TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo: 311/2012

Sucre: 17 de septiembre de 2012

Expediente: LP-74-12-S

Partes: Ramiro Calderón Ramos c/ Vilma Tarqui Maydana

Proceso: Divorcio.

Distrito: La Paz.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 182 a 183 y vlta., interpuesto por Vilma Tarqui Maydana contra el Auto de Vista Nº S-149/12 de 27 de abril de 2012, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso de divorcio seguido por Ramiro Calderón Ramos contra la recurrente, la concesión de fs. 189, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Primero de Partido de Familia dicta la Sentencia de 17 de septiembre de 2010, cursante de fs. 151 a 152 de obrados, declarando probada la demanda de divorcio, declarando disuelto el vínculo conyugal de los esposos Calderón Tarqui formulada por el demandante, simultáneamente dispone que en ejecución de sentencia se proceda a cancelar la partida de matrimonio por ante la Dirección Departamental de Registro Civil, asimismo homologa la Resolución de Medidas Provisionales Nº 84/2010 cursante de fs. 87 a 88 de obrados con la modificación de suprimir la asistencia familiar decretada en favor de la esposa.

Resolución de fondo que es recurrida de apelación y como consecuencia de ello se dicta el Auto de Vista signado como Resolución Nº S-149/12 de 27 de abril de 2012, cursante a fs. 177 y vlta., que confirma la Sentencia apelada, resolución de segunda instancia que es recurrida de casación en el fondo por Vilma Tarqui Maydana, objeto de estudio y análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN.

La recurrente luego de resumir los antecedentes del proceso en el numeral II) subtitulado como "normas legales vulneradas por el Auto de Vista", señala que se hubiera valorado la prueba de cargo y no así la de descargo que cursa de fs. 103 a 104, consistente en el muestrario fotográfico, fotos que fueron tomadas unos días antes de haberse interpuesto la demanda de divorcio y que corresponden al festejo del cumpleaños de su hijo menor, que acreditaría la continuidad de la relación marital, prueba que en su criterio no hubiera sido valorado conforme al art. 397 del Código de Procedimiento Civil.

Sostiene también que se ha vulnerado el art. 131 del Código de Familia, por cuanto en los hechos y la verdad material no fuera evidente la separación libremente consentida por más de dos años, como demostraría el muestrario fotográfico, en consecuencia interpone recurso de casación en el fondo y solicita al Tribunal Supremo de Justicia, casar el Auto de Vista conforme al art. 271, inc. 4) del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurso de casación, al ser considerado como una demanda de puro derecho, para su revisión debe de cumplir con ciertos requisitos formales, exigencia que reviste el recurso como uno solemne, uno de esos requisitos es el que se encuentra previsto en el art. 258 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, esto es, la obligación de citar en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto que se recurriere, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, especificar en que consiste la violación, falsedad o error, éstas especificaciones deben constar en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente, siendo así que la recurrente, no hace una diferencia respecto al error de hecho o de derecho en la valoración de la prueba en el que el Tribunal de apelación hubiera incurrido al dictar el fallo, tan solo señala placas fotográficas y la descripción del art. 397 del Código de Procedimiento Civil, ni menciona respecto a la errónea aplicación de las directrices de la sana critica, como son las pautas de la lógica, la experiencia y la psicología, y aún del sentido común; para finalizar en el petitorio del recurso tan solo señala que se case el Auto de Vista, siendo dicha petición incompleta, de acuerdo a la técnica recursiva.

También corresponde anotar que el recurso de casación es admisible cuando los agravios sustentados en el recurso extraordinario han sido denunciados al momento de interponer el recurso de apelación, ya que la denuncia de esos agravios no reparados por el Ad quem, resultan ser el objeto de este recurso extraordinario, lo que no ocurre en la especie, revisado el recurso de apelación de fs. 156 y vlta., no se denuncia errónea valoración de la prueba y de las reglas de la sana critica, se encuentran elementos fácticos y normativos distintos al presente recurso.

Consiguientemente, al no haber cumplido con la regla exigida por el art. 258 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, el Tribunal de Casación no tiene aperturada su competencia, como para analizar el recurso, correspondiendo emitir resolución en la forma establecida por los arts. 271 num. 1) y 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271 num. 1) y art. 272 num. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fs. 182 a 183 vlta. Con costas.

Se regula el honorario del abogado en la suma de Bs. 700.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Dr. Rómulo Calle Mamani.