SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 235 Sucre, 9 de noviembre de 2009

DISTRITO: Santa Cruz PROCESO: Ordinario- Nulidad de

documento.

PARTES: Presbiteria Gonzáles y otro c/ Pelagio Menacho Espinoza.

MINISTRA RELATORA: Dra. Rosario Canedo Justiniano

VISTOS: El recurso de casación de fs. 272 a 274, interpuesto por Pelagio Menacho Espinoza, contra el Auto de Vista Nº 589/2005 de 8 de octubre, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, cursante a fs. 269 a 269 vuelta, dentro del proceso de nulidad de documento seguido por Presbiteria Gonzáles y Luís Deybi Conde Gonzáles contra el recurrente; el memorial de respuesta de fs. 276 a 276 vuelta; y,

CONSIDERANDO: Que, el Juez Noveno de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Cruz, emitió la sentencia Nº 05/2005 de fs. 234 a 236 vuelta, declarando probada la demanda de fs. 52 a 55, subsanada a fs. 58, improbada la demanda reconvencional interpuesta por el demandado a fs. 100 a 104, subsanada a fs. 107, e improbadas las excepciones perentorias opuestas en el mismo memorial.

La resolución anterior apelada que fue por la demandada, fue resuelta por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito de Santa Cruz, mediante Auto de Vista No. 589/05, de fs. 269 a 269 vuelta, anulando la sentencia de fs. 234 a 236 vuelta, disponiendo que el juzgador dicte una nueva, sin responsabilidad por ser excusable.

Esta resolución motivó el recurso de casación en el fondo de fs. 272-274, interpuesto por Pelagio Menacho Espinoza, acusando que el auto vista de fs. 209, incurrió en error in judicando en la aplicación de conceptos de la nulidad y anulabilidad, sin que así lo hubiere pedido expresamente la parte demandante, de otro lado acusa la infracción del art. 253 inc 2) del Código de Procedimiento Civil. Concluye pidiendo al tribunal de casación, que en ejercicio de sus potestades jurisdiccionales case el auto de vista recurrido de fs. 290 y vuelta, y deliberando en el fondo declare improbada la demanda principal y probada la demanda reconvencional.

CONSIDERANDO:Que el recurso de casación es un medio de impugnación de carácter extraordinario, procede para invalidar una sentencia o auto definitivo cuando contuviere violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley, conforme establecen los arts. 250, 253-1) y 258-2) del Código de Procedimiento Civil.

Cuando se plantea un recurso de casación sin observar el art. 258-2) del Código de Procedimiento Civil, es decir sin citar en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurriere, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, corresponde rechazar el mismo.

Que el recurso planteado no solo carece de técnica recursiva, sino que en una confusión total, pero lo más grave es que no se menciona cuál o cuáles son los defectos formales o deficiencias que adolecen estas resoluciones, que merezcan pronunciamiento del Tribunal, por lo que el escrito recursivo no abre la competencia del tribunal para conocer y resolver el recurso, máxime si al respecto la amplia jurisprudencia del Tribunal Supremo, tiene establecido que el recurso de casación se asemeja a una demanda nueva de puro derecho, que debe contener los requisitos enumerados en el art. 258-2) del Código de Procedimiento Civil, sea que se plantee en la forma en el fondo o en ambos a la vez; procediendo el recurso de casación en el fondo cuando el juez o tribunal de apelación haya emitido una sentencia o auto de vista violando, interpretando erróneamente o aplicando indebidamente la ley, así como al incurrir en error de derecho o de hecho en la apreciación de la prueba, conforme establecen los arts. 250 y 253 del Código de Procedimiento Civil, es decir en el fondo, por errores in judicando, que motivan la invalidación de la resolución dictada con infracción de la ley sustantiva, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino fundamentar y precisar cuál la correcta aplicación de la norma cuya infracción se acusa.

En la especie el recurso planteado a fs. 272 - 274, del expediente no se ajusta al marco conceptual antes anotado, por cuanto el recurrente ha incumplido con la carga recursiva que le impone el art. 258-2) del Código Procedimiento Civil, omisión que impide que se abra la competencia de este máximo tribunal.

Consiguientemente, corresponde resolver el recurso planteado dando aplicación a la previsión de los arts. 271-1) y 272-2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en aplicación del art. 58 numeral 1 de la Ley de Organización Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de fs. 272 a 274, con costas. Se regula el honorario profesional de abogado, en la suma de Bs. 500 que mandará pagar el tribunal ad quem.

Para sorteo y resolución, interviene el señor Ministro Julio Ortiz Linares, Presidente de la Sala Civil Segunda, convocado a conformar Sala mediante proveído de fs. 287 a 288 vta.

MINISTRA RELATORA Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Proveído : Sucre, 9 de noviembre de 2009.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Primera.