TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA


                                                                     S A L A  C I V I L


Auto Supremo:    232/2013

Sucre: 13 de mayo de 2013

Expediente: CB-23-13-S

Partes: Edwin José Gulich Santa Cruz c/    Rosse Mary Trujillo Triveño

Proceso: Divorcio

Distrito: Cochabamba

VISTOS: El recurso de casación de fs. 491 a 494,  interpuesto por Rosse Mary Trujillo Triveño  contra el Auto de Vista de fecha 01 de noviembre de 2012 pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, cursante de fs. 484 a 485, en el proceso de Divorcio seguido por Edwin José Gulich Santa Cruz contra Rosse Mary Trujillo Triveño, la concesión de fs.496 vlta., los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Sexto de Familia de la Capital dicta la Sentencia N° 760  de fecha 06 de Diciembre de 2011, cursante de fs. 436 a 438, declarando probada la demanda  de fs. 8 a 10 y complementada por la de fs. 13, e improbada la excepción perentoria de falsedad opuesta por la demandada en escrito de fs. 27 a 29, disuelto en consecuencia el vínculo conyugal que unía a los esposos Edwin José Gulich Santa Cruz y Rosse Mary Trujillo Triveño

Resolución de fondo que es recurrida de Apelación por Rosse Mary Trujillo Triveño por memorial de fs. 441 a 443 vlta., y como consecuencia de ello se dicta el Auto de Vista de fecha 01 de noviembre de 2012, cursante de fs. 484 a 485, que confirma la Sentencia Apelada y Auto Complementario de fecha 24 de diciembre de 2012 de fs. 488; resolución de alzada que es recurrida de casación por escrito de fs. 491 a 494 de obrados, que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN.

Sin distinguir el recurso si de casación en la forma o en el fondo expresa los siguientes puntos de consideración:

Señala que el Auto de Vista no valoró y no hizo referencia en lo absoluto a los agravios denunciados en apelación, por tanto no ha cumplido con lo dispuesto por el art. 236 del Código de Procedimiento Civil.

Indica que, luego de corregir su demanda el actor, ella con sentido lógico y en base a la confesión del demandante opuso excepción de extinción por transcurso del plazo legal  misma que mereció resolución de rechazo, porque según el Juez debía ser probado en el proceso, y reclamo que hizo en su oportunidad porqué el Juez  no fijo como punto de hecho a  probar y en sentencia se limitó a señalar que la excepción fue resuelta y nada más sin valorar la confesión del actor.

Acusa que el actor por memorial de fecha 14 de abril de 2010 dice que se ratifica en la prueba presentada junto a su memorial de demanda de 29 de agosto de 2008 y esa demanda no existe en proceso porque su demanda es de fecha 11 de enero de 2010, por tanto esa prueba no correspondía valorar  y constituye una nulidad insalvable.

Indica, que pese a la nulidad señalada, se da por válido el certificado médico forense, que fue extendido el 20 de diciembre de 2009, ese día el médico habría valorado al actor  quien dice haber sufrido una agresión física que le produjo lesiones el día 08 de diciembre de 2009, y el certificado señala que la lesión tiene una cronología de uno o dos días antes, flagrante contradicción que refleja falsedad ideológica.

Expresa que se valoró las declaraciones de sus alumnas, que como denunció, tienen un contenido interesado por su dependencia, aún así sobre el hecho ocurrido el 12 de enero de 2010,  no correspondía porque ocurrió después de la redacción de la demanda en fecha 11 de enero de 2010.

Denuncia que es ilegal e injusto no hacer mención de su prueba de descargo cursante a fs. 120 a 122, que el actor no ha negado ser suyas, de igual forma las declaraciones de los cinco testigos que acreditan el trato que siempre dispenso el actor que difiere de lo inventado en su acción de divorcio.

Finalmente reitera se conceda el recurso de casación a fin de que el Tribunal Supremo pronuncie  fallo casando el mismo.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurso interpuesto no expresa si este es en el fondo y en la forma, observándose una falta de prolijidad en su presentación, sin embargo sin imponer un rigorismo excluyente a la técnica recursiva y ser amplios en su tratamiento, se entiende que éste es un recurso de casación en el fondo, por cuanto señala que plantea recurso de casación por violación y aplicación indebida de la ley sustantiva amparándose en el art. 253 inc. 1) del Código de Procedimiento Civil, por lo que se procede a realizar el siguiente examen:

Sobre la supuesta infracción del art. 236 del Código de Procedimiento Civil y la no referencia a los agravios denunciados, cabe señalar que aún siendo esta infracción en la forma,  el recurso no señala en especifico cuál el agravio no resuelto por el Ad quem, puesto que hace una alusión general en su denuncia, en tanto así, que si la recurrente verifico que el Tribunal de Alzada no allano todos los puntos reclamados en apelación, debió hacer uso de su derecho que le asiste el art. 239 de la citada norma procesal, y no sustituir ese reclamo en el presente recurso extraordinario.

Respecto a la excepción de extinción por transcurso del tiempo rechazada en instancia; cabe precisar que ésta supuesta infracción es de forma, y en todo caso la recurrente debió hacer uso de los recursos procesales idóneos de manera oportuna para hacer valer sus derechos si los veía mermados, lo contrario significa la convalidación del acto procesal que hoy se observa. Bajo ese mismo razonamiento se otorga respuesta a la supuesta infracción de la ratificación de la prueba documental, por lo que la recurrente si advertía que la prueba documental fue admitida erróneamente debió observar ésta situación mediante recurso idóneo oportuno, y no en éste recurso de casación.

En relación al reclamo sobre los medios probatorios del proceso; se precisa que el Juez en sentencia, realiza una valoración conjunta de toda la prueba existente, valorando y apreciando cada una de ellas conforme la eficacia probatoria otorgada en ley y dentro las reglas de la sana crítica, decantando las esenciales y decisivas por encima de las otras, conforme señala el art. 1286 del Código Civil y 397 de su procedimiento.

Bajo lo expresado se debe ser puntual en señalar que la valoración  probatoria realizado por los inferiores es incensurable en casación, salvo cuando se denuncie que se incurrió en error de hecho o de derecho en su apreciación. En tal entendido, no resulta viable el reclamo sobre la valoración incorrecta del Certificado Medico Forense y las declaraciones de las alumnas del actor, teniendo en cuenta que no denuncia error de hecho o de derecho en su apreciación, más aún, sabiendo que al momento de contestar la demanda no observó el Certificado Médico en los términos del art. 346 num. 2) del Código Procesal Civil, como tampoco frente a la proposición de testigos opuso tacha conforme señala el art.  472 del mismo compilado legal. Por otro lado, es evidente que la prueba producida por el actor fue decisiva en el fallo asumido, que se impuso a la  aportación probatoria de la demandada, aplicación legal correcta dentro el marco del citado art. 397 parágrafo II del Código Adjetivo Civil, que es coherente con la desestimación probatoria en la causa, que ahora la demandada acusa. Bajo lo expresado, es de ésta valoración conjunta de la prueba que emerge el fallo recurrido, por lo que aún no se tomara en cuenta lo sucedido en fecha 11 de enero de 2010, la decisión jurisdiccional no cambiaría, empero es de notar que ese incidente más allá de no ser informado en la demanda, lo que hace es corroborar la tesis de la pretensión, pues fue advertido en el transcurso del proceso. De lo analizado anteriormente, no se encuentra sustento en el fundamento del recurso de casación,  siendo éste infundado.

Por lo expuesto, éste Tribunal de Casación, emite resolución determinada por los arts. 271- 2)  y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 491 a 494,  interpuesto por Rosse Mary Trujillo Triveño  contra el Auto de Vista de fecha 01 de noviembre de 2012 pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, cursante de fs. 484 a 485. Sin costas por no existir contestación al recurso.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.