S A L A C I V I L

Auto Supremo: 30/2012

Sucre: 29 de febrero de 2012

Expediente: B-1-12-S

Partes: Luís Alberto Zelada Chávez c/ Deisy Méndez Lara

Proceso: Reivindicación

Distrito: Beni


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 73 a 74 vlta., de obrados, interpuesto por Deisy Méndez Lara, contra el Auto de Vista Nº 181/2011 de 25 de noviembre 2011, cursante de fs. 69 a 70, pronunciada por la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia del Distrito Judicial de Beni (ahora Tribunal Departamental de Justicia), dentro del proceso ordinario sobre reivindicación de Derecho Propietario sobre inmueble urbano, seguido por Luís Alberto Zelada Chávez contra la recurrente, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, el Juez de Partido Segundo en lo Civil y Comercial de la capital, mediante Sentencia Nº 61/2011 de fecha 20 de mayo 2011, cursante de fs. 49 a 51, de obrados, declaró probada la demanda interpuesta por Luís Alberto Zelada Chávez, ratificando y reivindicando su derecho propietario sobre el lote de terreno ubicado en la Villa Vecinal de ésta ciudad, disponiendo al mismo tiempo la desocupación inmediata de dicho lote de terreno de parte de la demandada Deysi Méndez Lara, bajo pena de desapoderamiento forzoso, con asistencia de la fuerza pública en caso de resistencia.

Deducida la apelación por Deysi Méndez Lara, que cursa de fs. 54 a 55 vlta., la Sala Civil de la Corte Superior de Distrito de Beni, mediante Auto de Vista Nº 181/2011 de 25 de noviembre 2011, confirmó en todas sus partes la Sentencia Nº 61/2011 de fs. 49 a 51, ante la determinación adoptada por el tribunal A quo, la demanda Deysi Méndez Lara, ahora recurrente, mediante memorial de fs. 73 a 74 vlta., recurrió de casación en el fondo.

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACION:

Que en el referido recurso, Deysi Méndez Lara denunció la violación del Art. 1453 del Código Civil, referido a que la acción reivindicatoria se debe intentar cuando el propietario ha perdido la posesion de una cosa, es decir que solo en el caso de haberse perdido la posesion material, recién se puede intentar una acción reivindicatoria y no cuando no se ha perdido la posesion.

Agregó que la acción idónea para reivindicar la posesión material de un bien, del que jamás el propietario estuvo en posesión natural, es la acción interdicta de adquirir la posesión, por cuanto en la acción reivindicatoria, lo que se demanda es la restitución del bien que se encontraba en posesión del propietario y no de la restitución de un bien que nunca estuvo en posesión material del propietario, pero que de ninguna manera puede intentar la acción reivindicatoria prevista en el artículo 1453 del Código Civil, en razón a que dicha acción está prevista para los casos en los cuales el propietario estando en posesión material de la cosa es desposeído de la misma por un tercero.

Finalmente, concluyó indicando que se conceda el recurso de casación en el fondo a efectos de que este Tribunal Supremo de Justicia, deliberando en el fondo case el auto de vista recurrido.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCION:

Que, si bien es evidente que el art. 1453 del Código Civil, dispone que el propietario que ha perdido la posesión de una cosa puede reivindicarla de quien la posee o la detenta, no es menos evidente que al respecto la uniforme jurisprudencia emitida por la Corte Suprema de Justicia, que es compartida por este Tribunal Supremo, expresó con claridad que la reivindicación como acción de defensa de la propiedad se halla reservada al "propietario que ha perdido la posesión de una cosa" y que el derecho propietario, por su naturaleza, conlleva la "posesión" emergente del derecho mismo, consiguientemente no necesariamente debe estar en posesión corporal o natural del bien, habida cuenta que tiene la "posesión civil" que está integrada en sus elementos "corpus y ánimus", por lo que la decisión final adoptada declarando probada la demanda principal planteada en el presente caso, confirmada por el tribunal Ad Quem, responde con equidad a los datos del proceso, por cuanto, el actor al haber demostrado su derecho propietario sobre el inmueble cuya reivindicación se demanda, ha demostrado igualmente que le asiste el derecho a poseer el bien inmueble objeto del litigio, a cuyo fin la acción de reivindicación demandada resulta pertinente.

Que, conforme prevé el art. 253, procede el recurso de casación en el fondo cuando la sentencia recurrida contuviere violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley o cuando la misma contuviere disposiciones contradictoria, finalmente cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o de hecho. Al presente conforme consta en el memorial del recurso, se ha denunciado la violación de la norma prevista en el Art. 1453 del Código Civil, misma que conforme se describe ut supra no existe evidencia alguna que haga constar dicha vulneración, al contrario la resolución se ha ajustado al imperio de la ley a tiempo de dilucidarse la litis; correspondiendo resolver conforme prevé el art. 271 num. 2) del adjetivo civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el Art. 42 núm. 2) de la Ley del Órgano Judicial y de conformidad a lo previsto en el Art. 271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo, interpuesto por Deysi Méndez Lara de fs. 73 a 74 vlta. de obrados, con costas.

Se regula honorarios profesionales en la suma de Bs.1000, que mandará a hacer efectivo el Tribunal de Alzada.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani