TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

S A L A C I V I L

Auto Supremo: 249/2012.

Sucre: 13 de agosto de 2012.

Expediente: CH-25-12-S

Partes: Benigno Quiroga Franco c/ María Esther Calero Warastaca

Proceso: Ordinario de Divorcio

Distrito: Chuquisaca


VISTOS: El recurso de Casación en el fondode fojas 402 a 404, interpuesto por María Esther Calero Warastaca, contra el Auto de Vista 093/2012 del 21 de mayo de 2012, cursante de fojas 395 a 398 que confirma la Sentencia 16/2012 de 17 de febrero de 2012, cursante de fojas 358 a 360, pronunciada por la Juez Tercero de Partido de Familia de la Capital, dentro del proceso ordinario de divorcio, seguido por Benigno Quiroga Franco contra María Esther Calero Warastaca, los antecedentes procesales; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, tramitada la causa, el Juez de Partido de Tercero de Familia de la Capital emitió la Sentencia No 16/2012 de 17 de Febrero de 2012, cursante de fojas 358 a 360, por la que declaró: 1) Probada la demanda principal de divorcio de fojas 34 a 35 Vlta., sin costas, por la causal prevista en el num. 4) del Art 130 el código de Familia, en consecuencia se establece la disolución del vínculo conyugal que unía a Benigno Quiroga Franco y María Esther Calero Warastaca. En ejecución de sentencia se dispone la cancelación de la partida matrimonial, a tal fin se libra la provisión ejecutorial. En aplicación del Art 143 párrafo tercero no se fija asistencia familiar.

Deducida la apelación de la Sentencia por María Esther Calero Warastaca, la Sala de Familia de la Niñez, Adolescencia y Violencia Intrafamiliar del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, confirma la sentencia, mediante Auto de Vista Nº 093/2012 de 22 de mayo de 2012, cursante de fojas 395 a 398, con costas

Esta resolución dió lugar al recurso de casación en el fondo interpuesta por parte de la demandante ahora recurrente María Esther Calero Warastaca, que se analiza.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACION:

En el fondo: Denuncia la mala apreciación y valoración de la prueba, indicando que existen versiones contradictorias con relación al trato que dice le hubiera brindado pues los testigos de cargo nunca han referido que la recurrente hubiera maltrato al recurrido y que los testigos de descargo han referido que siempre lo hubiera tratado bien.

Considero que no se ha valorado de manera apropiada la prueba aportada, sin haber tomado en cuenta lo previsto por el Art.477 parágrafo II) del Código de procedimiento Civil cuando los tribunales no han tomado en cuenta la soledad en la que se encuentra el demandante al separarlo de la demandante, sin tener la compañía de sus hijas.

Indicó también que la prueba documental tiene valor probatorio pleno si acaso reúne las condiciones de orden legal, sin embargo esta deberá ser analizada tomando en cuenta los aspectos intrínsecos de cada caso y es precisamente lo que no ha acontecido de parte de los Juzgadores porque el demandante es como un niño que necesita atención y es precisamente lo que la demandada ha hecho por lo que pretender hacerla ver como una persona indolente es un despropósito ya que a Benigno Quiroga le ha brindado los mejores años de su vida.

Concluye el recurso solicitando, que se conceda el recurso de casación en el fondo pidiendo al Tribunal Supremo de Justicia que case el Auto de Vista 093/2012, de 31 de mayo de 2012, deliberando en el fondo se dicte nueva resolución declarando improbada la demanda de divorcio

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCION:

Habiendo la parte recurrente interpuesto recurso de casación en el fondo se pasa a analizar el mismo en función a los fundamentos expuestos.

En el caso que nos ocupa la recurrente denuncia la mala apreciación y valoración de la prueba testifical, con relación a que los testigos de cargo no hubiesen manifestado que el demandante hubiese sido tratado mal, se puede evidenciar por las declaraciones de cargo de Fs. 330 y 331 que el demandante se encontraba, asustado y que se había escapado porque lo iban a matar ya que le mostraron un cuchillo, hechos que no demuestran precisamente que hubiera sido tratado bien, más por el contrario que el demandante estaba asustado y preocupado, razón por la que huyo del domicilio conyugal, hechos estos que le motivaron para plantear la demanda de divorcio, dicho maltrato psicológico fue corroborado por los informes socio económico de Fs 17 a 30 , informe psicológico de fs. 8 a 12 donde claramente se establece que el demandante presenta una historia de victimización y circunstancias de maltrato psicológico, tales como abuso verbal mediatizado por desvalorizaciones de parte de su esposa, y que evidentemente ha existido violencia psicológica la misma que puede desencadenar en un trastorno depresivo por lo que no es evidente que la Juez a quo hubiera hecho una mala valoración y apreciación de la prueba testifical, sino que esta ha sido valorada conforme lo determina el Art 1330 del Código Civil, sin embargo, al margen de considerar dicha prueba el Juez A quo ha valorado los informes psicológicos, informes socio económicos que evidencian que ha existido maltrato.

Con relación a que el demandante no estuviera siendo tratado bien y que sus hijos no le proporcionan el cuidado necesario, se descarta esta apreciación porque el contrato de prestación de servicios cursante a Fs 31 a 32 de obrados, contrato para el cuidado de Benigno Quiroga en el que se establecen tareas específicas de limpieza, suministro de alimentos especiales, suministro de medicamentos y otros servicios de atención y cuidados encomendados a una enfermera expresamente para el efecto.

Respecto a que la prueba documental deberá ser analizada tomando en cuenta los aspectos intrínsecos de cada caso se puede evidenciar que los tribunales de instancia han valorado la misma considerando la situación del demandante, puesto que de la recurrente recibió palabras groseras y hasta discriminación cuando le decía hediondo y asqueroso, siendo el maltrato psicológico tan evidente, que a la fecha no quiere volver a tener ningún contacto con la demandada, así lo demuestra el informe socio económico de Fs. 144 a 151 de obrados.

Consiguientemente, en base a los fundamentos expuestos y no siendo evidentes las infracciones acusadas en el recurso de casación en el fondo, corresponde fallar en la forma establecida por los Arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por los artículos 271 y 273 del Código de Procedimiento Civil y lo establecido por el articulo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial de fecha 24 de junio de 2010, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo, cursante de fojas 402 a 404, de obrados, interpuesto por Maria Esther Calero Warastaca. Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs.1.000.-

Regístrese, notifíquese y devuélvase.-

Relator: Mgda. Rita Susana Nava Durán