TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                              S A L A   C I V I L 

Auto Supremo: 366/2013

Sucre: 19 de julio 2013

Expediente: PT-17-13-S

Partes: Dorotea Amador  Vda.  de  Chiri  y  Jesús Chiri Amador c/ María Cristina

            Santos  e hijos

Proceso: Usucapión decenal

Distrito: Potosí


VISTOS: Los recursos de nulidad y casación en el fondo y en la forma interpuestos por Dorotea Amador Vda. de Chiri y Jesús Chiri Amador, contra el Auto de Vista N° 045/2013  de 22 de marzo de 2013 de fs.  270 a  273 de obrados, pronunciado por la Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, dentro del proceso ordinario de Usucapión decenal seguido por los recurrentes contra María Cristina Santos  e hijos, los antecedentes del proceso; y:


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, Dorotea Amador Vda. de Chiri y Jesús Chiri Amador, en fecha 5 de junio de 2009, presentaron demanda de Usucapión decenal del inmueble de 625 M2 ubicado en calle Chichas No.1073 de la localidad de Villazón, mismo que según los nombrados actores vienen poseyendo por más de 10 años en forma pública, pacífica e ininterrumpida, por lo que interponen la señalada demanda contra María Cristina Santos y presuntos propietarios con domicilios desconocidos.

Citada la demandada María Cristina Santos, responde en forma negativa la demanda su hija y apoderada Silvia Alejandra Chiri Santos negando en todos los extremos la acción y reconviene por acción reivindicatoria, mejor derecho propietario y pago de daños y perjuicios.

Que, sustanciado el proceso, en cumplimiento de la Resolución de Alzada que anuló la primera Sentencia dictada en el caso, se pronuncia la Sentencia No. 163/2012 de 25 de octubre de 2012, mediante la cual el Juez de Partido Mixto y de Sentencia  con asiento en Villazón declaró improbada la demanda de Usucapión decenal y probada la demanda reconvencional de reivindicación, mejor derecho propietario, ordenando que los actores entreguen a la demandada reconvencionista el inmueble motivo del litigio, más el pago de daños y perjuicios  a ser averiguados en ejecución de Sentencia.

Fallo judicial este último que recurrido de apelación por los nombrados demandantes, fue confirmado por la Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, por Auto de Vista N° 045/2013 de 22 de marzo de 2013, de fs. 270 a 273 de actuados. Motivando para que la co-demandante Dorotea Amador Mamani Vda. de Chiri mediante su abogado apoderado, interponga recurso de nulidad contra la Resolución de Alzada, así como también lo haga el otro demandante Jesús Chiri Amador, que lo hace en el fondo.


CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


I.- Dorotea Amador Mamani Vda. de Chiri  a través de su abogado apoderado Jorge Azurduy Jiménez, por memorial de fs. 275 a  277, deduce  recurso de nulidad, expresando:

RECURSO DE NULIDAD:

Efectuando una breve relación de hechos con relación al supuesto derecho hereditario que tendría  respecto del bien inmueble motivo de litis, de manera general concluye señalando que  existirían actos procesales contradictorios -porque a  entender de la recurrente- luego de haberse anulado la primera Sentencia emitida por el A quo, que declaró improbada la demanda principal y probada la demanda reconvencional y que disponía que los demandantes sólo debían entregar el 50% del inmueble, se  vuelve a dictar la nueva Sentencia, pero esta vez declarando improbada la demanda principal y probada la demanda reconvencional, Sentencia esta última que  ha sido confirmada por el Tribunal de Alzada, motivo por el que acusa   errónea interpretación de las normas sustantivas contenidas en los arts. 134, 138 y 1453 del Código Civil.

Concluye solicitando se “eleven obrados al Supremo Tribunal de Justicia a objeto de que analice serenamente sobre la existencia del derecho propietario, los indebidos trámites de usucapión, así como el de reivindicación… (sic).

II.- Jesús Chiri Amador, por memorial de fs. 279 a 285, indica estar interponiendo recurso de casación en el fondo y la forma, pero sólo  interpone en el fondo:

RECURSO DE CASACIÓN EN EL FONDO:

El nombrado recurrente, luego de manifestar su disconformidad  respecto a que  en el proceso supuestamente no se habían cumplido los plazos procesales establecidos por la ley en la resolución de la causa, concluye fundamentando los agravios presuntamente infligidos por el Auto de Vista impugnado, señalando lo siguiente:

II.1.- Alega que en el Auto de Vista recurrido hubo violación e interpretación errónea y aplicación indebida de los arts. 87, 88, 110 y 138 del Código Civil, señalando lo que refieren los señalados artículos, para luego describir en qué consiste la posesión y culminar indicando que habían demostrado el poder de hecho ejercido sobre el inmueble de calle Chichas No. 1073 y que no eran mandatarios ni precaristas, manifestando su desacuerdo con lo resuelto por el Tribunal de Apelación, porque desconocieron que “uno de los modos de adquirir la posesión es precisamente la usucapión decenal” (sic).

II.2.- Acusa error de hecho en que incurrió tanto el Juez A-quo como el Tribunal de Apelación, porque este último sólo se limita a señalar que el Juez apelado no infringió el art. 397, cuando por la inspección judicial, las testificales contestes y uniformes, sus personas demostraron que estaban en posesión del inmueble y que la demandada no tenía ni un alfiler en él y que sus hijos recién se habían nacionalizado el año 2011.

II.3.- Aduce violación, interpretación errónea e indebida aplicación de la ley, que infringe el art. 253 num.1) del C.P.C. con relación al art. 1.453 del C.C., porque el Tribunal Ad quem se limita a expresar y confirmar la Sentencia de primera instancia, manifestando que se ha dado cumplimiento a la carga de la prueba por parte de la reconvencionista, sin tomar en cuenta que el art. 1.453 del C.C., en su primera parte señala el presupuesto que  tiene toda reivindicación y que está referida a que el propietario haya perdido la posesión. No habiéndose demostrado por ningún medio que la demandada y sus hijos hayan estado en posesión del bien inmueble (sic).

Culmina pidiendo se emita  la Resolución correspondiente de acuerdo al art. 271 del C.P.C. dando lugar a la demanda de Usucapión y denegando la reconvención de reivindicación.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:


Con relación al recurso  de nulidad presentado por Dorotea Amador Mamani Vda. de Chiri  a través de su abogado apoderado Jorge Azurduy Jiménez:

Este Tribunal considera necesario dejar previamente establecido que, siendo el recurso de casación un recurso extraordinario que tiene por finalidad anular el proceso o en su caso casar la Resolución de Alzada que contiene una incorrecta interpretación o aplicación de la ley o dicho de otro modo, propicia el juzgamiento de las resoluciones emitidas por las Salas Civiles de los Tribunales Departamentales de Justicia, a los fines de verificar si en ellos se aplicó correctamente o no las normas positivas civiles y en su caso realizar las correcciones pertinentes; lleva consigo un elemento importante cual es el formal; es decir que a tiempo de plantearse este recurso extraordinario, conforme prevén los arts. 250 y 258 del Código Adjetivo Civil, debe cumplirse con toda rigurosidad los requisitos de admisibilidad y procedencia exigidos por ley, de tal modo que de  analizados los antecedentes procesales en relación a los motivos del recurso, se pueda determinar la existencia de error in iudicando o error in procedendo, respectivamente. Por lo que resulta imprescindible que las partes a tiempo de recurrir en casación, sea en la forma o en el fondo, están en la obligación de señalar de manera clara, concreta y precisa la violación de la ley o la aplicación falsa o errónea de la misma, especificando en qué consiste dicha falsedad o error y cuando se acuse errónea valoración probatoria, debe identificarse el medio probatorio erróneamente valorado, su foliación exacta en el expediente y precisarse en qué consiste el error y cómo debió valorarse éste.

En el caso presente, la demandante Dorotea Amador Mamani Vda. de Chiri, simplemente señala que está interponiendo recurso de nulidad, alegando la existencia de contradicción en actuados procesales, para luego  culminar acusando la errónea aplicación de las normas sustantivas contenidas en los arts. 134, 138 y 1453 del Código Civil, confundiendo totalmente el recurso de casación en la forma o nulidad previsto por el art. 254 del Código de Procedimiento Civil, toda vez que dicho instituto procesal, se encuentra configurado para cuestionar errores in procedendo en el que hubiera incurrido el Tribunal de Alzada y no así para  cuestionar errores in judicando, como pretende la impugnante, que atañen al recurso de casación en el fondo, incongruencia que sumada a la falta de cumplimiento de los requisitos de admisibilidad y procedencia imanentes a la naturaleza procesal de este recurso, torna de manifiesta improcedencia el mismo.

Con relación al recurso de casación en el fondo presentado por Jesús Chiri Amador:

Como se estableció precedentemente, el recurso de casación al estar considerado  como una demanda  nueva de puro derecho, debe contener ineludiblemente los requisitos previstos en el art. 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, lo contrario hace imposible la apertura de la competencia del Tribunal Supremo a los fines de atender la pretensión de la impugnación.

En el caso que nos ocupa y con referencia al recurso presentado por el nombrado co-demandante, sólo hace mención a las causales de procedencia del recurso previstas en el art. 253 num. 1)  y 3) del Código de Procedimiento Civil, y señala que los de Alzada violaron, interpretaron erróneamente y aplicaron en forma indebida los arts. 87, 88, 110, 138 y 1.453 del Código Civil, sin precisar  y menos demostrar cómo dicho Tribunal violó, interpretó erróneamente y aplicó indebidamente las citadas disposiciones legales, en qué consisten dichos errores y cómo debieron ser aplicadas las mismas.

También acusa que el Tribunal Ad quem incurrió en error de hecho, empero tampoco demuestra con prueba auténtica cuál es el error de hecho cometido por el nombrado Tribunal, dónde se encuentra foliado el medio probatorio auténtico que fue erróneamente valorado y cómo debió ser  valorado el mismo, tampoco precisa ni aclara por qué la prueba documental y testifical no fue correctamente valorada. Limitándose simplemente a realizar un cuestionamiento a la labor del Tribunal de Apelación en el control de la valoración probatoria efectuada por el A-quo, que es incensurable en casación.

Por lo precedentemente señalado, este Máximo Tribunal no encuentra mérito para anular obrados, por una parte y por otra tampoco existen causales para disponer la casación solicitada por Jesús Chiri Amador, habida cuenta que tanto el A quo como el Ad quem han enmarcado sus actuaciones conforme a ley.

Por lo que  corresponde a este Tribunal pronunciarse conforme lo prevén los arts. 271 núm. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en virtud a la atribución contenida en el art. 42 num. 1) de la Ley N° 025 del Órgano Judicial y en aplicación del art. 271 num. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTES los recursos de nulidad y casación en el fondo interpuestos por Dorotea Amador Mamani Vda. de Chiri  y Jesús Chiri Amador. Con costas.

No se regula honorario profesional, por no haber sido respondidos los recursos.


Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Mgda: Rita Susana Nava Duran