TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo: 511 /2012

Sucre: 14 de diciembre de 2012

Expediente: LP- 121 - 12- S

Partes: Félix Amador Coriza Pinto

c/

Eddy Rolo Loayza Guzmán

Alcalde del H. Alcaldía Municipal de Guanay

Proceso: Usucapión

Distrito: La Paz.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 216 a 217 vlta., interpuesto por Félix Amador Coriza Pinto mediante su apoderado Javier Alberto Gutiérrez Farfán contra el Auto de Vista Nº 101/2012 de fecha 22 de marzo de 2012 pronunciado por la Sala Civil y Comercial Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso de Usucapión extraordinario, seguido por Félix Amador Coriza Pinto contra la H. Alcaldía Municipal de Guanay, la concesión de fs. 240, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido y Sentencia de Caranavi (La Paz - Bolivia) dicta la Sentencia de fecha 2 de junio de 2010 cursante de fs. 143 a 145 de obrados, declarando improbada la demanda de fs. 10 y vlta. de Félix Amador Coriza Pinto, sobre Usucapión extraordinario. Resolución de fondo que es recurrida de apelación de fs. 171 a 172 y como consecuencia de ello se dicta el Auto de Vista Nº 101/2012 de fecha 22 de marzo de 2012, cursante a fs. 212 a 213. que confirma la Sentencia apelada; resolución de alzada que es recurrida de casación en el fondo, que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN.

En el recurso interpuesto por Félix Amador Coriza Pinto de fs. 216 a 217 vlta., fuera del relato de su contenido como los antecedentes del proceso, en lo más relevante:

Señala, que en las oficinas de la Alcaldía de Guanay se carece de documentación que establezca con claridad la ubicación del inmueble, refiere además que la Escritura Pública N° 207/2001 cumple como instrumento literal extendida por autoridad competente.

Acusa que en la Resolución de la Tercería de dominio excluyente, curiosamente el inmueble es un bien municipal y debería seguir trámite determinado, y que la sentencia sería un aval a ésta resolución de tercería.

Expresa, que el Auto de Vista sostiene que el ánimus y corpus deberían ser demostrados, dando valor a una certificación y fotocopias alteradas ante una escritura pública que ha cumplido formalidades.

Finalmente en su petitorio acusa infracción a los arts. 3, 4, 5, 90, 91, 190, del procedimiento civil y de los arts. 110, 138,1287 y ss, 1492, 1495, 1499, 1507 del Código Civil, por lo que interpone casación en el fondo pidiendo remitir el expediente para el Alto Tribunal se digne casar la Sentencia y auto de vista y declarar probada la demanda.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Que, el recurso de casación, en el fondo o la forma, es equiparado a una demanda de puro derecho, y cuando se presenta casación en el fondo, como es el presente, debe fundarse en infracciones de fondo, de Derecho, lo que doctrinalmente se denomina "in judicando", en que hubieran incurrido los Tribunales de instancia al pronunciar sus resoluciones, debiendo estar debidamente identificadas y justificadas las causales señaladas en el artículo 253 del Código de Procedimiento Civil.

Por otro lado el art. 258 inc. 2) del adjetivo Civil establece que el recurso deberá citar en términos claros concretos y precisos la resolución que se recurriere, su folio dentro el expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en que consiste la violación, falsedad o error, ya sea en el recurso de casación, en fondo o en la forma, aplicación normativa inexcusable en la presentación del recurso

En el caso concreto, de la lectura del memorial de casación, el escrito se ocupa casi en su totalidad de un recuento de los antecedentes procesales, indicando las circunstancias que le llevó a su poderdante presentar la demanda; luego realiza una apreciación insustancial de la prueba aportada y acaba con una crítica a las resoluciones vertidas en el proceso: de tercería, Sentencia y Auto de vista; sin embargo en su tenor integro no se concreta la denuncia de norma sustantiva violada, aplicada falsa o erróneamente, a objeto de que éste Tribunal pueda tomar en cuenta y considerar el fondo del recurso.

El recurrente no tomó en cuenta a momento de presentar el recurso, que al referirse a una supuesta mala valoración de actuados probatorios, debe realizarlos indicando si existe error de hecho o de derecho que se haya cometido en su apreciación por el juzgador, en virtud que la valoración y apreciación de los elementos probatorios es de exclusiva competencia de los tribunales de instancia e incensurable en casación.

Es en la parte del petitorio del recurso, únicamente, se acusa violación de los arts. 3, 4, 90, 91, 190, del Procedimiento Civil, sin especificar que tipo de violación se habría infringido, o si estas fueron aplicadas falsa o erróneamente, por demás mencionar que estas normas hacen todas ellas al procedimiento, y son impertinentes en casación en el fondo, por lo cual debe acusar errores "in judicando", al mismo tiempo se acusa infracción de los arts. 110, 138, 1287 y ss, 1492, 1495, 1499, 1507 del Código Civil, sin explicar cuál la implicancia de estas normas en el fallo acusado, porque no basta la simple enunciación sino que es importante señalar con precisión cuál el error en su interpretación o su aplicación indebida.

Por otro lado, es de explicar que en casación no puede alegar vulneraciones no reclamadas oportunamente, tal el caso de la decisión de la tercería, que no fue objeto de impugnación mediante apelación ordinaria, por lo cual no puede reclamarse tal decisión jurisdiccional en un recurso extraordinario como es la casación.

Por lo expuesto y al no cumplirse con lo imperativo del art. 258 inc. 2) del adjetivo Civil, éste Tribunal de casación emite resolución en la forma determinada por el art. 271 inc. 1) del mismo cuerpo normativo Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 inc. 1) y 272 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso interpuesto por Félix Amador Coriza Pinto mediante su apoderado Javier Alberto Gutiérrez Farfán cursante de fs. 216 a 217 vlta., sin costas, por no existir contestación al recurso.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.