TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CIVIL

Auto Supremo: 135/2012

Sucre: 05 de junio de 2012

Expediente: Ch-14-12-S

Partes: Marlene Lascano Veisaga y Francisco Hernán Villena García c/ José Reyes Castro - Representante de la Empresa del Sur S.R.L.

Proceso: Nulidad de Contrato Obligacional

Distrito: Chuquisaca


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Marlene Lascano Veisaga y Francisco Hernán Villena García mediante su apoderado Jaime Hurtado Poveda de fs. 250 a 253, impugnando el Auto de Vista N° 62/2.012, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, dentro del proceso de Anulabilidad de Contrato Obligacional seguido por Marlene Lascano Veisaga y Francisco Hernán Villena García contra José Reyes Castro, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, tramitada la causa, la Jueza 3ro. de Partido en la Civil y Comercial de Sucre, emitió la Sentencia de No. 67/2011 de fecha 16 de noviembre de 2011 cursante de fs. 209 a 213 vlta., declarando improbada la demanda de fs. 70 a 74, probada las excepciones de 1.- Inexistencia de violencia, 2.- De imposibilidad de alegar la inexistencia de falta de personalidad jurídica, 3.- de validez y eficacia como título ejecutivo del contrato de 27 de enero de 2009.

Recurrida la Sentencia mediante apelación por Jaime Hurtado Poveda como apoderado de Marlene Lascano Veizaga y Francisco Hernán Villena García, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, mediante Auto de Vista N° 62/2.012 de fecha 24 de febrero de 2012, cursante a fs. 245 y vlta., confirmó la sentencia apelada No. 67/2011 de fecha 16 de noviembre de 2011 cursante de fs. 209 a 213 vlta.

Resolución que dio lugar al recurso de casación en el fondo interpuesta por parte de los demandantes Marlene Lascano Veisaga y Francisco Hernán Villena García mediante su apoderado, que se analiza.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACION:

Luego de una descripción de la significación de alguna terminología se dice plantear recurso de casación en el fondo apoyado en el numeral 2 de art. 253 del C.P.C. señalando que se basan en una total contradicción para luego pedir se case el recurso dictado y se dicte nueva resolución probada.

Posteriormente, se copia fragmentos del memorial de demanda en las que se insertó asimismo partes del documento cuya nulidad se demandó. Para finalmente señalar que el recurso se basaría en el art. 253 num. 3 del C.P.C. al presuntamente existir error en la apreciación de las pruebas y que fuera evidenciable a primera vista con el documento obligacional, que ese documento fuera un típico contrato viciado de nulidad por violencia, coacción y que desde el punto de vista constitucional gozaría de una total prohibición al ser presuntamente un acoso laboral.

Concluye solicitando que se CASE sin señalar que resolución, dictándose -dice- correcta y justa declarando probada la demanda y declarando nulo un documento "obligacional" y que ampararía su petición en el art. 271 num. 4 y fundamentalmente del 274 ambos del C.P.C.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCION:

Debemos partir de la verificación de lo que constituye el recurso de casación en el fondo al estar así planteado en el caso de autos, y tener la concepción clara de lo que representa y los requisitos a tiempo de su interposición para en su caso, de verificar si efectivamente existió a tiempo de dictar las resoluciones de instancia los errores denominados in iudicando, que irían en menoscabo o perjuicio de los derechos de las partes a consecuencia de la aplicación de una ley inaplicable, mala aplicación de ley aplicable o en la no aplicación de ley aplicable, que resultare como consecuencia una injusticia manifiesta en contra de las partes.

En atención a que el recurso de casación es una nueva demanda de puro derecho, concedido para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por Ley, pudiendo ser de casación en el fondo, en la forma o en ambos a la vez, conforme esta establecido por el art. 250 del Código de Procedimiento Civil, contener los requisitos enumerados en el art. 258 del Código de Procedimiento Civil; y la obligatoria fundamentación por separado de manera precisa y concreta las causas que motivan la casación, ya sea en la forma o en el fondo, siendo insuficiente la simple cita de disposiciones legales, sino la demostración de la infracción que se acusa. Debiendo fundarse el recurso de casación en el fondo en errores "in judicando" en que hubieran incurrido los tribunales de instancia al emitir sus resoluciones, estar debidamente identificadas y justificadas las causales señaladas en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil. Esperando como consecuencia ante el planteamiento de recurso de casación en el fondo, que el Tribunal case el auto de vista impugnado y resuelva el fondo del conflicto. Consecuentemente al margen de la exposición de motivos en que se fundare el recurso de casación en el fondo, es deber del recurrente concretar su pretensión recursiva en forma congruente con el recurso que deduce.

Corresponde a este Tribunal Supremo pronunciarse entonces con relación al recurso deducido conforme a los antecedentes expuestos, y verificar que a mas de haberse mencionado el num. 2 del art. 253 del Código de Procedimiento Civil, señalando que se basan en una total contradicción para luego pedir se case el recurso dictado y se dicte nueva resolución probada, que el recurso estaba apoyado en los arts. 253 num. 3 del Código de Procedimiento Civil, al presuntamente existir error en la apreciación de las pruebas y que fuera evidenciable a primera vista con el documento obligacional, para finalmente pedir se CASE sin individualizar a que resolución se refiere, dictándose correcta y justa declarando probada la demanda y declarando nulo un documento "obligacional" y que ampararía su petición en el art. 271 num. 4 y fundamentalmente del 274 ambos del Código de Procedimiento Civil, no se ha cumplido con lo dispuesto por el art. 258 del Código de Procedimiento Civil, es decir la fundamentación necesaria y pertinente, concluyéndose que ante inexistencia en el recurso en cuestión la especificación en que consistirían las contradicciones que menciona, que según mandato del num. 2) del art. 258 del Código de Procedimiento Civil, deben citárselos en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurriese, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma o ambos. Y que estas especificaciones deberán hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

En el recurso examinado no existe la indicación de que norma de derecho se considera infringida o erróneamente aplicada, ni la mención del artículo o artículos de la ley que presuntamente se habría violado o incurrido en error en su aplicación y cual la solución de la situación jurídica objeto de la resolución que se recurre, concluyéndose que el recurso no se encuentra debidamente fundamentado y planteado, no pudiendo ingresar este Tribunal a considerar el recurso por su manifiesta improcedencia, correspondiendo fallar en sujeción a lo determinado por los arts. 271- 1) y 272-2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial No. 025 de 24 de junio 2010, en aplicación de lo previsto por los arts. 271- 1) y 272-2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo, contenidos en el memorial de fs. 250 a 253 presentado por Marlene Lascano Veisaga y Francisco Hernán Villena García mediante su apoderado Jaime Hurtado Poveda. Con costas.

Se regula el honorario del abogado en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

elator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.