TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo: 369 / 2012

Sucre: 25 de septiembre de 2012

Expediente: SC-73-12-S

Partes: Rene Casanova Villarroel c/Freddy Gómez Ledesma Banco Ganadero S.A.

Proceso: Cumplimiento de pago por venta de inmueble Resarcimiento de daños y perjuicios

Distrito: Santa Cruz.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 279 a 282 vlta., interpuesto por el Banco Ganadero S.A. contra el Auto de Vista Nº 439/2011 de 28 de septiembre 2011, cursante de fs. 270 a 271 y vlta. y el recurso de casación en el fondo de fs. 299 a 300 interpuesto por René Casanova Villarroel, contra el Auto Complementario de 20 de diciembre 2011 de fs. 295, ambos emitidos por la Sala Civil Primera de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz ahora Tribunal Departamental, en el proceso ordinario sobre cumplimiento de pago por venta de inmueble seguido por el recurrente en contra de Freddy Gómez Ledezma y el Banco Ganadero S.A.; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Noveno de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, mediante Sentencia Nº 50/2009 de 5 de junio 2009, declaró probada en parte la demanda solo en lo concerniente a la obligatoriedad de pago de la obligación por el demandado Freddy Gómez Ledezma e improbada respecto al Banco Ganadero S.A. así como improbada la excepción perentoria de prescripción opuesta por el Banco Ganadero S.A., ordenando a Freddy Gómez Ledezma cumpla con el pago de $us.30.000.- a favor del demandante y condenó al pago de daños y perjuicios al demandante a determinarse en ejecución de sentencia.

Que en conocimiento de la Sentencia, Rene Casanova Villarroel dedujo recurso de apelación, mismo que fue remitido a la instancia competente. Y a través de Auto de Vista Nº 439/2011 de 28 de septiembre 2011 revocó parcialmente la Sentencia y declaró probada la demanda y determinó que el Banco Ganadero S.A. conjuntamente con Freddy Gómez Ledezma, cumplan con la obligación contraída mediante instrumento público Nº 1133/99 de 19 de junio 1999 más pago de daños y perjuicios.

El Banco Ganadero S.A., en conocimiento de la resolución de Segunda Instancia, interpuso recurso de casación en el fondo, mismo que se pasa a considerar.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Recurso en el Fondo del Banco Ganadero:

Refiere que el Auto de Vista incurre en violación del art. 397 del Código de Procedimiento Civil, porque ignora la parte inicial del numeral I, cuando señala que las pruebas producidas en la causa serán apreciadas por el juez de acuerdo a la valoración que les otorgare la ley, pero si ésta no determina otra cosa, podrá apreciarlas conforme a su prudente criterio o sana crítica y el Ad quem señaló que el Juez de origen valoró la prueba sin seguir las reglas de la sana crítica y el prudente arbitrio, sin especificar además de que medio probatorio se trata, consiguiente violando del precepto legal indicado.

Por otra parte indica que el Auto de Vista contiene disposiciones contradictorias entre la relación de los hechos y la aplicación del derecho, porque señala en el mismo que la sentencia apelada no contiene decisiones expresas, positivas y precisas y que no recae sobre la cosa litigada en la manera que fueron demandas, si eran esos sus argumentos el Ad quem debió anular obrados y de ninguna manera revocar la sentencia, violando de esta manera el art. 90 del Código de Procedimiento Penal.

Por lo que solicita casar el Auto de Vista y mantenga subsistente la sentencia de fs. 243 a 245.

Recurso en el fondo y en la forma interpuesto por Rene Casanova Villarroel:

En el Fondo:

Advierte que el Auto Complementario recurrido, contradice sustancialmente lo resuelto en el Auto de Vista de fs. 270 a 271 a tiempo de enmendar el mismo cambia el término "conjuntamente" por el de "mancomunadamente", palabras contrapuestas que tienen diferente sentido en su aplicación; toda vez que conjuntamente significa que tanto el Banco Ganadero S.A. y el demandado Freddy Gómez Ledezma deben cumplir con la obligación debida de pago por la suma de $us.30.000 a favor del recurrente una vez que ambos celebraron el contrato mixto conforme se evidencia de la Escritura Pública Nº 1.133/99. Y mancomunadamente significa que el Banco Ganadero S.A. debe desembolsar la suma de $us.30.000.- a favor de Freddy Gómez Ledezma como préstamo y luego éste cancelar a su favor dicho monto; aspecto de imposible cumplimiento material y jurídico, en razón del tiempo desde la celebración del contrato y porque el inmueble transferido objeto de la garantía hipotecaria ya no pertenece al propietario-deudor por existir adjudicación demostrada en otro proceso; infringiendo tal situación lo dispuesto por los arts. 190 del Código de Procedimiento Civil, 196 num. 2), 239, 236 en relación al art. 1 dicha norma y art. 11-II, 178.II y 180-I de la Constitución Política del Estado.

En la Forma:

Señala que el Auto Complementario de fs. 295 es nulo conforme establece el art. 122 de la Constitución Política del Estado, toda vez que el mismo se dictó sin competencia procesal a tiempo de enmendar el Auto de Vista de fs. 270 a 271 vlta. al haber atendido una solicitud fuera el plazo señalado por el art. 239 y 192-2) del Código de Procedimiento Civil, porque Freddy Gómez Ledezma fue notificado con el Auto de Vista de 28 de septiembre 2011 de fs. 270 a 271 a través de edictos de prensa en tres oportunidades en fechas 12, 18 y 24 de noviembre 2011 y su defensora de oficio fue notificada con el auto complementario el 28 de octubre 2011, consiguientemente Freddy Gómez Ledezma podía solicitar cualquier aclaración, corrección o enmienda del Auto de Vista en el plazo fatal de 24 horas, computables desde su notificación legal y al haber realizado dicha petición el 17 de enero 2012, su solicitud de enmienda es extemporánea y fuera de término; sin embargo se emite Auto Complementario, siendo este atentatorio a todo derecho y garantía constitucional, impetrando la nulidad de dicho auto recurrido.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCION:

Con relación al recurso en el fondo del Banco Ganadero:

En el caso en particular aunque el recurrente no observa la técnica recursiva necesaria; sin embargo atendiendo la pretensión del mismo, diremos que de la revisión de los antecedentes y del Auto de Vista recurrido, no se evidencia que el Ad quem hubiera incurrido en violación o errónea interpretación de los arts. 397 y 90 del Código de Procedimiento Civil, toda vez que a tiempo de emitir el fallo de segunda instancia el Ad quem ha verificado sobre la base de la Sentencia impugnada la existencia de falta de valoración de la prueba producida justamente en base a lo previsto en el art. 397 del Adjetivo Civil ahora cuestionado, circunscribiéndose a responder los agravios descritos en el recurso de apelación interpuesto por el demandante, tomando en cuenta además los principios que rigen la administración de justicia ordinaria, como es el de verdad material. En el caso que se analiza, es evidente que a tiempo de haberse suscrito el documento mixto de préstamo de dinero y venta de inmueble, se otorgó en esa oportunidad al demandante propietario del inmueble la seguridad de que con el crédito que estaba obteniendo Freddy Gómez Ledezma por parte del Banco Ganadero S.A. se le cancelaría el importe total del costo de dicho inmueble, razón principal por la que el demandante aceptó se realizara dicha transacción; es decir que cuando se firmó el documento mixto existían tres obligaciones pactadas, la del prestatario ahora demandado Freddy Gómez Ledezma de cancelar con el préstamo que obtendría del Banco Ganadero S.A el importe del inmueble a adquirir; el vendedor de entregar el inmueble una vez que el Banco Ganadero S.A. le desembolse la suma de $us.30.000.- y el Banco Ganadero S.A., de concretizar el préstamo bancario a favor de Freddy Gómez Ledezma cuyo monto debía ser entregado a Rene Casanova Villarroel por la venta de su casa y por el crédito otorgado el inmueble se constituyó en garantía hipotecaria. Lo anterior quedó claramente especificado y acordado a través de la segunda cláusula de la Escritura Pública 1133/99 cuando señala que: "Rene Canovas Villarroel, da en venta real y enajenación perpetua, el inmueble urbano, descrito en la cláusula anterior, con todas sus mejoras, usos, costumbres y servidumbres, a favor de FREDDY GOMEZ LEDEZMA.... Por el precio libremente convenido de Treinta mil 00/100 mil dólares americanos ($us.30.000.-) suma de dinero que los compradores cancelan mediante un préstamo de dinero que le es otorgado por el Banco Ganadero S.A. conforme a las estipulaciones que se convienen mas adelante, constituyendo el comprador en garantía de este crédito, la primera hipoteca y privilegiada a favor del BANCO, sobre el inmueble urbano descrito en la cláusula anterior. El vendedor dará por recibido el dinero en la moneda declarada y en el monto de $us.30.000.- al momento de efectuarse el mismo conforme se condiciona más adelante". A su vez la cláusula Sexta del mismo documento, advierte que: "(PRESTAMO).- EL BANCO GANADERO S.A., que para fines de este contrato se denominará EL BANCO, simultáneamente con la presente transferencia del inmueble urbano y con destino al pago del precio de dicha venta, con sujeción a los términos y condiciones de este contrato, concede un préstamo de dinero a favor del señor FREDDY GOMEZ LEDEZMA...respectivamente, y de aquí en adelante se denominará simplemente el PRESTATARIO, por la cantidad de Treinta mil 00/100 dólares americanos ($us.30.000.-). De otro lado, la cláusula Séptima señala: "(DESEMBOLSO).- ...También el DEUDOR comprador autoriza al BANCO, que el monto del préstamo sea abonado a favor del VENDEDOR, a su caja de Ahorro o cuenta corriente si tuviera en el Banco, y/o será abonado mediante Cheque de Gerencia que acredite dicho pago".

Al presente, se evidencia que Rene Casanova Villarroel, otorgó en calidad de venta dicho inmueble, el mismo que fue hipotecado por el Banco Ganadero S.A.; sin que dicha entidad bancaria haya cumplido con el desembolso respectivo conforme constaba en el documento suscrito por las tres partes; aspecto que se tiene corroborado de la certificación cursante de fs. 129 a 130 de obrados, cuando la Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras, en fecha 21 de mayo 2008 certifica y responde a Rene Casanova Villarroel, que: "... de acuerdo con la documentación que cursa en los archivos de la citada entidad bancaria y la aplicación de las disposiciones legales y normativas vigentes en la fecha de la operación, se ha evidenciado que los motivos que impidieron efectivizar el desembolso no se originaron en la estructuración del contrato, sino más bien en deficiencias operativas relativas a la evaluación del prestatario Freddy Gómez Ledesma, cuyas causas y consecuencias no son atribuibles a usted en su condición de vendedor del inmueble". De lo que se infiere que el desembolso pactado por la suma de $us.30.000.- por deficiencias operativas relativas a la evaluación del prestatario Freddy Gómez Ledezma no fue efectuada; sin embargo el Banco Ganadero S.A. en su momento no comunicó de dicha situación al demandante; al contrario conforme consta a fs. 201 de obrados gravó el inmueble de propiedad de Rene Casanova Villarroel como hipoteca por préstamo de dinero de $us.30.000.- a favor de dicha institución financiera en fecha 19 de julio de 1999; en todo caso si el Banco Ganadero S.A. notó deficiencias operativas para otorgar el crédito a Freddy Gómez Ledezma en su momento debió comunicarse al vendedor del inmueble. Estos aspectos son los que fueron observados y mencionados en el Auto de Vista, no evidenciándose que se viole o aplique erróneamente los arts. 397 y 90 del Código de Procedimiento Civil, por lo que el recurso presentado deviene en infundado.

Conforme dispone el art. 450 del Código Civil hay contrato cuando dos o mas personas puede constituir, modificar o extinguir entre si una relación jurídica, conforme dispone el art. 519 del mismo código el contrato tiene fuerza de ley entre las partes contratantes y al respecto el art. 520 de la citada norma dispone que el contrato debe ser ejecutado de buena fe y obliga no solo a lo que se ha expresado en el, sino también a todos los efectos que deriven conforme a su naturaleza; según la ley o a falta de estas según los usos y la equidad. De donde se establece que la entidad demandada al haber suscrito un contrato se encuentra obligada a su cumplimiento.

Por lo anterior y al no evidenciarse violación o interpretación errónea a normativa alguna, el recurso en el fondo interpuesto por el representante del Banco Ganadero S.A., deviene en infundado.

Con relación al recurso de casación de Rene Casanova Villarroel:

En reiteradas oportunidades se ha señalado que el recurso de casación es considerado como un medio impugnativo vertical y extraordinario procedente en supuestos estrictamente determinados por ley y dirigido a lograr que el máximo Tribunal revise y reforme o anule las resoluciones expedidas en apelación que infringen las normas de derecho material, las normas que garantizan el derecho al debido proceso o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales.

La casación tiene por fin privilegiar la recta aplicación de la ley y de esta manera alcanzar la justicia en la resolución de los conflictos procesales. Por ello estamos ante una institución necesaria y de enorme importancia en la administración de justicia, pues gracias a ella se cuenta con una vía que asegura la correcta aplicación o interpretación de las normas jurídicas y la uniformidad de la jurisprudencia nacional.

Como característica esencial de este recurso se puede establecer que no se trata de una tercera instancia, pues el Tribunal de casación es un Tribunal de derecho y no de hecho, por ello el recurso solo procede por las causales taxativamente indicadas por la ley, debiendo el Tribunal de Casación circunscribirse a considerar las causales invocadas por el recurrente y siempre que se formulen con observancia de los requisitos exigidos por la misma ley.

Al respecto la uniforme jurisprudencia sentada por la Ex Corte Suprema de Justicia, con la que el Tribunal Supremo comparte criterio, señaló que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, que puede ser planteado en el fondo o en la forma o en ambos a la vez, conforme está establecido en el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil.

De lo manifestado precedentemente se concluye que el recurso de casación en el fondo y el de forma son dos medios de impugnación distintos, que persiguen igualmente finalidades diferentes, el uno, nos referimos al de fondo, está orientado a que el Tribunal Supremo revise el fondo de la resolución del litigio; en cambio el recurso de casación en la forma está orientado a que el Tribunal Supremo constate la existencia de errores formales en la resolución impugnada o de procedimiento en la sustanciación de la causa que conlleven la afectación del debido proceso, en ese caso la pretensión recursiva está orientada a la nulidad de la resolución impugnada o la nulidad de obrados. En ambos casos, es de inexcusable cumplimiento el mandato del artículo 258-2) del Código de Procedimiento Civil, es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

En el caso que nos ocupa, el recurrente a tiempo de impugnar el Auto Complementario al Auto de Vista Nº 439/2011, en el fondo, no señala de qué manera se ha infringido los art. 190, 196 inc. 2), 239, 236 del Código de Procedimiento Civil, se limita a señalar que ha existido contradicción en el término enmendado por el Ad quem, cuando especifica que la obligación demandada sea cumplida de manera mancomunada y no conjuntamente; es decir no cumple con los requisitos para su planteamiento descritos en el art. 258 num. 2) del Adjetivo Civil.

Lo propio sucede cuando recurre en la forma al señalar que se ha incurrido en un acto nulo toda vez que el Tribunal de Alzada habría actuado sin competencia procesal, al emitir el Auto Complementario fuera del plazo previsto por el art. 239 del Código de Procedimiento Civil; sin percatarse que conforme consta en la diligencia de notificación de fs. 292 vlta. si bien se inscribe en la misma que el co demandado fue notificado en fecha diecinueve de diciembre 2011, junto a dicha diligencia se encuentra inscrita otra fecha con la misma hora de notificación señalando que hubiera sido notificado el dieciséis de diciembre 2011 y conforme la fecha de presentación del memorial en el que el co demandado Freddy Gómez Ledezma solicita enmienda y complementación, de 17 de diciembre 2011, se corrobora que el mismo fue notificado día antes de presentar dicho memorial.

Finalmente conforme consta en el recurso de casación presentado por el recurrente de fs. 299 a 300, no existe petitorio, al contrario únicamente hace alusión al perjuicio que se le estuviere causando y que por tal motivo debe sancionarse ejemplarmente a ese Tribunal por el Consejo de la Magistratura en proceso disciplinario, siendo esa su pretensión y no precisamente las que corresponden a un recurso de casación ya sea en el fondo o en la forma. Conforme se manifestó de manera precedente el recurso de casación al ser un medio de impugnación formal, éste necesariamente debe cumplir con los requisitos previstos por el Código de Procedimiento Civil en su art. 258 num. 2), mismos que no han sido cumplidos por el recurrente, por lo que no puede abrirse la competencia del Tribunal Supremo, deviniendo la impugnación en improcedente.

Por lo antes expuesto, corresponde a éste Tribunal fallar en la forma prevista por los arts. 271-2) y 273 del adjetivo civil en lo que corresponde al recurso de casación en el fondo presentado por el Banco Ganadero y en virtud al art. 271 num. 1), 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil respecto del recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto por Rene Casanova Villarroel.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los artículos 271 num. 1) y 2), 272 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, se declara:

1.- INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fs. 279 a 282 vlta., interpuesto por Pedro Antonio de Urioste Prieto en representación del Banco Ganadero S.A. en contra del Auto de Vista Nº 439/2011 de fs.270 a 271 y vlta.

2.- IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 299 a 300 interpuesto por Rene Casanova Villarroel contra el Auto Complementario Nº 168/2011 de fs. 295 al Auto de Vista Nº 439/2011.

Sin costas por haber recurrido ambas partes.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgda. Dra. Rita Susana Nava Duran.