TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

    S A L A  C I V I L

Auto Supremo: 272/2013

Sucre: 27 de mayo 2013

Expediente: SC-21-13-S

Partes: José  Ernesto,  Francisco  Alberto,  Bertha  Inés,  Bertha  Olivia y Luis 

            Javier Valdivia Parada c/ Jorge Eduardo Velarde Suarez.

Proceso: Anulabilidad de contrato de préstamo, Pago de daños y perjuicios,                           lucro cesante y daño emergente.

Distrito: Santa Cruz.


VISTOS: El Recurso de Casación en la forma y en el fondo de fs. 839 a 846 interpuesto por Orlando Parada Vaca en representación de José Ernesto, Francisco Alberto, Bertha Inés, Bertha Olivia y Luis Javier todos de apellidos Valdivia Parada contra el Auto de Vista Nº144, de fs. 820 a 822 y vlta., de 21 de agosto de 2012, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso ordinario sobre ANULABILIDAD DE CONTRATO DE PRESTAMO, DAÑOS Y PERJUICIOS, LUCRO CESANTE Y DAÑO EMERGENTE, seguido por los recurrentes contra Jorge Eduardo Velarde Suarez, los antecedentes del proceso, las excepciones de fs. 353 a 354 y vlta., y el auto de concesión del recurso de fojas 859; y:


CONSIDERANDO I:

DE LOS ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que tramitada la causa, el Juez de Partido 10º en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Cruz, quien se excusó de seguir conociendo la causa amparándose en el art. 8-II de la Ley 1760, remitido ante el Juez de Partido 11º en lo Civil y Comercial, quien dictó Sentencia de primera instancia la cual fue anulada por haber sido dictada fuera del plazo previsto por ley, con esos antecedentes el Juez de Partido 12º en lo Civil y Comercial dicta Sentencia Nº 114/2011, por el que declaro PROBADA en parte la demanda principal en lo referente a Anulabilidad del contrato e IMPROBADA respecto a anulabilidad por disposición de los dispuesto por el art. 116 del Código de Familia y por error sustancial sobre las cualidades de la cosa, en la identidad de la prestataria y por incapacidad, así como al pago de daños y perjuicios, morales y daño emergente. Con costas.

Que, en grado de apelación incoada por ambas partes, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Santa Cruz, CONFIRMA la Sentencia apelada, y CONFIRMA el Auto de fecha 09 de agosto de 2011 y  REVOCA las providencias, por el que se dispone la devolución de los depósitos que realizaron José Luis Gonzales Frías y Wilson Humberto Olmos Díaz por adjudicación dentro del proceso ejecutivo. Sin costas. Recurso de casación en el fondo y en la forma por los demandantes.


CONSIDERANDO II.-

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


En la forma:


1.- Acusan que el Auto de Vista al disponer la cancelación de medidas precautorias ha obrado incorrectamente por cuanto los adjudicatarios no han acreditado ser parte del proceso, no demostraron el perjuicio evidente y tampoco solicitaron la revocatoria de la resolución, al margen de haber planteado su apelación extemporáneamente, y que el Tribunal de Alzada incurrió en error al concederles lo solicitado amparados en lo dispuesto por el art. 222 del Código de Procedimiento Civil, habiendo infringido el art. 236 del Código de Procedimiento Civil.


En el fondo:

1.- Señalan que el auto que concede el recurso de apelación interpuesta por los adjudicatarios es nulo de pleno derecho debido a que el Juez ya no tenía competencia conforme lo previsto por el art. 196 del Código de Procedimiento Civil, debiendo el recurso ser desestimado.

2.-  Que respecto a los daños y perjuicios manifiestan que los demandados al no contestar la demanda ni ofrecer prueba han reconocido el documento de anticipo de la compra venta del inmueble de calle Suarez Arana esquina Campero a favor de Emigdio Bustillos Chacón, que el documento constituye un principio de prueba, confirmada por la testifical del frustrado comprador, asimismo acusan que el Tribunal de Alzada no valoro el Acuerdo transaccional cursante a fs. 604 a 606 por el que nuestras personas cancelan a favor del mismo la suma de 65.000 $us. como reconocimiento de daños y perjuicios al no entregar saneado y desocupado el inmueble objeto de la Litis.


CONSIDERANDO III.-

DE LOS FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:


En la forma:

1.- Respecto a que el Tribunal de Alzada hubiera dispuesto la cancelación de las medidas precautorias sobre el inmueble del litigio, pese a que los recurrentes no acreditaron ser parte en el proceso, el perjuicio causado y menos solicitaron la revocatoria de la resolución al margen de haberse interpuesto el recurso fuera de plazo previsto por ley; es necesario aclarar  que esta es una cuestión incidental resuelta en el  Auto de Vista que no hace al fondo del asunto, que de ningún modo puede ser observada de casación como pretende el recurrente, al no estar inmersa dentro de los presupuestos que exige el art. 255 del Código Adjetivo Civil, por otro lado, resulta impertinente este reclamo por cuanto la determinación del Ad quem no causa agravio alguno a los derechos e intereses del recurrente,  siendo el recurso de casación en la forma improcedente.

En el fondo:


1.- En relación a las supuestas violaciones del art. 196 y 222 del Código de Procedimiento Civil, se debe señalar que estas son relativas sobre la tramitación de la causa, por lo que dicha infracción debió ser reclamada adecuadamente en un recurso de casación en la forma y no en el fondo, pues no hacen sobre el derecho inferido en el proceso, como erróneamente lo hizo el recurrente.

2.- De manera redundante y desprolija se hace el reclamo sobre los daños y perjuicios no otorgados, entonces se tiene que, contrariamente a lo alegado por los recurrentes el Auto de Vista, expresa el valor que otorgo a cada una de las pruebas aportadas por los actores, analizando no sólo el documento cuya eficacia y validez se ha impugnado, también ha valorado todas las pruebas aportadas al proceso, tanto documentales, también las testifícales y de confesión provocada, haciendo uso de la facultad que le confiere el artículo 1283, 1285 y 1286 del Sustantivo Civil, concordante con el artículo 397 del Código de Procedimiento Civil, precisando los fundamentos de cada uno de los motivos que llevaron a fallar en cada instancia y que constituyen la base de la demanda, en este margen de análisis cada una de las pruebas fueron examinadas por los juzgadores de manera conjunta otorgándole el valor y la apreciación a cada medio probatorio conforme lo señalado, sin embargo para analizar cuál de las pruebas en su examen fueron realizadas con error de hecho o de derecho es necesario que el recurrente individualice tal aspecto, sin embargo, el demandante  solo hace mención a toda la prueba señalada y acusa a la misma de manera general sin detenerse y discriminar sobre el error en valoración que contuviere, en tal caso, no basta con reclamar error de hecho y derecho sino el especificar el error manifiesto en su valoración y apreciación a objeto de que éste Tribunal de Casación examine la existencia del error acusado.

En todo caso, los fundamentos para la desestimación de los daños y perjuicios en Sentencia y el Auto de Vista era conexo a lo preceptuado por el art. 1283 del Código Civil por cuanto la prueba arrimada al proceso no sustentaba el daño y perjuicio pretendido, por tanto no otorgaba la convicción suficiente al juzgador para conceder tal pretensión, en contrario, los criterios  esgrimidos en casación, y la deficiente acusación de error de hecho y de derecho, no desvirtúan en absoluto el fundamento que hace a ese decisorio jurisdiccional.

Asimismo, la no contestación a la demanda, no genera presunción, toda vez que la carga de la prueba de los hechos afirmados en ella corresponde siempre al actor.

Consiguientemente, no siendo evidentes las infracciones acusadas corresponde resolver el recurso planteado dando aplicación a la previsión de los artículos 271 numeral 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.


POR TANTO.- La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia, con la facultad conferida por el arts. 42 numeral 1) de la Ley del Órgano Judicial Nº 025 del Órgano Judicial, y en aplicación del art. 271 núm. 1), 272 y 271 núm. 2) y 272 del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma  y a su vez, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo, ambos interpuestos a fs. 839 a 845  y vlta., por Orlando Parada Vaca en representación de los hermanos Valdivia Parada. Sin costas.


Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Magda. Relatora: Dra. Rita Susana Nava Duran