TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo: 322/2012

Sucre: 17 de septiembre de 2012

Expediente: LP -89 -12 - Com

Partes: Vladimir Gutiérrez Ramírez en representación del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz c/ La Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz.

Proceso: Ordinario Civil.

Distrito: La Paz.


VISTOS: El recurso de compulsa de fojas 39 a 43 (del cuadernillo de compulsa) interpuesto por Vladimir Gutiérrez Ramírez en representación del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, contra el Auto de 3 de agosto de 2012, por el que se niega la concesión del recurso de casación en la forma y en el fondo de fojas 169 a 175 del expediente principal, deducida contra el Auto de Vista Nº D-213/2012 de 1 de junio, pronunciado por la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso ordinario seguido por Celia Muszynski De La Fuente contra el ahora compulsante, los antecedentes del cuadernillo de compulsa, y;

CONSIDERANDO: El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GMLP), representado legalmente por el señor Vladimir Gutiérrez Ramírez, por memorial de fojas 39 a 43, presentado el 3 de septiembre de 2012, interpone recurso de compulsa alegando que la indicada Sala Civil Cuarta al emitir el Auto de fs. 183 del expediente principal, (fs.29 del cuadernillo de compulsa) no sólo negó el recurso de casación en la forma y en el fondo formulado por el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, sino también la garantía efectiva del principio de impugnación en los procesos judiciales, y de facto dispuso la devolución de obrados al juzgado de origen, atribuyéndose la facultad privativa de la instancia revisora (Tribunal Supremo de Justicia). Agrega que su recurso de casación presentado el 26 de julio de 2012, fue admitido por la ya citada Sala Civil Cuarta, quien dispuso el traslado por providencia de ese día, el mismo que fue contestado por la parte demandante mediante escrito presentado el 1 de agosto del mismo año, señalándose que: "Téngase por respondido el recurso de casación de fs. 169 a 175 de obrados". Consiguientemente debió emitirse el Auto de concesión del recurso de casación interpuesto por el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz y remitirse inmediatamente a Sucre para la sustanciación de este medio impugnativo, situación que no ocurrió y por el contrario de manera ilegal se denegó indebidamente su recurso de casación, coartando la tramitación del medio impugnatorio.

Finaliza solicitando que se declare legal el presente recurso de compulsa y se dicte provisión compulsoria ordenando al Tribunal inferior, se eleve el proceso en el día y se deje sin efecto el Auto de negación de concesión de recurso de casación de 3 de septiembre de 2012.

CONSIDERANDO: Al respecto, Gonzalo Castellanos Trigo, en su obra "Análisis Doctrinal y Jurisprudencial del Código del Procedimiento Civil", Tomo II, año 2006, pág. 155 a 156, sostiene que: El recurso de compulsa es conocido por la mayoría de las legislaciones iberoamericanas, como recurso de "queja por denegación", "directo" o "de hecho".

"Este medio impugnativo tiene por finalidad que el superior controle la decisión del inferior en lo atinente a la admisibilidad de la apelación y casación denegada......". La compulsa, trata, en efecto, de un "recurso contra lo resuelto sobre el recurso". Mediante él no se pretende, como en todos los restantes medios de impugnación, la revisión integral de una resolución como objetivo inmediato, sino la apertura de la posibilidad de esa revisión -posibilidad clausurada en la instancia apelada- o bien el reexamen del efecto con que la apelación a sido concedida".

En nuestra legislación el recurso de compulsa está abierto para determinar si la negativa de la impugnación es correcta o incorrecta, cuyo juicio definitivo sobre el análisis, consideración y admisibilidad del recurso corresponde a este Tribunal Supremo.

Que según prevé el artículo 283 del Código Adjetivo Civil aplicable a la materia, el recurso de compulsa procede en los siguientes casos:

1.- Por negativa indebida del recurso de apelación;

2.- Por haberse concedido la apelación sólo en el efecto devolutivo, debiendo ser en el suspensivo; y

3.- Por negativa indebida del recurso de casación.

Complementariamente a lo anotado, el Tribunal de apelación, solo puede negar el recurso de casación o nulidad, en los casos previstos por el artículo 262 incisos 1) al 3) del Código de Procedimiento Civil, modificados por el artículo 26 de la Ley de Abreviación Procesal Civil y de Asistencia Familiar; es decir:

1.- Cuando se hubiere interpuesto el recurso, después de vencido el término;

2.- Cuando pudiendo haber apelado, no se hubiere hecho uso de este recurso ordinario; y

3.- Cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados en el artículo 255 del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO: En consecuencia, corresponde verificar la certeza de tal hecho a efectos de declarar legal o ilegal la presente compulsa:

1.- Interpuesto el recurso de compulsa, mediante memorial de fojas 39 a 43, el compulsante alega que el Tribunal Ad quem le negó indebidamente la concesión del recurso de casación interpuesto en la forma y en el fondo de fs. 169 a 175 del expediente original.

2.- Del análisis exhaustivo del cuadernillo de compulsa, se advierte que el Auto de 3 de agosto de 2012, cursante a fojas 29, emitido por la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, estableció que en ejecución de sentencia se dictó el Auto de Vista Nº D-213/2012, que fue objeto de casación por el demandado, por lo que de conformidad a los arts. 262 del Código de Procedimiento Civil y 26 de la Ley de Abreviación Civil y Asistencia Familiar, se negó la concesión del recurso de casación de fs. 169 a 175 del expediente principal, porque dicho recurso interpuesto contra la indicada Resolución de Vista de 1 de junio de 2012, que cursa a fojas 156 del expediente principal (fs. 1 del cuadernillo de compulsa) en antecedentes, es irrecurrible en recurso de casación, por no encontrarse previsto en los casos que señala el artículo 255 del Código de Procedimiento Civil, máxime si el artículo 213 II señala: que sólo cuando la ley declare irrecurrible una resolución será permitido negarse al examen del recurso o someterlo a conocimiento del juez correspondiente.

3.- El art. 518 del Código de Procedimiento Civil, establece que: "Las resoluciones dictadas en ejecución de sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior". Al respecto el Tribunal Constitucional a través de la SC 1468-2004-R de 14 de septiembre, estableció que: En el marco doctrinal y normativo antes referido, el legislador boliviano ha restringido expresamente la posibilidad de procedencia del recurso de casación contra las resoluciones dictadas en ejecución de sentencia. En efecto, la norma prevista por el art. 518 del CPC de manera expresa dispone que "Las resoluciones dictadas en ejecución de sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior". Adviértase que la norma es imperativamente restrictiva, pues de un lado, define expresamente la vía de impugnación a una resolución emitida en ejecución de sentencia, la misma que es la apelación en el efecto devolutivo; y, del otro, niega toda posibilidad de que la decisión adoptada por el Tribunal de Alzada pueda ser impugnada por recurso ordinario o extraordinario alguno ante la jurisdicción ordinaria, entre ellos la casación, salvo las vías tutelares que se activarán para los supuestos en los que se hubiese producido una vulneración de los derechos fundamentales o garantías constitucionales de algunas de las partes que intervienen en el proceso; la frases "sin recurso ulterior" constituye una negativa rotunda y absoluta de cualquier posibilidad de impugnar la resolución adoptada por el Tribunal de Alzada en la fase de ejecución de sentencia, dicha negativa responde a las normas previstas por los arts. 250 y 255 del CPC, así como a la finalidad del recurso de casación....".

Deberá considerarse además que de acuerdo a la norma contenida en el art. 518 toda apelación promovida contra resoluciones dictadas en ejecución de sentencia, debe ser concedida sólo en el efecto devolutivo y no así en el suspensivo, ya que la concesión de la alzada en ese último efecto provocaría la interrupción del procedimiento de ejecución, aspecto que precisamente se quiere evitar.

Está relacionado con una aplicación de la regla general contenida en el art. 517 del Código de Procedimiento Civil (1976), respecto a que la ejecución de la sentencia no puede interrumpirse o suspenderse por ningún recurso ordinario o extraordinario, de manera que no se vea afectada la continuidad del procedimiento de ejecución y no se utilicen los medios impugnatorios (recursos) como mecanismos para dilatar eternamente el cumplimiento de la sentencia.

4.- De lo expuesto, se concluye que el Tribunal de Alzada, al negar el recurso de casación en la forma y en el fondo de fojas 169 a 175 del expediente principal, ajustó su proceder a lo dispuesto por los artículos. 262 inciso. 3), 213. II, 255 y 518 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la atribución conferida por el artículo 42.4) de la Nueva Ley del Órgano Judicial, declara ILEGAL, el recurso de compulsa interpuesto por Vladimir Gutiérrez Ramírez en representación del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, contra el Auto de 3 de agosto de 2012, por el que se niega la concesión del recurso de casación en la forma y en el fondo de fojas 169 a 175 del expediente principal. En aplicación del artículo 296 del Código de Procedimiento Civil, se impone costas y multa al compulsante que se gradúa en el equivalente a tres días de haber del juez ante quien se tramita la causa, conforme así lo dispone el Reglamento de Multas Procesales de este Órgano Judicial, cuyo pago mandará hacer efectivo el Tribunal de Alzada.

Regístrese, comuníquese y notifíquese.-