TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                              S A L A  C I V I L

Auto Supremo: 288/2013

Sucre: 06 de junio 2013                                                                                 Expediente: CB-40-13-S        

Partes: Martha Inés Claros Saavedra c/ Luis Claros Saavedra

Proceso: Reivindicación

Distrito: Cochabamba                                                        


VISTOS: El recurso de Casación, interpuesto por Luis Claros Saavedra a fs. 160-161 y vlta., impugnando el Auto de Vista de 28 de febrero de 2013, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso de Reivindicación seguido por Martha Inés Claros Saavedra contra Luis Claros Saavedra, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, tramitada la causa, la Juez de Partido Civil y Comercial No. 1 de Quillacollo  del Departamento de Cochabamba, emitió la Sentencia de 3 de mayo de 2012, cursante de fojas 127 a 131 y vlta., declarando PROBADA la demanda de fs. 9, 10 y 13 e IMPROBADAS las excepciones de oscuridad, contradicción e imprecisión en la demanda, falsedad e imprecisión, ilegalidad, así como de la acción reconvencional de fs. 20-21 e IMPROBADA las excepciones de falsedad e ilegalidad, falta de acción y derecho, imprecisión y contradicción en la demanda al ser solo enunciativas, formulado por la actora Martha Inés Claros Saavedra. Disponiendo que el demandado reivindique la habitación que ocupa a favor de la actora, en el plazo de 30 días, bajo alternativa señalada en la misma.

Recurrida la Sentencia mediante apelación por Luis Claros Saavedra de fs. 134-135, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, mediante Auto de Vista de 28 de febrero de 2013, cursante a fojas 150-151, CONFIRMA la Sentencia apelada.

Resolución que dio lugar al recurso de casación, interpuesto por parte de Luis Claros Saavedra, que se analiza.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Refiere interponer recurso de casación y nulidad relatando lo que considera son sus argumentos. Anotando que hubiera apelado de la Sentencia  por cuanto la demanda interpuesta fuera  respaldado por título con vicios de nulidad y falta de personería, al decir que la transferente tuviera dos nombres, Rosa o Rosalía Saavedra Borda fuera la vendedora aunque con el mismo número de Cedula de Identidad que se verificaría del Testimonio No. 100/2003.

Aspectos no observados por el Juez de primera instancia a momento de admitir la demanda, por lo mismo no se habría cumplido con el art. 327 del Código de Procedimiento Civil  y su admisión fuera defectuosa al existir defecto de fondo en su entender-, considera que ese defecto debió ser subsanado por las partes intervinientes en su momento, además así estuviera registrado en Derechos Reales y que nunca observaron la dualidad de nombres.

Que el Tribunal de apelación no hubiera observado esa irregularidad, ni la adjuntada como de reciente obtención, empero la prueba testifical de cargo habría evidenciado su posesión continuada por mas de 12 años, habitación además que la ocuparía bajo el consentimiento de su tía Rosa Saavedra Borda, la cual habría sido confirmada en inspección de visu, demostrándose la habitabilidad de data antigua.

Por otra parte ante la impersonería de la demandante y el vicio de nulidad, se interroga porque no habría asumido las medidas establecidas por el art. 1461 y 1462 del Código Civil, dentro del plazo para recuperar la posesión. En su razonamiento fuera porque la demandante conocería la irregularidad del documento.

Que ante los evidentes vicios de nulidad del documento, y el irregular registro ante Derechos Reales con una persona que utiliza dos nombres se concluirían que carece de personería, y esta situación debiera ser observada por el juzgador y rechazar en sujeción a lo determinado por el art. 333 del Código de Procedimiento Civil.

Concluye que amparado por los arts. 250 y 251 del Código de Procedimiento Civil interpone recurso de nulidad y casación a fin de que se dicte resolución casando el Auto de Vista y Anulando obrados hasta el vicio más antiguo por falta de personería de la actora, por haber planteado demanda con un documento que tendría defectos de fondo en su inscripción de derecho propietario.

CONSIDERANDO III:        

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

A fin de dar coherente respuesta en el fallo a emitir, en consideración al recurso planteado, este Tribunal hace las siguientes precisiones con relación al mismo y las características que revisten tanto el recurso de casación en la forma como en el fondo, en ese entendido tenemos que:

El recurso extraordinario de Casación fue instituido con la finalidad de efectuar el control a las resoluciones que pueden contener vulneraciones a los derechos de los litigantes, en nuestro ordenamiento jurídico: Código de Procedimiento Civil consta en los Arts. 250 y siguientes, establece recurso de casación en el fondo y en la forma o en ambos.

El recurso de casación en el fondo es aquel medio de impugnación contra las resoluciones del inferior que contuviere violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley, cuando contuviera disposiciones contradictorias y cuando en la apreciación de las pruebas se hubiera incurrido en error de hecho o de derecho, art. 253 del Procedimiento Civil.

Se entiende por recurso de casación en la forma como aquel medio de impugnación contra las resoluciones que han violado las formas esenciales del proceso, cuando el auto de vista recurrido se haya dictado por un tribunal incompetente; por un Juez o con la concurrencia de un vocal legalmente impedidos, por un tribunal con menor numero de votos o con un numero menor de vocales que los requeridos por ley, asimismo procederá el recurso de nulidad cuando se otorgue en el Auto de Vista mas de lo pedido por las partes, igualmente procederá cuando exista apelación desistida, por perdida de competencia y por falta de alguna diligencia o tramite declarados esenciales; se concluye señalando que el recurso de casación en el fondo no afecta a las formas de tramitación del proceso sino a su contenido, se trata del fondo mismo, en este caso el Tribunal de casación analizando en el fondo dicta Auto Supremo Casando la resolución y consiguientemente aplicando correctamente las leyes que se hubieran infringido; en cambio el recurso de casación en la forma es el quebrantamiento o desviación de las formas procesales preestablecidas de antemano por la ley lo que conlleva la nulidad de obrados hasta el vicio mas antiguo.

Con ese antecedente y la revisión del recurso planteado como de nulidad y casación, en los tres puntos que contiene el mismo, no se establece denuncia de vulneración de norma alguna, ya sea en la forma como en el fondo, pues de su lectura, no se evidencia sino un detalle descriptivo de algún vicio que pudiera contener el documento base de la demanda, y la interrogante de el por qué la actora no hubiera hecho uso de alguna facultad otorgada por la ley, sin arribar a conclusión alguna, realizando apreciaciones confusas sin vinculación alguna al recurso sea en la forma como en el fondo, concluyendo de la misma forma sin invocar a cual de las casuales establecidas por los arts. 253 en tratándose casación en el fondo y 254 en la forma (ambos del Código de Procedimiento Civil), se enmarcarían para la procedencia de su recurso.

En razón de lo anterior, no habiendo cumplido en lo mínimo con lo determinado por el art. 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, sin diferenciación alguna entre los dos recursos ni la concreción de la petición, este Tribunal se ve impedido de ingresar a considerar el recurso, al no aperturarse su competencia.

Consecuentemente corresponde dictar resolución conforme disponen los arts. 271-1) y  272 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 1) y 272 núm. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 160 a 161 y vlta., presentado por Luis Claros Saavedra contra el Auto de Vista de fecha 28 de febrero de 2013 de fs. 150 a 151. Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.                                        

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.