TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

     SALA  CIVIL

Auto Supremo: 48/2013

Sucre: 21 de febrero 2013

Expediente: CB - 117 - 12 - S

Partes: Eusebio Maita Clemente y Simona Javier de Maita c/ Basilio Serrano Guzmán Cruz y Otros.

Proceso: Nulidad de Documento.

Distrito: Cochabamba.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 168 a 169 vlta., interpuesto por Pablo Quiroga Mercado en representación de Edwin Castellanos Mendoza, Alcalde Municipal de la Provincia Cercado del Departamento de Cochabamba, contra el Auto de Vista Nro. 146/2012, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, en el proceso ordinario de Nulidad de documento de cesión y cancelación de registro en Derechos Reales, seguido a instancias de Eusebio Maita Clemente y otra en contra del recurrente, la concesión de fs. 179, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Quinto en lo Civil del Distrito Judicial de Cochabamba, dicta la Sentencia de fs. 124 a 127 vlta., declarando improbada la demanda de fs. 17 a 18 modificada a fs. 21 y probada las excepciones perentorias de fs. 32 a 33 y de fs. 45, con costas.

La Resolución de fondo emitida, en primera instancia es recurrida de apelación por los demandantes y previo tramite de saneamiento de notificación con la Sentencia a los co demandados Basilio Serrano Guzmán, Darío Hinojosa Meneses y Hugo Montero Mur., se dicta Auto de Vista, ahora recurrido de casación que anula la Sentencia apelada, disponiendo que el a quo, emita nuevo fallo y de acuerdo a las observaciones contenida en la Resolución de segunda instancia, Resolución de Vista que es recurrida de casación por el apoderado del Alcalde Municipal de la Provincia Cercado del Departamento de Cochabamba.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN.

El recurrente interpone recurso de casación en el fondo, aduciendo lo siguiente:

1.- Señala que la Sentencia de 21 de noviembre 2009, la misma ha sido emitida basándose en los hechos expuestos en la demanda, refiere que no existe contracción en la parte considerativa y resolutiva, trascribiendo parte de la Sentencia, señala que en la presente causa, Darío Hinojosa, otorgó poder a Basilio Serrano Cruz, para regularizar sus terrenos, pues si bien el poder señala la superficie de 759,58 m2, la Resolución Municipal Nº 698/84 determinó  el porcentaje de cesión en la superficie de 1411,52 m2, por lo que el apoderado únicamente viabilizó la esencia del poder  que era la de ejecutar la cesión en favor del municipio para lograr la regularización del lote del poder conferente, señala asimismo que conforme a la segunda parte del considerando 3, el a quo hubiera efectuado una apreciación de manera clara y cierta.

Señala que, la parte considerativa 3 de la Sentencia de 21 de noviembre 2009, no presentaría ninguna contradicción, pues el a quo ha considerado la finalidad del poder que fuera la regularización de los terrenos y la consiguiente cesión de terrenos, efectuadas por el apoderado, trascribiendo y aludiendo a la parte final del considerando 3.

Por lo expuesto no existe error en el acto jurídico que le fuera encomendado mediante poder Nº 221, o sea que no existe error en la cesión efectuada.   

Por lo que impetra, se case el Auto de Vista y se confirme la Sentencia de 21 de noviembre 2009.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurso de casación, resulta ser atendible cuando concurren alguno de los supuestos contenidos en el art. 253 del Código de Procedimiento civil, que son los siguientes: “(Recurso de casación en el fondo).- Procederá el recurso de casación en el fondo: 1) Cuando la Sentencia recurrida contuviere violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley. 2) Cuando contuviere disposiciones contradictorias. 3) Cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o error de hecho. Este último deberá evidenciarse por documentos o actos auténticos que demostraren la equivocación manifiesta del juzgador”, causales que de acuerdo al sistema de la doble instancia, se refieren a Autos de Vista que hayan resuelto el fondo de la polémica, y en base a la cual este Tribunal puede observar el recurso de casación, pues nótese que este Tribunal no puede resolver un recurso de casación formulado en contra de un Auto de Vista que no haya ingresado al fondo del asunto, pues conforme al Auto saliente  de fs. 161 a 163, la misma resulta ser anulatoria, no analiza ni evalúa el fondo del proceso, aspecto que inviabiliza cualquier análisis, respecto a alguno de los supuestos contenidos en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil, pues ninguno de los mismos se pueden extractar y hasta evaluar del mencionado Auto de Vista o sea que cualquier texto y/o acusación no se enmarca dentro del art. 258 del Código de Procedimiento Civil, por no haber fallado, analizado y deliberado en el fondo de la polémica, reiterando que la razón es lógica como para inviabilizar el análisis del recurso de casación.


Ahora analizado el recurso de casación de fs.  168 a 169 vlta., es formulado en el fondo, conforme al art. 253 inc. 1) del Código de Procedimiento Civil, de cuyo memorial se puede extraer que en la petición el apoderado de la entidad recurrente, impetra “casen el Auto de Vista…”, recurso contrario al que debería de haberse formulado, recurso de casación en al forma o nulidad, cuya petición debía estar orientada a buscar una anulación del Auto de Vista, arguyendo los motivos contenidos en dicho memorial del recurso que se examina, pues como se ha manifestado contra una Resolución de Vista anulatoria, no es posible recurrir de casación en el fondo, en vista de que dicha Resolución anulatoria, no ha deliberado el fondo de la controversia, en ese sentido este Tribunal se encuentra imposibilitado de revisar el agravio contenido en dicho recurso por la forma en la que ha  sido formulado y la petición contenida en ella, pues de  forzar el análisis de la exposición de las normas acusadas en dicho recurso, este Tribunal emitiera una Resolución ultra petita.

Consiguientemente, en base a los fundamentos expuestos corresponde emitir Resolución en la forma prevista por los arts. 271 num. 1)  y 272 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I,  num.) 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil declara: IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo, interpuesto por Pablo Quiroga Mercado en representación del Edwin Castellanos Mendoza, alcalde Municipal de la Provincia Cercado del Departamento de Cochabamba, contra el Auto de Vista Nro. 146/2012, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba. Sin costas por ser entidad pública.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.