TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo: 336/2012

Sucre: 21 de septiembre de 2012

Expediente: LP-71-12-S

Partes: Severino Zarate Vargas c/ Teolina Barco Condori

Proceso: Ordinario de Divorcio

Distrito: La Paz

VISTOS: El recurso de casación en el fondo y la forma de (fojas 115 a 116) interpuesto por Teolina Barco de Zarate, impugnando el Auto de Vista Nro. 145/2012 de fecha 24 de abril del 2012 (fojas 110 y Vlta), pronunciado por la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de la Paz, dentro del proceso de divorcio seguido por Severino Zarate Vargas contra Teolina Barco Condori

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, Severino Zarate Vargas, interpone demanda de divorcio de (fojas 10), fundada en la causal del art. 131 del Código de Familia, separación de hecho libremente consentida por más de dos años, indicando que se encuentran separados aproximadamente hace 20 años, habiendo procreado durante la vigencia de su matrimonio cuatro hijos todos mayores de edad.

Habiendo sido notificada en su domicilio mediante cédula la demandada no contesta la demanda por lo que es declarada rebelde y en su rebeldía prosigue el proceso, con la producción de prueba de cargo, dictando luego la Juez Tercero de Partido de Familia del Alto Sentencia 756/2010 de fecha 04 de Octubre de 2010 que declara probada la demanda y disuelto el vínculo matrimonial,

Ejecutoriada la Sentencia y purgando rebeldía la demandada interpone incidente de nulidad, indicando que nunca fue notificada en su domicilio, sino en otro domicilio, incidente que luego de ser tramitado es rechazado mediante Auto Nro. 641/2011, ante dicho rechazo se interpuso recurso de reposición bajo alternativa de apelación, mismo que es resuelto mediante Auto Nro. 145/2012, que anula el Auto de concesión del recurso de apelación y mantiene firme la resolución de rechazo.

Ante este Auto la demandada interpone recurso de casación en el fondo y la forma, solicitando la nulidad de obrados.

 

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Que, Teolina Barco de Zarate, interpone recurso de casación en la forma y en el fondo contra el Auto Vista Nro. 145/2012 cursante a fojas 110 vuelta de obrados, fundado en los siguientes aspectos:

Acusa la violación del Art. 90 del Código de Procedimiento Civil, el mismo que es de cumplimiento obligatorio, expresando que ha sufrido agravios porque no ha sido notificada en su domicilio, sino en otro domicilio, por lo que los Tribunales de instancia al no dar curso al recurso de apelación, están vulnerando las normas procesales y la Constitución Política del Estado.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurso extraordinario de Casación fue instituido con la finalidad de efectuar el control a las resoluciones que pueden contener vulneraciones a los derechos de los litigantes, en nuestro ordenamiento jurídico se encuentra normado en el Código de Procedimiento Civil en el Art. 250 y siguientes, los cuales establecen los recursos de casación en el fondo y en la forma o en ambos.

El recurso de casación en el fondo es aquel medio de impugnación contra las resoluciones del inferior que contuvieron violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley, cuando contuviera disposiciones contradictorias y cuando en la apreciación de las pruebas se hubiera incurrido en error de hecho o de derecho, art. 253 del Procedimiento Civil.

Mientras que el recurso de casación en la forma, se funda en errores en el procedimiento, referidos a la infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas en la tramitación del proceso, enumeradas igualmente para cada caso en concreto, por el artículo 254 de la citada norma.

En mérito a las características que hacen a uno y a otro recurso, la resolución de cada una también adopta una forma especifica y diferenciada, así, cuando se plantea recurso de casación en el fondo, lo que se pretende es que el Tribunal case el Auto de Vista impugnado y resuelva el fondo del conflicto; cuando se plantea en la forma, la intención es la nulidad de obrados, siendo comunes para ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado. Por ello al margen de exponer los motivos en que se fundaré el recurso de casación en la forma como en el fondo, es deber del recurrente concretar su pretensión recursiva en forma congruente con el recurso que deduce.

No obstante a lo indicado el recurso de casación debe necesariamente basarse a lo dispuesto por el art. 255 del Código de Procedimiento Civil en sus diferentes numerales y cuidar que estas resoluciones contra las cuales procede el recurso de casación no sean dictadas en ejecución de Sentencia, como ocurre en el presente caso.

Por lo dicho el Tribunal Ad quem, al conceder el recurso de casación interpuesto por Teolina Barco de Zarate, se apartó de la previsión contenida en el art. 518 del Código de Procedimiento Civil, conforme al cual "las resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia podrán ser apeladas solo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior", así como de la previsión del art. 26 de la Ley No. 1760 Ley de Abreviación Procesal Civil, que contempla en el art. 262 (competencia para negar la concesión del recurso), del citado adjetivo civil, con un nuevo párrafo que dispone: 3) Cuando el recurso no se encuentra previsto en los casos señalados por el art. 255 del C.P.C., que no consigna como recurribles de casación, las resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia, potestad reglada a la que el órgano jurisdiccional tiene la obligación de sujetar su actuación dentro el marco establecido por ella, estando impedido de salirse de los marcos señalados en la ley, la misma que señala taxativamente qué resoluciones son recurribles en casación, dentro de las que no se encuentra la resolución venida en el recurso.

De la revisión de antecedentes se concluye que: en trámite de ejecución de Sentencia la recurrente, plantea incidente de nulidad de obrados, resuelto el mismo mediante Auto interlocutorio Nro. 641/2011 en el que se Rechaza el incidente de nulidad de obrados, apelado el mismo mediante recurso de reposición bajo alternativa de apelación de fs. 89 vlta. y resuelto mediante Auto de Vista 145/2012, Auto del cual pide complementación y enmienda, posteriormente plantea recurso de casación en el fondo y en la forma, concediéndose el recurso de casación incoado.

Por lo expuesto se concluye que estando en trámite la ejecución de Sentencia se han sustanciado los incidentes de la recurrida, no pudiendo ser atendidos mediante recurso de casación los mismos.

En ese mismo sentido, el Tribunal Constitucional en la SC:1300/2010-R dijo: "...Deduciendo resulta que la Resolución pronunciada por las Autoridades demandadas no está enmarcada a derecho; es decir, dentro de lo previsto por el Código de Procedimiento Civil, normas legales que -como se tiene dicho- con absoluta precisión y claridad señalan: el art. 518 inc. 5) del CPC que: "La apelación en el efecto devolutivo procederá en los casos siguientes: 5) De las resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia" y el art. 225 inc. 5) "Las resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior..." "...Debemos tener presente que las normas jurídicas -en cuanto se refiere a la tramitación de las causas y los recursos- son de orden público y de cumplimiento obligatorio, pues los litigantes no pueden crear su propio procedimiento o sus propios mecanismos de impugnación o pretender calificar un recurso de Alzada en el efecto que les convenga, como acontece en el caso analizado; las Autoridades demandadas quieren dar a la apelación concedida, un efecto que no le corresponde, cuando dicho aspecto no está a disposición de los sujetos procesales, pues la procedencia del recurso, en sus diferentes efectos, emana de la ley y no de la voluntad de las partes ni de los juzgadores: Los justiciables saben de los hechos y los juzgadores el derecho, conforme al principio "Iura novit curia..."

Por todo lo referido el recurso de casación en la forma y fondo interpuesto por la recurrente se enmarca en lo determinado por el art. 271 num. 1) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los artículos 271 núm. 1), del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo y forma de fs. 115 a 116 de obrados, interpuesto por Teolina Barco de Zarate. Sin costas por no existir respuesta al recurso.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgda. Rita Susana Nava Duran.