TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                 

                                                                       S  A L A    C I V I L


Auto Supremo: 277/2013

Sucre: 27 de mayo 2013      

Expediente: CB-34-13-S

Partes: Claudia Gabriela Ecos Torrico.        c/ Carmen Rocío Reyes Rojas

Proceso: Cumplimiento de contrato

Distrito:   Cochabamba


VISTOS: El recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 78 a 87 y vlta. de obrados, interpuesto por Claudina Gabriela Ecos Torrico contra el Auto de Vista Nº 9/2013 de 10 de enero 2013, cursante de fs. 68 a 70 y vlta., pronunciada por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro el proceso de cumplimiento de contrato seguido por la recurrente en contra de Carmen Rocío Reyes Rojas, los antecedentes procesales; y,


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que, mediante Auto de 16 de marzo 2010 que cursa de fs. 48 a 49 y vlta., el Juez Sexto de Partido en lo Civil de la Capital, declaró improbada la excepción de cosa juzgada y probada la excepción de transacción interpuestas por la demandada Carmen Rocío Reyes Rojas, disponiendo el archivo de obrados.

Deducida la apelación por la demandante, ésta fue remitida al Tribunal Ad quem, instancia en la que mediante Auto de Vista Nº 9/2013 de 10 de enero 2013 confirmaron el Auto recurrido.

En conocimiento de la determinación adoptada por el Tribunal de Alzada, la demandante interpuso recurso de casación en la forma y en el fondo, mismo que se pasa a considerar y resolver.


CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


En el fondo:


1.- Refiere que con el proveído de 3 de febrero 2010 su persona nunca fue notificada conforme a lo dispuesto por el art. 137 parágrafos I núm., 1) y II del Código de Procedimiento Civil, motivo por el cual no tuvo conocimiento del proceso, así se evidencia de la diligencia de notificación de fs. 45; provocando dicha situación indefensión; toda vez que el art. 137 parágrafo I núm., 8) es claro al señalar que la notificación en la forma dispuesta por el art. 135 no podrá practicarse cuando se trate de resoluciones siguientes: 8) la que corriere en traslado excepciones tendientes a destruir la acción.

2.- Señala que el documento de declaración de cumplimiento de acuerdo transaccional Nº 878/2007 (suscrito en fecha 17 de diciembre 2008) fue suscrito por sus señores padres quienes no tenían la capacidad legal de representarla ni para firmar o suscribir en su nombre ningún contrato o acuerdo transaccional, ya que al tenor del art. 519 del Código Civil, el contrato tiene fuerza de ley entre las partes contratantes, aclarando que en momento alguno ella suscribió ningún acuerdo transaccional con la demandada y el Ad quem verificando dicha situación correspondía que den cumplimiento a lo previsto en los arts. 1 parágrafo I, 3 núm., 1), 3 núm., 3), 52, 56, 58, 59, 87, 90 del Código de Procedimiento Civil y arts. 816 y 826 del Código Civil.

3.- Acusa que el Ad quem a tiempo de emitir el Auto de Vista la considera como beneficiaria del contrato transaccional y no una parte esencial, siendo dicho Auto de Vista confuso, contradictorio e incongruente, habiendo además el Tribunal de Segunda Instancia incumplido lo previsto en el art. 15 de la Ley de Organización Judicial.


En la forma:


1.- Sobre el pronunciamiento respecto de la pérdida de competencia del A quo,  afirma que no se ha aplicado lo previsto en los arts. 9, 206, 207, 209, 211 y 212 del Código de Procedimiento Civil, violando y vulnerando sus derechos fundamentales como al debido proceso y derecho a la de defensa; por lo que en aplicación de lo previsto por el art. 254 num. 1) y 2) del Código de Procedimiento Civil, se apersona a interponer recurso de casación en la forma.

Por lo anterior mencionado, pide que el Tribunal Supremo se pronuncie conforme los arts. 271 y 274 del Adjetivo Civil.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:


La recurrente a tiempo de presentar su recurso de casación tanto en la forma como en el fondo, especialmente de éste último realiza una amplia descripción de Sentencias Constitucionales y centraliza su redacción en fundamentos poco precisos, señalando únicamente que recurre en el fondo conforme el art. 253 del Código de Procedimiento Civil, sin señalar de manera expresa la causal ni especificar de manera concreta y precisa qué leyes han sido violadas o aplicadas falsa o erróneamente, mucho menos si en el Auto de Vista recurrido existen disposiciones contradictorias o en su caso el Ad quem ha incurrido en error de hecho o de derecho a tiempo de apreciar la prueba. Sin embargo de ello, conforme los nuevos lineamientos de acceso a la justicia y principios que rigen la justicia ordinaria prevista en los arts. 178 y 180 de la Constitución Política del Estado,  así como el respeto al principio de impugnación, extrayendo la pretensión de la recurrente en los diferentes puntos a los que hace referencia, se tiene:


En la forma:


Con relación a la supuesta pérdida de competencia del A quo; revisados los antecedentes se evidencia que de fs. 47 vlta, consta nota de la Secretaria-Abogada del Juzgado Sexto de Partido en lo Civil de la Capital en el que señala: “Pasado a despacho para resolución de excepciones hoy 13/III/2010.  Doy fe”.- y la siguiente actuación corresponde al Auto de 16 de marzo 2010 que resuelve las excepciones de cosa juzgada y transacción; de lo que se infiere que el señalado Auto fue dictado dentro el plazo previsto en el art. 338-II del Código de Procedimiento Civil.  Por otra parte conforme dispone el art. 203 y 205. Incurre en retardación de justicia el Juez o Tribunal que no dicte resoluciones dentro el plazo fijado, haciéndose pasible a sanciones o responsabilidad y no pierde competencia; por lo que en el caso presente


En el Fondo:


1.- Respecto a que su persona nunca fue notificada con el proveído de 3 de febrero 2010 cursante de fs. 44 vlta, por el que se corre en traslado con las excepciones previas de transacción y cosa juzgada interpuestas por la demandada, incumpliéndose lo dispuesto por el art. 137 parágrafo I núm., 1) y II del Código de Procedimiento Civil, evidenciándose la falta de notificación en la diligencia de fs. 45, aspecto que le provoca indefensión; diremos que revisados los antecedentes es evidente que una vez decretado el traslado de las excepciones opuestas, por diligencia de notificación de fs. 45 en fecha 11 de febrero 2010 se señala notificar con la providencia de 3 de febrero 2010 a Claudia Ecos Torrico, en Secretaria del Juzgado, firmando la misma Ana Isabel Ecos Torrico, posterior a dicha diligencia de notificación la demandante presenta memorial solicitando se notifique al Notario de Fe Pública Gonzalo Castellanos quien se encontraría con la Notaria de Fe Pública Nº 4 ante el fallecimiento del Dr. Ramiro Villarroel Claure, a los fines de obtener testimonio de la Escritura Pública Nº 878/2007, memorial en el que no advierte la irregularidad de la notificación de la providencia de fecha 3 de febrero 2010; de lo que se concluye que si bien dicha diligencia de notificación adolecía de defectos que ahora los señala, ésta cumplió su cometido y conforme se tiene en diversas Sentencias Constitucionales, si la diligencia de notificación contiene defectos, pero cumple con su objetivo, no causa indefensión la SCP-0099/2012; asimismo como la SC-1014/2011-R  señala: “Para que una citación o notificación tenga validez, deben ser realizadas de tal forma que se asegure su recepción por parte del destinatario; pues la notificación o citación, no están dirigidas a cumplir una formalidad procesal en sí misma, sino a asegurar que la determinación judicial objeto de la misma sea conocida efectivamente por el destinatario; dado que sólo el conocimiento real y efectivo de la comunicación asegura que no se provoque indefensión en el desarrollo de los procesos…”; en el caso presente como se desprende de la diligencia de notificación de fs. 45 cuestionada ésta fue firmada por la hermana de la demandante, quien es co propietaria del inmueble adquirido por la demandada a favor tanto de ella como de la ahora recurrente, conforme el Acuerdo Transaccional Nº 878/2007, por lo que el hecho de que la diligencia de notificación no lleve su firma, si bien es un defecto de notificación; sin embargo ésta cumplió su cometido como es el de dar a conocer la interposición de dos excepciones tendientes a destruir la acción; no otra cosa se concluye que en conocimiento de la misma en su momento no observó ni solicitó la nulidad de la misma, convalidando dicha actuación y precluyendo su derecho al presente de reclamar; es más de manera posterior interpuso dentro el termino de ley recurso de apelación del Auto que resolvió las dos excepciones interpuestas por la demandada, sin mencionar ni observar en dicho recurso la diligencia de notificación ahora cuestionada, menos el hecho de no haber tenido conocimiento de la interposición de las excepciones de cosa juzgada y transacción. Asimismo, habrá que manifestar que conforme prevé el art. 258 num. 3) del Código de Procedimiento Civil, refiere que en el recurso de nulidad no será permitido alegar nuevas causas de nulidad por contravenciones que no se hubieren reclamado en los Tribunales inferiores.

De lo que se concluye que este aspecto que corresponde más a un agravio que debió reclamarse en un recurso en la forma y planteado como está en el fondo, no es causal de nulidad, menos de casación.

2.- Con relación a que la recurrente no habría suscrito el documento de diciembre del 2008, por lo que mal podría haberse determinado como probada la excepción de transacción, toda vez que no se tomó en cuenta que a tiempo de suscribir dicho documento por sus padres, éstos no tenían la capacidad de representarla, por lo que se la exime de cualquier responsabilidad pudiendo al presente accionar la demanda solicitando el cumplimiento del Acuerdo Transaccional cursante en Escritura Pública N° 878/2007; sin embargo al presente los  Tribunales de Alzada habrían vulnerado su derecho a la defensa y al debido proceso; al respecto señalaremos que:

Que, conforme prevé el art. 945 del Código Civil, “La transacción es un contrato por el cual mediante concesiones recíprocas se dirimen derechos de cualquier clase ya para que se cumplan o reconozcan, ya para poner término a litigios comenzados o por comenzar, siempre que no esté prohibida por ley”; por su parte el art. 946 de la misma norma refiere sobre la capacidad y prohibiciones para transigir indicando que:  “Para transigir se requiere tener capacidad de disposición sobre los bienes comprendidos en la transacción”; entendiendo que transigir es consentir con lo que se cree justo, razonable o verdadero, a fin de acabar con una diferencia (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española), diremos que efectuada una transacción ésta tiene el objetivo de resolver un conflicto entre los suscribientes mediante concesiones recíprocas, cuyo resultado beneficiará solo a las partes integrantes del acuerdo transaccional. Sobre las características propias de la transacción se dice que: “… la transacción se realiza entre “las partes”. Por lo tanto, es un acto jurídico bilateral, al necesitar el acuerdo de voluntades que consagre la intención de las partes para componer el conflicto [animus transigendi]…. De igual manera, otra característica de la transacción es la existencia de concesiones recíprocas, ya que implica que exista un intercambio de sacrificios, que cada parte reciba como contraprestación el sacrificio de la otra; en otras palabras, que ambas cedan mutuamente en algo sus pretensiones originarias con el propósito de dar fin a la controversia…”  (Iván Pérez S.-Los efectos de la homologación de la transacción extrajudicial-Comentario de Jurisprudencia).

En el caso presente se tiene como antecedentes que:

1.- En fecha 25 de abril 2007, conforme consta en Escritura pública N° 878/2007, Carmen Rocío Reyes Rojas por una parte y por otra Oscar Antonio Ecos Gómez, Sonia Torrico Rojas de Ecos, Claudia Gabriela Ecos Torrico, Ana Isabel Ecos Torrico y René Hinojosa Jigüera, suscriben Acuerdo Transaccional en cuya cláusula tercera señalan que el objeto del mismo es el de adquirir por parte de Carmen Rocío Reyes Rojas un inmueble de propiedad del Banco de la Unión S.A. ubicado en la Zona del Cruce de la Taquiña, adquisición que se realizará a favor de Claudia Gabriela y Ana Isabel Ecos Torrico, acordándose para tal efecto en la siguiente cláusula en los numerales 4.1 y 4.2 obligaciones recíprocas, en cuyas más importantes se tiene que Carmen Rocío Reyes Rojas adquirirá por cuenta y costo propio el bien inmueble de propiedad actual del Banco Unión S.A. que perteneciera en tiempo pasado a los señores Oscar Ecos Gómez y Sonia Torrico de Ecos, realizando la entrega debidamente saneada y registrado a nombre e Claudia Gabriela y Ana Isabel Ecos Torrico, otorgándose para tal efecto un plazo de 90 días computables a partir de la fecha de entrega del edificio, aclarando que la adquisición del inmueble ubicado en el Cruce de la Taquiña se realizara libre de gravámenes corriendo los gastos de registro en Derechos Reales, es decir con titulación a favor de la prenombradas. Asimismo, se tiene que asegurando el cumplimiento de esta obligación, en la Cláusula sexta se determinó que Carmen Rocío Reyes Rojas otorgó de manera voluntaria garantía hipotecaria del inmueble registrado en Derechos Reales, correspondiente a siete departamentos del Edificio que se adjudicó por remate, ubicado en la Av. De las Américas Esq. Adela Zamudio, cuya suma se totalizó en $us.400.000.-, misma que se ejecutaría si la Sra. Carmen Rocío Reyes Rojas no cumpliera su obligación de adquirir y entregar libre de gravámenes y a nombre de las hijas de los Sres. Ecos-Torrico, dentro el plazo fijado de 90 días y una vez vencido el plazo ante el incumplimiento, será exigible la suma liquida en garantía.

2.- El 30 de junio 2008 la Sra. Carmen Rocío Reyes Rojas efectiviza la adquisición del inmueble de 8.912 m² ubicado en la Zona del Cruce de la Taquiña de propiedad del Banco Unión S.A., compra que la realiza conforme el acuerdo transaccional a favor de Claudia Gabriela Ecos Torrico y Ana Isabel Ecos Torrico, por la suma de $us.210.000.-; adquisición que al presente se encuentra registrada a nombre de las hermanas Ecos-Torrico bajo la matricula 3093010002851, conforme consta en certificación de fs. 35.

3.- En fecha 17 de diciembre 2008 se suscribe documento de declaración de conformidad y cumplimiento de contrato de acuerdo transaccional y ratificación del mismo entre Carmen Rocío Reyes Rojas por una parte y por otra Oscar Antonio Ecos Gómez y Sonia Torrico de Ecos; en cuya cláusula tercera, del objeto se señalan que ambas partes cumplieron fielmente el acuerdo transaccional, no existiendo ninguna obligación por cumplir o pendiente de cumplimiento por las partes, que no existe saldo deudor por ningún concepto menos por la demora en la compra del inmueble, toda vez que el mismo plazo fue ampliado en consulta y bajo la aprobación de las beneficiarias y de los esposos Ecos-Torrico, finalmente señalan que se procede a la liberación y cancelación de los gravámenes de la garantía hipotecaria otorgado en el Acuerdo Transaccional de 25 de abril 2007.  Suscribiendo dicho documento únicamente los esposos Ecos-Torrico y la Sra. Carmen Rocío Reyes Rojas y no así las hermanas Claudia Gabriela ni Ana Isabel ambas Ecos Torrico, a pesar de nombrarlas en el mismo. (fs. 36-41 y vlta.,)

Señalados los antecedentes, la recurrente en su demanda manifiesta que Carmen Rocío Reyes Rojas no dio cumplimiento con las obligaciones libremente pactadas, ocasionándole perjuicios materiales y económicos, toda vez que no cumplió con la adquisición del inmueble en los 90 días pactados y libremente acordados y tampoco entregó la correspondiente documentación libre de gravámenes ni canceló el costo de registro, por lo que siendo suficiente los motivos señalados, plantea demanda de cumplimiento de obligación, pretendiendo la ejecución de la garantía hipotecaria otorgada respecto de los siete departamentos que se ubican en el edificio que Carmen Rocío Reyes Rojas se habría adjudicado, cuya garantía asciende a la suma de $us.400.000.-

Siendo esa la pretensión y conforme señalamos de manera precedente respecto a las características o presupuestos que hacen efectiva una transacción, concluiremos señalando que al presente no existe posibilidad de haber declarado probada una excepción de transacción al no haberse producido la misma, por los siguientes motivos:

1.- Si tomamos en cuenta el objeto y los términos del acuerdo al que se arribó en fecha 25 de abril 2007, se tiene que Carmen Rocío Reyes Rojas tenía que adquirir un inmueble a favor de las hermanas Ecos-Torrico, registrándolo debidamente en derechos reales y entregar tanto el inmueble como la documentación debidamente saneada en el plazo de 90 días, mismo que se computaría a partir de la fecha de entrega del edificio que se adjudicó la demandada a través de remate y subasta pública y que le fuera entregado por los esposos Ecos-Torrico, en fecha 22 de mayo 2007 conforme la documental de fs. 6; de lo que se infiere que el cumplimiento del acuerdo transaccional debía efectivizarse hasta el 22 de agosto 2007 (90 días); sin embargo conforme consta de fs. 18 a 22 y vlta. (Escritura Pública de compra de inmueble) se habría cumplido de manera parcial, aparentemente, luego de más de nueve meses de la fecha acordada. Por otra parte si bien señala la demandada a tiempo de oponer las excepciones que ella hubiera otorgado los recursos necesarios para sanear la documentación de fs. 35 certificación de Derechos Reales en el que consta que la propiedad ubicada en calle innominada, Barrio el Carmen N° 71, Zona del Cruce de la Taquiña se encuentra registrado a nombre de las hermanas Ecos-Torrico, no es menos cierto que en obrados no cursa prueba que demuestre que la totalidad de los puntos acordados mediante documento de 25 de abril 2007 hayan sido cumplidos en su totalidad y que las partes quienes suscribieron el mismo, dieran conformidad del cumplimiento del acuerdo transaccional arribado.

2.- Si la transacción es un contrato por el cual las partes haciéndose recíprocas concesiones, terminan una controversia presente o previenen una futura; en caso de suscribir un documento de conformidad y cumplimiento del acuerdo transaccional dando por terminada la controversia, sólo podrán ser las mismas partes las que tengan que suscribir el mismo, toda vez que la transacción tiene por objeto poner fin al conflicto y no podrían llegar a tal propósito quienes no fueran parte en la controversia o por lo menos quienes no tuvieran o alegaran derechos con relación a los puntos controvertidos o estuvieran ausentes alguno de ellos que suscribió dicha transacción, ya que la reciprocidad de las concesiones es un atributo de la existencia de una transacción y si una de las partes no ha establecido de forma expresa su consentimiento, como elemento esencial de los contratos, entonces estamos frente a la inexistencia de haber cumplido con un acuerdo transaccional, porque para que exista una transacción debería haber un acuerdo que verse sobre el documento suscrito en diciembre del 2008 y al no existir el mismo no puede surtir efectos de transacción porque la demandante no intervino en el mismo suscribiendo este ni sus padres actuaron representándola con instrumento legal necesario (poder).

3.- De otro lado habrá que dejar claramente establecido que no hubo transacción alguna sobre el segundo documento para que prospere la excepción de transacción, aclarándose que el documento base del acuerdo transaccional es el que cursa en Escritura Pública Nº 878/2007.  Y si bien el A quo y el Tribunal de Alzada tomaron en cuenta que dicho acuerdo transaccional ya se habría cumplido con la respectiva adquisición del inmueble objeto de la transacción, habiendo suscrito las hermanas Ecos-Torrico el documento de compra-venta en fecha 30 de junio sin señalar ni advertir que la adquisición se realizaba de manera posterior a los 90 días de plazo fijado, documento en el que también intervino la ahora demandante; será un aspecto que deberá ser considerado por el A quo a tiempo de dictar sentencia.

Por lo anterior señalado y conforme los términos que hacen a la transacción, previstos en el art. 945 del Código Civil y arts. 314 y 315 del Código de Procedimiento Civil, corresponderá a este Tribunal resolver en la forma prevista en el art. 271 núm. 4) y 274 del Adjetivo Civil y art. 41 de la Ley Nº 025 y conforme la SCP- Nº 2537/2012 de fecha 14 de diciembre 2012.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 41 y 42 parágrafo I, núm. 1) de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 núm. 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil, CASA el Auto de Vista Nº 9/2013 de 10 de enero 2013 cursante de fs. 68 a 70 y vlta., y deliberando en el fondo declara improbada la excepción de transacción, correspondiendo continuar con la tramitación de la causa, conforme los fundamentos expuestos en la presente resolución.

Sin responsabilidad por ser excusable.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Dra. Rita Susana Nava Durán.