TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

      SALA  CIVIL

Auto Supremo: 154/2013

Sucre: 08 de abril 2013

Expediente: CB-17-13-S

Partes: Jaime Veizaga Zanabria c/ Empresa Nacional de Ferrocarriles Residual 

Proceso: Ordinario de Pago de Daños y Perjuicios

Distrito: Cochabamba

VISTOS: El recurso de casación en la forma de fs. 2118 a 2119,  interpuesto por Jaime Veizaga Zanabria contra el Auto de Vista de fecha 12 de octubre de 2012 cursante de fs. 2111 a 2114 vlta., pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, en el proceso ordinario de Pago de Daños y Perjuicios seguido por Jaime Veizaga Zanabria contra Empresa Nacional de Ferrocarriles Residual (ENFE Residual), la concesión de fs. 2124, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Cuarto en lo Civil dicta la Sentencia de  fs. 2084 a 2087, declarando improbadas tanto la acción principal como la reconvencional, y probadas las excepciones de falta de acción e improcedencia, opuestas respectivamente por el demandado a la acción principal y por el actor a la acción reconvencional.

Resolución de fondo que es recurrida de apelación por Jaime Veizaga Zanabria  por escrito de fs. 2089 a 2090 vlta., en razón a ello se dicta el Auto de Vista de fecha 12 de octubre de 2012 de fs. 2111 a 2114, que confirma la Sentencia apelada; Resolución de alzada que es recurrida de casación en la forma por escrito de fs. 2118 a 2119 de obrados, que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN.

En el recurso de casación en la forma interpuesto expresa los siguientes puntos de consideración:

Indica que, ni el Juez de primera instancia ni el Tribunal de Alzada se pronunciaron sobre el objeto litigioso , referido a la responsabilidad civil de ENFE de haber solicitado medidas precautorias sin ningún derecho, Se limitaron dice a señalar aspecto referidos a la potestad procesal de peticionar medidas precautorias, a que ENFE al ser una entidad pública sería el Estado Boliviano y no requeriría contracautela.

Acusa que, no se pronunciaron sobre el derecho sustantivo, es decir si ENFE contaba con base legal para efectuar la petición y tal aspecto quedó imprejuzgado en primera y segunda instancia. Indica demás, que no existe pronunciamiento que refiera sobre si ENFE contaba con derecho sustancial para sustentar la solicitud, que nos es referida  a la posibilidad de accionar procesalmente sino al respaldo legal sustancial de contar con base y fundamento legal para efectuar la petición.

Finalmente,  señala que interpone recurso de casación pidiendo al Tribunal de Casación anule el Auto de vista y disponga que se pronuncie nueva Resolución. 

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurrente señala en su recurso haberse transgredido la causal 4) del indicado art. 254 de la norma adjetiva civil, acusando que los de instancia  no se pronunciaron sobre el derecho sustantivo, es decir si ENFE contaba con base legal para efectuar la medida precautoria sin la contracautela necesaria.

En tal caso, de los antecedentes procesales se tiene que en apelación el recurrente acuso como agravio: el razonamiento del Juez sobre la conclusión del proceso ordinario en el Juzgado Tercero de Partido en lo Civil; infracción al sistema de valoración de la prueba; la perención de instancia  como forma extraordinaria del proceso; aplicación errónea del art. 59 inc. 22 de la Constitución Política del Estado y D.S. N° 6909; fundar sus afirmaciones alejados de los datos  y documentos del proceso; y contradicción en la motivación de la Resolución. De lo glosado se advierte que los agravios expresados en apelación son diferentes y ajenos a lo denunciado en casación, sobre si ENFE contaba con base legal para efectuar su petición de la medida precautoria; infracción denunciada en casación y no en apelación, como debió ser realizada.

Por la característica de demanda de puro derecho a la que se asemeja el recurso de casación, las violaciones que se acusan deben haber sido previamente reclamadas ante el Tribunal de Alzada, a objeto de que estos tomen aprehensión de los mismos y puedan ser resueltos conforme la doble instancia, o sea, el agravio debe ser denunciado oportunamente ante los Tribunales inferiores conforme cita el art. 254 num. 4) del Código Adjetivo Civil, y de ningún modo realizarlo en el recurso extraordinario de casación,  porque no es aceptable el “per saltum”, que implica el salto de la o las instancias previas a la intervención del Tribunal de Casación, como es el caso. Toda vez que el Tribunal de Casación, apertura su competencia para juzgar la correcta o incorrecta aplicación o inaplicación de la norma contenida en el pronunciamiento de alzada, respecto precisamente, al o los agravios que oportunamente fueron apelados y sometidos a conocimiento del Ad quem.

En tal razón, no habiendo expuesto el recurrente como agravio en el ordinario de  apelación lo esgrimido en el recurso de casación, este Tribunal Supremo de Justicia encuentra improcedente el recurso de casación en la forma, conforme  a los arts. 271 num. 1) y 272 num. 3) del adjetivo civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 1) y 272 num. 3) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma, interpuesto por Jaime Veizaga Zanabria cursante de fs. 2118 a 2119, con costas.

Se regula el honorario del abogado en la suma de Bs. 1000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.