadas en ellos y otros presupuestos procesales que hacen al régimen de los recursos. En otras palabras, corresponde determinar si el Tribunal compulsado adecuó su determinación en el marco de lo previsto por el art. 262 del Código adjetivo de la materia, es decir, 1) Cuando se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término 2) Cuando pudiendo haber apelado no se hubiera hecho uso de ese recurso ordinario y 3) cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el art. 255 del referido cuerpo procesal, este último complementado por el art. 26 de la Ley Nº 1760 de fecha  28 de febrero de 1997.

CONSIDERANDO III:

Que, de la revisión del cuadernillo de compulsa se tiene que dentro del proceso Ordinario de Divorcio seguido por Juana Salgueiro Patón de Vásquez contra Guido Carlos Vásquez Condo, el demandado interpone incidente de nulidad de notificación, el mismo que tramitado es rechazado por Auto de fecha 9 de octubre de 2012 para luego ser impugnado mediante recurso de apelación que fue concedido en efecto diferido por Auto de fecha 22 de octubre de 2012; la Sala  Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro pronuncia el Auto de Vista Nº 063/2013 de fecha 10 de mayo de 2013, por el que confirma el Auto interlocutorio de fecha 22 de octubre de 2013, referido a la concesión en el efecto diferido de la apelación interpuesta contra el Auto que rechazó el incidente de nulidad de notificación.

Que, el art. 24 de la Ley 1670 establece en el numeral 2) la procedencia del recurso de apelación en el efecto diferido concretamente se refiere a Autos interlocutorios que resolvieren incidentes, y precisamente en el caso que nos ocupa la nulidad de notificación promovido por el demandado, se trata de un incidente el cual fue rechazado para luego ser impugnado mediante recurso de apelación el mismo que fue concedido en el efecto diferido, conforme lo dispone la norma citada anteriormente. Establecidos los antecedentes se concluye que el compulsante pretende activar el recurso de Casación contra el Auto de Vista Nº 063/2013 de fecha 10 de mayo de 2013 que confirmó en Alzada el Auto interlocutorio que concedió una apelación en el efecto diferido, siendo así corresponde establecer que esa Resolución de Alzada no se encuentra comprendida dentro de las previsiones del art. 255 del Código de Procedimiento Civil.

En la especie se advierte que el compulsante pretende que una  Resolución que no se encuentra comprendida dentro de los casos expresamente determinados en el art. 255 del Código de Procedimiento Civil, sea impugnada vía recurso de casación correspondiendo solo la apelación en el efecto diferido. 

En efecto al tratarse de un pronunciamiento referido a la Alzada de un Auto interlocutorio simple su impugnación por medio del recurso de Casación no se encuentra contemplada por el citado art. 255 del Código de Procedimiento Civil.

Que, el art. 262 núm. 3) del Adjetivo Civil, complementado por el artículo 26 de la Ley Nº 1760, concede al Tribunal de Alzada la potestad de rechazar el recurso de casación cuando la Resolución impugnada no se encuentre comprendida en los casos señalados por el art. 255 del Código de Procedimiento Civil, como ocurre en el sub lite, precepto concordante con el parágrafo II del art. 213 del mismo cuerpo legal.

Por lo expuesto, está claro que el Tribunal compulsado ha obrado correctamente y aplicado adecuadamente la previsión contenida en el art. 262 núm. 3) del Código de Procedimiento Civil al negar la concesión del recurso de casación.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el art. 42 parágrafo 1, núm., 4) de la Nueva Ley del Órgano Judicial, declara ILEGAL, el recurso de compulsa interpuesto por Guido Carlos Vásquez Condo. En aplicación del art. 296 del Código de Procedimiento Civil, se impone costas y multa al compulsante que se gradúa en el equivalente a tres días de haber del Juez ante quien se tramita la causa, conforme así lo dispone el Reglamento de Multas Procesales del Órgano Judicial, cuyo pago mandará hacer efectivo el Tribunal de Alzada.

Regístrese, comuníquese y notifíquese.