SALA CIVIL

Auto Supremo: 26/2012

Sucre: 28 de febrero de 2012

Expediente: PT- 1-12-A

Partes: Víctor Hugo Vaquera Tacuri c/ Santusa Tacuri Chunca Vda. de Vaquera

Proceso: Declaración de Interdicción.

Distrito: Potosí


VISTOS:El recurso de nulidad de fs. 87 y vlta, interpuesto por Victor Hugo Vaquera Tacuri, contra el Auto de Vista Nº 266/2011 de fs. 82 a fs. 83 pronunciado por la Sala Civil Familiar y Comercial de la R. Corte Superior de Distrito Judicial de Potosí, dentro del proceso ordinario de Declaración de Interdicción, seguido por Victor Hugo Vaquera Tacuri contra Santusa Tacuri Chunca Vda. de Vaquera, sus antecedentes, las normas legales acusadas de infringidas; y

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, el Auto de Vista impugnado CONFIRMA el auto interlocutorio de fecha 27 de septiembre de 2011, de fojas 63, dictada por el Juez de Partido Cuarto en lo Civil del Departamento de Potosí, que declaró que el demandante no cumplió con la conminatoria de fecha 12 de septiembre de 2011 en fs. 51 vlta, descuidando su deber de replantear su pretensión e incorporar a la litis a los demás interesados y así cumplir con lo dispuesto por la resolución de fecha 1 de septiembre 2011 cursante a fs. 47 y vlta., por dicho incumplimiento tuvo como no presentada la demanda por ser defectuosa, de conformidad al art. 333 del adjetivo civil, ordenando que se proceda al desglose de la documentación y el archivo de obrados.

Que, a consecuencia de dicho auto interlocutorio de fecha 27 de septiembre 2011, se planteó recurso de apelación y mediante auto de fecha 20 de octubre de 2011 se concedió la misma en el efecto suspensivo ante la Sala Civil, Familiar y Comercial de la Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí.

Que dicha sala mediante Auto de Vista Nº 266/2011, CONFIRMA el auto interlocutorio de fecha 27 de septiembre 2011.

Resolución de alzada recurrida en casación en la forma por Víctor Hugo Vaquera Tacuri.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACION:

El recurrente acusó que el Tribunal de Alzada restó importancia a lo fundamentado en la apelación, indicando que la misma solo se limitó a señalar que se hubieran conculcado los Arts. 1. Parágrafo I, 332, 333 y 353 del Código de Procedimiento Civil; indicó que planteado el Recurso de Apelación en efecto diferido debería continuarse con el tramite del proceso y dictarse sentencia; hizo mención que no podía modificar su demanda, toda vez que la misma ya se encontraba contestada y establecida la relación procesal, acusando formalmente haberse incurrido en aplicación errónea de los Art. 1 parágrafo I, 332, 333 y 353 del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Que, con sujeción al principio de congruencia, establecido por el artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, el Auto de Vista deberá circunscribirse necesariamente a los puntos resueltos por el inferior y que hubieren sido objeto de apelación y fundamentación a que se refiere el artículo 227 del mismo ordenamiento legal.

En el sub lite, de la revisión de obrados se establece que la parte demandante a tiempo de apelar el auto interlocutorio definitivo de fecha 27 de septiembre de 2011 de fs 63, con los fundamentos expuestos en su memorial de fojas 67 a 68, impugnó el pronunciamiento del Juez A quo, respecto a la violación de los art. 1 parágrafo I., art. 332, 333, 353 todos del Código de Procedimiento Civil, por considerar que al haberse declarado como no presentada la demanda principal por ser defectuosa, se habría vulnerado lo previsto por los artículos citados, agravios que no fueron considerados por el Tribunal Ad quem, con el fundamento de que la apelación no contenía la fundamentación de agravios prevista por el Art. 227 del Código de Procedimiento Civil, consiguientemente, es evidente que el Tribunal de alzada, omitió pronunciarse sobre los agravios expuestos en apelación, aspecto que importa el incumplimiento de lo preceptuado por el artículo 236, con relación al artículo 227, ambos del Código de Procedimiento Civil, que como se precisó, constituyen el marco jurisdiccional sobre el cual debe pronunciarse la resolución de segunda instancia, omisión que por determinación del artículo 254 - 4) del Adjetivo de la materia, importa la nulidad del pronunciamiento de alzada.

Al margen de lo expuesto, se advierte que el Auto de Vista de fojas 82 - 83, hace alusión a que el memorial de apelación carecía de fundamento, técnica y pericia

recursiva, situación anómala que inviabilizaría la consideración y resolución del recurso. Al respecto, corresponde establecer que el tribunal de alzada confunde las exigencias y requisitos previstos para el recurso de casación con la fundamentación que debe contener el recurso de apelación, la cual no exige una técnica recursiva, como la extrañada por el tribunal de alzada, sino simplemente la exposición fundamentada de aquello que considera le causa agravio.

Finalmente, corresponde aclarar que si en criterio del tribunal de alzada el recurso de apelación no contenía fundamentación de agravios, lo que correspondía al ad quem era anular obrados, dejando sin efecto la concesión del recurso y declarando ejecutoriada la resolución apelada, en ningún caso confirmar el fallo impugnado, resolución que se da precisamente cuando el tribunal de alzada encuentra sin fundamentos los agravios de la apelación. Es decir, resulta un contrasentido que ad quem sostenga que no existen agravios en la apelación y concluya confirmando la resolución impugnada.

Por lo expuesto, corresponde fallar en la forma prevista por el artículo 271- 3) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 271. 3) del Código de Procedimiento Civil y lo establecido por el articulo 42 numeral 1 de la Ley 025 del Órgano Judicial de fecha 24 de junio de 2010, ANULA EL AUTO DE VISTA No. 266/2011 de fs. 82 - 83 de obrados, disponiendo que el Tribunal Ad quem, pronuncie nueva resolución, con arreglo a lo previsto en los arts. 227 y 236 del Código de Procedimiento Civil, sin espera de turno y previo sorteo.

Siendo inexcusable el error en que han incurrido los Vocales signatarios del Auto Vista impugnado, se les impone multa de dos días de haber a cada uno de ellos, a favor del Tesoro Judicial. A tal efecto, comuníquese al Consejo de la Magistratura a los fines correspondientes.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani