TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                  S A L A   C I V I L 

                                                                                                                                                                                                            

Auto Supremo: 359/2013

Sucre: 15 de julio de 2013

Partes: Alberto Pozo Vedia c/ Vocales de la Sala Civil Primera del Tribunal

            Departamental de Justicia de Santa Cruz

Expediente: SC-63-13-COM

Distrito: Santa Cruz


VISTOS: El recurso de compulsa cursante de fs. 12 a 13 y vlta., del testimonio de compulsa interpuesto por Alberto Pozo Vedia, contra el Auto  de fecha  de 30 de abril de 2013, que niega la concesión del recurso de casación contra el Auto de Vista Nº 7/2013, de fecha 9 de enero de 2013, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del  proceso Ordinario de Resolución de Contrato en ejecución de Sentencia  seguido por Víctor Aduviri Mallea y Elena Carillo de Aduviri contra Alberto Pozo Vedia, los antecedentes del testimonio y:

CONSIDERANDO I:

De la revisión de los datos que cursan en el testimonio de compulsa  se llega a establecer que dentro del caso ut supra, la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, pronuncio Auto de Vista Nº 7/2013, de fecha 9 de enero de 2013, que resuelve el recurso de apelación interpuesto por Alberto Pozo Vedia, por el que confirmó el Auto de fecha 16 de abril con referencia al rechazo de incidente de extinción de obligación por compensación y de improcedencia de subasta y remate planteado por el demandado Alberto Pozo Vedia.; determinación que fue emitida en conocimiento del recurso de apelación contra el Auto de fecha 16 de abril de 2012 pronunciado por el Juez Quinto de Partido en lo Civil y Comercial de la Capital contra esta determinación el demandado plantea recurso de apelación el mismo que es concedido en efecto devolutivo. 

Contra el Auto de Vista que resolvió el recurso de apelación  en efecto devolutivo el demandado Alberto Pozo Vedia, cursante de fs. 2 a 7 y vlta., del testimonio del cuadernillo de compulsa plantea recurso de casación en la forma y en el fondo con los siguientes fundamentos de orden legal que habiendo sido el Auto de Vista pronunciado de manera errónea, injusta e ilegal confirmando el Auto de fecha 16 de abril que rechaza el  incidente de extinción de obligación por compensación y improcedencia de la subasta y remate del inmueble de propiedad del demandado Alberto Pozo Vedia, se abre la competencia del Tribunal Supremo de Justicia para reparar el agravio porque es censurable en casación un fallo dictado en ejecución de Sentencia en contravención a lo ejecutoriado sobre aspectos sustanciales no controvertidos en el proceso principal, considerando que hay lugar al recurso de casación en el fondo cuando se falla contra aspectos no comprendidos en la Sentencia, teniendo en cuenta que el incidente de extinción de obligación por compensación y de improcedencia de subasta y remate interpuesto, se refiere a hechos no controvertidos en el proceso y no resueltos en ejecución de Sentencia. En cuanto al recurso de casación en la forma refiere vicios de nulidad porque se decreta Autos para Resolución después de varios meses de haberse vencido el plazo fijado por el art. 232 del Código de Procedimiento Civil, asimismo expresa que el Auto de Vista se ha pronunciado después de haber perdido competencia como también no existe la debida fundamentación respecto a las razones jurídicas que sustenten el Auto objeto de apelación y que ha sido confirmado por el Tribunal de Alzada. Argumenta también que ha existido error de hecho y derecho porque tanto el Tribunal A quo como el Ad quem al rechazar el incidente de extinción de obligación por compensación y de improcedencia de subasta y de remate manifiesta que no existen obligaciones distintas sino que las mismas proceden de un solo contrato, apreciación que resulta errónea porque lo que se pretende compensar es emergente de un proceso ejecutivo que se encuentra con Sentencia ejecutoriada y autoridad de cosa juzgada y cuyo pago esta ordenado, dicho pago es de cumplimiento obligatorio, concluye que solicitando que se anule obrados hasta el vicio más antiguo o que se case el Auto de Vista declarando probado su incidente 

En conocimiento del mencionado recurso la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, pronunció Auto de fecha 30 de abril de 2013, cursante de fs., 11 del cuadernillo de compulsa por el que niega la concesión del recurso de casación, bajo el argumento de que no está contemplado el Auto recurrido en casación entre las Resoluciones contra las cuales procede el recurso de casación en virtud al art. 255 del Código de Procedimiento Civil y al tratarse de un proceso en ejecución de Sentencia conforme a lo establecido en el art. 518 del Código de Procedimiento Civil se niega la concesión del recurso de casación

Contra esta Resolución de Vista el demandado Alberto Pozo Vedia, anuncia compulsa recurso que se encuentra de fs. 12 a 13 vlta., del testimonio del  cuadernillo de compulsa, formalizando luego la misma de fs. 18, recurso que se analiza.


CONSIDERANDO II:

Conforme con la previsión del art., 283 del Código de Procedimiento Civil, procede el recurso de compulsa en los siguientes casos:

1) Por negativa indebida del recurso de apelación;

2) Por haberse concedido la apelación sólo en  efecto devolutivo, debiendo ser en el suspensivo; y

3) Por negativa indebida del recurso de casación.

En este marco normativo, la competencia del Tribunal Supremo al momento de resolver la compulsa ha de circunscribirse a precisar si la negativa de concesión del recurso es legítima o  no, tomando en cuenta para ello la regulación que prevé el Procedimiento Civil en función a la naturaleza de los procesos, las Resoluciones pronunciadas en ellos y otros presupuestos procesales que hacen al régimen de los recursos. En otras palabras, corresponde determinar si el Tribunal compulsado adecuó su determinación en el marco de lo previsto por el art. 262 del Código Adjetivo de la materia, es decir, 1) Cuando se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término 2) Cuando pudiendo haber apelado no se hubiera hecho uso de ese recurso ordinario y 3) cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el art. 255 del referido cuerpo procesal, este último complementado por el art. 26 de la Ley Nº 1760 de 28 de febrero de 1997.

CONSIDERANDO III:

Que, de la revisión del cuadernillo de compulsa se tiene que dentro  del proceso Ordinario sobre resolución de contrato seguido por Víctor Aduviri Mallea y Elena Carrillo de Aduviri contra Alberto Pozo Vedia en ejecución de Sentencia se dicto Auto de fecha 16 de abril de 2012, pronunciado por el Juez Quinto de Partido en lo Civil y Comercial de la Capital, mediante el cual se rechazó el incidente de extinción de obligación por compensación y de improcedencia de subasta y remate planteado por el demandado Alberto Pozo Vedia, dicho Auto fue impugnado vía recurso de apelación concedido en el efecto devolutivo, sin  recurso ulterior conforme lo dispone el art. 518 del Código de Procedimiento Civil,  que expresa “Las resoluciones dictadas en ejecución Sentencia podrán ser apeladas en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior” estableciendo el mismo Procedimiento Civil, limitantes para los procesos que se encuentran en ejecución de Sentencia, porque los medios de impugnación se encuentran también restringidos en el caso concreto, el Auto que resuelve el incidente de extinción de obligación por compensación solo puede ser impugnado vía recurso de apelación en el efecto devolutivo, sin recurso posterior; por cuanto en esta etapa del proceso cualquier decisión que pronuncie el Juez de primera instancia, podrá ser apelada en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior.

Que, el art., 262  núm., 3) del Adjetivo Civil, complementado por el art., 26 de la Ley Nº 1760, concede al Tribunal de Alzada la potestad de rechazar el recurso de casación cuando la resolución impugnada no se encuentre comprendida en los casos señalados por el art 255 del Código de Procedimiento Civil, como ocurre en el sub lite, precepto concordante con el parágrafo II del art., 213 del mismo cuerpo legal.

Que, el art., 225 núm., 5) del Adjetivo Civil concordante con el art., 518 del Código de Procedimiento Civil, establecen que las Resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior.

Asimismo la Sentencia Constitucional 0615/2012 hace referencia a la SC 1673/2011-R de 21 de octubre y estableció que: “es importante precisar, que por disposición del art. 225 del Código de Procedimiento Civil, en ejecución de Sentencia, el recurso de apelación será concedido en el efecto devolutivo contra las Resoluciones dictadas en esa etapa procesal -entre otros casos-. En concordancia con dicha disposición legal, el art. 518 del mismo compilado, prescribe:” Las Resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior”. En ese sentido, Gonzalo Castellanos Trigo, en una interpretación más amplia del art. 518 del Código de Procedimiento Civil, refiere: “Lo que queda claramente establecido en esta norma legal es que toda apelación promovida contra Resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia, debe ser concedida en el efecto devolutivo y no así en el suspensivo, ya que la concesión de alzada en este ultimo efecto provocaría la interrupción del procedimiento de ejecución, situación que es precisamente la que se quiere evitar. Esta previsión es, en resumen, una aplicación de la regla general contenida en el art. 517 del Código de Procedimiento Civil (1976), respecto a que la ejecución de la Sentencia no puede interrumpirse o suspenderse por ningún recurso ordinario o extraordinario, de manera que no se vea afectada la continuidad del procedimiento de ejecución y no se utilice los medios impugnatorios (recursos) como mecanismo para dilatar eternamente el cumplimiento de la Sentencia”.

En la especie se advierte que el compulsante pretende que una Resolución que no se encuentra comprendida dentro de los casos expresamente determinados en el art. 255 del Código de Procedimiento Civil, sea impugando vía recurso de casación y al tratarse de un proceso en ejecución de Sentencia conforme el art. 518 del Código de Procedimiento Civil, no procede el recurso de casación, correspondiendo solo la apelación en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior. 

Por lo expuesto, está claro que el Tribunal compulsado ha obrado correctamente y aplicado adecuadamente la previsión contenida en el art. 262 núm., 1) del Código de Procedimiento Civil al negar la concesión del recurso de casación.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el art., 42 parágrafo 1) núm., 4) de la  Nueva Ley del Órgano Judicial, declara ILEGAL, el recurso de compulsa interpuesto por  Alberto Pozo Vedia. En aplicación del art., 296 del Código de Procedimiento Civil, se impone costas y multa al compulsante que se gradúa en el equivalente a tres días de haber del Juez ante quien se tramita la causa, conforme así lo dispone el Reglamento de Multas Procesales del Órgano Judicial, cuyo pago mandará hacer efectivo el Tribunal de Alzada.

Regístrese, comuníquese y notifíquese.