TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

    SALA  CIVIL

Auto Supremo: 98/2013

Sucre: 8 de marzo 2013

Expediente: LP- 146 12- S

Partes: Lázaro Elías Sinchirroca c/ María Virginia Elías Pineda 

Proceso: Usucapión

Distrito: La Paz.

VISTOS: El recurso de casación en  el fondo y en la forma de fs. 68 a 70 interpuesto por Lázaro Elías Sinchirroca contra el Auto de Vista Nº 331/2012 de fecha 10 de septiembre de 2012 y el Auto Complementario de fecha 28 de septiembre de 2012 pronunciado por la Sala Civil y Comercial Primera  del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso de Usucapión seguido por Lázaro Elías Sinchirroca contra María Virginia Elías Pineda, la concesión de fs. 74, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido y Sentencia  de la Provincia Manko Kapac (La Paz Bolivia) dicta la Sentencia Nro. 029/2011 de  fecha 18 de marzo de 2011 cursante a fs. 41 a 42 de obrados, declarando improbada  la demanda de Usucapión cursante a fs. 17 y vlta., interpuesta por Lázaro Elías Sinchirroca. Resolución de fondo que es recurrida de apelación de fs. 44 a 45, adherida a la misma por María Virginia Elías Pineda a fs. 46 y como consecuencia de ello se dicta el Auto de Vista Nº 331/2012 de fecha 10 de septiembre de 2012 cursante a fs. 56 a 57 que confirma la Sentencia apelada; Resolución de Alzada que es recurrida de casación en el fondo y la forma, que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN.

Del recurso de casación en el fondo:

Señala que el Auto de Vista Nro. 331/2012 contiene aplicación indebida de la Ley por que no se tomó en cuenta el documento privado de fecha 1 de diciembre de 1997 (fs.11) donde se observa el tiempo transcurrido desde la firma  hasta la dictación de la Sentencia que es de 13 años, 3 meses y 18 días, que es fundamental, ya que los Testimonios de Escrituras acompañados Nro. 140/98 y 1959/2001 derivan de este documento privado; tampoco se tomó en cuenta los 10 formularios de pago de impuestos  por los 10 años que constituyen  prueba fehaciente, ni las declaraciones de los testigos que también refieren a los 10 años.

Indica también que la Resolución contiene disposiciones contrarias , ya que los testigos deponen en sus declaraciones que se encuentra por más de diez años y la resolución manifiesta que no he dado cumplimiento al art. 138 del Código Civil, lo que constituye una falsedad, asimismo, existe error de hecho  al hacer figurar solamente 9 formularios de pago de impuestos por el verdadero de 10 que demuestra el ejercicio de mis derechos propietarios por 10 años requeridos, aunque realmente vivo y poseo el inmueble 40 años.

Del recurso de casación en la forma:

Señala que la casación en la forma procede por violación, infracción, desconocimiento, omisión o negación de la forma (trámite, escrito, prueba u otro medio de procedimiento) que tiene importancia en la decisión de la causa, a lo que esgrime los siguientes puntos: El documento privado de fs. 11 data de 1 de diciembre de 1997; los formularios de pago de impuestos que corren de fs. 1 a 10 denotan que se cumplió con los 10 años para la usucapión.; los testigos declararon que posee el inmueble por más de 10 años; el secretario hizo constar el inmueble como de 2 pisos, que en realidad consta de dos habitaciones, una cocina y un baño; no se tomó en cuenta el plano del lote de terreno que tiene superficie de 94,34 m2, tampoco se tomó en cuenta el certificado de la junta vecinal  ni los 40 años referidos en su memorial de demanda, además que la demandada contesto en forma afirmativa.

Finalmente señala que interpone  recurso de casación en el fondo y en la forma por ante el Tribunal Supremo de Justicia pidiendo se tenga presente, concederle el recurso mencionado.  

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Del recurso de casación en la forma:

Por el contenido del recurso opuesto, es menester en primer término manifestar que, el recurso de casación en la forma o nulidad, se funda en errores al procedimiento, "in procedendo", referidos a la infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas en la tramitación del proceso, enumeradas en concreto por el artículo 254 del Código de Procedimiento Civil.

De la lectura del recurso se evidencia que en su tenor no contiene denuncia a errores en el procedimiento referidos a infracción de normas procesales incumplidas o mal aplicadas conforme dispone el citado art. 254 del adjetivo civil, en contrario, argumenta asuntos pertinentes a los elementos probatorios en la causa y alegaciones propias en demanda y contestación a ella, cuestiones ajenas a la casación en la forma; por lo cuál el recurso no cumple con lo establecido en el art. 258 num. 2) del mismo compilado legal, por lo que  deviene su improcedencia.

Del recurso de casación en el fondo:

Conforme se ha planteado el recurso, la pretensión contenida en ella busca adquirir la propiedad de la forma establecida en el art. 138 del código civil, o sea, mediante usucapión decenal o extraordinaria, en tal razón, el actor pretendiendo ese derecho invocado le era necesario probar los hechos que fundamentaban su pretensión, conforme señala el art. 1283 parágrafo I del mismo compilado legal.

Bajo lo señalado, un primer punto de reclamo es porque no se tomó en cuenta el documento privado de fecha 1° de diciembre de 1997  de fs.11; a esto cabe señalar que de las documentales adjuntadas a la demanda por el actor se tiene el documento privado de fecha 1° de diciembre de 1997, la Escritura Pública N° 140/98 de fecha 5 de febrero de 1998 y la Escritura Pública N° 1559/2001 de fecha 20 de agosto de 2001, dichos documentos fueron compulsados por el A quo en su conjunto, estimando la declaración contenida en la Escritura Pública N° 1559/2001 por encima de las otras, puesto que ésta ultima es la que contiene la transferencia de la propiedad al recurrente; resulta ilógico querer otorgarle eficacia mayor a un documento privado sin reconocimiento expreso por encima de una escritura pública que merece todo el valor probatorio que le otorga el art. 1289 parágrafo I del Código Civil, como se pretende en el recurso. En consecuencia, el Juez A quo computó correctamente el plazo requerido para la usucapión decenal desde la fecha de la adquisición de la propiedad, que refiere la citada Escritura Pública, que no alcanza a los 10 años hasta la presentación de la demanda en fecha 15 de octubre de 2009.

Es de puntualizar, para proseguir en el análisis, que la apreciación de las pruebas por los Tribunales inferiores son incensurables en casación, por ello para que éste Tribunal de casación ingrese a considerar la prueba, en el recurso tiene que especificarse claramente que se hubiera incurrido en error de derecho o error de hecho y en este último caso debe estar evidenciado por los documentos auténticos; sin embargo en la acusación vertida en el recurso sobre la prueba, el recurrente pretende nueva valorización de la misma en casación, no obstante que el Tribunal de Alzada resolvió las mismas supuestas infracciones que argumenta, siendo el único elemento a considerar relacionado al pago de impuestos, que si bien en Alzada sólo consideró respecto a nueve años, “1998 a 2007”, sin embargo aun se hubiera estimado las 10 boletas, tales documentales no demuestran la posesión de los 10 años requeridos para el usucapión decenal, tomando en cuenta que de la gestión 1998 al 2002 fueron cancelados recién  en el año 2003, razón por la cual no existió error de hecho en lo afirmado por el Tribunal Ad quem, por lo que el recurso de casación en el fondo no tiene fundamento.

Por otro lado, es deber de éste Tribunal de casación instar a los de instancia, que para la admisión de un proceso de usucapión, imprescindiblemente se debe precisar en la demanda la titularidad del bien que se pretende usucapir, para establecer la legitimación pasiva, corroborado por documento emitido por la oficina  de Derechos Reales, como custodios del registro que hacen a ésta materia, por el efecto extintivo y adquisitivo de la propiedad que tiene la usucapión, requisito que debe ser observado antes de la admisión.

Por lo expuesto, éste Tribunal de Casación, emite Resolución determinada por los arts. 271 num. 1) y 272 num. 2) del adjetivo civil para la casación en la forma y arts. 271 num. 2)  y 273 del mismo compilado legal para la casación en el fondo.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma, y en atención de los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo, interpuesto ambos, por Lázaro Elías Sinchirroca cursante de fs. 68 a 70, sin costas por no existir contestación al recurso.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.